Jaime Osorio Gómez, el Mono Osorio

director, actor, libretista

   
 

http://www.proimagenescolombia.com/secciones/cine_colombiano/perfiles/index_perfiles.php?pagina=perfil_persona&id_perfil=3675  (enlace recomendado)

   
 
Viterbo, Caldas, 1947
Murió en 2006
 

Director - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. Sin Amparo (2004)
  2. Confesión a Laura (1991)
    ... aka Confessing to Laura
    ... aka Confession to Laura
  3. Chile no se rinde carajo! (cortometraje)
  4. Nieve tropical (cortometraje) (1980s)
  5. Los embera (cortometraje) (1980s)
  6. Mi macondo (cortometraje) (1980s)
  7. Yurupari (algunos capitulos)
  8. Derechos reservados (cortometraje)
  9. De vida o muerte (cortometraje)

Productor - filmografía

  1. Sombra del caminante, La (2004) (executive producer) (producer)
  2. Maria Full of Grace (2004) (co-producer)
    ... aka Maria Full of Grace (International: English title)
    ... aka Maria, llena eres de gracia (Colombia)
  3. Virgen de los sicarios, La (2000) (co-producer) (as Jaime Osorio)
    ... aka Our Lady of the Assassins (International: English title)
    ... aka Vierge des tueurs, La (France)
  4. L'Enfant du Bont du Monde (1991) (Para TF1 de Francia)
  5. Confesión a Laura (1991)
  6. Derechos Reservados (medio metraje)
  7. De vida o muerte (medio metraje)

Actor - filmografía
(2000s) (1980s)

  1. Maria Full of Grace (2004) .... Javier
    ... aka Maria Full of Grace (International: English title)
    ... aka Maria, llena eres de gracia (Colombia)
  2. Virgen de los sicarios, La (2000) (as Jaime Osorio) .... Forensic Pathologist
    ... aka Our Lady of the Assassins (International: English title)
    ... aka Vierge des tueurs, La (France)
  3. Visa USA (1986)
     

Libretista - filmografía

  1. Sin Amparo (2004)
     

Asistente Director - filmografía

  1. Visa USA (1986) (assistant director)
  2. Milagro en Roma
 
 
Información parcial cortesía
The Internet Movie Database. Con permiso

 
 


Obra y milagros de Jaime Osorio

por Sergio Becerra, profesor y crítico de cine

Pocos individuos reúnen en sí mismos los distintos engranajes de la creación cinematográfica. Pocos también los destinos que se confunden con los de un proceso en gestación; de la aventura artesanal a la semilla de una industria naciente. En esa tortuosa vía de la pasión al raciocinio, son las de este personaje y del cine colombiano trochas que convergieron en un mismo camino.

Jaime Osorio siempre estuvo ligado a la imagen. Primero, a la de los santos que alquilaba en cuanta procesión había en el viejo Caldas, de pueblo en pueblo. Esas opacas figuras de madera le fueron dando paso a se res de luz. No celestial sino de proyector. Fue en esa lluvia de estrellas con la que el Mono empapó su juventud.

Abandonó las leyes, "muy desencantado con la carrera, pues entendí que lo que decía Feurebach del derecho como el parecer de las clases dominantes llevado a la categoría de ley era cierto". De la norma a la intuición de la calle. Compartía su casa con un amigo recién llegado de Francia, cómplice de sus charlas de cine. De las tertulias con Juan José Bejarano nació Clap Cinematográfica. "Lo único que tenía era la tarjeta que hicimos, porque yo no sabía nada de eso, pero me di cuenta de que tampoco era tan difícil. No era sino vender la idea. Comenzamos a hacer comerciales. Una empresa nueva que pegó inmediatamente en el medio".

La imagen empresarial le permitió dar el salto hacia lo político. En 1974, "un año después de la muerte de Allende, se hizo un mitin internacional en Colombia, al mismo tiempo que se organizó una marcha muy linda, desde cuatro puntos del país, arrancando en Cúcuta, La Guajira, Pasto y Medellín y confluyendo en la Plaza de Bolívar de Bogotá el 11 de septiembre de 1974".

