Alejandra Azcarate

Valle

Presentadores, Actores (Radio, television, telenovelas)

Figura Humana

 


Alejandra Azcarate

presentadora, modelo, actriz

 
 

Vea otras imágenes de Alejandra Azcarate en ColArte

   
 
Bogota, 1978

Actriz, filmografía:

  1. "Pobres Rico" (2012 - TV Series) ... Patricia Rubio 
  2. Amor en custodia (2009 - TV series) ... Renata Shewin
  3. "El último matrimonio feliz" (2008) ... Margarita Ortiz
  4. En los tacones de Eva (2006) ... Laura, papel antagónico

Presentadora - trayectoria:

  1. Colombia tiene talento (2012 - Reality) ... Jurado
  2. Stand up comedy Descárate con la Azcárate (2010)
  3. La W
  4. Stand up comedy, en compañía de Isabella Santo Domingo
  5. Protagonistas de novela 3 - El juicio final: Colombia (2004 - TV series ) Presentadora
  6. Presentadora de CityTV
  7. Locutora en La Mega
  8. Presentadora Noticias RCN
 
 

Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 

 
 
Como si Alejandra no tuviera los méritos y el talento  suficientes para salir adelante por lo que ella es, algunos medios de comunicación la presentaron pensando que su único valor era haber tenido una relación con Tomás Uribe, el hijo del Presidente. Eso es lo de menos.

Alejandra estudió Ciencias Políticas y Periodismo en Emerson College de Boston, presentó con éxito las secciones de espectáculos de los informativos de Citytv y actualmente hace parte de la mesa de trabajo del programa El Mañanero de La Mega.

Es bogotana, tiene 25 años, hija de caleño y paisa, y por encima de todas las cosas, dueña de un sentido del humor aplastan te que da fe de su inteligencia y su apabullante carácter. Se lo demostró a SoHo hablando de sexo sin tapujos.


Alejandra comenzó como presentadora y reportera de la sección de entretenimiento de Citynoticias. Después, pasó a El ma ñanero de La Mega, donde hoy sigue como locutora y editora. Presentó la sección Descárate con la Azcárate para Noticias RCN, en el Reinado de 2003. Ha conducido para la TV los Premios TV y Novelas Colombia desde el tapete rojo, y las transmisiones televisivas de las ferias de Cali y Manizales; también el Carnaval de Barranquilla para Nuestra Tele. Ahora la eligieron para conducir el bloque de entretenimiento de Noticias RCN, de lunes a viernes, en la emisión de las 10 p.m.

Tomado de la Revista TV y Novelas No 417, 18 de noviembre de 2004


 

I
UN ESPIRITU LIBRE DE PREJUICIOS

por Sandra Paola Real y Julian Isaza

Entra y dice que tiene voz de Laisa, está agripada y remata con un "tengo el pechito cargado". Probablemente todos esperan de ella un argumento para la risa y, en el peor de los casos, un rubor. Alejandra representa el extremo, para unos es la provocación y para otros, la verdad. Es intangible. Escandaliza y seduce rnientras abruma con una franqueza que por su peso cae en el humor. Saca de su repertorio una retahíla mordaz que no se apaga con el cierre de los micrófonos de Los 40 principales y de la W sino que continúa en su intimidad.

Como la Reina de Corazones de Alicia en el país de las maravillas, solo que más esbelta e impactante, se sienta en su trono a recibir los retoques de rigor para la sesión de fotos. Un séquito de admiradores (maquillador, fotógrafo, productor y uno que otro mirón) ríe con desparpajo ante sus divertidos comentarios. Las comillas no son gratis, porque más de uno no soporta su atrevida sinceridad, aunque a ella la tenga sin cuidado.

Alejandra es diosa y diabla al mismo tiempo. Es temible desde la consola, no se guarda nada, y más de una vez alguna blonda modelo ha languidecido ante sus inclementes comentarios. "No lo hago de maldad, pero es que esas niñas son tan bonitas que no en tiendo cómo terminan con un narcotraficante, porque si quisieran podrían conseguirse un conde", desafía la diosa.

Pero el año pasado quedó vetada en el reinado de Cartagena, porque sus comentarios fueron calificados como "denigrantes" para las candidatas. Y no es para menos: afirmó que eran bolardos, piñatas y que parecían pegadas al piso. Con una ligera sonrisa, aclara que ese era precisamente su papel (el de opinar sin recatos) y que la culpabilidad recae en esas concursantes que, sin serlo, se creen bonitas. Responde la diabla.

