Maria Andrea Vernaza

Cali, Valle

Presentadores, Fotografos

Figura Humana

 


María Andrea Vernaza

presentadora, fotógrafa

 
 

Vea otras imágenes de María Andrea Vernaza en ColArte

   
 
Esta caleña, de ascendencia árabe, llegó a la capital colombiana con el fin de adelantar sus estudios de sicología en la Universidad Javeriana, carrera en la que graduó pero que poco ha ejercido.
Trabajo en el departamento de Recursos Humanos de la Caja

Social de Ahorros y como ejecutiva de cuentas de la agencia de publicidad Leo Burnett.  Su primera experiencia como presentadora la tuvo en el programa Panorama, donde trabajó por dos años y medio. 

También fue la presentadora, durante un año, del programa Cambio y Fuera, presentado y dirigido por Roberto Pombo. En el medio radial también tiene amplia experiencia, pues laboró al lado de Jaime Sánchez Cristo en el espacio Buscando la noche, donde estuvo por dos años. 

En enero de 1998 llegó a Noticias RCN para presentar la emisión de las 7am, junto a Vicky Dávila. Actualmente es la presentadora de las 7am y  12:30 del medio día.

Texto tomado de http://www.canalrcn.com/noticias/periodistas/presentadores_n.htm



Detrás de cámaras

Hace un año, cuando María Andrea Vernaza se retiró de la presentación de noticias en el Canal RCN, tenía claro  lo  que quería: tiempo. Tiempo para dedicarse a una pasión que tenía dormida, pero que se le despertaba de vez en cuando: la fotografia.

De hecho, María Andrea, una caleña psicóloga de profesión y madre de dos hijos, dice que su vida siempre ha estado conectada con la fotografía. Su primera cámara fue una Canon AE1 que le regalaron cuando se graduó del colegio. "La pedí porque ya tenía esa inquietud", anota.

Nunca ejerció su profesión de psicóloga porque por esos caprichos inexplicables, el destino la llevó a estar rodeada de cámaras, ya fuera al frente o detrás de ellas.

Hizo varios cursos de fotografía en Cali, pero terminó como ejecutiva de cuenta en Leo Burnett. Luego, fue conductora de Panorama y de allí en adelante su carrera se disparó hasta ser una de las más cotizadas presentadoras de noticias. Pero, hoy, con la tranquilidad de estar haciendo  lo  que realmente le gusta, confiesa que su rollo es la fotografía: "Siempre me ha gustado ver qué pasa detrás de cámaras. Creo que llegué a presentar por coincidencias de la vida. Mi gran sueño era poderme dedicar a  lo  que considero que es mi carreta y mi pasión. Me siento cómoda y feliz capturando imágenes".

Hace más de un año comenzó a preguntar por escuelas de fotografía, hasta que dio con Zona 5, la academia de un cubano que le recomendaron por tener muy buena técnica. Por esos días, Claudia Montaña, una de sus grandes amigas, le comentó que quería tomar las clases con ella. Claudia, al igual que María Andrea, también tenía mucha curiosidad por las imágenes. Así que, sin pensarlo dos veces, arrancaron con el curso.

Allí conocieron a Fabio Acosta, uno de los profesores de la escuela. Con él crearon un grupo de trabajo para dedicarse en serio al asunto. Y en esas andan ahora, disparando sus cámaras, que es la mejor manera de ganar experiencia.

"Trabajamos con modelos y con productos", señala María Andrea, quien confiesa que le encanta el retrato psicológico. "El trípode de mi gran cámara es la psicología, el entorno que se crea alrededor de esa foto y el personaje". Para ella, este tipo de enfoque consiste en capturar la intimidad de los personajes, lograr un buen retrato a través de un gesto o una postura.

Ya han realizado trabajos para varias publicaciones, como las últimas tres portadas de la revista Credencial. También para clientes independientes, como el que hicieron para el periodista Mauricio Arroyave en el Cementerio Central.

Entre los tres se hacen cargo de todo. No tienen asistentes porque piensan que de esa forma funcionan mejor como equipo. "El que está disparando escoge una escena con su personaje y los otros dos  lo  asisten. Eso, creo yo, nos hace más perfeccionistas", cuenta María Andrea.

Entre las experiencias más divertidas que ha tenido este equipo de fotógrafos, que aún busca un nombre que los identifique, está la del desnudo de Hamilton, un hombre muy bien formado que llevaron a la casa de María Andrea para hacer la sesión de fotos. "Algunas las tomamos en el jardín", cuenta Claudia. "De repente, nos dimos cuenta de que había más de un vecino sorprendido mirando cómo María Andrea y yo fotografiábamos a semejante hombre en bola", dice muerta de la risa.

María Andrea, por su lado, comenta que muchos de los personajes a los que ha fotografiado se sorprenden cuando la descubren detrás de la cámara, pues están acostumbrados a verla al frente. Ella siente que su experiencia como presentadora es una ventaja a su favor. "Llevo nueve años en el oficio y todavía me intimidan las cámaras. Y como entiendo eso, puedo ayudar a la persona a relajarse y sacar una buena foto". Es que para ella una gran imagen tiene mucho que ver con la técnica, la suerte y la empatía con el personaje. "Es captar ese instante que  lo  dice todo", expresa.

Aunque está realmente contenta presentando en CM&, dice que si el negocio despega, no descarta la posibilidad de dejar todo a un lado para dedicarse de lleno a la fotografía.

Por ahora, ella y el resto del equipo están enfocados en una serie de proyectos temáticos que muy pronto podrán ver los colombianos. Y a juzgar por  lo  que han publicado, la cosa va muy en serio. .

Tomado de la Revista Jet-Set, Edición No.122, 23 de mayo de 2007