Alfonso Alvarez

Bogota

Pintores

Abstracto

 

Alfonso Alvarez

pintor

 
 
Bogotá, 1961

En 1980 ingresa a la Escuela de Bellas Artes del Distrito.  Posteriormente, en 1986 adelanta estudios en el taller de David Manzur.  A partir de 1982 dirige el taller de grabado Arte Dos Gráfico hasta comienzos de 1995, ańo en que se retira para montar su propio taller.  En 1994 participa en la Feria Internacional de Arte en Caracas, y en 1995 es invitado a participar en la Carpeta de los Artistas de Cartón de Colombia

Tomado del Folleto El arte de Dar, Museo de Arte Moderno de Bogota, 1995

horizontal rule


 

Autorretratos desde adentro

por María Cristina Pignalosa, redactora de El Tiempo

"Como un respeto a la pintura", nunca antes el pintor Alfonso Álvarez quiso exhibir individualmente. Sólo lo hizo, en algunas ocasiones, en exposiciones colectivas.

Este bogotano, de 48 ańos, se ha sumergido durante mucho tiempo en el mundo del arte. Su experiencia en diversas técnicas, como serigrafia, litografía o grabado en metal, es conocida y valorada por muchos artistas con los que ha colaborado y que no utilizan técnicas digitales porque prefieren la impresión tradicional.

Actualmente, es profesor de grabado y dibujo en la facultad de Arte de la Universidad Javeriana y solo hasta ahora se animó a mostrar su trabajo de ańos.

"La pintura siempre estuvo presente en mi vida, solo que quedó relegada un tiempo, mientras trabajé en proyectos de otros artistas; pero fue el contacto directo con estos lo que mantuvo vivo mi interés.

Me deslumbraba cuando veía sus procesos creativos, pues es lo que considero más importante", dice Álvarez.

Su primera gran individual se titula Autorretratos. La muestra en Casa Amaral, junto con una exhibición de las nuevas mesas Medusa del artista Jim Amaral y los tapices de Olga de Amaral:

La serie, conformada por 21 óleos sobre lienzo de pequeńo formato, muestra una galería de imágenes que no se le parecen, pero él tiene otra idea: son autorretratos.

"Cualquier cosa que un artista haga, independientemente que tenga un referente figurativo o no, es un retrato propio. Son autorretratos de relaciones y vivencias para exorcizar cosas", explica el artista.

Álvarez cree que hoy por hoy no tiene el compromiso de preservar las imágenes del mundo. Por eso prefiere sumergirse en las suyas, según dice.

Pero aun así, tal vez por llevar ańos en la práctica, concede gran valor al oficio: "En el arte moderno a veces se pone en primer plano el concepto y se subestima el oficio. Mis imágenes son lo que son y las sensaciones que pueden producir. Lo que me importa es demostrar que, con el buen oficio, se puede seguir siendo contemporáneo", concluye.

Tomado del periódico El Tiempo, 11 de mayo de 2007

horizontal rule

 

   

Rostros con la locura de nuestros tiempos

Dieciséis óleos componen La edad de la locura, la muestra que Alfonso Álvarez presenta en la Galería Sextante en Bogotá. De pequeńo formato y con soportes de madera las piezas tienen la más cuidadosa y elaborada factura, y recuerdan el estilo de los pintores flamencos.

Aunque podrían llamarse retratos, porque captan en primer plano rostros humanos, no se trata de imágenes convencionales que se detuvieron o fijaron en un instante, sino de fisonomías alteradas por la expresión, los gestos y las imperfecciones físicas.

"Busco satirizar las conductas y los valores humanos. No para criticar, sino para mostrar las posturas absurdas de los seres humanos frente a situaciones particulares y a la realidad misma", dice el artista. Por eso, los personajes tienen poses y maneras que parecieran estar moviéndose en el terreno de lo teatral.

Se destacan, por ejemplo, personajes vestidos de militares, que se apropian de una apariencia de poder frente a los que los rodean; también los litigantes, cuyas corbatas dan la sensación de dirigir a otros y personas del común con maneras sobresalientes.

Álvarez llamó a la muestra La edad de la locura porque cree que hoy las personas se sienten muy orgullosas de la tecnología que usan, ya que ven en ella la medida de fe inteligencia; "pero no se dan cuenta de que se trata de un permanente desorden, que contrasta con el tratado de La edad de la razón, de Thomas Paine".

Tomado del periódico El Tiempo, 6 de febrero de 2012

horizontal ruleGrabador y pintor. Estudia en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá. Desarrolla el grabado en la dirección del taller de grabado Arte dos Gráfico en Bogotá. En 1995 participó en el Portafolio Gráfico Propal Cartón Colombia. En 1996 expuso en Rita Theis Gallery en Geisenkirchen, Alemania. Del 2006 al 2010 su obra está en Artbo -Feria de Arte de Bogotá-, con la Galería Sextante. En el 2007 hace la exposición individual en Casa Amaral, Bogotá. En 2011 en la Galería Sextante presenta la muestra individuaría Edad De La Locura”. En el 2012 está en la colectiva El Retrato en Rojo Galería de Bogotá. Ha participado con su obra desde el 2010 hasta hoy en varias ferias de arte como: Art Shanghai Fair, 2010, 2011, 2012. Beijing Art Fair, 2011, 2013, 2014. Pinta Art Fair London 2011, 2012. Kiaf Korea international Art Fair, 2011, 2013. También expone en el Museo de Arte del Tolima, Colombia, 2013.Museo de Arte en Zheng Zhou, China, 2011. En el 2012 su obra está en el Museo de Arte de la Ciudad Imperial en Beijing China, entre otras participaciones.

“El tema del retrato es la excusa para reconocer la densidad del espíritu humano, sus flaquezas, ocios en roles sociales y sus justificaciones de sus actos como individuo. Es una postura crítica de lo que somos”.

“La pintura, en cambio, es el pretexto que a través de unos medios materiales como el óleo me hace encontrar mis propios ordenes de vida, aun cuando evidencio la imposibilidad de lograr a voluntad, un mejor cuadro y entender que no depende ni de una técnica o de una mano adiestrada y que solo en un gesto diario que por lo menos quiero alejar de cualquier interés vano.”

Tomado del folleto Cinco Maestros de la Figuración en Colombia, CESA, 2015

horizontal rule