Grabado al Mezzotinto

 
Mediatinta, manera negra, mezzotinto... es una técnica de grabado muy particular, totalmente distinta en cuanto a carácter al aguafuerte y sus derivados. Se le atribuye a Ludwig Von Siegen un alemán que al parecer grabó su primera plancha al mezzotinto hacia el año 1642 en Amsterdam.

El príncipe Ruperto, sobrino de Carlos I, llevó este invento a Inglaterra, donde alcanzó gran popularidad por su capacidad de producir tonalidades sutiles; en esa época se utilizaba principalmente para reproducir pinturas; y declinó a partir de la invención de la fotografía.

David Lucas, Joshua Reynolds, William Ward, Jhon Martín, crearon grabados de excepcional calidad en esta técnica. Finalizando la primera mitad del siglo XX, Yoso Hamaguchi nacido en Wakayama Japón (1909), da nueva vida a las cualidades estéticas del mezzotinto trayendo este medio del siglo XVII a un use moderno. A él se le atribuye el desarrollo de la mediatinta a color.

La impresión al mezzotinto implica un procedimiento meticuloso de grabado en placas de cobre, en pocas palabras, la esencia de la técnica radica en el graneado sistemático de la superficie lisa de la plancha con el graneador. Una herramienta de acero similar a un cincel grande y curvo con el borde aserrado. El graneador se usa haciéndolo oscilar sistemáticamente sobre la plancha en muchas direcciones, hasta granular toda la superficie, para que produzca al imprimir un negro profundo.

La imagen se crea retrocediendo del negro al blanco para lo cual se usan raspadores y bruñidores, el raspador elimina la rebaba y el bruñidor alisa la superficie, de esta forma con el mezzotinto se pueden lograr todas las tonalidades inimaginables entre el blanco y el negro.

Ese negro intenso, aterciopelado y uniforme es una de las particularidades de esta técnica incomparable con otro método de impresión en hueco.

Colombia ha tenido pocos cultores del mezzotinto, quizá por su exigente oficio. Se destaca el artista Edgar Correal con sus depuradas mediatintas en blanco y negro, así como en la valiosa labor de difusión de la técnica.

Henry Villada Tamayo, discípulo de Correal ha sabido entender el oficio, y su investigación lo ha llevado por los caminos del color, ahora gracias a él se habla en Colombia del mezzotinto y su color

Tomado del folleto Eco-Flora - Henry Villada - Galería La Pared, 2007

horizontal rule

Ejemplos de artistas que han cultivado el mezzotinto
 

 

 
Henry Villada Edgar Correal