Con autoridad de militar germano, es la única capaz de corregir a sus entrevistadas y asumir la voz del oyente culto que no soporta tantos atropellos contra el lenguaje. "Es que cuando dicen hubieron, en vez de hubo, sí es la tapa", dispara la periodista. Mientras que defiende el intelecto, el léxico y, en definitiva, el conocimiento (muy orgullosa de haber pertenecido al exigente Liceo Francés), también tiene la habilidad para reírse de la condición femenina. En el stand up comedy, que presenta junto con Isabella Santo Domingo basado en el best seller de esta última, les prop ne a sus congéneres hacerse las tontas para tener más éxito con los hombres. Alejandra es fascinante porque es indescifrable.

A finales del año pasado, asumió la dirección del programa radial La hora del regreso, cargo que ocupó hasta hace poco. Su entrada causó algunas suspicacias y comentarios malintencionados. En un primer momento se dijo que fue responsable de la salida de una buena parte del equipo original. Y hace algunas semanas, que la pauta publicitaria había bajado y que la voz de Alejandra era tan fuerte, que necesitaban no solo a otra mujer que le imprimiera un toque de dulzura al programa, sino también otro estilo de dirección, ahora responsabilidad de Julio Sánchez Cristo. La especulación rodeaba el dial, pero ella se mantuvo al margen. Es más, estos argumentos se cayeron ante la evidencia de cuatro puestos que el programa subió en el ranking radial durante su dirección.

Sin embargo, su expresión se endurece frente al tema y aclara que ella nunca tuvo, ni tiene, el poder para despedir a alguien, por lo que la partida de sus antiguos compañeros no respondió a una petición particular, sino más bien a una decisión ajena a ella. Es categórica y mantiene la misma franqueza que la caracteriza. Asegura que nunca se había gozado tanto su faceta de periodista y politóloga como lo está haciendo en la radio pues, a diferencia de la televisión, "aquí a uno nadie lo está viendo y poco importan el maquillaje y la pinta". Una observación singular para una mujer tan deseada.

Pero ahora comienza una nueva etapa. Desde el lunes de esta semana regresó a RCN, cadena radial en la que dio sus primeros pasos como locutora. Renunció a Caracol el viernes 21 en horas de la mañana porque la propuesta era jugosa y aunque hubo un intento de renegociación, ella estaba decidida.

La salida fue fulminante, tanto que en menos de 24 horas se pasó para la competencia. Ahora trabajará con Alejandro Villalobos, su gran amigo, en La Mega, y estará también presente en El Cocuyo. Golpe duro para su antigua compañía, pues se lleva pautantes y oyentes.

MICRÓFONO EN OFF

Ciertamente, es de pocos amigos, incluso dice que puede contarlos con los de dos de la mano, pues "ellos son la familia que uno elige". Claro, el género cuenta cuando se trata de una personalidad tan arrolladora, pues la rodean más hombres que mujeres, probablemente porque las segundas ven en ella a una mujer desparpajada, frentera y sin pelos en la lengua que puede constituirse en una rival. Sin embargo, esa verdad con la que ha conquistado audiencia, adeptos y admiradores, tiene su precio: "Todo el mundo sabe que hay hombres infieles y mujeres morrongas, pero como yo soy la que lo dice, soy una p...".

AL DESNUDO

Hace algunos meses estuvo en la palestra pública por posar como Jesús en la última cena para una conocida revista. Estuvo en foros, conferencias y dando declaraciones. Fue acusada de sacrílega a indecorosa. Le subió los rubores a un país que se escandaliza fácilmente y hasta algún decano pontificó sobre la pérdida de valores. Ella puso el dedo en la llaga.

Pero lo que nadie sabía era que para Alejandra las fotos no tenían la intención de erotizar una imagen sagrada al mostrar su torso desnudo; es más, cree en Dios y se considera religiosa. En realidad quería era mostrar la cruz que llevan las mujeres: madres solteras y trabajadoras que se enfrentan a condiciones poco equilibradas con respecto a los hombres.

El escándalo pasó y no hay nadie excomulgado, de hecho quienes interpusieron las demandas perdieron la plata del abogado y ella solo lo recuerda con algo de diversión. "Desde que los hombres vieron esa portada, ya no me miran a los ojos" (aún nos preguntamos por qué será...).

Al igual que en las fotografías, Alejandra anda desnuda por la vida. No le da pena decir que ha sido infiel, pero que también perdonó muchos cachos; que no tiene ni idea de cocinar; que no le gusta trabajar con mujeres; que no quiere tener hijos en un mundo tan difícil y que hace un par de años veía el matrimonio con desconfianza.

