Alexandra Agudelo

Cali, Valle

Joyeros, Escultores

Joyas

 


Alexandra Agudelo

diseñadora de joyas, Orfebre

A ColArte
 

 

   
 
Resultó ganadora en la categoría de Diseño artesanal de los premios Lapiz de acero, el concurso mas importante del país de este gremio, y en el cual participan mas de 600 diseñadores y arquitectos, entre colombianos y extranjeros . Es platera y desafió todos los esquemas al convertir su trabajo en arte. Son sus objetos los que la presidencia de la Republica

Tomado de la Revista Jet-Set Edición No. 123, 6 de junio de 2007


 
   

La plata me robó el corazón

por Liliana López Sorzano

La Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo le cambió el destino. Un día, buscando una actividad diferente a su profesión como odontóloga, nunca ejercida, o a su labor junto a su esposo en una agencia de publicidad, se topó con el programa de platería que ofrecía la Escuela.

Alexandra Agudelo, orfebre en plataAhí descubrió la magia, la alquimia de la plata líquida y las posibilidades del material. A partir de ese momento dejó de trabajar y comenzó a estudiar la plata y sus técnicas para aprehenderlas.

Alexandra Agudelo expone en Deimos Arte su más reciente trabajo. Al ver su obra minuciosa, sorprendente en su belleza, diferente a lo que se suele ver en platería, pareciera que llevara mucho tiempo en este oficio. Sin embargo, fue una estudiante graduada apenas en el 2007 y los frutos de su trabajo y creatividad ya han tenido reconocimientos, como los Lápiz de Acero que le otorgaron en 2007,2009 y 2010.

Ensayos y errores han sido fuente de encuentros y descubrimientos. "En la Escuela había una feria interna donde cada uno ponía sus creaciones en una mesita. A mí nadie me compró nada, mi marido me compró unas mancornas casi que por pesar. En esa mesa expuesta, había un objeto que se me había dañado pero a mi me parecía divino", recuerda Agudelo. Alguien hizo un registro fotográfico de la pequeña feria doméstica y la foto del objeto imperfecto le llegó por alguna casualidad a Lina Moreno de Uribe, quien decidió comprarlo para hacerle un regalo a la Reina de España en una de sus visitas oficiales. Ese evento y haberse dado cuenta de que en las imperfecciones también se descubría la belleza, la motivaron a seguir en el oficio.

Una de sus máximas ha sido hacer de la platería algo cercano, hacerla parte de lo cotidiano y alejarla de las vitrinas intocables y de la armada de personal en guantes blancos que dedican media mañana a su limpieza y cuidado. Agudelo asegura que no brilla ni pule la plata. Le gusta mostrar el material sin maquillaje, al natural, como se ve en el taller y no en las estanterías iluminadas. Primero vienen los granos, después la fundición, luego la lámina, la que trabaja a punta de cinceles y golpes de martillo con los que le dará las texturas, los repujados y los detalles finales. Es lo que se llama el trabajo de "plata batida", la técnica tradicional precolombina.

En cuanto a las formas, se nutre mucho de la naturaleza, de las formas orgánicas que encuentra en las hojas de los árboles y plantas, en las semillas, en los frutos, y también en los diseños precolombinos de culturas como la de los Calima, Arhuaco o Quimbaya. Para Agudelo, es fundamental hablar de "lo que somos", de las raíces, sacar provecho de esa rica cultura milenaria y volver la mirada hacia nosotros sin tener que mirar afuera.

Tomado del periódico El Espectador, 20 de junio de 2011


 
 


Alexandra Agudelo y su romance con la plata

"Cuando vi la plata líquida me enamoré por completo; vibraba como si estuviera viva", recuerda Alexandra Agudelo, la vallecaucana que se hizo conocida como la artesana preferida a la hora de elegir obsequios para príncipes y reyes. Fue la ex primera dama de la Nación Lina de Uribe quien apreció su talento en la foto de una de sus primeras obras exhibida en una feria. La pieza fue escogida como regalo para los reyes de España, y fue la primera de muchas adquisiciones. En el 2011, la primera dama actual, Maria Clemencia de Santos, vio en una exposición su obra Totumo cimarrón, una pieza inspirada en las tradicionales cucharas de totumo, que poco después fue el regalo de bodas de Colombia para el príncipe William de Inglaterra y su esposa, Kate. Hoy, a punto de finalizar su carrera de Artes plásticas en la Universidad de los Andes, los críticos hablan de ella como "la artista que trascendió el estereotipo del trabajo orfebre en América Latina", y hacen referencia a su inspiración en el trópico, la naturaleza y vivencias personales.

