LunAxe07.jpg (100273 bytes)

NUEVO REALISMO

 

Este término -un poco desconcertante cuando se habla de modernismo puesto que parece implicar un retorno al naturalismo ha sido aplicado al igual que Híperrealismo y Realismo Fotográfico a un movimiento cuyos primeros indicios fueron registrados por la crítica internacional a comienzos de los años sesenta en los Estados Unidos. Las principales características del movimiento son su acento o poder ilusionista, y su franca aceptación tanto de la precisión como de la distancia emocional propias de la fotografía. El movimiento, por consiguiente, no tiene nada que ver con el naturalismo pre - moderno sino más bien con el Arte Pop en cuanto a que se basa en un producto industrial y en imágenes comerciales; y con la abstracción, puesto que no busca la interpretación de un espacio tridimensional sino la reproducción de una imagen plana, enfáticamente bidimensional.

La utilización del medio fotográfico varía ampliamente dentro de este movimiento en el que cuenta en primer término la técnica empleada para sus realizaciones. Pero el tratamiento parejo o impersonal de superficies, el encuadre propio de la cámara, sus reflejos y otros aspectos fotográficos son por regla general reconocibles en sus obras. Entre los principales artistas clasificables dentro de esta tendencia se cuentan: Malcom Morley, Richard Estes, Chuck Close, Ben Schonzeit, Don Eddy, Andrey Flack, Ralph Goings, Davis Parrish y John Salt.

El acento en el ilusionismo y en la fotografía propia del Nuevo Realismo tuvo, como el Arte Pop una pronta acogida en el medio colombiano, según pudo comprobarse desde comienzos de los años setenta en las obras claramente derivadas de fotografías que presentan en diversas muestras: Darío Morales figuras femeninas desnudas en sillas "vienesas"- Miguel Rojas figuras masculinas de insinuación erótica y un poco más tarde Santiago Cárdenas objetos cotidianos con efectos de "trompe l'oeil". Los trabajos de Saturnino Ramírez, Gregorio Cuartas, Oscar Jaramillo, Ever Astudillo, Mariana Varela, Alfredo Guerrero, Arnulfo Luna, Luis Alfonso Ramírez y Roberto Angulo seguirían poco después al menos por algún tiempo- y cada quien con técnica y temática particulares, las propuestas visuales de esta corriente. Un realismo más pictórico pero con claros nexos con el Nuevo Realismo aparecería más adelante figurando entre sus cultores el pintor Juan Cárdenas y jóvenes artistas como Gloria Merino y Pilar Copete.

Tomado del Libro: Arte y Artistas de Colombia
Impreso: O.P. Gráficas Ltda.
Publicado: Compañía Central de Seguros - 1986