TriJ11320.jpg (55157 bytes)

CUBÍSMO

Como en el caso del Fauvismo el nombre del Cubismo se debe al crítico Louis Vauxcelles quien en 1908 describió peyorativamente unas pinturas de Georges Braque como "compuestas por cubos . También como en el caso del Fauvísmo y del Impresionísmo por consiguiente, el nombre fue resultado de una indirecta contra el tipo de pintura que representaban los trabajos del grupo. Pero hasta ahí llega el parecido del Cubismo con corrientes anteriores, caracterizándose este movimiento por su ánimo revolucionario e iconoclasta y por su empeño en cambiar prácticamente todas las nociones y convenciones de la pintura.

El Cubismo puede además considerarse como una reacción contra la sensualidad del Impresionismo y el decorativismo de los fauves. Los cubistas repudian el interés intrínseco del tema, la representación de luz y atmósfera y toda indicación de movimiento, concretándose temáticamente a la naturaleza muerta y cromáticamente a unos pocos colores mas bien mustios. Rechazan así mismo todo asomo de perspectiva clásica o científica y de ilusión tridimensional en favor de una nueva perspectiva de planos semitransparentes, superpuestos y entrelazados, y subordinan todo atractivo sensual a sus propósitos decididamente intelectuales. Aún cuando parezca paradójico, el Cubismo es a la vez un movimiento figurativo, anti-naturalista y germen de todos los movimientos abstractos que habrían de desarrollarse posteriormente.

Una de las obras maestras del siglo XX, Las Señoritas de Avígnon, realizada por Pablo Picasso en 1906, es considerada como el primer cuadro cubista (aunque hay autores que no aceptan esta apreciación ) dado que evidencia lo que podría calificarse como las principales fuentes del movimiento: la influencia del trabajo de Paul Cézanne y la atención a la escultura africana. Tanto la sensación de estructura y solidez que logra Cézanne reduciendo los objetos a las formas más básicas, como la importancia que se da en la escultura africana a la idea que se tiene del tema y no a su representación naturalista, son dos principios que respaldan los trabajos de este estilo a través de todas sus etapas.

De la colaboración iniciada en 1907 entre Picasso y Braque la cual fue tan estrecha que sus trabajos de este período sólo son fácilmente diferenciadas para el estudioso experimentado- surgió el Cubismo. La mayoría de los críticos se acoge a la división del movimiento en una primera fase sintética y una segunda fase analítica, división planteada originalmente por Juan Gris, quien complementa el triunvirato de los grandes maestros cubistas. Otros pintores de reconocida importancia cuyas obras en ciertas etapas pueden calificarse como adscritas o influenciadas por esta corriente son: Albert Gleizes, Jean Metzinger, Fernand Leger, Jacques Villon, Francis Picabia y Robert Delaunay.

Algunos autores subdividen a su vez la fase analítica en un período formativo y uno clásico, subrayando en el primero las ya mencionadas influencias de Cézanne y el arte africano y caracterizando al segundo por una ruptura más radical y decisiva con las apariencias naturales, aunque coincidiendo ambas con la apreciación del poeta Guillaume Apollinaire, entusiasta admirador de los pintores de esta corriente, respecto a que "la función social de los grandes artistas es renovar sin cesar el aspecto que adquiere la naturaleza ante los ojos del hombre" . La diferencia entre el enfoque analítico y el enfoque sintético según se deduce de los escritos de Gris se relaciona con la aproximación distorsionada que se utiliza en el primero mientras que en el segundo se intenta una creación paralela a la naturaleza y no simplemente apoyada en ella. La famosa comparación de este pintor entre su obra y la de Cézanne resulta especialmente iluminante a este respecto:

Cézanne convierte una botella en un cilindro... yo hago una botella, una botella concreta, a partir de un cilindro. Cézanne trabaja buscando la arquitectura, yo trabajo alejándome de ella. Esa es la razón por la que compongo con abstracciones y hago mis ajustes cuando esas formas abstractas de color han asumido la forma de objetos. Por ejemplo, yo hago una composición con blanco y con negro, y luego ajusto cuando el blanco se ha convertido en un papel y el negro en una sombra.

Alrededor de 1912 Picasso y Braque comienzan el uso del "collage" involucrando pedazos de tela y papel así como fragmentos de objetos reales a sus cuadros, técnica esta con la cual buscan no sólo enfatizar el realismo de sus obras, sino también establecer definitivamente su desinterés por el atractivo sensual de las técnicas pictóricas. Un año más tarde además, Picasso empieza a realizar construcciones en alto relieve que son como pinturas llevadas a la tridimensionalidad y las cuales se convertirían en fecunda inspiración para escultores como Henri Laurens y Jacques Lipchitz cuyo trabajo está también estrechamente relacionado con los principios de este movimiento.

En el Cubismo se percibe, en conclusión un intenso irrespeto por el orden establecido y un ánimo experimental que abrió infinitas posibilidades visuales para el arte moderno. El Orfismo o el Cubismo Orfico término utilizado en 1912 por Apollinaire para definir un grupo de pintores cubistas que propendían por una mayor abstracción, y el Purismo, una corriente iniciada en 1918 con la aparición del libro "Después del Cubismo" en el cual sus autores Amedée Ozenfant y Charles-Edouard Jeanneret (Le Corbusier) proclamaban llevar las ideas cubistas a sus lógicas conclusiones de claridad y objetividad, fueron los dos movimientos inmediatamente posteriores que se derivaron directamente de sus planteamientos, pero los efectos del Cubismo se extienden hasta nuestros días según se podrá comprobar más adelante.

Son numerosos por lo tanto los artistas de todo el mundo cuyo trabajo está ligado, por una u otra vía con las innovaciones del Cubismo, pero no son muchos en Colombia los artistas que han buscado exactamente sus objetivos o que han hecho uso de su estilo. El más caracterizado exponente de este movimiento en el país es el pintor tolimense Jorge Elías Triana quien a mediados de siglo hace caso omiso de la perspectiva tradicional y utilizando el color sin ánimo de fidelidad al mundo real, produce cuadros cuya estructuración por medio de planos interrelacionados permite clasificarlos dentro de este movimiento. Más adelante, sin embargo, el artista se alejaría de las metas del Cubismo para adentrarse en una especie de Expresíonismo muy particular con claras referencias a la realidad social y política del país.

Tomado del libro: Arte y artistas de Colombia Tomo IV
Impresión Op gráficas Ltda. - 1986
Publica - Compañía Central de Seguros