Bernardo Romero Lozano

Buga, Valle

Directores, Actores

Personaje


Bernardo Romero Lozano

director, autor, actor

   
 

Vea otras imágenes de Bernardo Romero Lozano en ColArte

   
 
Buga, Valle 1909 - 1971
 
Actor - filmografía
  1. Milagro de sal, El (1958)
  2. La ninfa constante (1963)
  3. Canción en el alma
  4. Edipo Rey
  5. Estampas de la mística tierra del señor
  6. Hazaña y romance de don José Solís Folch de Cardona
  7. La sirena varada
  8. María
  9. Prometeo encadenado

Director - filmografía (radio y TV):

Chonta 1950s
Los heroes 1950s
Estampas de la mistica tierra del Señor 1952
Hazaña y romance de don Jose Solis Folch de Cardona 1952
La historia del cafe 1952
La muerte de un viajante, 1953 1953
Lazaro No. 2 1953
Prometeo Encadenado 1954
Tarde 1954
Antes del desayuno 1954
Edipo Rey, 1954 1954
El niño del pantano 1954
El Proceso 1954
Arietta de farsa 1955
Donde esta marcada la cruz 1955
La sirena varada 1955
La inocente, 1955 1955
Gardenia no se va 1955
El fenix y la tortola 1955
Su primer cliente 1955
Todos los hijos de Dios tienen alas 1956
Sin puerto 1956
Yo quiero una mujer asi 1956
Hasta mañana si Dios quiere 1956
La muerte de un viajante, 1956 1956
Doctor Knock 1956
El emperador Jones 1957
El lando de seis caballos 1957
Un dia en la gloria 1957
La torta de cumpleaños 1958
Las verdades de Don Juna 1958
El rifle 1958
Amanecer del exodo 1959
El chonta 1960s
Seis personajes en busca de autor, TV 1960s
Nuestra Natasha 1963
Infame mentira 1963
La ninfa constante 1963
El mercader de Venecia, 1965 1965
La Maria (1965) 1965
La casa de Bernarda Alba 1965
Hamlet, 1965 1965
Arsenico y encaje antiguo 1965
Doce mujeres del Calvario 1965
Otelo, 1965 1965
Los triturados 1965
Macbeth, 1965 1965
Lo que no fue 1965
Romeo y Julieta, 1965 1965
Topaze 1965
A manera de cuento 1966
El Apolo de Mersac 1966
El melon y doña Endrina 1966
La guardia cuidadosa, 1966 1966
La tercera palabra 1967
Espectros 1967
Estafa de amor 1971

 

 

 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso

 
 

Fue director y gestor de innumerables dramatizados radiales y Teleteatroen los años 1950s y 1960s, junto con su señora, Carmen de Lugo


 

La TV abre las puertas

"El Teatro, ha sido, tradicionalmente, no solo una demostración de cultura, sino también un semillero de ella. En otros pueblos, posibilitó y jerarquizó el nacimiento del cine y la TV.  En el nuestro, el proceso es inverso. La falta de salas, entre otros factores, obliga al público y a todos los que están en el quehacer artístico, a volcarse en las nuevas artes, y buscar en ellas una salida. La TV es una especie de escape para esta imperiosa necesidad de hacer teatro. Hay que canalizar esa inquietud, que cada vez es más fuerte. La necesidad crea la industria. Pienso que los empresarios se darán cuenta que esta actividad artística, también es un buen negocio, no menor que el cine y la televisión, y pronto sabrán aprovechar esta demanda de salas, que se hace sentir. Estamos en un momento propicio para que surja entre nosotros, un gran movimiento teatral. Y los primeros síntomas, están en el aire. El Teatro Colombia, se inaugura en pocos días. Existe un inmenso público, que sigue con mucho interés, las obras que se dan por televisión, la que ha prestado su inmenso atractivo para que se pueda crear el gusto por el gran teatro, difundiéndolo, y popularizándolo"

Estas son las declaraciones de Bernardo Romero Lozano, un nombre que encierra cultura y talento, seriedad y prestigio, sensibilidad, expresividad, poesía...

Tomado de la Revista Telerama No. 02, 1965

 

 


 

 

El hombre y su obra

Veinte años haciendo teatro

Propios y extraños se sorprenden cuando ven todos los jueves en Ias pantallas de televisión, un "tele-teatro" o un teatro de cámara, especialmente por lo bien reaIizado, por la perfecta concepción de la obra, por eI desempeño de los actores y por la magnífica producción.

