Claudia Arango

Antioquia

Presentadores

Personaje

 


Claudia Arango

presentadora, periodista

 
A ColArte
 

 

   
 


Una pasión llamada periodismo

Marcelo Montoya Acevedo

Ya son 12 años los que Claudia Arango le ha dedicado a Teleantioquia. Más de dos lustros contando historias, investigando y adentrándose en cada protagonista. En ese tiempo, esta comunicadora social de la Universidad Pontificia Bolivariana ha tenido la dicha de disfrutar de dos premios.

Un 4 de marzo de 1999, esta aplicada periodista investigativa, tuvo la fortuna de llegar al canal regional más importante del país, y desde ese momento hacer un recorrido por diferentes espacios que la han llenado de experiencias, anécdotas, recuerdos, buenos y malos momentos, pero lo más importante, de satisfacciones por cumplir siempre con su trabajo.

El inicio de esta periodista, ha sido, creo que como el de muchos de los que llegan a Teleantioquia, por el programa Enlace. También estuvo en Espacio público y Zanahoria, sin embargo, fue en Por las buenas, donde cosechó sus mejores frutos y se llenó de todos los motivos para amar esta profesión. “Fueron casi 11 años contando historias en Por las buenas, un espacio para nunca olvidar”, asegura la hoy codirectora del programa investigativo, Infrarrojo.

Sin olvidar que parte del talento que la acompaña lo ha adquirido en su paso por diferentes productos privados, como los documentales, esos que son su pasión.

Hoy en día, Claudia Arango reparte su tiempo en las historias de Infrarrojo y en su amor por la docencia, desde hace dos años y medio transmite todo su conocimiento a los “aventureros” estudiantes de comunicación social en la Universidad Pontifica Bolivariana, y digo aventureros por el significado de ser periodista en Colombia. Esta pasión también la compartió con los alumnos de la Fundación Universitaria Luis Amigó.

“Para mí no existía nada más”

Esta mujer de ojos encantadores, de voz suave y cabello oscuro, siempre ha estado enamorada de esta profesión y de todo lo que traiga consigo. “Mi venita periodística siempre ha estado ahí” afirma, y además añade que, “nunca me imaginé haciendo algo diferente a lo qué hacen los periodistas, ni a lo qué es el periodismo”. Por eso siempre ha estado involucrada y no ha dado ninguna batalla por perdida. “El periodismo de investigación es mi fuerte, yo tengo una vena muy humanista que traigo desde Por las buenas, mi escuela, definitivamente. Esa vena me ha permitido adentrarme en los protagonistas y sus historias”, cuenta Claudia Arango.

Las ganas de ser periodista, siempre delataron a Claudia, desde el colegio no quiso otra cosa, sino dedicarse a esta profesión. Para ella no importaba nada más. “Yo en el colegio era la que me encargaba del periódico, de la emisora, de los actos cívicos, de ser representante de grupo, líder. Para mí no existía nada más, era esto, o esto”, asegura la talentosa periodista. Y además recalca, “yo no me presenté a nada más, para mí esto es una pasión y creo que se nota en el trabajo y en las ganas. Yo le meto todo a lo que hago, cada trabajo es fundamental y lo hago con el mayor respecto y la más alta responsabilidad”.

Los premios son una motivación

Esa pasión que tanto siente por el periodismo, no ha logrado contagiarla de la prensa escrita, en ella nunca ha estado. Alguna vez en sus estudios hizo unos pinitos en radio, y recuerda con “mucho cariño” el nombre de la emisora, “se llamaba Envigado Estéreo”, comenta. Sin embargo, eso fue empírico, pero allí obtuvo algunas bases para crecer y formarse, pero es claro que todo su trabajo ha estado ligado a la televisión donde se siente cómoda y feliz.

Claudia en medio de su talento, no abandona esa humildad que demuestra en cada una de sus notas, sin importar el tema. Esta mujer tiene claro que siempre que se mete en un trabajo, lo hace por amor y por las ganas de informar, investigar y transmitir. “Yo nunca trabajo por un premio, trabajo con la intensión de satisfacer mi necesidad de periodista investigativa y de entregar un producto que deje enseñanza”, asegura en medio de la alegría.

