Gabriela Avila

Maracaibo, Venezuela

Actores, Presentadores, Modelos (Television)

Personaje

 



 Gabriela Avila

actriz venezolana

 
A ColArte
       
 

Betty es mi carta de presentación

Después de su primer papel en Colombia, la venezolana Gabriela Ávila (Betty Cabello en Rafael Orozco, el ídolo) quiere conseguir un antagónico para mostrar su talento

Por Ankar Brito Lozada

Hace dos años, Gabriela Ávila decidió radicarse en Bogotá con el sueño de debutar en la televisión colombiana con un papel importante, y a fe que lo logró.

Por eso, muchos se preguntan quién interpreta a Betty Cabello (la hermana de Clara Cabello) en Rafael Orozco, el idolo.

"Cuando aún la novela no estaba al aire, la gente se acercaba a pedirles autógrafos a mis compañeros de elenco, pero a mí no. Nunca me afectó, pero con tan solo algunos capítulos al aire, ya me reconocían", comenta. La venezolana comenzó, en la televisión de su ciudad, cuando todavía era una adolescente.

Situación diferente de la que vivía en su natal Maracaibo (Venezuela) donde actuó en varias novelas locales, presentó un programa llamado Sexcity y, además, trabajó en radio, por lo que era ampliamente conocida.

Asegura que cambió de país porque ya había cumplido su ciclo profesional en su ciudad natal. "Y antes que irme a Caracas, preferí venir a Colombia. Senti que había más futuro acá para mí, y no me equivoqué".

Cuenta que los primeros ocho meses fueron difíciles, pues los pocos conocidos que tenía en la capital nunca aparecieron.

Durante ese tiempo realizó varios comerciales para televisión y apareció en Mujeres al limite. Hasta que por fin llegó el casting para Rafael Orozco.

"Es chévere comenzar en algo tan grande en la televisión. Es una carta de presentación excelente".

Sobre su papel de Betty, dice que aún no ha conocido a la verdadera, pues no quiso hacer una imitación, sino crear un personaje. Al final tiene pensado conocer a la mujer que interpretó por más de siete meses, y de quien ha recibido comentarios positivos de su actuación.

Su peculiar acento también le ayudó a armar su papel, pues los pobladores de ambas ciudades (Maracaibo y Valledupar) hablan bastante parecido. Y destaca que lo que sí le llegó al alma fue el vallenato, ya que lo conoció desde sus raíces.

Sus papás la felicitan por su actuación. Ellos la ven en Maracaibo por la señal del Canal Caracol, televisión por suscripción. Pero, además, la novela ya es toda una sensación en esa ciudad, pues cada día venden en las calles discos pirata con los capítulos de la telenovela Rafael Orozco, el ídoIo.

El 15 de diciembre terminó grabaciones; luego regresó a Bogotá, arregló algunos asuntos personales y viajó el 23 rumbo a Maracaibo para pasar Navidad y Año Nuevo con sus padres. "Este año tengo que celebrarlo. Hay mucho que agradecer y qué mejor que con mis papás y mi hermano".

Tomado de la Revista TV y Novelas No.632, 12 de enero de 2013