Lucero Galindo

Actores

Personaje

Ver sección completa  Ver sección completa


Lucero Galindo
Luz Helena Galindo

actriz

   
 

Vea iconografía de Lucero Galindo en ColArte

   
 
 
Actriz - filmografía
  1. La vida es maravillosa (2005) - obra de teatro
  2. Luzbel está de visita (2001)
  3. Tan cerca y tan lejos (1999) *
  4. Un largo camino
  5. Fiebre (1993) *
  6. Ana de negro (1991) *
  7. Herencia maldita (1990) *
  8. Zarabanda (1989) *
  9. Calamar (1989) *
  10. Hojas al viento (1988) *
  11. Corazón de fuego (1986) *
  12. Los cuervos (1985-1986) *
  13. Siempreviva(1985) *
  14. El bazar de los idiotas *
  15. Las voces del silencio (1983) *
  16. Gracias por el fuego (1982)
  17. Padre por accidente (1981)
    ... aka Father by Accident (1981)
  18. La tía Julia y el escribidor (1981) *
  19. El gallo de oro *
  20. El virrey Solis *
  21. Una mujer de cuatro en conducta (1980) *
  22. Kundry (1979) *
  23. La abuela *
  24. El caballero de Rauzán (1978) *
  25. Almas malditas *
  26. Gabriela (1977) *
  27. Manuela (1976)
  28. Recordarás mi nombre *
  29. La mala hora (1975) *
  30. Antón García *
  31. La Voragine *
  32. La enemiga (1974) *
  33. Caminos de gloria (1973) *
  34. El alferez real *
  35. La perla (1972) *
  36. Estafa de amor (1971) *
  37. El hombre de negro,

Actriz - participaciones en seriados y varios: *

  1. Teatro Popular Caracol
  2. El tribunal de la historia
  3. Caso juzgado
  4. Dialogando
  5. Historia de amor

.

 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
* Datos gentilmente suministrados por el periodista Fernando Sarmiento, 2005, de Barranquilla

 
 


La villana de ojos verdes

por Diego León Giraldo
subdirector de televisión, El Tiempo

"Con mi aspecto, yo no puedo hacer la carita de buena"; dice Lucero Galindo y el verde de los ojos se le vuelve más intenso. Ella, que fue una de las antagonistas preferidas de los años 70 y parte de los 80, conserva la voz clara y potente con la que hizo tantos comerciales en TV y radio, pero ahora vive de las nostalgias de sus épocas de gloria pues poco la llaman a trabajar.

"Hice unos capitulitos en Pasión de gavilanes", cuenta y no puede ocultar algo de molestia. Es que, después de tantos años y de ser una de las más solicitadas de la pantalla, cuando la convocaron no solo le tocó presentar casting sino que después, a ella y a Ana Mojica -otra grande de la TV- les dijeron que las necesitaban para hacer de extras.

Lucero tuvo que aceptar por falta de plata, aunque le hubiera gustado decir que no. Y así apareció; en una de las fiestas de 1a telenovela, haciendo bulto pero con uno que otro parlamento. .

En Luzbel está de visita, hace dos años y medio, fue su último gran trabajo. Allí tuvo 80 capítulos, como la dueña de una finca.

En 1969, cuando uno de los galanes del momento, Ugo Armando, estaba montando un café concierto, su amigo Oscar de Moya (también actor y que ahora vive en Miami) le endulzó el oído para que se metiera a actuar. Lucero conoció a Aldemar García a Bernardo Romero Pereiro (que entonces era Bernardito), a Judy Henríquez (de la que fue contra parte en varios me lodramas como Un largo camino) y a otra gente de la TV. El encanto surtió efecto y renunció a su trabajo de una entidad del gobierno para ser actriz.

Hoy, con 64 años, aunque reconoce que disfruta del cariño de la gente, cree que tendría una vida mejor si no hubiera dejado el dibujo arquitectónico. "Me fue bien, pero no pude ahorrar pues no nos pagaban las sumas de hov. había solo para comer".

