Carlos Pinzon

Presentadores

Figura Humana

 


Carlos Pinzón

presentador

   
 

Vea otras imágenes de Carlos Pinzon en ColArte

   
 

Presentador - trayectoria
  1. Teleton (2010)
  2. Golazo Fruco
  3. Telestrella
  4. Domingos circulares
  5. El Club de la TV
  6. Teletón (1980-1995)
  7. El precio es correcto
  8. Parada de éxitos
  9. Usted vale lo que pesa
  10. Esta es su vida,
  11. Viaje a las estrellas
  12. Hit Parade
  13. Monitor (1950s)

 

 
  Datos parciales suministrados por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005
 
 
Carlos Pinzón es uno de los pioneros de la televisión colombiana.  Presentador inolvidable.

Se recuerda su presentación de las reinas de belleza, particularmente de Luz Marina Zuluaga, elegida Miss Universo 1958.

Organizó varios Teletón para recoger fondos para los discapacitados físicos y creo la Institución .

Como locutor y director de programas se hizo famoso por su devoción por la música clásica, especialmente por Ludwig van Beethoven


 
   

Así empezó

La primera vez que recibió un pago por su trabajo fue en los años cincuenta. En esa época se desempeñaba como despachador de la Droguería Franco Inglesa en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, y tenía un salario de diez pesos. Luego, en el año 51, de regreso a Colombia, ingresó como apuntador y actor en la compañía de Baus Calero. En su juventud se ganó la fama de seductor y el mote de "Mister Promociones", porque vivía organizando eventos. Hace cuarenta años era el muchacho que ponía a bailar merecumbé y rock and roll a todos los colombianos. El lanzó a varios artistas de la nueva ola. Siendo disc jokey de Mil Veinte, escaló posiciones como presentador, locutor y director de programas de radio y Tv. Actualmente es toda una institución.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 025, 14 de octubre de 1991


 
 


Las campañas no las hago solo

por Luz Stella Tocancipá

-¿En dónde cree que está la solución a los problemas o cuál es? 

-No la encuentro.

-¿Usted sí cree que con el tipo de campañas que organiza se pueden solucionar los problemas?

-No creo, porque las campañas son muy bonitas, pero de agua tibia.

iUsted que todos los días tiene contacto con el pueblo colombiano no lo encuentra sufrido?

-Sí, sufrido, pero esperanzado todavía.

 -¿No cree que muchas personas centran en usted esa esperanza de que habla y en determinado momento lo endiosan?

-La gente no ve una esperanza en el Club de la Televisión y desgraciadamente ve en este programa mucho más de lo que es y ahí es donde juega la impotencia que conlleva a decirles que ante muchos problemas no podemos hacer nada, aunque muchas veces logramos esperanzarlos. Pero, la mayoría de la gente tiene conciencia de lo que el Club de la Televisión puede hacer por ellos.

-¿No cree que usted está fomentando ese conformismo que en los colombianos ha existido desde hace muchos siglos atrás?

-No pensamos si estamos fomentando el conformismo. Pensamos que estamos siendo útiles.

-¿Cuál es la gran virtud que encuentra en la gente que usted ayuda?

-La bondad.

-¿Y cuál el gran defecto?

-El conformismo.

-Usted que es un hombre privilegiado, ¿no se ha sentido derrotado para continuar ayudando?

-Muchas veces uno se siente derrotado, pero sigue luchando. Eso lo aprendí de mi padre que era un hombre muy importante, muy inteligente y muy pobre. Yo sí soy un privilegiado porque tengo una casa que pago a plazos, un carro, estoy restaurando una casa en Zipacón y tengo un bello hogar.

-¿Cuál es su gran afición?

-Hace once años dejé el licor, desde hace 25 el cigarrillo y mi única "goma" es la música clásica. Pero para eso tengo que hacer sacrificios y también programarme.

-¿Qué es realmente el Club de la Televisión?

-Nada excepcional dentro de la sociedad. Es un programa sin aspiraciones. No es un espectáculo de T.V. Pretendemos hacer un programa en el que se logre un equilibrio entre servicio y distracción.

Indiscutiblemente Carlos Pinzón es el único hombre de la T.V. que se ha preocupado por aliviar en parte los problemas de la gente de escasos recursos. Pero esto no nació con la campaña para los damnificados de Nicaragua, ni con la de los afectados por el invierno, ni con la de regalar becas a aquellos que quieren estudiar. Porque desde hace 25 años Carlos Pinzón comenzó a hacer servicios sociales a través de la radio. Hizo que Colombia pudiera participar en las primeras olimpíadas en Australia, luego en Tokio y realizó la primera vuelta infantil a Colombia, cuando Alvaro Pachón era un niño. Durante 17 años hizo la campaña para el instituto Franklin Delano Roosevelt y desde hace siete años tiene el Club de la Televisión, desde donde los servicios que ha prestado son incontables al igual que las cartas de agradecimiento que todos los días recibe.

