Alvaro, El hombre caiman Lemmon

El Plato, Magdalena

Actores, Presentadores (Humorista, cuentachistes, El Hombre Caiman)

Personaje

 


Alvaro Lemmon
el Hombre Caimán

actor, presentador cómico, cuentachsites

   
 

 

   
 
 
Actor - filmografía
(2000s) (1980s)
  1. "Amor a Mil" (2001) TV Series .... Jesus McKenizie
  2. "Gallito Ramírez" (1986) TV Series .... El Capi Capi
  3. "El siete mujeres", actuacion especial (1985) *
  4. Sábados felices (1979/2005) *
     
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barraquilla, 2005

 
 


 


  Hace 14 años, "El Hombre Caimán" llegó con su guitarra al hombro a los estudios de Caracol, con la .única ilusión de contar un chiste para que lo vieran por televisión sus paisanos de El Plato (Magdalena). Eché chistes porque quería que me vieran en mi pueblo, y me fui quedando ahí". Antes de sobresalir como hurnorista, a los 8 años, Alvaro Lemon había sido cantante del grupo de Manuel Saumet. Años más tarde estuvo en la orquesta de Pacho Galán, de donde pasó a las agrupaciones de Nuncira Machado y Dolcey Gutiérrez.

Estudió canto en Barranquilla y hace unos meses lanzó su primer larga duración, con temas de éxito que estuvieron en los primeros lugares del Carnaval de Barranquilla. "Escribo todo el tiempo. Elaboro los libretos de cuatro secciones: los ladrones, Los corromboys, la familia costeña y los costeños. Amanezco hasta las 2 de la mañana escribiendo libretos. Además hago fisico culturismo". Como es un grupo de humoristas y mamadores de gallo, las anécdotas no faltan. Un día -del cansancio- se quedó dormido en la grabación con los libretos en la mano, y cuando menos pensó se habían convertido en una hoguera. Alguien del elenco les prendió fuego.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 037, 30 de marzo de 1992
 
 


"Soy mensajero de la Virgen"

Su padre abandonó la familia cuando Alvaro Lemmon tenía 7 años. Entonces, para ayudar a su mamá y a sus tres hermanos, vendía arepas en la calle, mientras dormitaba en la noche tratando de entender palabras, sumas y restas en un colegio. "Por eso, a los 12 años era aburao (pequeño de estatura para su edad). Alvaro no se queja. Dice que esa fue su primera prueba en la vida. ¿Por qué le tocó a él? "¡Dios me dio tanto! Era bueno con la guitarra, con la palabra, alegrando a los demás" Cerca de 50 años después de no saber nada de Alfredo, su padre, le comunicaron que estaba entre las posibles víctimas del huracán Katrina (2005), en Nueva Orleans, Estados Unidos. Alvaro rezó por su alma y después le dijeron que el señor había aparecido vivo sobre el techo de una casa. "Pero siguió siendo ingrato porque jamás buscó a su familia" dice el humorista. Luego de muchas vueltas, hoy, a los 85 años, su padre vive en Plato, Magdalena, el lugar de origen de Alvaro. "Jamás hemos tenido una relación de padre a hijo. Que Dios le pida cuentas, yo jamás lo haré. Su madre, Silvia Ballestas, murió hace 12 años, y de ella recuerda el pedaleo de su máquina Singer en las noches, con la que se ayudaba económicamente, además de dictar clases en una escuela. "También tengo en la memoria las dos veces que le conté mi experiencia con la Virgen de la Candelaria, la imagen de la iglesia de Magangué, donde vivíamos. Le dije que la vieja historia de que movía los ojos y los aretes era cierta, porque yo la vi. Me creyó y el secreto quedó entre los dos. La segunda fue cuando encontré una piedra con el rostro de la Virgen y sólo ella la veía. Los demás decían que no había nada. Aunque perdió su tesoro años después, a la piedra le adjudica un milagro con uno de sus hijos (hoy de 38 años), quien sufría una extraña enfermedad y, con solo tocarla, 24 horas después se recuperó. El año pasado, su hijo menor estuvo en estado de coma. "Esa vez fue Cristo. Me acosté rezándole, pensando en una señal de Él, y se me apareció.

Al día siguiente, el médico me dijo que había sucedido un milagro.

UN ELEGIDO

A Lemmon no le importa que muchos piensen que está medio loquito cada vez que habla de sus apariciones y milagros. "Por el contrario, me satisface ser un mensajero de Cristo o de la Virgen. Pienso que son más las personas que me creen que las escépticas" Otra pérdida lo marcó: fue la de un hermano menor que murió de Parkinson; reconoce que no llevó una buena vida. "Le gustaban todos los vicios, y la vida le pasa la cuenta a cada cual. Siento pesar por las personas que no pueden dominar sus vicios y dilapidan toda su energía y el tiempo que deberían compartir con su familia.

¿Acaso tú no tienes vicios? "Jamás he tomado o fumado. Reconozco que mi vicio son las mujeres bonitas. Por eso he tenido muchas vicisitudes en la vida. Por una mujer casi pierdo la vida. Debí separarme porque estaba a punto de enloquecer" Este caimán, que no está en vías de extinción, encontró su camino y seguirá dando felicidad en televisión, no solo los sábados sino cuando alguien se lo pida. "Jamás me niego a dar alegría, así me toque atravesar el país para hacerlo.

Tomado de la Revista TV524, 6 de diciembre de 2008