Humberto Arango

Cali, Valle

Actores

Personaje

 


Humberto Arango


actor

   
 

Vea otras imágenes de Humberto Arango en ColArte

   
 


Actor - filmografía
(1990s) (1980s) (1970s)

  1. Victorinos (2009 - TV series) ... Capitán de Policía 
  2. Doña Bárbara (2008 - TV series) ... Fidel Castell 
  3. "La tormenta" (2005)
  4. "Fiscal, El" (1999) TV Series .... Aristides Granada
  5. "Me llaman Lolita" (1999) TV Series .... Alirio
  6. Águilas no cazan moscas (1994) .... Ciego
    ... aka Eagles Dont Hunt Flies (1994)
  7. Deseoa (1990s)
  8. Que no le pase a usted (1990s)
  9. Archivo secreto (1990s)
  10. Técnicas de duelo: Una cuestión de honor (1988) .... Blind man
    ... aka Details of a Duel (1988)
    ... aka Matter of Honour, A (1988) (UK)
    ... aka Técnicas de duelo (1988)
  11. Los pecados de Inés de Hinojosa (1988)
  12. Pura sangre (1982)
    ... aka Pure Blood (1982) (International: English title)
  13. La mala hierba (1982) *
  14. La cosecha (1979) *
  15. El la trampa (1976) *
  16. Zwei Teufelskerle auf dem Weg ins Kloster (1975)
  17. La mala hora (1975)
  18. "Sobremesa" (1975)
  19. Antón Garcia (1975) ... Facundo *
  20. La perla (1972) .... Siminicunino Cuirá *
  21. Una vida para amarte (1971) *
  22. Viaje al pasado (1969-70) *
  23. Candó (1979) *

Actor - participaciones en seriados y varios (1970s y 1980s) *

  1. Teatro Popular Caracol
  2. Teatro Universal
  3. Teatro Coltevisión
  4. Gran teatro del mundo
  5. Cuentos y leyendas
  6. Cuentos nacionales
  7. Dramas universales
  8. Cosas de la vida

 

 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
* Datos gentilmente suministrados por el periodista Fernando Sarmiento, 2004, de Barranquilla

 
   

Humberto Aranpo, el inolvidable Siminicunino Cuirá

Humberto Arango, actorCon su participación en grandes producciones como La tormenta, Doña Bárbara, y Amar y temer, Humberto Arango se ha ganado el respeto y la admiración no solo de sus colegas, sino también de miles de personas admiradoras de su indiscutible talento.

Su gran pasión por la actuación empezó en 1958, cuando de la mano de una grande, como lo fue Fanny Mikey, su carrera despegó e hizo hizo que su nombre se diera a conocer no solo en el teatro sino también en la TV. Prueba de eso son el reconocimiento del público, los premios que obtuvo como la placa del periódico El Tiempo a mejor actor y otro de la Asociación Colombiana de Periodistas del Espectáculo (ACPE). Decenas de personajes interpretados por este grande de la actuación son recordados por un sinnúmero de personas, entre ellos el de Siminicunino Cuirá en la telenovela La perla, y Pedro de Hungría en Los pecados de Inés de Hinojosa. Un talento indiscutible y con muchas ganas de compartirlo con su público.  

Tomado de la Revista Elenco No. 91, 12 de abril de 2012 


   
 


Un malo bueno

por Juan Carlos Insignares

Doña Bertha Cataño no tuvo opción: matriculó a la fuerza en clases de teatro a su hijo Humberto Arango para alejarlo de la marihuana y de su gaIlada esquinera, en un barrio de invasión de Cali.

Para Humberto fue la tragedia. "¡Qué jartera! Esas clases son ridículas, una verdadera pérdida de tiempo" le repitió a su terca madre durante varios meses. Bertha no cedió. Insistió en que su hijo tomara en serio la actuación, para mantenerse lejos de las drogas y las malas influencias, y lo logró: Humberto Arango lleva 50 años dedicado a este arte. El impulso de su mamá no tenía nada de casual. Ella fue una de las actrices más importantes de Cali, cofundadora del Teatro Experimental de Cali (TEC). De la mano de ella, Humberto sintió el llamado de las tablas, especialmente cuando, aún adolescente, tuvo la oportunidad de actuar en el teatro Sara Bernhardt de París, en la obra A la diestra de Dios padre, con una ovación estremecedora.

"Mi madre fundó grupos de teatro hasta tres días antes de fallecer, a los 88 años; recuerda.

Arango creció entre las contradicciones de una madre teatrera, revolucionaria y gestora de varias invasiones en barrios periféricos de Cali (Las Flores y ViIlanueva), y un padre (José) ultragodo que le prendía velas a Laureano Gómez. "En mi infancia de pobreza, mi madre me llevaba de la mano a los mitines comunistas y, luego, mi papá me Ilevaba de la mano a la iglesia".

