CarA0137.jpg (20211 bytes)

CONCEPTUALÍSMO

Se denomina Conceptualismo a un movimiento artístico surgido a finales de los años sesenta directamente derivado de los planteamientos de Marcel Duchamp, y en particular de las aplicaciones de sus "ready-mades"- cuyos adherentes rechazan el arte como artículo de lujo, permanente, portátil y vendible, proponiendo en cambio un tipo de arte en el que cuenta primordialmente la idea o el concepto que respalda sus realizaciones. Para los artistas conceptuales prima el sentido de las obras sobre su forma plástica y el pensamiento implícito en ellas sobre la experiencia sensual.

El Conceptualismo es un movimiento amplio y abierto a las más variadas manifestaciones creativas, entre las que se incluyen: propuestas escritas, fotografías, videos, documentos, mapas, planos, trabajos de tierra, ensamblajes, ambientaciones y actuaciones con el propio cuerpo del artista. Aparte de Duchamp fueron sus más sobresalientes precursores Robert Rauschenberg, Ives Klein, Piero Manzoni y Allan Kaprow, y entre los más reconocidos exponentes de este arte mental figuran: Joseph Kosuth, Dougias Huebler, Vito Acconci, Walter de María, Gilbert and George, Mel Bochner, Jan Dibbets, Richard Long y Naum Yung Paik.

En Colombia el Conceptualísmo se manifiesta desde finales de la década del sesenta siendo sus primeros cultores Juan Camilo Uribe, Bernardo Salcedo y Antonio Caro. Durante el transcurso de la siguiente década numerosos artistas adherirían a sus principios algunos por corto tiempo entre quienes se cuentan: Luis Fernando Valencia, Jorge Ortiz, Becky Mayer, Adolfo Bernal, Alicia Barney, Alvaro Herazo, Miguel Angel Rojas, Ramiro Gómez, Sara Modiano, María Rodríguez, Carlos Echeverry, Gilles Charalambos, Pedro Ramos, Inginio Caro, Julian Posada, Lydia Azout, Rosa Navarro, Rosemberg Sandoval y María Evelia Marmolejo.

Otros Movimientos

La influencia cada vez mayor de los medios de comunicación y el enorme flujo de datos que actualmente llega al país, han permitido a los artistas colombianos mantenerse alerta e informados sobre los principales desarrollos del arte occidental durante los últimos años, razón por la cual sólo el Cinetismo y el Arte Op pueden contarse entre los movimientos originados después de 1950 y sin ningún impacto en la creatividad visual colombiana. El Cinestismo es una corriente interesada primordialmente en el movimiento, pero no en su representación, sino en el movimiento como parte integral de la obra, mientras que el Arte Op es una corriente que explora la falibilidad del ojo, a través de formas abstractas y exactas que se podrían considerar como una derivación del Constructivismo.

Tomado del libro: Arte y artistas de Colombia Tomo IV
Impreso por OP Gráficas Ltda. - Compañía Central de Seguros