Le gusta hablar de todo, menos de su vida sexual aunque aclaremos que no era nuestra intención-, es de risa fácil y mirada fume. Al final tirita del frío, sigue hablando, pero con ella siempre queda algo en el tintero. Si bien al no conocerla se puede formar un prejuicio, ella siempre tendrá un argumento y será lo suficientemente hábil como para desvanecerlo.


Las máximas de Alejandra

"Que le valoren a uno su trabajo no por cómo se ve, sino por cómo piensa".

" En este país la gente se escandaliza por lo mínimo".

"Soy un espíritu libre y eso es lo que defiendo".

"A mi no me importa lo que digan, sino quién lo diga".

"Procuro no hablar de todo, sino de lo que sé, o si no improviso con mi sentido del humor, que en mí es natural".

Tomado de la Revista Alo, Edición No.454, 28 de abril de 2006


 
Ella volvió a casa y regresó a RCN, la compañía en la que dio sus primeros pasos como locutora y luego como presentadora, En mayo de este año se anunció el regreso de esta polémica mujer a los micrófonos que la vieron nacer como profesional, por lo que terminó su contrato con Caracol, empresa con la que durante un tiempo había estado trabajando en el programa La hora del regreso, de la emisora La W La propuesta de RCN fue lo suficientemente jugosa como para que Alejandra tomara la decisión y volviera al equipo de la emisora La Mega y del programa El Cocuyo. Como buena hija pródiga, Alejandra retornó a casa.

Tomado de la Revista Carrusel No.1375, 14 de julio de 2006


 

El "pulguero" de la Azcárate

Por Sandra Paola Real

La actriz organizó un pulguero con varias de sus amigas. La idea era replicar la tendencia internacional de realizar un fashion market (mercado de moda) en el que todos los compradores pueden conseguir prendas exclusivas y a mitad de precio durante toda una tarde. 

Bajo la batuta de la actriz y periodista Alejandra Azcárate y de Nanda Arias, siete marcas se dieron cita el fin de semana para ofrecer a los capitalinos un espacio en donde disfrutar la moda y encontrar artículos a la última y a precios económicos. Repitiendo así la fórmula de grandes diseñadores del mundo, quienes se han visto obligados a salir de las pasarelas para dar a conocer sus propuestas de forma más creativa y menos costosa.

Cuchitril (Alejandra Azcarate & Agnes Florence), 7970 (ropa para hombre), Seria Deli (marroquinería y calzado), Entre amores (ropa interior y medias), Turmalina y Durando (Accesorios de Lina Marulanda), Confitura (Vestidos de baño Paulina Marulanda -hermana de Lina-), La Buti (ropa de mujer).

Desde el medio día y hasta las siete de la noche, Alejandra y su combo de amigas atendieron a todos los visitantes que pudieron llevarse accesorios desde 20 mil hasta 150 mil pesos. "Fue impresionante porque asistió mucha gente y todos salieron con paquetes en mano. La verdad es que ha sido un buen experimento y queremos repetirlo. Creo que se trata de presentaciones . mucho más personales de las colecciones y que permiten un trato más cercano entre diseñadores y compradores". ¿Y el próximo? Será a mediados de marzo

Tomado de la Revista ALO, No.525, 6 de marzo de 2009


   

 

 

Descárate con la Azcárate

2013: Regresa Alejandra Azcárate con el stand up comedy más exitoso realizado  por una mujer en Colombia. 

“Con Alejandra asistimos a un espectáculo inteligente… La actriz domina el escenario, su presencia es fuerte, tanto que llena el tablao y nos va envolviendo para dejarnos al final el agradable sabor de la buena carcajada.”  EL TIEMPO, Trasescena. Diego León Giraldo 

Más de 2 millones de personas han disfrutado este espectáculo, convirtiéndose en un fenómeno de taquilla. La única en nuestro país que en una sola función ha reunido más de siete mil novecientas personas. Tres temporadas agotadas en nuestras salas, dos años consecutivos participando exitosamente en el Festival Iberoamericano de Teatro, tres giras nacionales con aforos agotados, funciones agotadas en Miami y la única que no se agota es ella.  

Su éxito gracias a la magnífica respuesta del público y la crítica, la han llevado a ser considerada hoy como la abanderada del género. Un monólogo realista, sarcástico y crudamente divertido que durante una hora y cuarenta y cinco minutos, revela lo difícil que es ser mujer en las distintas etapas de la vida, tocando con acidez el diario vivir de las relaciones de pareja. Un espejo frente al cual más de uno se sentirá identificado a través de la sátira que caracteriza a la actriz. 

Texto gentilmente suministrado por el Teatro Nacional, 2013 


 


 

[AzcAf4752.jpg]
 

 
[AzcAzso01.jpg]

 

http://www.calibuenanota.com/calidemoda/notas/Julio142005/troversia.html