RUMBO A BOGOTÁ

En plena juventud y efervescencia teatral, Humberto se casó con Luz Marina Castrillón, con quien tuvo cuatro hijos. El TEC estaba en crisis económica por su temática subversive, y la gestora de auxilios del grupo, Fanny Mikey, había regresado a Argentina. "Pero esa mujer de culo enorme regresó a Cali y nos propuso a varios miembros del TEC, Helios Fernández y su hermana Aída, Yolanda García, Alberto Saavedra a lván Rodríguez, que viajáramos a Bogotá para fundar un nuevo grupo: eI TPB.

"Llegamos y, al poco tiempo, estábamos haciendo televisión. ¡Y ahí se jodió mi vida.Tiene una explicación: por viajar detrás de las tablas, Humberto abandonó incluso... a los suyos.

"La relación con la familia fue conflictiva. Mi padre consideró que su vida era difícil, Ilena de ideologías, de romántica disidencia, de lucha contra el establecimiento, de bohemia extrema, y decidió seguir solo su rumbo, abandonándonos; dice Carlos Humberto (el hijo mayor del actor), quien volvió a hablar con su padre 30 años después de su partida.

"Prefiero no hablar de eso; dice Humberto, quien sí reconoce sus frecuentes noches de excesos. "Siempre fui tomador y fumador compulsivo, hasta hace pocos meses. He ganado lo suficiente para vivir, pero lo he derrochado en tres días seguidos de rumba. Tú sabes: somos indisciplinados, creemos que nunca se nos va a mojar la pólvora, y nos movemos en ambientes pesados. En esa rumba descontrolada viví desde los 30 años; cuenta en la habitación de una clínica, en donde se recupera de una delicada operación.

EL HUMOR

"A Humberto, ningún amor le duraba más de 30 días. Todos eran amores de rumba. Es que él no estaba preparado ni le gustaba la fama; afirma una amiga cercana. Su hijo Carlos Humberto lo confirma: "Su primer personaje importante en televisión se llamó Siminicunino Cuira, en la novela La perla. Cuando alguien en la calle lo reconocía, le gritaba: Adiós, Siminicunino. Y mi padre le contestaba: Tu madre, hp ..."

"Increíble, todavía hay gente que me llama así, pero ya no me molesta; responde este actor con fama de mamador de gallo y temperamental.

Ni siquiera sus malos pasajes le han impedido saborear el buen humor. Cuando alguna joven y bella mujer se le acercaba y le susurraba al oído: "Yo quiero ser actriz; él le contestaba: "¡Ah, qué bien! Yo también. Es el mismo humor que utiliza para hablar de su clásica cicatriz. "Yo decidí estrellar mi cara contra un bus de Expreso Palmira, ¡ve! A los 18 años me quedé rnirando a una vieja y me fui de frente contra el bus; recuerda y reconoce que al principio lo traumatizó la cicatriz, pero luego de tres operaciones decidió que era mejor sacarle provecho.

Sobre su temperamento, dice: "Ya no soy de mal genio. Ahora parezco una güeva de Dios.

"Mentira. Sigue siendo temperamental; le replica una amiga que lo visita en el hospital.

ARANGO, REMODELADO 

Su salud no pasa por el mejor momento, pero, él es optimista. Los médicos le prohibieron el alcohol y el cigarrillo. ÉI es consciente de eso. Económicamente tampoco está bien. Vive en la Casa del Artista, un hospedaje que el Círculo Colombiano de Artistas tiene para los actores veteranos. "He aprendido que no hay que pelear con la gente. Pienso salir de ésta pronto, para recuperar tiempos perdidos; afirma, y lo está haciendo.

"No hay resentimientos con él; luego de años de conflictos, hoy tiene una relación armónica con su familia y adora a sus nietos" dice su hijo Carlos Humberto. Él no responde. Está muy ocupado echándole los perros a cuanta enfermera se le acerca. "Es que todas son tan bellas...; se justifica el veterano actor.

PRESENTE EN LOS CLÁSICOS

Humberto Arango es recordado por sus frecuentes papeles de malo-malo y por su cicatriz imborrable en la cara. Pero detrás de este rostro adusto, ahí está la historia de un actor que ha formado parte de grandes clásicos de la televisión colombiana: Almas malditas, Los pecados de Inés de Hinojosa, Bolívar el hombre de las dificultades, El fiscal, Lolita, Carolina Barrantes, La otra raya del tigre, La mala hierba, Azúcary, actualmente, La tormenta, entre otros.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 462, 29 de julio de 2006


   

1975 fue uno de los años buenos para el actor Humberto Arango. Ahora está actuando en "Sobremesa", la telenovela que ha remplazado a "La feria de las vanidades" y en diciembre actuará en una película de producción colombo-española. Nacido en Cali, Humberto Arango asegura que es fanático "del equipo que será campeón de fútbol, el que ganará el hexagonal". ¿MiIlonarios o Santa Fe? , le preguntamos socarronamente. " ¡No... qué va! El glorioso Deportivo Cali".