En EL PAREDON, al igual que a través de la pantalla chica, fue muy honesto y nos habló del Carlos Pinzón que también tiene problemas, que siente y que en realidad le preocupa la miseria y la angustia de nuestro pueblo, pero que él de una a otra forma ha contribuido a aliviar en parte.

-¿Por qué hace campañas sociales para aliviar a los necesitados?

-Porque considero que es una obligación, pero no soy yo solo el que hace las campañas, porque cuento con la ayuda de R.T.I., con la de mis compañeros y con la de las entidades, pero generalmente me llevo solo los méritos.

-¿Realmente ustedes están solucionando problemas?

-Ante los grandes problemas que tiene nuestra sociedad lo que hacemos es una cosa minúscula.

-¿Usted no considera que el hacer este tipo de campañas es "alcahuetearle" al Estado lo que a él le toca hacer?

-Todos debemos ayudarle al Estado y por ejemplo "Compartir" lo integran empresas privadas encabezadas por Micheisen, Ardila Lulle, etc., que preten en ayudarle al Gobierno para solucionar en parte los problemas de la gente.

-¿Cuál ha sido la manifestación más linda que la gente ha tenido con usted?

-El espectáculo de la Media Torta ha sido lo más bello. Asistió un gran número de personas y llegaron hasta colgarse de los árboles. Allí no se iba a regalar nada, simplemente se iba a celebrar un aniversario.

-¿Cuál ha sido el problema más grave que usted ha presenciado dentro de la comunidad?

-Lo de las inundaciones ha sido el problema más serio. Claro que todos los días conozco problemas de personas que necesitan de una gran ayuda.

-¿A qué se debe que las personas que colaboran con sus campañas son en su mayoría de escasos recursos y la empresa privada?

-No nos hemos podido explicar ese fenómeno, no sé si no encuentran el mecanismo o qué. Pero el porcentaje casi siempre que se hace presente para prestar ayuda es generalmente del 90 por ciento de gente humilde.

-¿Usted está de acuerdo con eso?

-No y quisiera que todos participaran. Pero esta gente que responde al Ilamado es porque sabe qué es tener un gran problema y por eso inmediatamente se moviliza así esté lloviendo. Porque en ellos existe una gran sensibilidad social.

-¿Quién le ayuda a realizar las campañas?

-Primero que todo R.T.I. que me da absolutamente todo to que le pedimos. Está la presidenta que es Teresa Morales de González, la directora del servicio social, Blanquita Michelsen de Caballero; Alicia de Charry; la subdirectora; Esperanza Castro, la secretaria, los asistentes que son Helena Suárez, Pedro Acero y Horacio Parada, además la Cruz Roja, la Policía Nacional, la comunidad, etc.

-Personalmente, ¿de qué ha tenido que desprenderse usted para ayudar a la gente?

-No son muchas las cosas de las que yo me tengo que desprender, pero la labor mía está en la pantalla.

-¿Desde qué año comenzó a entregar becas?

-En el año 73 se hizo la primera entrega de becas. El año pasado entre gamos 13.500 y este año 15 mil.

-¿Cómo encuentra el problema de la educación en Colombia?

-Como todos los problemas dramáticos.

-¿Usted quién es al entregar las becas?

-Somos unos intermediarios. Estas becas nos las dan los colegios que cumplen con una obligación y que tienen buena voluntad, nosotros las canalizamos.

-¿Usted no se ha llegado a sentir impotente al ver tanto problema que no se soluciona?

-Todos los días me siento impotente porque nuestra capacidad es mínima.
 
-¿Con qué partido político comulga?

-No comulgo.

-¿Cuál cree que sea el mayor problema que existe?

-El problema está planteado. La necesidad de que se acorte la brecha, pero los resultados no se ven. Tal vez con "Compartir" o con "La solidaridad por Colombia" se logren canalizar los intereses para que se logre cerrar la brecha, para que unos no tengan tanto y otros tan poquito o nada.

Por Luz Stella Tocancipá
Tomado de la Revista Hit No. 143, 8 de enero de 1980


 
 


80 años de Carlos Pinzón:

Como hombre de radio y televisión, ha hecho de todo: narró la llegada del hombre a la Luna, entrevistó a Mao Tsé Tung, cubrió el Reinado Nacional de la Belleza y fue director de Caracol Radio y de Radio Cadena Nacional (RCN).