El tele-teatro  nuestro tiene fama, no sóIo a escala nacional sino internacional y el "papá" de ese tele-teatro es Bernardo Romero Lozano, un hombre que inició su carrera artística en el año 34, en el Conservatorio de Cali, bajo Ia dirección del profesor francés Luciano Brouet v que luego, como cualquier estudiante, "varado", ante el dilema de escoger dos cargos, uno de $ 25,00 y otro de $ 60.00, prefirió el primero que era el de secretario de la Sociedad de Amigos del Arte.

Romero Lozano a través de su carrera ha realizado obras estupendas, tanto en la radio como en la televisión. Y Io tenemos en el año 43 presentando por la Radiodifusora Nacional y por primera vez en habla castellana, a Macbeth, lo mismo que presentando también por vez primera, una tragedia griega: "Prometeo encadenado". hasta rematar en el radio-teatro en "tercera dimensión" con "La Muerte de un viajante", obra, con la cual, el jueves pasado ajustó en su sección "Tele-teatro" de la Radiotelevisora Nacional, cincuenta obras .

Su vida ha estado consagrada al arte, desde el simple puesto de secretario de la Sociedad de Amigos del Arte, pasando por la dirección del Teatro Colón, o por la cátedra en el  Conservatorio, hasta la dirección del grupo escénico de la Radio Nacional, sin olvidar otras tantas gestiones administrativas con diversos institutos que le han valido "Las Palmas académicas". otorgadas en América a él y a Virginia Fábregas, por el gobierno francés: "La Cruz del Mérito AIemán": dos "Nenquetebas". uno de plata y el segundo de oro, fuera de concurso por su tele-teatro", amén de muchas otras menciones de honor v medallas .

Pero en Romero Lozano lto que hay que admirar especialmente, es su natural antipatía aI "bombo", a lo espectacular, a la propaganda y a los premios. Los recibe, porque en realidad le corresponden, pero él nunca piensa realizar una obra tras el afán  de lograr un premio. sino de ofrecer al público una cosa de calidad.

NUESTRO TEATRO

Bernardo Romero Lozano tiene sus ideas particulares sobre el teatro, especialmente sobre el colombiano. Cree y es optimista respecto a nuestro teatro, pero siempre y cuando que se haga aquí como en la Argentina. México, Chile, y aún en la misma Europa, es decir que se comience por ese tipo de teatro llamado experimental y que encuentra su refugio en las pequeñas salas acondicionadas v no precisamente en los teatros oficiales.

Pero de todos modos él cree que en Colombia no hay autores teatrales y para no perder tiempo en largas- polémicas. dice sencillamente, echando el brazo derecho hacia atrás: "No hay; y Ia explicación la puedo dar  a quien Ie interese" . 

LA TELEVISION :

Romero Lozano tiene una preocupación central: la televisión. Por qué esa preocupación? Porque es hombre que sólo le interesan todas las cosas nuevas de la vida, Io mismo que la génte nueva . 

EL TELE-TEATRO

Ya dijimos que Romero Lozano se lanzó al "tele-teatro".por que es hombre que va en pos de lo nuevo y también en pos de Ia creación. Todo fue ver la televisión hecha física realidad en nuestro medio  y el hombre pensó que había llegado para él un nuevo camino - dejó la radio en donde podía mejor que en la radio y mientras llega el cine, si es que el cine ha de llegar entre nosotros a erigirse en una industria respetable, realizar todo ese mundo heterogéneo de idea. que le bullen en la mente .

Pero, qué es el "tele-teatro. para Romero Lozano?

Es sencillamente un nuevo medio de expresión, al cu al hay que encontrarle su técnica y su propia estética, porque de momento es un poco subsidiario tanto del cine, como del teatro y de la radio. Y más, todavía: el teatro necesita de la palabra. el cine de la expresión y la televisión necesita llegar al equilibrio entre la palabra y la acción para que encuentre su verdadero camino.

El cree, con razón, que la televisión y especialmente el "tele-teatro", no debe necesitar del cine para su realización .

