Manuel Drezner

Directores, Críticos

Personaje


Manuel Drezner

director, columnista, musicólogo

   
 

Vea otras imágenes de Manuel Drezner en ColArte

   
 
Director - Filmografía 
  1. Las solteronas y el galán (2008)
  2. Antígona
  3. Las bodas de Fígaro
  4. Las brujas de Nueva York
  5. Los intereses creados
  6. Muy graciosa farsa de Micer Patelin

 
 
   
 
 


La cultura no puede ser elitista

por CARLOS RESTREPO 
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Pocos saben que, mientras Hándel componía sus obras, Isaac Newton cambiaba la forma de ver el mundo, el pintor británico Hogarth se convertía en pionero de las tiras cómicas, el hombre alcanzaba el sueño de volar en globo y el músico y ajedrecista francés Filidor sentaba las bases teóricas del juego ciencia.

Cansado de tener que remitirse siempre a un libro diferente para saber qué ocurría en la época en que vivía alguno de sus músicos preferidos, el reconocido escritor y columnista Manuel Drezner se propuso escribir Civilización y cultura a través de la música, que hace una lectura horizontal de la historia, desde el barroco hasta el clasicismo.

El autor, melómano de tiempo completo, quiso ir más allá y decidió acompañar su libro con ocho discos compactos, en los que reúne, en formato mp3, cien obras de la música culta, escogidas por él. El libro está lleno de datos curiosos, que Drezner ha coleccionado a lo largo de su vida.

Por ejemplo, desmiente que las tiras cómicas hayan nacido a principios del siglo XX: "Historias contadas gráficamente, en paneles, existen desde hace muchísimo tiempo. Por ejemplo, el pintor inglés Hogarth tomó el concepto de la tira cómica para hacer El progreso del libertino, una serie de cuadros que están en la Galería Nacional de Londres".

Con la misma erudición, el autor discute el origen de La sinfonía inconclusa, de Schubert: "Es uno de los grandes misterios de la música y sobre él hay muchas teorías. Una es que los dos únicos movimientos que existen son tan avanzados y bellos, que muchos creen que Schubert consideró que no podía terminar la sinfonía con algo que estuviera a la altura".

Es que la música apasiona a Drezner, pero, por la misma razón, se niega a escoger un solo compositor como el que más le gusta. "Mi compositor preferido es siempre el que estoy oyendo -asegura-. Así no me ocurre el denominado síndrome del genio, en el que por oír sólo a ciertos músicos dejo de escuchar a otros. Yo siempre he creído que la cultura no puede ser elitista. Por ejemplo, en la época de Mozart, hubo otro compositor al que descubrí hace poco tiempo, que se llamó Vicente Martín y Soler, que incluso llegó a ser más exitoso que el propio Mozart".

Libro y discos: Civilización y cultura a través de la música.

Para Drezner, es esencial relacionar todos los hechos humanos. Uno de los ejemplos más claros fue el efecto que tuvieron libros como las bodas de Fígaro y El barbero de Sevilla, de Beaumarchais, en la Revolución Francesa. "Era la primera vez que un autor se atrevía a decir que los nobles no eran la maravilla y que los de clase media podían ser tan importantes o más inteligentes que los nobles. Eso fue configurando un pensamiento revolucionario".

Tomado del periódico El Tiempo, 26 de mayo de 2010


 
Manuel Drezner, 65 años después

Para Manuel Drezner, la historia no es un compendio de números. No es la repetición de cifras, años y datos sin contexto. Es mucho más, porque representa un relato en el que se sincronizan sucesos políticos, sociales, económicos y culturales, pero, sobre todo, es la asociación de escenas vivenciales en torno al ser humano y a la música como una de sus manifestaciones más puras.

Drezner publicó su primer texto en El Espectador el 24 de mayo de 1949, y desde entonces su nombre ha aparecido con regularidad en este diario en muchas de las modalidades que ofrece el ejercicio periodístico. Hoy es uno de los columnistas culturales con mayor credibilidad en el país y desde estas páginas, que también son suyas, reconocemos, valoramos y agradecemos su labor.

Tomado del periódico El Espectador, 24 de mayo de 2014