Martha Liliana, Marta Liliana Ruiz

Bucaramanga, Santander

Actores

Personaje

 


Martha Liliana Ruiz

actriz, Señorita Santander 1982

A ColArte
 

Vea otras imágenes de Martha Liliana Ruiz en ColArte

   
   

Actriz - filmografía
(2000s) (1990s) (1980s)

  1. "Luna, la heredera" (2004) TV Series .... Susana Estado civil, infiel
  2. "Siete veces Amada" (2002) TV Series .... Asunción
  3. Mihembro.com  (2003)
  4. "Tabú" (1999) TV Series .... Amelia
  5. "Código de pasión" (1999)
  6. "Sombra del Arco Iris, La" (1998) TV Series .... Ofelia
  7. "Mujer en el espejo, La" (1997) TV Series .... Victoria Robayo de Santos
  8. Día es hoy, El (1996)
  9. "Sueños y espejos" (1995)
  10. "Las ejecutivas" (1995)
  11. "Dejémonos de vainas" (1995) ...... vecina de los Vargas
  12. "Padres e hijos" (1995)
  13. "Clase aparte" (1995) ... madre de Valentina
  14. "María, María" (1993) *
  15. "Señora Isabel" (1993)
  16. "Si mañana estoy viva" (1992) *
  17. "La alternativa del escorpión" (1992) *
  18. "Mientras llueve" (1991) ... monja *
  19. "La fuerza del amor" (1990) - protagonista *
  20. "La Rosa de los vientos"
  21. "Camila" (1987) .... villana *
  22. "Alma fuerte" (1987) *
  23. "Amigas" (1986)
  24. Amándote (1986) -  protagonista *
  25. "Si mañana estoy viva" (1985)
  26. "El refugio" (1985)
  27. "La estrella de las Baum" (1984) *
  28. "Caín" (1984) - protagonista *
  29. "La alternativa del escorpión"
  30. "Taxi" (teatro)
  31. "Que no se entere el presidente" (teatro)
  32. Caín (1984)
  33. La estrella de las Baum (1984)
  34. Años maravillosos, 
  35. El último macho,
  36. De mil amores
  37. Estrella de Navidad 

Participaciones (1988.1992):

  1. Cambio extremo (2002)
  2. Deseos (1988-1992)*
  3. Mi barrio *
  4. Que no le pase a usted *
  5. Historias de amor *
  6. Historias juveniles *
  7. Corín Tellado *
  8. Archivo secreto *
  9. Que no le pase a usted *
  10. Retratos de la vida *
  11. Alma, corazón y vida *
  12. Corazones de fuego *

Presentadora - trayectoria

  1. Presentadora de Las veinte cheverísimas, en Telecaribe

 

 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005

 
 

La Mujer Orquesta

por Victor Manuel García

En aquella época estaba actuando en la obra Taxi, en el Teatro Nacional, cuando Fanny Mikey le propuso a todo el elenco que se asociara para convertir el espectáculo en una coproducción. El grupo de actores, por unanimidad, eligió a Martha Liliana Ruiz como su representante. Ella cree que le vieron cara de negociante y de mamá. Como sea, aceptó la propuesta porque le llamó la atención el rol administrativo. Por eso, durante ocho años ininterrumpidos estuvo al frente de los intereses económicos de Taxi. 

Martha Liliana tenía que estar pendiente de cobrar, de manejar el vestuario, de que en producción no faltara ni un alfiler. "Mis profesores fueron los del Teatro Nacional", reconoce la actriz bumanguesa, quien fue Miss Santander y princesa de la belleza en 1982 y semi finalista en Miss Internacional 1983. 

Martha nunca les quedó mal a sus compañeros con el cheque mensual. Siempre estuvo pendiente de que el vestuario fuera doble para cada actor, y cuando Henry Castillo no alcanzó a llegar a Barranquilla para actuar en la obra, por culpa de un retraso del vuelo, tomó la sabia decisión de que fuera Nelson Hernández, el asistente de dirección, el que lo reemplazara, pues se sabía absolutamente todo el parlamento del elenco. 