Sin embargo, todo buen trabajo tiene una magnifica recompensa, y Claudia no sería la excepción de la regla, en sus doce años dedicados a la investigación, esta fanática del periodismo, tiene la fortuna de contar en un lugar preciado de su casa, con dos premios importantes y relevantes en el país. El primero de ellos es un Simón Bolívar, ganado en su etapa de Por las buenas, y el segundo un India Catalina en el nuevo proyecto televisivo, Infrarrojo. “Yo nunca pienso, ni trabajo esperando una nominación, pero si llega maravilloso, es una muy buena motivación para seguir trabajando con más ganas, uno dice ‘tan bacano recibir estas recompensas’, no voy a negar que es maravilloso”, cuenta muy segura de sus palabras, Claudia.

En Cartagena hubo recompensa al frío

“Como cada experiencia en el periodismo, fue importante, pero ésta tuvo ingredientes particulares”. De esta forma califica Claudia Arango la realización del capítulo que la hizo merecedora del India Catalina. El tercero que Infrarrojo presentó desde su nacimiento el 4 de octubre de 2010, y el primero de la codirectora y presentadora, Claudia Arango.

Con esta producción denominada Cambio climático ¿Cuestión del futuro o del presente?, Claudia fue nominada en la categoría Mejor Producción en Ciencia y Tecnología de los Premios India Catalina, y a la postre logró quedarse no sólo con la nominación, sino con la estatuilla dorada que la acredita como ganadora.

Realizar el trabajo investigativo no fue fácil, éste implicó un esfuerzo físico muy alto, escalar sin tener conocimiento de la situación, hacerlo sin la ropa adecuada y sin tener la experiencia necesaria, “eso sí, con toda la ayuda y acompañamiento de la gente del Ideam”, asegura Claudia, quien además se sintió privilegiada de poder estar cerca de una belleza de la naturaleza, escalar hasta un lugar donde sólo pueden estar científicos, académicos y personas capacitadas para esto. “Yo era una persona del común, que tuve el privilegio de ver nevar en Colombia, y estar cerca y conocer de primera mano el problema tan grande que tenemos” La excusa periodística para estar allí, como la llamó Claudia, fue presenciar la instalación de una antena de monitoreo satelital, pero realmente el trabajo investigativo fue a partir de ese momento. Cuando Claudia emprendió su recorrido para saber qué sucede y qué está pasando con la montaña y el glaciar. Era entender que el cambio climático es inevitable y está muy cerca de nosotros.

Este trabajo presentado el lunes 18 de octubre del año anterior, fue postulado por la misma presentadora, quien entiende que su trabajo es su responsabilidad, y es un acto moral con su profesión. Fue de esta forma que pudo asistir a Cartagena, nominada en la categoría y con la esperanza de llevarse a casa el reconocimiento.

Apenas inicia un extenso recorrido

Claudia apenas ajusta doce años en una profesión en la que no se tiene limite de edad para la jubilación. Una profesión que obliga al ser humano comprometido, a convertirse en periodista las 24 horas y todos los días desde el momento en que inicia la primera clase de comunicación social. Es por eso que años son los que le faltan a esta hermosa periodista para seguir contando sus historias, narrando guiones y mostrando en televisión la cara de los protagonistas que no ganan millones por estudiar sus libretos. Claudia Arango sabe que a esta pasión es difícil verle un fin, con ella muchas veces se nace, y con plena seguridad se muere, sin importar las condiciones en las que se tenga que ejercer. Por eso en estas líneas se le hace un reconocimiento a esa periodista que encuentra en cada historia un argumento más para seguirse enamorando de la profesión con la que siempre soñó, y a la que hasta el día de hoy ha sabido responderle. Felicitaciones Claudia por cada segundo narrado y mostrado en la televisión; por cada línea que escribes para pintar un guión; por cada camino que recorres, sin importar las adversidades; por cada tropezón que te hace crecer más como persona, y desde luego por esas toneladas de talento que cargas contigo desde el colegio.

Tomado de http://www.elextramedios.com/node/704 , 2011