La televisión es pues algo totalmente nuevo. A pesar de que tiene un tanto del cine, de la radio y del  teatro. que es, podríamos decir, la conjunción de todos, es algo más que ellos. Entonces las gentes que trabajan en la T-V al menos entre nosotros, aun cuando estos problemas son universales, están en ese período de darle su propia expresión, su propia ética, su propia estética.

LA T-V Y LA ETICA

En nuestra televisión se esté confrontando un grave problema: la éscasez de obras que estén de acuerdo con nuestra moral.  A este respecto Romero Lozano hace las siguientes interesantes consideraciones:  "Es evidente que la televisión como subsidiaria del teatro y del cine no ha encontrado hasta el momento su propia ética.  La moral del cine y del teatro pueden permitir ciertos atrevimientos estéticos y además esos espectáculos llegan a un público que los escoge, en cambio la televisión está metida en todos los hogares y la pueden ver todos sin excepciones"

-Entonces? Hay que buscarle una moral..

~Tiene algúna fórmula?

Es un problema harto difícil,  pero de todos modos, al escribir para la televisión hay que tener en cuenta esos hechos cuando se trata de adaptación hay que echar mano de obra. que en manera alguna lleguen a ofender la moral cristiana. dentro de la cual se mueve el mundo occidental.

"Yo creo que la televisión. por encima de todo debe ser el vehículo de la vida contemporánea que le devuelva aI hombre la fé, la esperanza en algo y la confianza en la propia vida..

LA T-V Y LA CRITICA

Bernardo Romero Lozano es hombre que no se enfada nunca por la crítica, pero siempre y cuando que esté ceñida a la imparcialidad y a la veracidad. 

Ya sabemos que en nuestro país, prácticamente la crítica no existe como tal. O se alaba desmesuradamente o se "despedaza sin ninguna misericordia.

Ese fenómeno opera para el teatro, la radio, el cine y ahora la televisión. Cuando se juzga una obra o una actuación los críticos no tienen en cuenta diversos factores y se lanzan en pro o en contra, anteponiendo sus gustos personales a toda otra consideración. Y en muchos casos, una columna de crítica se convierte en una trinchera, desde la cual se quiere cobrar una simpatía o una antipatía.

Sobre la crítica, Romero Lozano nos dijo concretamente:

En nuestro medio se ejerce una crítica severa y un poco excesiva por parte del público y de los periódicos, en general, dadas las características de la forma en que trabajamos habla concretamente sobre la T-V, estrechez y falta de elementos humanos, etc

-Sin embargo, yo opino, que: eso es síntoma de que nuestra televisión supera esos hechos y el público está recibiendo una televisión superior a los medios de que dispone para expresarse

T-V Y CINE

Bernardo Romero Lozano es un convencido de la televisión y rechaza enfáticamente el concepto de quienes opinan que el teatro y la radio y el cine son superiores a la televisión:

No -dice- no creo en los que sostienen que el cine, el teatro v la radio son superiores a la televisión, por la misma razón de que el saxofón. instrumento moderno no puede ser inferior al violín, instrumento antiguo. Cada uno de éllos tiene su técnica, su campo de acción y cada uno de ellos cumple su función .

LA OBRA

No digamos que realizar en nuestro medio cincuenta teleteatro es un heroísmo. Es sencillamente una obra fantástica eso de ofrecer cada jueves o al menos dos veces por mes una obra, escribiendo el libreto o adaptando obras del teatro universal. Romero Lozano ha. presentado en su "tele-teatro" muchas obras originales y muchas adaptaciones y luego que los libretos están listos, escoge a sus actores y después vienen los ensayos, los estudios con el productor, que generalmente es Manuel Medina Mesa. Los ensayos los realiza entre Ía una y las 4 de la madrugada y cuando hay posibilidad, en las horas del día.

El primer "tele-teatro" que escribió, dirigió y presentó fue "El niño del pantano", rematando, como ya se dijo, con "La Muerte de un viajante", cuya adaptación la escribió.

Romero Lozano, -dato curioso- lleva un cuaderno de apuntes, en el cual critica minuciosamente todas las obras en las que interviene ya como autor, director o actor. Es un cuaderno en cuyas páginas está la crítica sin contemplaciones con datos y palabras y frases que en ocasiones hacen estallar en carcajadas. Es su cuaderno de bitácora y es un documento que servirá para escribir la historia de nuestro teleteatro, si es que algún día se escribe.