En 1994 vino En paños menores, obra nacida de una creación colectiva de Hugo Gómez, Paula Peña, Mauricio Figueroa, El Gordo Benjumea y la propia Martha Liliana. "Ahí me di cuenta de que me encantaba la producción". En la obra era una especie de mujer orquesta: actuaba y producía. Entonces, le tocaba llegar al teatro a las 3 p.m. para estar pendiente del vestuario, de la escenografía y hasta de los refrigerios para todo el equipo. Después, sobre las 6 p.m., empezaba a ensayar su personaje, y a las 8 estaba en situación frente al respetable público. 

CORRE, CORRE 

Durante la obra musical Años maravillosos, a la actriz, quien ha actuado en infinidad de telenovelas y películas, entre ellas Amándote, Las ejecutivas y Siete veces Amada, le tocaba planchar la ropa del elenco, alistar los refrescos, hacerles el llamado a los actores y divulgar a los medios toda la información sobre la obra. En Estado civil, infiel, actuó y produjo; en El Último macho, produjo e hizo las relaciones públicas; en De mil amores, actuó, ayudó en la escenografía, la utilería, produjo e hizo prensa. "Empecé a mirar más lejos, a arriesgar más". Se refiere a cuando contactó al autor de dicha obra en Buenos Aires, el argentino Alfredo Zemma, a quien le pidió que dirigiera. Cuando se montó Estrella de Navidad, tuvo a su cargo 22 actores infantiles y comprendió que se podía mover muy bien en el escenario y tras bambalinas. 

Por eso, aceptó trabajar en Siete veces Amada y producir obras de teatro al mismo tiempo. Le fue bien con sus largas llamadas por celular desde Honda, donde le tocaba grabar la telenovela. Actualmente, es la productora y la encargada de hacer el mercadeo y la divulgación y prensa de la obra Mihembro.com, que se presenta en el Teatro Libre de Bogotá, bajo la dirección de Magdalena La Rotta. Martha Liliana recibe a los periodistas, contacta a los actores, recibe llamadas, revisa la boletería, envía invitaciones e información de prensa, está pendiente de que el vestuario se halle en su punto, reparte refrigerios... hasta que finalmente hace un alto en el corre corre diario, en el que le ha tocado desde acomodar al público hasta repartir boletas, para hacer el balance de todos estos años de mujer orquesta incansable: "Esta experiencia ha sido única. Esto es el reflejo de mi personalidad porque me encanta estar pendiente de todo". 

Y no dejará de actuar. Continúa con su personaje en la obra Estado civil, infiel y en junio volverá a las tablas para estelarizar Las ejecutivas, junto a nadie me nos que Nórida Rodríguez y Carolina Sabino, dirigidas por Magdalena La Rotta. "Hoy estoy feliz porque comprendí que me puedo mover en los dos frentes".

Tomado de la Revista TV y Novelas, No359, 27 de marzo de 2003


 
 


A sus 42 años, esta bumanguesa se levanta cada mañana con el mismo ímpetu que tenía a los 18 años, cuando obtuvo el título de primera princesa en el Concurso Nacional de la Belleza y fue la escogida para protagonizar le película Caín. Luego de una carrera de más de 20 años en el cine, la televisión y el teatro, de un matrimonio desastroso con el también actor Guillermo Gálvez, de un divorcio escandaloso, de la crianza de dos hijos hoy adolescentes, de una nueva boda y del parto de su hija, después de haber cumplido 40 años, Martha Liliana sintió la necesidad de un segundo aire. Fue por eso que accedió a participar en el programa Cambio extremo 2, donde se puso en manos del cirujano plástico Ernesto Andrade para someterse a una mamoplastia, a una lipectomía abdominal, a una lipoescultura y a una rinoplastia. Nuevamente se siente bella, vital y con las baterías recargadas. Cómo no, si está estrenando cintura, busto, glúteos, abdomen, nariz y rostro...