Para Arango, lo mejor que se ha hecho en televisión no solamente en 1975 sino en toda la historia de nuestra televisión, es "La mala hora". Es lo mejor porque el libreto es sensacional. La dirección -según él- a cargo de Bernardo Romero Pereiro ha sido que... "ni para qué hablar" y todo el grupo de actores y técnicos ha trabajado maravillosamente.

El mejor papel que Arango ha desempeñado en nuestra T.V., a juicio del propio Arango, ha sido el de "Siminicunino Cuira", en la telenovela "La perla". Y el peor papel fue uno en "La guarda cuidadosa" que interpreté de cura y nadie me lo creía.

Y... A qué aspira Humberto Arango? "Como todo actor, aspiro a ser director. Me gustaría dirigir un grupo de gente que ojalá esté empezando. Sería ideal para mí dirigir en televisión".

¿Cuál es, para él, el director de T.V. que más acepta o aprecia? "Indudablemente Alvaro Ruiz" pero aclara que "en este último trabajo de "La mala hora" el trabajo con Bernardo Romero fue bastante provechoso".

Quizás ustedes empiecen a reconocer a nuestro entrevistado. Hace el papel de un profesor loco (el profesor Carrasco) en "Sobremesa", un profesor medio loco "con la teja corrida".

Finalmente, Arango prepara su divorcio. "Me casé por lo católico hace doce años y por incompatibilidad de caracteres hemos decidido separarnos. Esto ya está en trámite".

Tomado de la Revista Cromos No.3020, 3 de diciembre de 1975


 PROTAGONIZA A SUS 75 AÑOS

Humberto ArangoDespués de 57 años de carrera en la actuación, 44 de los cuales han transcurrido en la televisión, a sus 75 años, Humberto Arango protagonizó por primera vez. Es el estelar de la película Ella, que se presenta por estos días en las salas de cine del país. Agradece la oportunidad, pero en realidad nunca estuvo a la expectativa de protagonizar. Le basta con interpretar a personajes reales y elaborados, aunque hace más de un año que no tiene ninguno estable, ya que solo ha trabajado en unitarios. Hoy, se siente ignorado por el medio. De hecho, asegura, que si tuviera la oportunidad de volver a escoger su carrera no habría sido actor sino músico.

Nació el 12 de noviembre de 1940 en Cali, y terminó en un escenario teatral casi por obligación porque su madre, una de las fundadoras del TEC, lo llevó para librarlo de la barra de la esquina, cuenta jocosamente. La primera presentación del grupo, en el que Humberto caló bastante bien, fue en Puerto Tejada, donde presentó Los reyes magos y la gente los sacó a piedra, simplemente porque no entendieron de qué se trataba. La siguiente parada fue en Europa. Por aquella época, y gracias a la reputación y al trabajo del TEC, recibían mesada del gobierno, pero pronto les fue cortada, por montar una obra que criticaba la milicia.
La salvación, por lo menos económica, llegaría dé la mano de Fanny Mikey que, para la época, regresó al país y, sabiendo de la calidad y del talento del TEC de Cali, convidó a varios caleños a Bogotá a trabajar con Jorge Alí Triana, quien estaba montando el TPB. Allí, realizó microteatros, sus primeros trabajos para televisión.

Unas de cal, otras de arena

Han pasado 57 años en la actuación, y no sabe a ciencia cierta cuál ha sido su mejor personaje. Todos le han enseñado y los ha disfrutado, pero recuerda especialmente a Granada en El fiscal, una producción de RCN que abordó el tema del narcotráfico, y en el que a Humberto le tocó ser el malo de la historia. “Lo curioso
es que fue un personaje muy impactante: la gente esperaba qué le pasaría, pero después de ese nunca me volvieron a llamar de RCN.

El personaje que tiene en su mente como el más frustrante fue en una novela de Jorge Barón Televisión. “Estábamos grabando en Sopó, con Linda Lucía Callejas, Gerardo de Francisco y Raquel Ércole y, de verdad, estábamos haciendo un buen trabajo. Sin embargo, de repente llamaron y dijeron que no se iba a grabar más.

Fue una falta de respeto en todo sentido. Ni siquiera fue porque a la novela le estuviera yendo mal, sino por tacañería”. Y así es Arango, con todas sus declaraciones, sin censura y totalmente desparejado, dueño de un humor negro, que le permite burlarse de todo. Incluso, cuenta, sin mayor drama, que ha estado tres veces en coma. La primera fue cuando tenía 20 años por una meningitis y la última por una cirugía de obstrucción intestinal. Por eso, simplemente, no le teme a la muerte. “Ya he estado varias veces con ella. Tengo el hueco a media cuadra”. La última vez que su estado de salud se complicó fue un poco antes de que lo llamaran para la película Ella. “No hay túneles ni nada de eso. Yo solo soñé que estaba en un avión con piscina con Sandra Bullock, que me encanta”.

Ahora, se siente bien y con toda la disposición para seguir trabajando. “Tengo mis facultades físicas y mentales al pelo, no me duele nada y he hecho casi todo tipo de papeles... hasta de payaso. Espero que me sigan llamando”.

Tomado de la Revista VEA, No.082, junio de 2015