NEO-IMPRESIONISMO

 

El nombre de este movimiento fue acuñado por el crítico Félix Feneon para distinguir el estilo pictórico que originan las obras del artista Georges Seurat, el cual puede describirse simultáneamente como el desarrollo científico de ciertas técnicas impresionistas y como una reacción contra su realismo empírico. Seurat muestra su primera obra de este tipo en 1884, año en que conoce a Paul Signac quien sigue sus teorías y se convierte en un ardiente teórico del movimiento sobre el cual escribe un importante libro. A sus principios adhieren Henry-Edmond Cross, Albert Dubois Pillet, Maximilian Luce y Theo van Rysselberghe con quienes Seurat y Signac conforman la nueva "Sociedad de Artistas Independientes".

La base técnica del Neo - Impresionismo fue el Divisionismo iniciado por Renoir, según la cual los colores aislados en el lienzo se combinan en la retina. Feneon describe el aporte neo impresionista con las siguientes palabras:

La innovación del señor Seurat, ya implícita en ciertas obras de Camille Pissarro, está basada en la división científica del tono. De esta manera, en lugar de triturar el pigmento en la paleta con el fin de aproximarse lo más posible al tinte de la superficie que va a representarse, el pintor aplica directamente sobre el lienzo el color que la superficie en cuestión tomaría ante una luz blanca... El color se define por virtud de las luces de contraste simultáneo y por la intervención de otra serie de pinceladas que corresponden: a la porción coloreada de luz que se refleja sobre la superficie... a la débil porción de luz coloreada que penetra más allá de la superficie... a los reflejos proyectados por cuerpos vecinos y a los colores complementarios circundantes.

Seurat y los neo-impresionistas no sólo llevaron la técnica impresionista a una práctica científica, restringiéndose a los colores del espectro y yuxtaponiéndolos de acuerdo con principios deducidos de teorías ópticas, sino que influenciados por el científico y esteta Charles Henry se encaminaron después de 1887 a reducir a principios científicos las cualidades expresivas o emocionales de la línea y el color. Su técnica pictórica se conoce comúnmente como Puntillismo debido a la aplicación de los pigmentos mediante pequeños puntos que se mezclan en el ojo hasta convertirse en un solo color.

En Colombia el Neo - Impresionismo sólo tuvo una esporádica repercusión, por parte de artistas aislados como Andrés de Santa María quien en unos pocos de sus cuadros, realizados a golpes cortos de espátula, parece acercarse a sus teorías, y como el escultor antioqueño Marco Tobón Mejía de quien se sabe que en 1905 ejecutó una pintura "de tendencias modernistas hecha por el sistema de puntillismo" cuya localización se ignora, y de quien se desconocen otras obras de este tipo.

Más adelante, en 1934, el artista santandereano Luis Alberto Acuña, uno de los fundadores y más caracterizados exponentes del grupo Bachué, y quien estudió en París con Signac, se aproxima claramente a la técnica puntillista en cuanto a que comienza a aplicar la pintura en pequeñas pinceladas separadas. En su obra, sin embargo, el Puntillismo obedece a una intención de dar consistencia a las figuras y no a la de lograr una fusión científica del color.

Tomado del Libro : Arte y Artistas de Colombia
Impresión: O.P. Gráficas Ltda.
Publicación: Compañía Central de Seguros - 1986