Alexandra aprecia su éxito como un regalo de Dios y habla con satisfacción de cómo dejó la odontología para criar a sus cuatro hijos y levantar con su esposo una exitosa empresa publicitaria, para luego encontrar en su madurez una nueva pasión en el trabajo artesanal.

Su primer encuentro con la plata fue en la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo. Sin muchos conocimientos sobre arte, desafió a sus profesores con piezas que a sus ojos estaban "sin terminar": "¡Es im posible! ¡No puedes parar hasta que esté muy brillante! escuchaba a cada rato.

Preguntaba a otros diseñadores, estudiaba y se cuestionaba. Al final, para probarse y contar con una opinión objetiva, se inscribió en el 2007 con dos obras al Premio Lápiz de Acero, creado por la revista Proyecto Diseño para reconocer la creatividad de los diseñadores nacionales. Con Vasija sorpresa ganó en la categoría Producto artesanal. Repitió en el 2009 y el 2010. En el 2009 recibió además el premio Traza Artesanal en la categoría Mesa y cocina. Su obra ha sido expuesta en Colombia, Nueva York, Ginebra (Suiza). Londres y Dubái, y en la actualidad diseña y fabrica en su taller Alexandra Agudelo, Arte en Plata piezas de arte, en compañía de otros cuatro artesanos egresados de la misma escuela.

"Agudelo crea una armonía ideal en su obra a través de la interacción de la perfección de su trabajo artesanal platero y la imperfección inspirada en la naturaleza colombiana. representada por bordes irregulares, brillos, sombras y texturas de cada pieza. Cada pieza es única y, cómo tal, transmite emociones y sensaciones, y algunos objetos aparecen delicados o maleables, mientras otros parecen sólidos y rígidos", describe en su página Cris tina Grajales, propietaria de una reconocida galería en Nueva York, quien tiene en sus manos la difusión de su obra fuera del país.

Tomado de la Revista Carrusel, de El Tiempo, No. 1593, 07  de febrero de 2013 


 

Viejos ritos en Medellín

Alexandra Agudelo es una maestra platera especializada en una técnica llamada obra plana; Los impactantes resultados de su trabajo de varios años están expuestos hasta el 18 de agosto de 2013 en el Museo de Arte Moderno de Medellín, Agudelo, que se formó en la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo y poco después ganó el Lápiz de Acero de la revista Proyecto Diseño, Trabaja con base en semillas y flores así como en las piezas que usaban las culturas indígenas. Su interés recae en los rituales y en el trabajo con pocas herramientas. El resultado es una colección de obras de plata que, en un juego entre rigidez y maleabilidad, logra conmover al espectador.

Tomado de la Revista Semana, 24 de junio de 2013 




Por medio del diálogo entre la platería colonial y la contemporánea, Alexandra Agudelo interpreta el trabajo de los orfebres coloniales y reflexiona sobre su labor y la relación de técnicas tradicionales con las trabajadas actualmente.

La artista busca propiciar conexiones visuales y conceptuales que trasciendan el contexto histórico cultural, lo que genera un espacio de encuentro y convergencia para reconocer la dualidad entre la suntuosidad y riqueza de los objetos estéticos y sacros y la síntesis, moderación y sobriedad de la simplificación de las formas en los recipientes propuestos. Además, contrapone la exquisitez de los materiales y las piedras preciosas de la colonia con la mezcla de los materiales efímeros y de otra índole en la contemporaneidad.

Texto suministrado por el Museo de Arte Colonial, 2015