De esa rítmica de un cine hecho al andar, surgió Chile no se rinde, carajo, documental imperfecto, primer paso hacia la construcción de una mirada propia. "Le preguntábamos a todo el mundo al editar la pelí ula. Iban Marta Rodríguez, Mayolo, Luis Ospina, y cada cual daba una opinión distinta. Cada vez que iba un huevón de esos volvíamos mierda la película. Y al final eso era una colcha de retazos, la cosa más berraca".

La existencia de un movimiento de cine político generó un circuito de distribución alternativo que le permitió a esta cinta ir al encuentro de su público. Y allí estaba, una vez más, en el centro de la plaza, lidiando con la gente, promocionando su producto.

Guiado por la vida, vio la necesidad de pasar del experimento a la autonomía permanente de acción. "Los que estudiaron afuera y vinieron como directores a ver qué productor conseguían no lo consiguieron. Julio Luzardo, el niño genio de los 60, hizo dos películas y no volvió a hacer ninguna por no tener productores". El control de los fondos era un asunto estratégico. Había que ser gestor de proyectos propios, como en Confesión a Laura (1991), su ópera prima, y productor de los ajenos, como Visa USA (1986), de Lisandro Duque.

"Vi en la producción un filón muy importante, donde mucha gente tiene buenas ideas, que uno puede ayudar a mejorar". La mirada propia se encontró con la visión ajena. Dos de sus coproducciones plantean una nueva idea de colombianidad. El entendimiento mutuo hizo películas posibles, en las que incidió hasta el final cut. "Con La virgen de los sicaríos y María llena eres de gracia, aprendí que los productores meten la mano hasta donde tienen que meterla, sino no meten la plata. Hay que aprovechar toda esta mirada que se le está haciendo a Colombia industrialmente".

En la búsqueda de un cine sostenible, no sólo surge una mirada, emerge también un estilo. La estética jalona una ética.

"No estamos para reproducir el star system, sino para desarrollar un cine basado en buenas historias. Que a Catalina Sandi no la hayan vuelto vedette no quiere decir que lo sea. Queríamos una película fresca, una niña que hiciera el papel de una persona común y corriente. Lo importante es la fuerza, la historia y la sensibilidad que una película tenga. Creo que eso es lo que debemos explotar".

A pesar de que María llena eres de gracia cumplía los requisitos para representar a Colombia en los Oscar, las condiciones de recepción de la obra hicieron que dicha decisión fuera revertida a última hora. "Redacté una pieza de derecho constitucional, porque si tenemos una constitución y una resolución de un ministerio, no tiene por qué un particular de los EU decirnos que no vale". La respuesta del director de la Academia no tardó en llegar, dándole la razón a los argumentos de Osorio. El resultado: participar en otras categorías como película norteamericana. Lo que pensamos había sido presión de la HBO fue consecuencia de la negación propia y la aceptación ajena. "Nos resultó muchísimo mejor. Ganamos por el rechazo a no defender lo que nosotros hacemos".

Osorio sólo se siente "capaz de hacer películas intimistas, que tengan que ver con el sentimiento de la gente". Ahora nos propone la búsqueda de la identidad perdida del ser amado en Sin amparo (2004). Este recorrido secreto, road movie por Bogotá, rescata la sordidez y la marginalidad urbanas como valor. La ciudad no oficial, invisible para ciertos ojos, emerge de las entrañas del concreto, recuperando una desechada humanidad. Del farol de la esquina a lo profundo de la olla y el burdel, en un tortuoso camino que, como al inicio de su recorrido, llevaron al Mono Osorio de las cordilleras de la intuición a las extensiones creativas.

