Manuel Hernandez

Bogota

Pintores (Abstraccion en signos y acentos)

Abstracto

FALLAS DEL TIEMPO - AGUA COMO VEHICULO DE LO PSICODELICO

Del 16/12/2017 al 31/01/2018

HerM256HerM29833HerM42527HerM4491HerM4531HerM4532HerM463

Ver la exposición en la Cartelera ColArte


160 DIBUJOS y 80 BOCETOS

Del 15/01/2018 al 15/02/2018

stst

Ver la exposición en la Cartelera ColArte

Manuel Hernández

pintor

HerMdta19.jpg (28176 bytes)
 
ENLACES INCLUIDOS

CRITICA
1990 a Hoy

"El éxito de un artista abstracto consiste en mover emocionalmente al espectador a través de la frialdad de los elementos que maneja. Es casi una misión imposible.

La obra de Manuel Hernández cuya espléndida exposición acaba de inaugurarse en el edificio Fes, de Cali, consiste en variaciones infinitas de un signo en un universo de colores cambiantes. El artista abstracto más prestigioso y coherente de Colombia, Hernández, ha compuesto un lenguaje elemental, con un signo que sufre metamorfosis flotando en un plasma de color. Como un organismo elemental e informe, envuelto en una membrana, que estuviera a punto de convertirse en un ser vivo en medio de la materia de un mundo en formación."  

Oscar López Pulecio, El Pais, Cali, Abril 11 de 1.992.  

"Los escasos colores se exaltan, infinitos y esplendorosos, en las formas a las cuales dan apariencia. Porque en las pinturas de Manuel Hernández, del enfrentamiento o de la simbiosis de los colores, del rechazo o de la compenetración, nacen las formas de composiciones que no se sustentan en principios académicos, sino en algo vital y orgánico. Y estas formas colmadas de vivencias dan existencia a los signos, erigidos ya en vocabulario."  

Federica Palomero, 1.992.  

"La producción de dibujos y pinturas de Hernández pertenece al mundo de la abstracción pura; es decir, sus formas eluden las apariencias de la naturaleza. El fondo de sus trabajos es básicamente neutro y recalca la bidimensionalidad del papel o del lienzo. Las formas-signos carecen de referencias y solo por inveterados prejuicios alguien puede asociarlos a figuras conocidas. Los colores son producto de innumerables combinaciones y mezclas y evitan los que abundan en el mundo físico. Una obra de Hernández es un hecho exclusivamente artístico, y con más exactitud, una creación que el artista presenta como una realidad nueva."  

German Rubiano Caballero, 1.992.  

"Por datos metafóricos entendemos a los signos que admiten ser asociados con elementos reconocibles. Estos signos o formas asumen un carácter de representación que está muy cercano a una inspiración muy atávica. Por eso los datos-formas-signos de Manuel Hernández absorben memorias ancestrales que se cargan de un estético misterio."  

Victor Guédez, Manuel Hernández y la memoria de lo inefable, 1.992.

Aunque el crédito se ha otorgado con frecuencia a otros artistas, Manuel Hernández es el pintor moderno colombiano por excelencia.  Su obra compendia los grandes valores de la modernidad y los conduce hasta el extremo radical;  entendiéndose por modernidad aquellos argumentos artísticos - basados en la experiencia estética como un fin en sí misma y en la originalidad estilística - los cuales afloran en las artes visuales a partir del impresionismo, y cuyo desarrollo y contribuciones ocupan casi la totalidad de la historia del arte del siglo XX.

Eduardo Serrano

Manuel Hernández es uno de los pintores que creen en la abstracción con todos sus argumentos:  en la libertad del color que viene con la forma grata, ucuánime y muy armónica, cree en la completa expresividad del color que comunica sensaciones y cree en la espiritualidad de cada momento.

Ana María Escallón

Una obra de Manuel Hernández es hoy perfectamente reconocible en cualquier parte.  La producción de dibujos y pinturas del artista pertenece al mundo de la abstracciçon pura; es decir, se instala deliberadamente en un campo formal ajeno a cuaquier referencia naturalista.

Germán Rubiano Caballero

horizontal rule

 


Libro Manuel Hernández, Villegas Editores 2008

La obra escogida en esta ocasión por Seguros Bolívar para su libro del año -una extensa colección dedicada al arte colombiano, que ya supera los treinta títulos - es la de Manuel Hernández (Bogotá, 1928), "el artista colombiano de más intensa reposada fidelidad a un mundo de signos propios", como lo define Juan Gustavo Cobo, autor del texto central del libro. 

Y así es. Desde sus años de estudiante, primero en Bogotá y luego en Santiago de Chile, Hernández se encaminó a la búsqueda de una expresión única, de un lenguaje singular, de un alfabeto propio que condensara y explicara por sí mismo su pintura. Esa búsqueda, como su fidelidad a ella, es intensa porque no cesa, reposada porque no revela afanes. 

El artista no ha quemado etapas. El sólido y equilibrado universo de su obra, paradigma de su propia libertad, ha sido construido paulatinamente, con rigor y sin concesiones. En la serenidad de su obra, nada escapa a la abstracción, nada tiende a la representación. El artista, así lo ha confesado, no está interesado en contenidos inmediatos. Admite  Hernández es un pintor genuinamente abstracto. Sus cuadros tienen que ver con el evocador manejo de la luz y del color, con la materia que emplea, con las atmósferas que construye, con la emoción que irradian. 

Y es esta obra, sin duda. una de las más poéticas e inconfundibles del arte colombiano, la que sin querellas ni algarabías ha dado la vuelta al mundo, suscitando en cada lagar el reconocimiento a la depuración de su lenguaje, al dominio de su técnica, a la maestría de su factura. Manuel Hernández, Villegas Editores, 2008).

- José Alejandro Cortés, presidente de Sociedades Bolívar.

Tomado de la revista Diners No. 465, diciembre de 2008