Verificar existe
/recuentos/Caricaturistas/Matador/critica.htm Matador, Julio Cesar Gonzalez Quiceno, Caricaturistas| ColArte | Colombia

Matador, Julio Cesar Gonzalez Quiceno

Pereira, Risaralda

Caricaturistas

Varios, Visual

Ver sección completa  Ver sección completa

Julio César González Quiceno

http://matadorcartoons.blogspot.com/

Matador

caricaturista

A ColArte
 

Recuento

 


Nació en Pereira, en el 69.

Se inició como publicista. Ha participado en varias bienales de humor y ha publicado en el semanario Voz, en El Diário del Otun, El Espectadory la revista Credencial Actualmente es caricaturista de los periódicos La Tarde y El Tiempo. Tiene su propio estudio de diseño. Le hubiera gustado inventarse a Batman. Mientras habla por teléfono raya las servilletas, el directorio telefónico, el almanaque Bristol, la gaceta del congreso o cualquier papel que tenga a la mano.

Tomado de la Revista SoHo No.56, 2004

horizontal rule


 


EL CARICATURISTA DE MODA 

Estoy orgulloso porque en el último mes he publicado casi todos los días en El Tiempo", dice Julio César González, más conocido como Matador. Y tiene motivos para estarlo. No sólo porque sus dibujos se ven en un medio nacional sino porque cuando envía sus caricaturas, compite con colegas de la talla de Pepón, Chócolo, Morro y Papeto.

"No ha venido nunca al periódico, no llama, sólo envía su trabajo y la caricatura se defiende sola. Acierta porque maneja el tema del día con humor, es crítico e irreverente", dice Luis Noé Ochoa, asistente de Dirección del periódico.

De su idea de matar de la risa a la gen te y de la canción de los Fabulosos Cadillacs, nació su seudónimo hace como diez años. "Yo me pongo en los pantalones del lector que revisa las primeras páginas y encuentra noticias sobre la guerra, los impuestos, la violencia contra los niños. Eso deprime mucho. Pero si al llegar a la caricatura logras arrancarle una sonrisa, haz logrado lo objetivo".

A pesar de que descubrió su talento para dibujar a los 4 años, Julio César no quiso estudiar Bellas Artes. Cuando lo echaron de la universidad, manejó taxi y finalmente se graduó de publicista. "Siempre tuve espíritu rebelde, iba contra las figuras de poder: mi papá, los profesores, los jefes. Hoy veo que yo, un perfecto desconocido, puede coger un lápiz y ridiculizar al intocable presidente Bush".

Hace tres años que empezó a enviar sus dibujos a todo el país y hoy, publica en La Tarde, de Pereira, donde todavía vive; Portafolio, Donjuan, Credencial, SoHo y Cambio. "Las ideas son inagotables cuando la persona se informa y se cuestiona. He descubierto que mientras más dibujo, más ideas se me ocurren. Esto es como un juego".

Tomado de la Revista Cromos No. 4621, 25 de septiembre de 2006

horizontal rule

 

  Se salió con la suya. En 2006 publicó más de 200 caricaturas en El Tiempo, La Tarde, Portafolio, CROMOS, Don Juan, Credencial, SoHo y Cambio. Fue uno de los dibujantes más productivos a pesar de que su nombre hasta este año empezó a sonar nacionalmente. Su talento y mordacidad sorprenden a los directores y editores. El presidente Álvaro Uribe fue, sin duda, su personaje más recurrente. Ochenta y cinco dibujos fueron para él. "Es que da papaya, se expone mucho a los medios". Su segundo tema fue la muerte. Las calaveras y los ataúdes colmaron sus dibujos y su mente por cuenta de masacres, desapariciones, errores militares, atentados, la agonía del Seguro Social o de los partidos tradicionales. Con una Mafalda embarazada conmovió en medio del debate sobre las menores de edad violadas. Y remató el año ilustrando el libro de Daniel Samper Pizano, Viagra, chats y otras pendejadas del sigloXXI. Se llama Julio César González Quiceno, es pereirano y quiere emular a su ídolo Roberto Fontanarrosa.

Tomado de la revista Cromos No 4634, 25 de diciembre de 2006

horizontal rule


 

"En un país de matones, yo elegí matar de la risa"

por JAIRO DUE?AS VILLAMIL

Julio César González llega todos los días a las siete de la mañana a su pequeña oficina en el piso 17 del edificio Diario del Otún, el más alto de Pereira; lee los periódicos, oye las noticias y luego hace sus rayones y los deja reposando sobre, su escritorio custodiado por una foto de Fontanarrosa, su héroe, y otra de su hija Sara, su heroína. Hacia el mediodía almuerza con su mamá Alicia -los privilegios de vivir en una ciudad pequeña- y vuelve a la una de la tarde a escanear su caricatura, le hace los retoques finales y a las tres la envía a los correos pertinentes en la Dirección de El Tiempo. Al día siguiente compra el periódico como quien lo busca para saber si se ganó la lotería; la suya es aparecer en las páginas editoriales, cosa a la que ya nos tiene acostumbrados. Julio César en realidad es Matador, un hombre de 40 años que descarta de tajo venirse a vivir a Bogotá y que con su humor gráfico todos los días se mete en la cabeza de los colombianos. Matador de alto calibre.

Tomado de la Revista Cromos No. 4764, 19 de septiembre de 2009

horizontal rule

 

 

 

Julio César González Quiceno lleva como sobrenombre Matador", y así es como lo conocen los lectores acostumbrados a sus acidas y divertidas caricaturas. Aquí su mamá, Alicia Quiceno, fue el objetivo de este caricaturista. Aunque ella supo que él la estaba dibujando, no alcanzó a ver el resultado final. Julio César está convencido de que ahora en adelante tendrá que firmar: Matador, el desmadrado.

Tomado de la Revista Carrusel No.1526, 30 de abril de 2010