Ver sección completa  Ver sección completa



 Eileen Moreno

actriz, modelo

  A ColArte
 

Vea otras imágenes de Eileen Moreno en ColArte

   
 


Palmira, Valle, 1987

Actriz - filmografía

  1. Diomedes, el cacique de La Junta (2015)

  2. La selección (2013)

  3. La prepago (2013)

  4. Tres Caínes (2013) ... Romualda Castaño 

  5. Oye bonita (2008) ... Macarena Maestre

  6. El cartel (2007) ... . Julia, atrevida colegiala

  7. Tu voz estereo

  8. Así es la vida

  9. Padres e hijos

Personal

  1. Desafío 20-06 del Canal Caracol

 
 

  

"Yo no había hecho un papel con tanta intimidad, como ocurrió en El cartel. En Oye bonita tengo que ser una niña de su casa, coqueta y ordenada. También, ayudante de su abuela en el balneario y, para rematar, tengo que cambiar el acento, porque yo soy de Palmira (Valle)", dice.

La imagen de Moreno se dio a conocer en Desafio 20-06, de Caracol, programa en el que duró dos meses.

De ahí empezó su interés por entrar a estudiar actuación y dejar a un lado su profesión como diseñadora de modas. Estuvo en Padres a hijos, Así es la vida y Tu uoz estéreo

Tomado del periódico El Tiempo, 19 de septiembre de 2008


 
         
 

Esta palmireña, Consuelo Martínez en la vida de Diomedes, el cacique de La Junta

Por alguna razón, Eileen Moreno ha representado, en sus últimos años de carrera, a mujeres que han existido en la vida real. En Escobar, el patrón del mal, fue la esposa del capo; en La selección, la serie, encarnó a la esposa del Tino Asprilla; en La viuda negra fue Griselda Blanco, y en Tres Caínes, Romualda Castaño. Ahora, es Consuelo Martínez, la última compañera de Diomedes Díaz.- Aunque Eileen tuvo interés en participar en el proyecto desde que supo de él, admite que no era mucho lo que sabía de Diomedes Díaz. Siendo vallecaucana, creció con la música de la Fania y mucha salsa. Curiosamente, ha participado en varias producciones sobre este género, que llegó a descubrir al trasladarse a Bogotá: Tierra de cantores y Oye, bonita.

Eileen MorenoTras un primer casting, la llamaron para ensayos, pero ella estaba en España grabando La Selección 2. “Me dijeron que me querían ya, y yo estaba en Europa. Pensé que no me iban a esperar, pero lo hicieron: llegué dos semanas después”. Así, comenzó a darle vida al último amor del artista. Tras el primer ensayo, el director le dio el teléfono de Consuelo, pero Eileen no llamó. “Fui muy cobarde, porque, en realidad, debía representar a alguien que estaba vivo, y era su vida. Las mujeres a las que encarné ya habían fallecido o las representé con algo de ficción, porque incluso sus nombres no correspondían”. Lo que sí hizo fue hablar con el hijo mayor de Diomedes, Rafael Santos, con quien compartió set en La Selección 2.

El personaje de su hermano en la novela lo representa el hijo mayor de Consuelo y Diomedes, que es el menor de todos los varones que tuvo el cantante. “En la novela es mi hermano Alexánder.pero es Freddy José el hijo de Consuelo”. Fue tiempo después, sintiendo que no entendía muy bien el comportamiento de Consuelo cuando sintió que era necesario hablar con esa mujer que le generaba tantas dudas. “Para mí era un poco difícil entender cómo a ella no le importaba que él estuviera casado, o por qué miraba la foto de él y lloraba”. Eileen la llamó y Consuelo estuvo muy dispuesta. “Fue muy amable. Me recibió en su casa, que es prácticamente un museo con fotos de Diomedes. Hablamos y ahí entendí muchas cosas”. Comprendió que ella, además de amor, siempre sintió una devoción infinita por el hombre al que admiró siendo una colegiala, con quien convivió ocho años, tuvo tres hijos y terminó siendo su esposa, aunque el artista falleció unos días antes de que se casaran oficialmente.

Si, pero no tanto

No obstante, a Eileen no deja de generarle bastante inquietud esa manera desmedida de querer. En su caso particular, también se ha visto involucrada en relaciones que, de repente, no le convinieron o que otros criticaron. “Es respetable, pero seamos sinceros: todos, en algún momento, hemos cometido la burrada de volver con alguien, a pesar de que todos nos dicen que no lo hagamos. Que levante la primera piedra el que no lo haya hecho”. Admite que, después de un tiempo, dijo no más, y cortó con esas relaciones. Eso no sucedió con Consuelo, quien perseveró hasta que fue correspondida.

Y, aunque como mujer no encuentra muchos aspectos en común con la Consuelo real, a excepción de su intención de formar una familia más adelante, Eileen es una convencida de que ese es el reto de la actuación: darle vida a alguien muy distinto a ella. Se siente afortunada por haber hecho parte de la novela del Cacique de La Junta. Por eso, al finalizar las grabaciones, decidió visitar la tumba del artista. “Estando allí, me di cuenta de que las dos novelas importantes tienen que ver con él: Oye, bonita, que estuvo inspirada en sus canciones, y Diomedes. Le dije: 'Diomedes, gracias a usted he hecho dos novelas, la primera que hice en mi vida, que me dio trabajo, con la que pude instalarme en Bogotá y esta '.Fue algo emotivo y raro. No lloré en la tumba de mi abuelo y sí lo hice en la de Diomedes”.

Tomado de la Revista VEA, No. 0094, 27 de noviembre de 2015