Patricia Maldonado

Actores

Personaje

 


Patricia Maldonado

actriz

   
 

Vea otras imágenes de Patricia Maldonado en ColArte

   
 
 

Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. Como el gato y el ratón (2002) .... Esperanza de Brochero
    ... aka Like Cat and Mouse (International: English title)
  2. Toma de la embajada, La (2000) .... Nurse
  3. "Perro amor" (1998) TV Series .... Rosario Sierra de Santana
  4. Cartas de amor (1997)
  5. Hombres (1996-1997) *
  6. "Aguas mansas, Las" (1994) TV Series .... Sarita Elisondo
  7. La casa de las dos palmas (1991)"Caballo Viejo" (1988) *
  8. "Dos rostros, una vida" (1987) *
  9. "Mi sangre aunque plebeya" (1987) *
  10. "Los cuervos" (1986) *
  11. Tuyo es mi corazón (1985)
  12. Asesinato sin identidad (1985) *
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005

 
 


Desde el día en que la vio Jorge Alí Triana actuando y le aconsejó ser actriz, comprendió que esa era su vida.
«Nunca soñé con ser actriz, quería ser bailarina, pero mi mamá no lo aceptaba porque decía que se me dañaban las piemas y mi figura. Por eso terminé encarretada con el teatro». 

Pero lo que no sabía la mamá era que su hija había encontrado allí lo que buscaba. «El teatro te obliga a trabajar el cuerpo, a hacer creaciones artísticas; allí se baila, se canta, es mi vida. La verdad, yo hago televisión para financiarme el teatro». 

Su vinculación a las tablas se produjo gracias a un hermano que la incentivó a presentarse en su obra y posteriormente a la escuela de teatro. A los pocos meses se convirtió en la mejor actriz nacional del Festival de Cine de Bogotá; luego la mandaron a México y logró el premio como Mejor actriz invitada. «Definitivamente uno nace con lo que tiene, y gracias a Dios, siempre he tenido buena estrella, porque siempre me he montado en los mejores elencos».

PASADO Y FUTURO

De su trayectoria artística en televisión recuerda: Tuyo es mi corazón, lo primero que hizo; La casa de las dos palmas, Las aguas mansas, Cartas de amor y actualmente Perro amor. En teatro recuerda gratamente: El zoológico de Cristo Rey y Monólogo del despecho.

Ahora espera que al culminar las grabaciones de la novela pueda viajar a Cuba y vincularse a la escuela itinerante. «Quiero seguir estudiando teatro, porque la televisión lo va llenando a uno de vicios, las cosas se vuelven repetitivas y uno necesita cambiar e innovar». Por eso lo único que la detiene en televisión es un personaje diferente: «No quiero la misma línea. Por ejemplo, me encantaría hacer comedia, o ser una abuelita; ya no quiero que me busquen como la boba, la despechada, la madre abnegada o la sufrida». Dice que no se parece a Rosario, su personaje, porque, al contrario de ser sumisa con sus hijos, los ha educado con rienda templada y mucho amor. Lo de que las abuelas ayudan a criarlos, tampoco va con ella: «A mis hijos los crié sola». Y mucho menos guardarle fidelidad a un hombre por diez años: «Qué va, nada de eso tiene que ver conmigo».

LAS GRACIAS DE UN MICO

Si Patricia se ha distinguido por algo es por su sentido del humor y por la forma de ver la vida. Se ha casado tres veces y tiene dos hijos: Tatiana Herrán, hija del primer matrimonio y quien ya es casada y madre de una bebé, y Esteban, de 10 años. Pese a los fracasos matrimoniales, aún espera a su príncipe azul, y el que se le mida tendrá que cumplir algunos requisitos. «Yo pondría un clasificado: Esbelta rubia (como gancho), dispuesta al aprendizaje, requiere un
hombre inteligente, full humor, , no neurótico, situación  económica estable, preferiblemente separado y con hijos, porque ya no quiero hijos». 

Hace hincapié en el humor porque su vida se basa en él y hasta se compara con un mono: «Según mi signo, Libra, tengo todas las características del mono, empezando por mi cuerpo y mis movimientos; tengo los brazos largos, vivo en busca de la armonía, me demoro en tomar decisiones, soy terca, pero eso sí, siempre estoy alegre, sonriendo y  haciendo payasadas». Considera que lo más doloroso en su vida es no haber contado con su padre: «Desde que tenía un año, mi papá dejó a mi mamá; sé quién es, a veces lo visito; es un hombre intelectual, periodista, pero la relación es muy fría». De tres hermanos es la única mujer, y aunque no vive en constante unión con ellos y con su madre, lo más importante es que siempre cuenta con una familia. «La clave del mundo es el amor y hay que empezar por la familia».

En estos momentos estudia jazz, flamenco y tango, y cuando tiene tiempo, lee a Neruda o las técnicas del feng shui. «Me encanta trabajar el cuerpo, es muy importante tener una buena imagen, porque la arruga no perdona, la cana no perdona y los años tampoco. Viviendo en constante armonía se llega a la felicidad»

Tomado de la Revista TV y Novelas, No.240, mayo 10 de 1999