En televisión dirigió y presentó programas como El precio es correcto, Parada de éxitos, Usted vale lo que pesa, Esta es su vida, El club de la televisión y Telestrella. Pero su prioridad han sido las campañas sociales: recolectó dinero para que los deportistas colombianos participaran en las Olimpiadas de Melbourne (Australia) y Tokio (Japón), y, sin duda, la más recordada es la Teletón, que organizó desde 1980 hasta 1995 y que se convirtió en un programa de televisión que duraba más de 24 horas seguidas al aire. Por su gran obra profesional y social, ha recibido más de 20 premios y homenajes, entre ellos el que le acaban de dar la Fundación Santillana, la Universidad de la Sabana y el Círculo de Periodistas de Bogotá, por cumplir 80 años de vida.

Tomado de la Revista TV y NOvelas No 496, 3 de noviembre de 2007


 

El es historia de la radio y la tv
por Sofía Gómez G.

Carlos Pinzón se puede pasar la tarde mirando por una de las ventanas de su apartamento, en el piso 21 de una torre en el Bosque Izquierdo (centro de Bogotá), estratégico punto que ofrece una vista de la ciudad de casi 180 grados. Leyenda viviente de la radio y la televisión colombiana, su nombre ha vuelto a la actualidad noticiosa porque esos mismos medios recordaron, en días pasados, la transmisión de la llegada del hombre a la Luna, transmisión de la que él fue protagonista.

Su timbre de voz está intacto, aunque a los 82 años "la memoria falla", dice. Pero, sus comienzos en la radio permanecen en su cabeza. Cuando tenía 17 años, y por influencia de su hermano mayor Julio Eduardo, que ya era locutor, ingresó a Emisoras Nuevo Mundo (ahora Caracol), donde compartió con Cecilia Fonseca de Ibáñez, Gabriel Muñoz López, Julio Nieto Bernal y José Alarcón Leal.

"A mediados de los 50, nos inventamos Monitor, que duraba cuatro horas y tenía corresponsales en varias partes del mundo", rememora.

Mientras hoy ameniza su vida tranquila con las composiciones de Beethoven -y algunos boleros de Lucho Gatica colados en la lista de reproducción de su iPod-, Pinzón vibra al revivir uno de sus episodios radiales más emocionantes y con tintes de odisea. "Me invitaron a China a entrevistar al líder comunista Mao Ze-dong (sic), cuyo gobierno cumplía diez años. Era 1960 y no existían grabadoras; la única que había me la prestó la Embajada de Estados Unidos... Solo tenía un pequeño inconveniente: ¡había que darle cuerda cada dos minutos! Ya te imaginas el encarte".

Su imagen, como el público la recuerda -elegante, con bigote recortado y cabello negro perfectamente peinado-, se hizo familiar en los años 60, cuando saltó a la incipiente televisión en Colombia.

Todo empezó a raíz de sus encuentros, en el Grill Europa, con Fernando Gómez Agudelo, el pionero de la televisión en el país. Este se convirtió en su mejor amigo y fue su jefe en RTI. Con su apoyo, encabezó transmisiones como la del hombre en la Luna y las Teletón, que se realizaron durante 15 años.

"Lo primero que presenté fue un programa musical, que se llamó Hit Parade, a la manera pobre y muy nuestra", dice. Después vinieron los Domingos circulares, que durante seis horas intercalaban venta de. automóviles, música en vivo y series famosas, como Viaje a las estrellas.

"Curiosamente, nunca fui a los viajes que promovía, para que la gente no dijera que los organizaba por eso", asegura, con nostalgia Pinzón, mientras se toma un café.

Se refiere a las campañas que hacía a través de El club de la televisión y en la Teletón, esta última para recoger dinero destinado a ayudar a personas con discapacidad.

La primera vez que la hizo fue en diciembre de 1980 y la última, en 1995. "Una vez, Gabriel García Márquez llamó a decir que donaba 100 mil pesos porque no íbamos a llegar a la meta, pero pidió que no dijéramos su nombre. Cinco minutos más tarde estaba yo al aire diciendo que el Nobel de Literatura nos acababa de donar plata. Él se puso furioso, pero eso empujó al público".

Vivo absolutamente feliz

Haciendo una pausa en las anécdotas, observa sus manos, que reflejan el paso del tiempo y en las que luce con orgullo el símbolo de su amor por Helena, la mujer con quien ha compartido los últimos 26 años de su vida.

Con los ojos aguados y la voz entrecortada, este hombre de medios, con más de 60 años de experiencia, recuerda a sus hermanos, que junto a él presentaron varios programas.

