Hector Bayona

Actores

Personaje

 


Héctor Bayona

actor

   
 

 

   
 
 

Fundador del Teatro Libre de Bogotá, donde ingresó después de estudiar en la Escuela Distrital de Arte Dramático.

Entre los principales personajes que ha interpretado en el grupo están: Zape en "Un Pobre Gallo de Pelea", El Maestro en "La Madre", Don Alfredo en "Los Inquilinos de la Ira", El Mocho en "La Huelga", Benigno Sampués en "La Agonía del Difunto". desde su estreno en 1977, Gloucester en "El Rey Lear", Thomas Putman en "Las Brujas de Salem", El Estudiante Sopista en "Farsa y Licencia de la Reina Castiza", Henry~Macy en "La Balada del Café Triste", el Director de la Compañía en "Seis Personajes en Busca de Autor", El Rata en "Un Muro en el Jardín", El Maestro de Filosofía en "El Burgués Gentilhombre", El Rey Duncan en "Macbeth", Soto en "Sobre las Arenas Tristes", Inspector en "La Llamada Fatal" (TV). Blanford en "Oroonoko" y Frederick en "Entretelones". Asistente de Dirección en "Un Fénix Demasiado Frecuente". En 1986 y 1987 diseñó las escenografías de "Extraña Pareja" y "El Ultimo de los Amantes Ardientes" para el Teatro Nacional.

Es miembro del Consejo Artístico del Teatro Libre.

Tomado del folleto Teatro Libre, un gran teatro para todos, 1988


 
   

Héctor Bayona le pone su cara a Dostoievski

El actor es uno de los protagonistas de la trilogía delTeatro Ubre sobre las obras deí autor ruso, que dirige Ricardo Camacho.

por Yhonatan Loaiza Grisales

Lo más importante es el personaje, no el actor. Esa es la filosofía de Héctor Bayona, miembro fundador del Teatro Libre y uno de los intérpretes más experimentados de la escena colombiana.

Hector Bayona, actor de teatroBayona ha aplicado esa corriente de pensamiento en textos de decenas de autores, desde colombianos como Esteban Navajas y Piedad Bonnett, hasta grandes clásicos como Shakespeare y Moliére. Ahora, su método se enfoca en El idiota, primer título de una trilogía de adaptaciones del Libre sobre novelas del escritor ruso Fiódor Dostoievski, que se está presentando en la sala del centro, de Bogotá.

"Trato de que sea el personaje el que hable. Trato de prestarle mi cuerpo con todas mis facultades para que él se exprese", asegura el actor, que en esta obra, dirigida por Ricardo Camacho, interpreta a Lébedev, amigo del protagonista, el príncipe Mishkin.

Después de esta pieza, la saga Dostoievski continuará con Los hermanos Karamazov y Crimen y castigo. Para Bayona, el gran mérito de este ciclo -complementado por Los demonios, que no se presentará en esta temporada- son las versiones teatrales que Camacho y Patricia Jaramillo crearon a partir de las novelas del escritor ruso.

"Hicieron unas adaptaciones que a mí francamente me parecen geniales, en el sentido de que recogen lo fundamental de cada una de estas novelas, que son de mil y pico de páginas y tienen una cantidad impresionante de personajes", asegura.

Esta serie de obras es una de las empresas más arriesgadas que ha emprendido el Libre en los últimos años. Pero el grupo, como bien apunta Bayona, está acostumbrado a los proyectos complejos.

"Ricardo siempre nos ha planteado unos retos grandes. La primera vez que se hizo una obra de Shakespeare en el Teatro Libre (El rey Lear, en 1979) fue un proyecto magno para la época. La orestiada (adaptación de la trilogía de Esquilo, estrenada en 1999) también fue monumental", agrega.

Trabajo en las tablas

Han pasado más de 40 años desde que Bayona se subió por primera vez a un escenario. Pese a toda la experiencia que ha acumulado en ese lapso, el artista, de 64 años, dice que es "un actor que necesita de un director".

"La visión general de la obra es clave. Uno está inmerso en su personaje y en las relaciones con los otros, pero es necesario que esté el ojo afuera, que tiene la visión totalizadora", afirma.

En su caso, en la mayoría de las obras ‘el ojo afuera’ ha sido Camacho. El director dice que tiene una relación casi marital con Bayona: "Nos comunicamos con la mirada". El intérprete, por su parte, destaca el rol que ha tenido Camacho sosteniendo el Libre, que este año está celebrando cuatro décadas de fundación.

"Al frente del Libre hay un líder, un hombre con carácter, con una cultura muy vasta, que ha contado también con un grupo de gente que ha entendido la función del arte en un país como este", asegura Bayona.

En el marco del aniversario del Libre, que depara, entre otras, el remontaje de su versión de La orestiada, Bayona aprovecha para hacer un balance sobre el trabajo del artista en Colombia. "Hay que luchar todo el tiempo contra la frivolidad, contra el deseo de la fama. Me parece que hay que tener pasión por el arte", concluye.

Tomado del periódico El Tiempo, 6 de septiembre de 2013 



Fundador del Teatro Libre. Con el grupo actuó obras Un pobre gallo de pelea, La verdadera historia de Milcíades García, La madre, Los inquilinos de la ira, La huelga, La agonía del difunto, El rey Lear, Las brujas de Salem, Farsa y licencia de la reina castiza, Los andariegos, La balada del café triste, Seis personajes en busca de autor, Un muro en el jardín, El burgués gentilhombre (en su primera y segunda versión), Macbeth, Sobre las arenas tristes, Oroonoko, Entretelones, Lope de Aguirre, El pelícano, Jacobo y su amo, Almas muertas, Noche de epifanía, Entremeses, Que muerde el aire afuera, La Orestiada (en sus dos versiones), El encargado, Pequeño negocio de familia, Las preciosas ridículas, Crimen y castigo, El idiota, Los hermanos Karamazov, Los demonios, Divinas palabras, La boda de los pequeñoburgueses y Marat/Sade. Héctor Bayona dirigió para el Teatro Libre La vida es sueño, Las convulsiones y American Blues. Profesor de Actuación e Interpretación en la carrera de Arte Dramático de la Universidad Central en convenio con el Teatro Libre y director del Grupo de Teatro de la Universidad de los Andes.

Tomado de http://www.teatrolibre.com/#!hector-bayona/c1jp5