Después de participar en telenovelas y seriados como Señora Isabel, Dos mujeres, Clase aparte, Francisco, el matemático, Tabú, La sombra del arco iris, Las ejecutivas, Padres e hijos, Dejémonos de vainas y, más recientemente, en Por amor, la telenovela que RCN y TeleColombia producen para Telefutura en Estados Unidos, la actriz ha decidido reactivar su carrera. No se quiere limitar a interpretar a la mejor amiga de la protagonista ni a la mamá de ésta. Quiere ser ella la que arranque todos los aplausos. Sabe que para lograrlo, no es suficiente una transformación física. Por eso también cambió de actitud: se quitó el rótulo de la dulce ama de casa y madre de familia dedicada, para lanzarse al agua como una mujer liberada y sensual, capaz de lo que sea para lograr sus objetivos. Por algo es actriz.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 476, 27 de enero de 2007


 


Ahora, escritora

Es difícil encontrar por. estos días a una mujer del espectáculo más ocupada que ella: escribe una novela literaria bajo la asesoría del libretista Mauricio Navas, rodará en octubre una película (llamada BIT), de la que es guionista y actriz, y pronto será estrenará Las ejecutivas, obra teatral de su autoría y en la que también actúa.

Ella, que se dio a conocer como candidata de Santander  en el Reinado de Cartagena 1982, pasa por e! mejor momento de su vida. "Es lo que yo quería. Ahora no me veo obligada a hacer casting, pues tengo la ventaja de escribir los papeles que deseo hacer", dice. Y es que Marta Liliana, quien cumple 25 años de carrera artística, nunca estuvo de acuerdo con las audiciones porque, según ella, "la presión es muy grande. En un casting no hay dirección, y a mí me gusta que me dirijan". .,. El primero en hacerlo fue Gustavo Nieto Roa en la película Caín (1984), que protagonizó con Armando Gutiérrez y Jorge Emilio Salazar. Curiosamente, se trata del mismo realizador con el que ahora vuelve al cine en BIT, una cinta en la que ella alternará el papel protagónico con Juliana Galvis. Si bien fue Caín (donde interpretó a Margarita, una mujer que se disputan dos hermanos en la época de la Violencia) la película que le abrió las puertas del mundo del espectáculo, el papel que más le dejó satisfacciones fue el de Victoria Robayo en la primera versión de La mujer en el espejo. Otros de sus trabajos importantes fueron en las series Señora Isabel y Sueños y espejos.

Marta Liliana no solo ha sido noticia en el medio de la televisión por ser actriz. Los ojos de los televidentes se fijaron en ella hace tres años, cuando se sometió a una serie de transformaciones físicas en el programa Cambio extremo 2, un paso que ella califica como el reto personal más duro que ha afrontado en su vida. El vuelco que le dio a su apariencia hizo que el fotógrafo Andrés Reina le propusiera que posara de nuevo, como un seguimiento a los cambios que se realizó en ese entonces. "Acepté porque con estas fotos quiero mostrar mi disciplina personal, pues después de esta intervención sólo he subido cuatro kilos". La sesión se llevó a cabo en un ambiente relajado entre el fotógrafo, la actriz y su hija Mariana, quien fue la encargada del vestuario. "Mi hija me acolita en todo", revela la artista, que sigue felizmente casada con el abogado Andreu Clarkson, con quien lleva nueve años de matrimonio.

¿Y qué pasó con la televisión? Pronto la veremos interpretando a la Ministra del Interior en El Capo (producción del Canal RCN). Así, este año, el de los 25 de su vida artística, logró lo que muy pocos pueden alcanzar: hacer cine, teatro, televisión y literatura casi al mismo tiempo. Su intención es mantener su carrera con esa intensidad porque, como dice ella, apenas tiene 45 años felizmente vividos. Es decir, Marta Liliana tiene cuerda para rato.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 542, 25 de julio de 2009

   

 
Del reinado de Cartagena en 1982 salió a un set de l grabación y, desde entonces, no ha dejado de trabajar. Son 32 años de carrera, y siempre ha vivido del arte. Su clave: la actitud.