"No añoro nada del pasado. Hice televisión y radio hasta cuando quise -comenta-. Lo último fue un programa de música clásica en la Radio Nacional, que se emitió por 23 años. Un día me levanté y dije: Ya estuvo bueno. Ahí se acabó". Los únicos compromisos que Pinzón tiene son sus tres hijos y siete nietos, además de asistir a las juntas de la Fundaciones Teletón y Compartir (que da vivienda a personas de escasos recursos), de las cuales es miembro. "Vivo absolutamente feliz", concluye este hombre que, en varios lugares de su apartamento, luce algunos reconocimientos que le han otorgado, como la India Catalina a toda una vida, la Cruz de Boyacá y el premio a las glorias de la televisión.

Entre el arte y la música clásica

Los cuadros de Ornar Rayo, Rafael Penagos y las pruebas de Dalí que cuelgan en su apartamento le recuerdan a Pinzón otra de sus pasiones: el arte. La Galería Diners de hoy fue en sus inicios la Arte Independencia, estuvo al lado del parque del mismo nombre y la fundó Pinzón. "Lo dejé porque es un negocio muy caro", comenta. Una de las exposiciones inolvidables que hizo fue la de los 25 años de vida artística de Femando Botero, en 1976. "No pude vender ni un cuadro, porque todos eran prestados", recuerda. El otro punto clave de su sala es la discoteca, en la que reposan unos mil CD, entre ellos, muchos de Beethoven. "Cuando viví en Zipacón (Cundinamarca), me inventé un festival de música clásica y construí una cabaña que bauticé Beethoven. También fundé el Museo del Disco, donde reposa un original de Caruso de 1901. Todo para la gente joven", dice.

Tomado del periódico El Tiempo, 26 de julio de 2009


 


Tras 15 años, vuelve a la Teletón

José Antonio Sánchez

Hace 30 años, a Carlos Pinzón se le ocurrió la idea de adoptar la idea de la Teletón en Colombia para recaudar fondos para rehabilitar a las personas discapacitadas.

Consiguió un grupo de patrocinadores, logró que un banco abriera sus puertas 27 horas para recibir donaciones y nos puso a trasnochar para ver si recaudábamos un millón de dólares. Obtuvo dos millones de dólares y a partir de ese momento Teletón se convirtió en una tradición para los colombianos, con la que se construyó un centro de rehabilitación y capacitación de 3.251 discapacitados en toda su historia.

Pero hace 15 años las maratónicas jornadas de Carlos Pinzón terminaron por la recesión económica y otros factores. El centro de rehabilitación se volvió una IPS y las obras de capacitación y reinserción social siguieron en el anonimato, con ayuda de la Universidad de la Sabana.

Una llamada

El año pasado, el chileno Mario Kreutzberger, presentador don Francisco, llamó a Pinzón y a Rafael Stand, actual presidente de Teletón, y les preguntó: ¿por qué no vuelven a revivir si es un formato que es exitoso en 12 países?

"Al colombiano siempre le gusta ayudar, siempre es solidario y nos dijimos por qué no", dice Pinzón. "Mario Kreutzberger nos dijo que estábamos viviendo un momento de unidad nacional en el que podíamos aprovechar estos valores", añade Stand.

Hicieron un estudio de mercado y descubrieron que Teletón es "una marca amada por los colombianos" y que Carlos Pinzón es un icono, aunque él diga que sólo es recordado por mayores de 26 años.

"En la calle, las mamas les dicen a sus muchachos: miren ese es Carlitos Pinzón, pero ellos no saben quién soy", dice entre risas.

La nueva maratón de Teletón será vista los próximos 17 y 18 de diciembre en el teatro Jorge Eliécer Gaitán, el mismo escenario de la primera jornada, y con transmisión continua de RCN y Caracol.

Será una presentación a la limón es decir, con parejas de todos los talentos de los dos canales y con algunos artistas de Televisa, como Alex Sintek. Están programados Carlos Vives, Juanes y Shakira, quien hizo sus pinitos en Teletón.

"Vamos a pedirles a los colombianos que cada uno nos aporte 500 pesitos", dice Stand. La idea es que, si todos participamos, se pueden recaudar 20. 000 millones de pesos.

Tomado del periódico El Tiempo, 3 de octubre de 2010


 


El hombre de la Teletón

Cuando se habla de Carlos Pinzón, indiscutiblemente se vienen recuerdos de su inconfundible bigote cachaco, su armoniosa voz, sus finos modales y sus grandes obras sociales. Este pionero de la TV colombiana comenzó su carrera a los 17 años en Emisoras Nuevo Mundo, que ahora es Caracol. De allí en adelante realizó de todo en la radio y en la pantalla: narró la llegada del hombre a la Luna, cubrió el Reinado Nacional de la Belleza, participó en El precio es correcto y Usted vale lo que pesa, entre otros. Pero la más recordada es la Teletón, que organizó desde 1980 hasta 1995 y que regresó el pasado fin de semana para ayudar a quienes más lo necesitan.

Tomado de la Revista Elenco No. 56, 25 de octubre de 2010