La Barracuda Carmela Grupo de teatro

Teatro

Personaje

La Barracuda Carmela


La Barracuda Carmela

Grupo de teatro
 

Catalina Medina en Turno 64
A ColArte

 

 

2014

El grupo teatral La Barracuda Carmela festeja sus 10 ańos

 

El grupo de Felipe Vergara y Catalina Medina

De toda esa nueva generación de dramaturgos colombianos que se ha venido consolidando en los últimos ańos, tal vez la pluma más comprometida socialmente sea la de Felipe Vergara.

Hay muchas razones detrás de ese compromiso, pero quizás la más importante sean esos cuatros meses de residencia en distintos lugares del Chocó, en los que, junto con su compańera Catalina Medina, hizo un trabajo de campo para escribir la obra Kilele, sobre la masacre de Bojayá, ocurrida en mayo del 2002.

Esos días del 2004, cuando realizaron su investigación, también fueron los comienzos del grupo La Barracuda Carmela, formado por Medina y Vergara, que está celebrando diez ańos con una temporada de estreno de la obra Turno 64 en el Teatro Varasanta, de Bogotá.

Pero, sin duda, en esta década Kilele ha sido uno de sus montajes más importantes. Vergara, filósofo, comenta que fue Medina (antropóloga) quien diseńó toda la investigación que se hizo en el Chocó.

?Eso nos hizo comprometernos realmente con la situación que vivía el país, con el lugar en donde estábamos y con la gente que nos rodeaba. Yo sí creo que hay un compromiso con las personas y cada vez estamos buscando nuevas maneras de asumirlo?, dice Vergara.

Pero lo que comenzó como una investigación se convirtió en un proyecto de vida, porque además de trabajar con las comunidades en el Chocó hasta el 2007, ambos (él como dramaturgo y ella como actriz) también estuvieron ligados a proyectos sociales en las comunas 8 y 13 de Medellín. ?Son lecciones humanitarias?, dice Medina.

Esas lecciones marcaron Kilele, que montaron junto al Teatro Varasanta de Fernando Montes y que, además de recordar la masacre, narraba cómo los familiares de las víctimas lucharon contra todo para poder despedir a sus seres queridos.

?Durante la residencia hicimos varias obras pequeńas en diferentes comunidades, con la gente de los pueblos, que partían de la reflexión sobre algún problema que no se había podido contar y de repente aparecía una gran historia?, comenta Medina.

Aunque la producción, que lograba momentos de una impactante fuerza dramática y poética, se estrenó en Bogotá, la idea siempre fue ?regresarla? al Chocó.

Por eso, hicieron una gira de nueve presentaciones en zonas del río Atrato ?que tiene una gran importancia en su historia?, incluida la iglesia en la que murieron 119 personas calcinadas por la explosión de un cilindro bomba. ?Una seńora decía que hay gente blanca con corazón negro, refiriéndose a esa generosidad que le aflora a uno allá. Siento que nuestra obra abrazaba y fortalecía ese espíritu de resistencia y de lucha. En varias funciones nos decían ?esto nos da fuerza?, ?esto nos dice que debemos seguir? ?, recuerda Medina.

Un grupo en red

?Solo somos nosotros?, dicen Medina y Vergara sobre los integrantes de La Barracuda Carmela. Pero es un grupo que permanentemente trabaja en red, por eso su relación con Varasanta, con el que también montaron la pieza de teatro documental Arimbato, el camino del árbol, sobre los misteriosos suicidios de jóvenes de la comunidad embera.

Otro de sus montajes reconocidos es Retrato involuntario de Luigi Pirandello, un texto de Verónica Ochoa dirigido por Vergara, que parte de la esquizofrenia de la esposa del nobel italiano. Ahora viene Turno 64, dirigida por Vergara y protagonizada por Medina.

Inspirada en un texto del alemán Franz Xaver Kroetz ?el Teatro Libre lo montó recientemente con el título de Complacencias musicales?, la puesta en escena parte de la intimidad de una mujer que llega de su trabajo, pero poco a poco va desarrollando mensajes más profundos.

?De hecho comienza con la proyección de una escena de La ventana indiscreta, de Hitchcock. Creo que en la obra nos vamos metiendo poco a poco en la cabeza de ella y el mundo ya no se vuelve cotidiano, sino metafórico y poético?, finaliza Vergara

Tomado del periódico El Tiempo, 24 de octubre de 2014

horizontal rule