Para completar, hace 15 años .sufrió una enfermedad que le borró la memoria. Gastó lo poco que tenía. Hoy está recuperada, con la vitalidad y alegría que la han caracterizado, pero vive gracias a. que su hermana Magdalena los sostiene a ella y a su hijo, Andrés, de 21 artos, que estudia ingeniería de sistemas. Lucero, una de las malas preferidas, siente que tiene mucho para dar. Lo único que espera es seguir disfrutando del oficio que se le convirtió en la vida hace 35 años.

Tomado del periódico El Tiempo, 9 de junio de 2004


 
LUCERO GALINDO

En 1969 hizo su debut en la pantalla chica con un comercial de crema para manos, por sus ojos verdes de intenso mirar y su voz entre dulce y grave, empezaron a darle papeles antagónicos. En varias telenovelas, como Un largo camino, fue la contraparte de Judy Henríquez. Estuvo también en El hombre de negro, El caballero de Rauzán y Luzbel está de visita.

Tomado del periódico El Tiempo, 11 de junio de 2004


 


El intenso verde de sus ojos la hacía resaltar entre las bellas de los años 70 y 80. También su voz clara y fuerte y una notable maestría para interpretar personajes antagónicos. Se convirtió en actriz en 1969, cuando, tras una invitación del actor Ugo Armando, dejó un trabajo que tenía en una entidad del gobierno. Hizo importantes papeles y a sus 64 años lamenta que con su amplia trayectoria tenga que hacer castings para participar como extra en distintas producciones.

Tomado de la Revista Semana No.1175, 8 de noviembre de 2004


 


Mi cuento

El próximo 4 de octubre Lucero Galindo cumplirá 53 años, de los cuales ha dedicado 25 a la televisión. Es recordada por los televidentes, en los últimos años, por sus papeles en Zarabanda, Calamar, N.N., Bendita mentira y en el espectáculo musical La jaula de las locas. En 1989 tuvo un receso de ocho meses en su vida artística, ya que perdió totalmente la memoria debido a un error médico.

Comenzó a actuar desde muy joven haciendo teatro con El Pequeño Parnaso, un grupo de actores, poetas y sacerdotes que montaban obras y las presentaban en el Teatro Colón. En este grupo se encontraban Carlos De la Fuente, Silvio Angel y Aldemar García. Por ellos, Lucero se inició en la televisión, ya que le presentaron a Bernardo Romero Lozano, el primer director de televisión que hubo en Colombia. Para ingresar tuvo que realizar varias pruebas, entre ellas decir un parlamento e interpretarlo en forma de drama, comedia y tragedia. Fue así como consiguió su primer papel, en 1969. A los seis meses de haber entrado a este medio de comunicación, que apenas había nacido en el país, coprotagonizó Estafa de amor, al lado de Judy Henríquez.

ARTISTA DEL AÑO

Su carrera empezó a crecer de forma vertiginosa. En 1975 protagonizó La vorágine. "Ha sido el papel más importante de mi vida, porque no sólo actué, sino que canté música llanera y bailé joropo, bajo la dirección de Julio César Luna y al lado de Mariela Hijuelos". Ese mismo año obtuvo un premio muy importante que le otorgó el periódico El Tiempo por ser la artista del año. Papeles en Recordarás mi nombre, La feria de las vanidades, El caballero de Rairzán, Almas malditas y La abuela fue lo que siguió en su carrera artística.

Luz Helena Galindo, como se llama en realidad, continuó a partir de 1979 y hasta 1989 en diferentes producciones de televisión como El virrey, Los cuervos, El Fercho, Zarabanda y Calamar. Estando en esta última, debió abandonar su carrera como actriz.