Tomado del periódico El Espectador, 4 de septiembre de 2005


 


El cine colombiano, de luto por el `Mono' Osorio

"No se preocupe, que la película que importa, la que nos debe quedar bien hecha y bonita, es la de la vida". Esta es la frase que más recuerda el joven productor de cine Rodrigo Guerrero, de Jaime `El Mono' Osorio, director y también productor colombiano, que falleció el domingo pasado, en Girardot.

Y, de acuerdo con sus colegas y amigos, a Jaime sí que le salió bien el filme de su vida. Como profesional, le dejó un gran legado al cine nacional, produciendo filmes tan importantes como María llena eres de gracia, La Virgen de los sicarios o La sombra del caminante, y como director, Confesión a Laura, considerada una de las tres mejores películas de nuestro cine.

"Tuve la fortuna de estar a su lado en estos últimos años, desde que nos conocimos para haeer Maria llena eres de gracia -cuenta Rodrigo, coproductor de este filme-. Era un hombre muy generoso y muy abierto a la gente joven. No era egoísta ni con su experiencia ni con sus conocimientos".

Jaime Osorio, de 59 años, desde hace algunos meses había tenido que cambiar a Bogotá por una finca de Nilo (Cundinamarca), aquejado por varias enfermedades, entre ellas una delicada afección cardiaca, que finalmente le causó la muerte en la madrugada del domingo. No obstante, antes de radicarse en ese municipio, estrenó Sin Amparo, la que sería su última película como director.

También hay que destacar su trabajo al lado del cineasta Lisandro Duque, con quien hizo las películas Visa USA y Milagro en Roma. Además son muy recordados sus mediome trajes Derechos reservados (1986), y De vida o muerte (1987), que sería el germen del largometraje Confesión a Laura. Otro joven cineasta que trabajó a su lado fue Ciro Guerra, director y guionista de La sombra del caminante: "Fue no sólo un gran amigo, sino también un gran maestro. Su trabajo permitió que el cine colombiano alcanzara un nivel internacional y pudiera ser visto en los espacios cinematográficos más importantes del mundo".

Tomado del periódico El Tiempo, 5 de septiembre de 2006


 


Jaime Osorio Gómez
(1947-2006)

El 3 de septiembre de 2006 falleció en Girardot (Cundinamarca), el director y productor de cine colombiano Jaime ‘El Mono’ Osorio

Nació el 7 de marzo de 1947 en Viterbo (Caldas). Su madre era maestra rural y su padre, de origen campesino, era dueño de una miscelánea en un cruce de caminos de esta población del Eje Cafetero. Como consecuencia de la violencia política que se desató en el país después del asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, su familia emigró a Pereira, ciudad donde él se crió al lado de sus siete hermanos. Durante su niñez fue vendedor callejero de toda suerte de baratijas, pero muy pronto emprendió viaje a Bogotá "picado por el sarampión revolucionario de la época". Desde su juventud y por mucho tiempo fue dirigente estudiantil en el ámbito nacional; por esta razón, su cédula fue expedida en Cartagena, ciudad en la cual desempeñaba labores de activista político. Estudió derecho en la Universidad Autónoma de Colombia, profesión que combinó con otras actividades, como su trabajo en el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

Entre 1970 y 1980 dirigió la empresa "Documental Films", productora y realizadora de varios cortometrajes de sobreprecio. Cuando trabajaba con una empresa de comerciales para televisión, se inició en la realización cinematográfica con el documental ¡Chile no se rinde carajo! (1975). En 1981 viajó a Europa, donde permaneció tres años, al margen de las tensiones políticas que agitaban la sociedad colombiana. A su regreso se dedicó a la producción y asistencia de dirección en diferentes largometrajes como Los Emberá (1984, Roberto Triana), Visa USA (1986, Lisandro Duque), Milagro en Roma (1988, Lisandro Duque), Nieve tropical (1993, Ciro Durán), Mi Macondo (1990, Dan Weldon), y a la vez dirigió mediometrajes de ficción para el programa Cine en televisión, de Focine, y diferentes documentales etnográficos con las comunidades indígenas de los Waunanas y los Emberá.

