Tierradentro Precolombino

Huila

Precolombino

Figura

Enlace a Página Principal de Arte Precolombino, de ColArte

Arte Precolombino

Anterior

Tierradentro

El resplandor eterno de los hijos del sol

Tierradentro es un entorno misterioso en donde el aire ha permanecido incólume y los senderos ancestrales conducen siempre a un lugar diferen­te, las paredes de la montaña perma­necen cubiertas de musgo y limo, y la vegetación espesa sacude impávida los sentidos mientras despide un aroma a complicidad milenaria.  

Oculta por una vegetación abundante y cientos de laberintos de roca sólida, Tierradentro es más que el testimonio de una civilización maravillosa, es más que habilidad orfebre y teogonía naturalista: es una profecía tardía que puede leerse en las esculturas antropomorfas que vigilan el pa­sado con un mutismo perpetuo.  

Codicia Dorada

Tierrab3.jpg (42474 bytes)

En 1538 Sebastián de Belalcázar arribó a un terri­torio agreste y desconocido al que denominó Tierradentro. El objetivo del conquistador español era encontrar un magnífico tesoro que se hallaba ocul­to en la profundidad de la selva. Luego de varios días de expedición los españoles fueron atacados por los indios paéces, una tribu feroz que obligó a los invasores a huir a las poblaciones vecinas.

La evangelización y la fundación de varias misio­nes en la zona de Tierradentro, le otorgaron lenta­mente a los conquistadores un dominio parcial del territorio, pues estos asentamientos humanos les sir­vieron como centro de operaciones militares en su lucha contra los paéces; sin embargo los paéces nun­ca fueron derrotados por completo; su espíritu gue­rrero no pudo ser doblegado por la avaricia conquis­tadora de Belalcázar y sus hombres.

En la época de la Independencia los paéces partici­paron en varias batallas, combates épicos que expul­saron de forma definitiva a los españoles de nuestro te­rritorio. La rebeldía virgen de los indígenas sólo cedió ante la ignorancia criolla,

que luego de la Indepen­dencia los redujo a sirvientes y trató de borrar con indolencia los vestigios de un pasado perpetuo.

 

Tierrab6.jpg (42447 bytes)

Parque Arqueologico

El parque arqueológico de Tierradentro es considera­do como uno de los principales valores arqueológicos de la era prehispánica; los elementos de civilización encon­trados en esta región son considerados como el eslabón perdido de las culturas nativas de América del Sur. Varias de las inscripciones en piedra tallada en las paredes de las tumbas permanecen indescifrables para los arqueólogos, pues la naturaleza de estos caracteres dificulta su análi­sis.

Cientos de esculturas y grabados en piedra han sido llevados a los centros arqueológicos más importantes del mundo sin que ninguna de las evaluaciones conduzca a un consenso general sobre la principal influencia de la cultura Tierradentro.

 

Tier1419.jpg (60725 bytes)

Algunos elementos estatuarios tienen una marcada in­fluencia estética de la cultura San Agustín; sin embargo podría afirmarse que estas influencias están relacionadas directamente con la decadencia agustiniana, pues las pie­zas halladas evidencian una hosquedad particular y sus tallas carecen de técnica.

La originalidad de Tierradentro radica en sus tumbas subterráneas. En su interior se pueden apreciar figuras geométricas negras, blancas y rojas pintadas sobre las paredes de roca pulida y varias de sus columnas están adornadas con figuras antropomorfas. Estos vestigios mágico-religiosos son una prueba innegable de la importancia de esta cultura precolombina en la tradición arqueo­lógica colombiana.

Las investigaciones aún no han conseguido definir si fue la civilización Maya, la Inca o la Azteca la que influyó el trabajo, la vida reli­giosa y cultural de los indígenas de Tierradentro; sin embargo no es necesario conocer su origen para maravillarse con el esplendor de las piezas y con la apariencia que rodea su estructura.

 

Tier1416.jpg (39976 bytes)

Tierradentro produce un temor inefable, una ansiedad histórica que se mueve con astucia en­tre la realidad y el mito, entre las rocas y la cóle­ra ancestral. Su grandeza aún no ha sido asimila­da por su descendencia mestiza, por sus hijos criollos a quienes les recuerda con inclemencia su origen, sus raíces ásperas de piedra y barro crudo.  

En 1945 el Instituto Colombiano de Antro­pología estableció en Tierradentro un parque arqueológico que tiene a su cargo la vigilancia, conservación, estudio y difusión de la riqueza de la cultura prehispánica. Esta entidad tam­bién se encarga de la conservación de las tum­bas y los elementos de orfebrería encontrados en Tierradentro, permiten ubicar esta cultura en un período comprendido entre 870 A.C. y 850 D.C. Los inmensos cementerios encontra­dos en las elevaciones más prominentes de la región (Segovia, El Duende, San Andrés, El Agua­cate) cuentan con tumbas colectivas y galerías con diversidad de figuras antropo y zoomorfas.

Tomado de: Revista Pasaporte, Avianca, Edicion 4, abril de 1998