NegE1314.jpg (49355 bytes)

SUPREMATISMO, DE STIJL Y
CONSTRUCTIVISMO

 

La tendencia hacia la abstracci�n inaugurada por el Cubismo habr�a de extenderse y agudizarse r�pidamente en Europa como lo demuestra el surgimiento de tres movimientos m�s o menos contempor�neos, el Suprematismo, De Stijl y el Constructivismo, los cuales llevan a extremos no muy diferentes entre s� la reacci�n contra la pintura naturalista llevada a cabo por pr�cticamente todos los estilos modernos.

El Suprematismo fue lanzado en 1913 en Rusia por Kasimir Malevich, quien sosten�a que la pintura debe ser exclusivamente el resultado de los elementos geom�tricos, rect�ngulo, tri�ngulo, c�rculo y cruz, para reflejar, no s�lo la esencia material del mundo hecho por el hombre, sino tambi�n su anhelo de acercarse al misterio inexplicable del universo. Para Malevich, adem�s, el arte no tiene por que ser �til socialmente, debiendo el artista mantener una independencia intelectual que le permita concentrarse en la creaci�n. Su pintura m�s famosa, Composici�n Suprematista: Blanco sobre Blanco (la cual presenta un cuadrado blanco sobre otro del mismo color) es considerada como una l�gica conclusi�n de sus propuestas.

De St�jl (El Estilo) fue el nombre de una revista holandesa fundada en 1917 por Theo van Doesburg con el objeto de explicar y extender las tesis del Neo Plasticismo de Piet Mondrian, aunque en ella tuvieron igualmente cabida las doctrinas del Dad�. Los dos pintores mencionados y el arquitecto Gerrit Rietveld - cuya famosa silla en rojo y azul es considerada por algunos autores como el mejor compendio de los principios de De Stijil fueron las figuras m�s sobresalientes de este movimiento.

Neo - Plasticismo fue un t�rmino acu�ado por Mondrian para su estilo de abstracci�n geom�trico, en el cual, a diferencia del Cubismo (y de su primera etapa pict�rica) no hac�a uso de elementos figurativos ni siquiera como punto de partida para sus construcciones. Mondrian quien sosten�a que el arte debe ser "desnaturalizado", en el sentido de independiente de la naturaleza, y construido exclusivamente con elementos abstractos para escapar al individualismo de lo particular y alcanzar una expresi�n pura de lo universal- restringi� sus composiciones al �ngulo recto mediante l�neas verticales y horizontales, y sus colores a los primarios y al blanco, gris y negro.

El Constructivismo, por otra parte, fue un movimiento dentro de la escultura abstracta fundado en Rusia en 1917 por Antoine Pevsner y su hermano Naum (Pevsner) Gabo. El movimiento rechazaba -como el Suprematismo- la utilidad social del arte y contradec�a la creencia, entonces imperante, de que la escultura debe ser en primer t�rmino un problema de volumen y masa en el espacio, proponiendo en cambio un arte en el cual contara el movimiento y se utilizaran materiales contempor�neos en particular aquellos relacionados con la m�quina. Otros artistas de reconocida importancia vinculados con el Constructivismo fueron Vlad�mir Tatlin, Alexander Rodchenko y El Lissitzky.

Pero no era la abstracci�n en s� el principal objetivo de los constructivistas sino en las palabras de Aaron Sharf- "la expresi�n de una convicci�n fundada en motivos muy profundos, de que el artista pod�a contribuir a hacer m�s elevadas las necesidades f�sicas e intelectuales de la sociedad en su conjunto, estableciendo un contacto directo con la producci�n a base de m�quinas, con la ingenier�a arquitect�nica y con los medios de comunicaci�n gr�ficos y fotogr�ficos. Satisfacer las necesidades materiales, expresar las aspiraciones, organizar y sistematizar los sentimientos del proletariado revolucionario tal era su objetivo: no un arte pol�tico, sino la socializaci�n del arte .

Los constructivistas apoyaron con gran entusiasmo la Revoluci�n de Octubre de 1917 dedic�ndose a la creaci�n de un arte con similares objetivos, es decir de un arte del proletariado, pero con la Nueva Pol�tica Econ�mica de Lenin se puso seriamente en duda la utilidad del movimiento el cual comenz� a perder influencia y a ser remplazado por el Realismo Socialista.

Del Suprematismo, De St�jl y el Constructivismo tampoco hizo parte en su momento ning�n artista colombiano pero es clara la influencia de estos tres movimientos, y especialmente del Constructivismo en el arte del pa�s. La abstracci�n s�lo se inicia en Colombia a finales de los a�os cuarenta con la obra de Marco Ospina en cuya pintura se va esquematizando la tem�tica de flores y paisajes hasta llegar a composiciones en las cuales el sujeto ya no es reconocible (un poco a la manera de Brancusi aunque con resultados por dem�s dis�miles). La abstracci�n entendida como en los tres movimientos mencionados, es decir, como la construcci�n de objetos de arte a partir de formas b�sicas o geom�tricas, comenzar�a un poco m�s tarde cont�ndose entre sus primeros cultores Eduardo Ram�rez Villamizar, Edgar Negret y Carlos Rojas dentro de la escultura, y Omar Rayo, Fanny San�n y Manolo Velloj�n dentro de la pintura, aunque las obras de algunos de estos artistas se hallan m�s claramente relacionadas con el M�nimalismo. Edgar Negret, dado su empleo de materiales utilizados en la tecnolog�a, su claro �mpetu constructivo y la apariencia en parte relacionada con las m�quinas de su obra, podr�a considerarse como el artista colombiano m�s cercano a la actitud y objetivos del Constructivismo.

Tomado del libro Arte y Artistas de Colombia
Impresi�n: O.P. Gr�ficas Ltda.
Publicaci�n: Compa��a Central de Seguros - 1986