En 1990 dirigió Confesión a Laura, uno de los mejores largometrajes de la cinematografía nacional. Entre 1991 y 1992 realizó para la televisión española la dirección de producción de Nazca, una serie documental en 16 capítulos de una hora de duración, filmada en cine en 21 países de América Latina.

Fue profesor de producción y realización en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños en Cuba, en la Escuela de Cine y Televisión de la Universidad Nacional de Colombia. Se encontraba al frente de Tucán Producciones Cinematográficas Ltda., una de las empresas más destacadas del actual momento del cine colombiano.

Fue distinguido con la "Gran Cruz Alto Platino", otorgada por el Concejo Municipal de Viterbo (Caldas); "Flor de oro" otorgada por los Nuevos Juegos Florales de Caldas; "Orden Alejandro Gutiérrez" en el Grado Cruz de Oro Oficial, máxima condecoración del Departamento de Caldas y la "Orden de la Democracia" en el Grado de Comendador, otorgada por el Congreso de la República de Colombia.

Filmografía

Director
  • ¡Chile no se rinde carajo! (1975). Película ‘grafitti’ filmada en 16 mm, fue realizada por un colectivo de trabajo cinematográfico conformado por Piedad Ávila, Rosa Helena Lamprea, Ángel García, Juan José Vejarano y Jaime Osorio, y producido por las Juventudes Comunistas Colombianas, a partir de material de archivo de la Unidad Popular. En este documental se presentan los principales hechos del golpe de estado de 1973 en Chile, los campos de concentración, las manifestaciones de solidaridad con el pueblo chileno en diversos puntos del planeta y el registro de una caminata obrera realizada en Colombia.
  • Por una seguridad sobre ruedas (1979).
  • Juegos deportivos de Pereira (1979).
  • Manitas libres (1979).
  • Ceremonia del Benkuna y El aguacerito, dos documentales codirigidos con Mauricio Pardo en 1986, para la serie de televisión Yuruparí. El primero es un largometraje que nos muestra a la comunidad indígena de los Waunana durante una ceremonia ritual para la "cerrada de cuerpo" de los niños, realizada con el fin de que estos no se enfermen de males, ni de malos espíritus y queden así protegidos de por vida; mientras bailan y toman chicha, el Benkuna convoca a los espíritus. En el segundo, un mediometraje en que los Waunanas celebran danzas rituales para que el mundo no se vuelva a inundar, pues Ewandama (Dios) mandó un diluvio como castigo por un incesto.
  • Derechos reservados (1986) es un mediometraje protagonizado por Vicky Hernández, Carlos José Reyes, Santiago Bejarano, Lisandro Duque y Felicidad Latorre. En esta producción un guionista y su asistente, que además es su pareja, se enfrentan a una crisis creativa que afecta su relación conyugal.
  • De vida o muerte (1987). Mediometraje protagonizado por María Eugenia Penagos, Gustavo Londoño y Dora Cadavid, que narra la historia de un matrimonio y relación con "la vecina de enfrente", ellos viven en una calle del centro de Bogotá. Los sorprende la revuelta por el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán y el marido, que soporta el carácter dominante y sobreprotector de su esposa, debe ir al apartamento de la vecina quedando sitiado por los combates callejeros y la presencia de francotiradores en los tejados de las casas cercanas esta situación cambiará sus vidas. Esta película sentó las bases argumentales para el largometraje Confesión a Laura, realizado en 1990.
  • Confesión a Laura (1990). A partir de la misma historia de la producción De vida o muerte, este largometraje, producido por Colombia, Cuba y España, cuenta con las actuaciones de Vicky Hernández, Gustavo Londoño y María Cristina Gálvez.
  • Sin Amparo (2004). Largometraje protagonizado por Ruddy Rodríguez, Germán Jaramillo, Luis Fernando Hoyos, Ana Soler, María José Martínez, Alejandro Mora y Víctor Hugo Trespalacios que tiene como punto de partida la muerte accidental del personaje de Amparo. Desde ese momento, Rodrigo, su esposo, y Armando, su amante, se conocen y deciden reunirse para evocar a esa mujer, cuya vida termina siendo un misterio para los dos hombres.
  • En 1993 y 1994, como parte de un programa de educación ambiental, dirige Jungla de asfalto y Viva Bogotá viva, una serie de 20 documentales sobre los problemas ambientales en cada una de las localidades de Bogotá (Televisión)
  • En 1998 realiza Siglo XX Cambalache para el canal institucional Señal Colombia (Televisión)
Asistente de dirección