"SE ME OLVIDO HASTA FUMAR"

A finales de 1989, cuando actuaba en Calamar, se desapareció de un momento a otro y nadie supo de ella durante tres días. Varias personas de Caracol la visitaron en la Clínica Marly, donde se encontraba, pero ella no los identificó, a pesar de que había trabajado con ellos desde hacía ocho meses. "Fui a la clínica para que me realizaran un examen en el estómago, porque algo no funcionaba bien. Pero yo no sabía que sufría de la tiroides, y tampoco los médicos, que nunca lo averiguaron. Hicieron el examen con anestesia general y eso afectó totalmente mi memoria. No sé los términos técnicos ni las razones científicas por las que sufrí esa pérdida, sólo sé que cuando desperté no recordaba ni siquiera que tenía un hijo. Se me olvidó hasta fumar, después de que me fumaba tres paquetes diarios. Entonces, tuve que aprender absolutamente todo. Aprendí a hablar, a lo que me ayudó una monja llamada Carmen, quien estuvo conmigo en ese proceso durante tres meses. Mi hermana también me colaboró y todo el gremio siempre me apoyó. Gracias a Dios pude salir adelante. Me sirvió ser locutora de radio y haber leído muchos libretos, porque tengo memoria fotográfica".

Después de tres meses, en enero de 1990, Bernardo Romero Pereiro llamó nuevamente a Lucero para que continuara con su papel en Calamar. "Pensé que no iba a ser capaz, pero puede más la fuerza de voluntad. Mis compañeros me ayudaban a aprender la letra. Todos tu vieron mucha paciencia conmigo. Así lo logré".

Lucero nunca entabló demanda contra la clínica, porque consideró que fue un error médico involuntario.

VOLVER A EMPEZAR

La actriz tuvo que comenzar su carrera actoral a partir de ceros. Desde entonces, en 1990, realizó papeles en televisión en NN. y Bendita mentira y en el espectáculo musical La jaula de las locas. Ahora se dedica más a hacer la voz de varios comerciales colombianos. También doblo la voz de Joan Collins en ¿Alguien reportó un fuego? "Sé que la época de racionamiento ha afectado a muchos actores, pero también sé que la actuación es mi vida", concluyó diciendo·

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 48, 31 de agosto de 1992


 

   

in memóriam Lucero Galindo

Una gran antagonista

La actriz colombiana tuvo una prolífica y amplia carrera en la pantalla chica y el teatro. Murió de un infarto el pasado domingo, 13  de enero de 2013.

"Una de las grandes enseñanzas que deja a los nuevos actores y a las personas que se consideran estrellas es que no solamente ese nombre de estrella es importante, sino una persona que toma su papel con responsabilidad y estudio para su realización posterior", afirmó ayer en Radio Nacional Fabio Camero, actor colombiano, sobre su amiga Lucero Galindo, quien fuera todo un icono de la pantalla nacional durante las décadas de los 70 y los 80. La actriz murió el domingo a los 73 años debido a fallas cardíacas.

Galindo, quien se destacaba por su belleza, su talento, su habilidad para interpretar y su presencia actoral, participó en más de 40 producciones como actriz, entre las cuales se cuentan Luzbel está de visita (2001), Fiebre (1993), Ana de Negro (1991), Calamar (1989), Los Cuervos (1985), La tía Julia y el escribidor (1981), La abuela (1979) y La vorágine (1974). Antes de llegar a la televisión, había trabajado en el teatro y en radioteatros.

Su voz, que tenía la particularidad de ser dulce, grave y algo ronca al mismo tiempo, debido al cigarrillo, y su mirada intensa de ojos verdes, la llevaron por el camino de los papeles antagónicos.

Como suele pasar en el mundo del entretenimiento, donde la juventud y la belleza pesan más que la experiencia, Galindo recibió muy pocas ofertas en los últimos años, aunque hizo pequeñas apariciones en telenovelas como Pasión de gavilanesy Tu voz estéreo. Su distancia de la pantalla también se explicaba por la pérdida de la memoria debido a un error médico, lo que le impidió aprenderse sus parlamentos por un largo período de tiempo.

Galindo será recordada por tomarse su oficio como la vida misma. Sus interpretaciones, tanto en papeles protagónicos como secundarios, le dieron, sin duda, un lugar en la historia de la televisión nacional.

Tomado del periódico El Espectador, 15 de enero de 2013