Martha Liliana Ruiz representó a Santander en el Reinado de 1982 y, a pesar de estar estudiando arquitectura, dijo en una entrevista que quería ser actriz, con tan buena fortuna, que el productor Gustavo Nieto Roa la vio y la llamó para protagonizar Caín. Desde entonces, esta exreina no ha dejado de trabajar. Admite que no tenía sino las ganas de ser actriz cuando la contactó Nieto Roa, pero que lo hizo con decoro porque, a su lado estuvo Waldo Urrego, quien le ayudó a montar todas las escenas. La estrella de las Baum fue la siguiente producción en la que trabajó, y su director, Julio César Luna, fue lo que ella denominó un ángel’, con el que empezó a caminar por los sets, así como lo fue en esta misma novela el desaparecido Boris Roth. “Él me dijo: ‘Tú puedes ser actriz de verdad. Te espero todos los días en mi casa a las 7 a.m„ y el día en que llegues tarde hasta ahí llegamos’. Con él entendí que en TV las 7 a.m. son las 7 a.m. Cuando llegas unos minutos tarde, estás haciendo perder el tiempo a un equipo. Boris y Julio César Luna fueron sus ángeles guardianes”.

Al terminar La estrella de las Baum, Martha Liliana había abandonado la arquitectura y estaba menos temerosa, más preparada y empezó su carrera actoral en forma.

Desde entonces, ha hecho, según dice, lo que le ha dado la gana: teatro, cine, televisión, ha producido, dirigido y escrito en las tablas. “Nunca he estado en mi casa sin trabajo. Siempre he vivido de esto”. ¿La clave? Ha hecho todo con el corazón y con actitud. Esta bumanguesa, de 51 años, dice que, “a diferencia de otras compañeras mías, con egos enormes, que no admiten que van a crecer, yo he sido consciente de que cada momento tenía que gozármelo: cuando protagonicé; luego, como antagonista; después, como mejor amiga de la protagonista;
en fin, como la mamá, la abuela. Cada personaje lo he hecho con altura, pues siempre he estado preparada para el momento, con pleno conocimiento. Nunca me ha dado duro el paso de los años”.

Claro que la carrera frenética del trabajo, en la que asegura que solo tenía tiempo para estar representando papeles, menguó en el 2000, no en trabajo, sino en intensidad y por elección propia. “Dije: ‘He puesto mi vida profesional sobre la personal’. Yo no tenía vida: empataba una novela con otra y no quería ser la mujer antes que la actriz. Pensé: ‘Quiero escoger un poquito lo que voy a hacer, y empecé a gozar mucho más con los personajes. Comencé a disfrutar más de lo que hacía, y a dejar esa vida agobiante en la que mi preocupación era producir para poder sacar adelante a mis hijos”...

Curiosamente, dice la actriz, desde entonces su carrera ha sido más productiva. Tan solo en los últimos dos años ha trabajado en cuatro novelas (Flor salvaje, ¿Quién eres tú?, Los secretos del paraíso y Dulce amor) y varios montajes teatrales. “Eso ha sido mucho más grato, sin la ansiedad que a los actores nos afecta cuando presentamos un casting y pensamos que, si no es ese personaje, no es nada”.

Esta consciencia la tuvo al terminar el papel que más complejidad ha tenido en su carrera, el de Victoria en La mujer en el espejo. Estuvo dos años actuándolo y fue muy exigente, no solo porque era una mujer malvada, completamente opuesta a Martha Liliana, sino por la externa intensidad de las jornadas de grabación. Curiosamente, es uno de los más satisfactorios.

Con tres hijos -dos grandes, Juan Guillermo y Mariana- y una pequeña, de nueve años, Margareth, y tres nietos, Martha Liliana sigue campante. Su obra Caliente, caliente es lo que ella denomina una radiografía de lo que piensa y siente: “A los 50 digo lo que quiero. Ya no tengo filtro para nada”. Actualmente, no graba ninguna producción de televisión, pero tiene tres montajes en escena y no se afana. “Lo que venga, bienvenido. Será maravilloso, serán regalos que la vida me quiere dar”.

Tomado de la Revista VEA, No.094, 27 de noviembre de 2015