Entre 1976 y 1988 trabajó como asistente de dirección en las siguientes producciones dirigidas por Lisandro Duque Naranjo:

  • No se admiten patos (1976). Cortometraje.
  • 38 corto, 45 largo (1976). Cortometraje.
  • Un ascensor de película (1985). Mediometraje.
  • El premio (1986). Mediometraje.
  • Visa USA (1986). Largometraje coproducido con Cuba.
  • Milagro en Roma (1988). Largometraje de la serie Amores difíciles, coproducido con España y Cuba.
Producción
  • Los Emberá (1984). Productor ejecutivo de este largometraje documental dirigido por Roberto Triana Arenas.
  • El premio (1986). Director de producción en este mediometraje dirigido por Lisandro Duque Naranjo.
  • Milagro en Roma (1988). Director de producción en este largometraje dirigido por Lisandro Duque Naranjo.
  • Mi Macondo (My Macondo) (1990). Director de producción en este largometraje documental realizado para el Canal 4 de Gran Bretaña, dirigido por el inglés Dan Weldon.
  • Nazca (1991). Director de producción esta serie de 16 capítulos realizada para la televisión española (RTVE).
  • Nieve tropical (1993). Director de producción en este largometraje coproducido con Estados Unidos y dirigido por Ciro Durán.
  • Viva Bogotá viva y Jungla de asfalto (1993 y 1994). Director y productor de esta serie de programas para la televisión colombiana
  • Lazos de sangre (L'enfant du bot du monde) (1996). Productor de esta serie, dirigida por Christian Faure para la televisión francesa TF1.
  • Ilona llega con la lluvia (1996). Realizó la preproducción para este largometraje dirigido por Sergio Cabrera y coproducido con Italia.
  • La virgen de los sicarios (2000). Hizo parte como coproductor y productor ejecutivo de este largometraje realizado por Colombia, España y Francia, y dirigido por Barbet Schroeder.
  • Acosada en lunes de carnaval —Asesinato en lunes de carnaval— (2002). Productor ejecutivo y coproductor en este largometraje realizado entre Colombia, México y Venezuela, dirigido por la venezolana Malena Roncayolo.
  • La sombra del caminante (2004). Participó en la producción de este largometraje dirigido por Ciro Alfonso Guerra.
  • María llena eres de gracia (Maria full of grace) (2004). Participó en la producción de este largometraje, coproducido con Estados Unidos y dirigido por Joshua Marston.
  • Sin Amparo (2004). Director y productor de este largometraje.
Satanás —largometraje coproducido con México y dirigido por Andrés Baiz—, Los colores de la montaña (inicialmente llamado Juego de niños) —dirigido por Carlos César Arbeláez—, El taxidermista —bajo la dirección de Luis Alberto Restrepo— y La hora de los leones —que dirigiría él mismo—, son los proyectos a los que se encontraba vinculado.
Actor

Aparece como intérprete en los créditos de las siguientes películas:

  • Visa Usa (1986, Lisandro Duque).
  • La virgen de los sicarios (2000, Barbet Schroeder).
  • María llena eres de gracia (Maria full of grace) (2004, Joshua Marston).
  • La recompensa (1986, Manuel Franco Posse).

Tomado de  http://www.patrimoniofilmico.org.co