De las cincuenta obras que ha presentado, Romero Lozano considera que la mejor, como espectáculo de televisión ha sido "Chonta", en donde se consagró nuestra Betty Ruth y la obra en la cual la concepción y la dirección le dejaron satisfecho. es "Arietta de farsa" .

Tomado de un recorte de la Revista Candilejas (?), 1956


 

 

TELETEATRO REAL

Romero Lozano creó el teleteatro en Colombia. También creó su mística. A él de debemos los televidentes el haber visto realizada ante las cámaras una obra ecuménica de proyecciones gipantes. ONeill, primero. Más tarde Miller, su "Muerte de un Viajante". Luego Kafka, su valiente "Proceso" y paremos de contar porque tendríamos que hacer una lista interminable en la cual se verían promiscuamente colocadas todas las escuelas del drama, de la comedia, del monólogo.

Bernardo Romero Lozano se empeñó últimamente, cumplida toda una etapa de teatro universal -clásico, moderno, romántico, realista, impresionista y abstracto- hacer en televisión una obra colombianista. Carrasquilla, Efe Gómez, Adel López Gómez le han servido de motivo para nutrir su Telediacto quincenal con estampas de sabor colombiano, con personajes nuestros, inquietos, esperanzados como el mismo Romero que parece haber sido forjado en yunque duro para no cansarse. Todo esto lo sabe el público colombiano, que lo admira.  Es por esto que no podemos dejar pasar por alto su último tele realización en el Telediacto: "AMANECER DEL EXODO"; episodio de la violencia en Colombia.

El tema no tuvo que rebuscarlo Romero Lozano. Le fue fácil encontrarlo en el transcurso de nuestra historia actual. El escenario tampoco tenía problema. Cualquier punto de la geografía colombiana le bastaba. Los personales: están en nuestras veredas. en nuestras aldeas, en nuestras -calles.

La obra escrita y dirigida por Romero Lozano tiene ese realismo simple, vigoroso que le falta al libro que se empeña en una rnetafísica inconformista.   Romero  ha estructurado el tele-teatro nacional con esto tan nuestro, tan verídico.

Detalles simples se asoman para un "pero"... Un "pero" sin mayor valor: el cianuro que le dio a los bandoleros un tabernero de vereda acosado. Un campesino sin mayores nociones. En fin pasa y no daña la estructura de su obra.

La actuación de Gaspar Ospina por todo lo alto. Repitiendo que es el número uno de los actores de la televisión. Sin pretensiones. Y la producción de Medina Mesa  sin ejemplos ni comparaciones.

Tomado de un recorte de la Revista Estampa, 1959

 


  epd. 
Bernardo Romero LozanoComenzó su trayectoria en 1938, cuando el presidente Eduardo Santos lo nombró director del Teatro Colón. En 1940, con la fundación de la Radio Nacional de Colombia, se inició un importante movimiento de renovación teatral a través del radioteatro, inicialmente dirigido por Hernando Vega Escobar. Se conformó un grupo estable de actores, y a partir de 1943 Romero Lozano entró a dirigir; representaron obras de los grandes autores clásicos, nacionales y extranjeros, y también de jóvenes dramaturgos. 
En 1946 Bernardo Romero Lozano fundó en Bogotá el primer grupo de teatro experimental, el grupo de la Universidad Nacional de Colombia, que, junto con la Compañía de Alta Comedia Elvira Travesti Fausto Cabrera fueron los iniciadores de este género teatral en el país.
También por esos años, Romero fue instructor y asesor del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán en materia de manejo de la voz. El 13 de junio de 1954 se inauguró la televisión en Colombia; luego del discurso de apertura del presidente general Gustavo Rojas Pinilla, Romero Lozano dirigió la primera obra que presentó la televisión: El Niño del Pantano, en ella actuaron su esposa Anuncia, su hijo Bernardo y el actor Jaime Monsalve. Encargado del teleteatro, fue enviado por el entonces director de la Televisora Nacional, Fernando Gómez Agudelo, a Buenos Aires, con el fin de contratar un grupo de actores argentinos para que, además de actuar, enseñaran a los actores colombianos. Romero consiguió los servicios de Pedro Martínez, Axel Anderson, Mary Carmen Gordon y Mabel Jaramillo.
Posteriormente fue el precursor y pionero en los teleteatros y teledramas de nuestra televisión.


Tomado de https://www.facebook.com/TelenovelasColombianasGHGP/ , 2016