Museo Casa del Marques de San Jorge

Bogota

Museos

Varios, Visual

 Museo Arqueológico
Casa del Marqués de San Jorge

Museo
Colecciones de arqueología / arte

 

Ver conexion a WEB del Banco Popular

   
 
Bogotá

Servicios : 

  • Exposiciones temporales,
  • Visitas guiadas,
  • Talleres infantiles.
  • Tienda, librería (Musa),
  • Restaurante (Casa del Marqués), café (Oma).
  • Venta de carteles, postales, réplicas precolombinas y objetos de diseño contemporáneo.
  • Alquiler de espacios para eventos.
  • En proceso de apertura se encuentran la biblioteca, la sala de consulta y el salón de Internet. 

General

Fundado el 15 de junio de 1973. Sus colecciones abarcan 15.000 piezas.

Está ubicado en una casa situada en la zona histórica de La Candelaria, construida a finales del siglo XVI, que conserva las características auténticas de la época colonial y que ha sido restaurada en varias ocasiones. En ella se destacan las pinturas murales, dejadas al descubierto en la restauración efectuada entre 1994 y 1995. 

La construcción es de dos plantas con patio central rodeado de balcones, al rededor de los cuales está expuesta parte de la colección de cerámica precolombina. A finales del siglo XVII la casa fue habitada por Jorge Lozano, marqués de San Jorge, de donde proviene el nombre del museo.

Las salas de exposición están dispuestas en la segunda planta así: Salón San Jorge (objetos de uso religioso y cotidiano pertenecientes a la época virreinal), Sala Poder (cerámica precolombina de todas las culturas del país), Sala de la Mitología (cerámica precolombina), Sala de la Muerte (urnas funerarias de primero y segundo entierro), Sala del Medio Ambiente (relación del hombre precolombino con los elementos naturales) y Sala Didáctica (técnicas precolombinas de alfarería).

Otros espacios son el Salón de Exposiciones Itinerantes, el mirador, el salón comedor colonial, patios interiores y terrazas.

Se exhiben también cuadros coloniales de Gregorio Vásquez Arce y Ceballos, tallas en madera del maestro Mena, y la impronta tumaco, símbolo de la colección permanente.



 

Recorrido por el pasado prehispánico

Por María Cristina Pignalosa, Redactora de EL TIEMPO

"Los habitantes de Colombia prehispánica lograron preservar un ecosistema que les permitía optimizar los recursos naturales sin deteriorar el entorno", asegura María Cristina Vargas, directora del Museo Arqueológico Casa del Marqués de San Jorge. Esta reflexión le motivó para celebrar los 30 años del Museo con un cambio de su exposición permanente. "Los pueblos indígenas que las poblaron dice Vargas-- fueron conocedores de la fauna y de la flora. Su organización social y sus creencias mágico-religiosas estaban ligadas a los fenómenos naturales como tormentas, crecientes o erupciones volcánicas. Por eso, esas pautas de nuestros antepasados nos deben servir para conservar su legado".

Para mostrar el hábitat en los cuales los indígenas realizaron sus actividades decid reorganizar el montaje de las piezas de su colección y "ofrecer a los estudiantes y visitantes una visión sobre cómo nuestros pueblos prehispánicos se relacionaban con su medio ambiente", asegura Vargas.

El arqueólogo Guillermo E. Rodríguez-Navarro, especializado en medio ambiente, fue el responsable del nuevo guión museográfico. La coordinación estuvo a cargo de la antropóloga tolimense Patricia Vila. El proyecto museográfico incluyó el diseño de nuevas vitrinas, iluminación y clasificación en 16 distintas áreas de las piezas exhibidas, que corresponden a las culturas Tairona, Chirnila, Sinú, Río Magdalena. Muisca, Guane, Antioquia, Quimbaya, Tolima, Calima, Corinto, Cauca, Tierradentro, San Agustín, Tumaco y Nariño.

La disposición de la cerámica en los salones del Museo está distribuida por secciones. Al ingresar al salón se exhibe una vasija Tumaco con la figura de un tiburón, pieza emblemática de la exposición.

El segundo salón está de dicado al hábitat y estilos cerámicos de los grupos prehispánicos de acuerdo a los ecosistemas: montañas, altiplanos, vertientes, sabanas, valles interandinos y el litoral Pacífico. En el tercer salón figuran piezas que muestran al hombre y su percepción del medio. La cuarta sala está dedicada a mostrar el chamanismo, con piezas que representan el personaje en quien se centraba el manejo y la comunicación entre el mundo mítico, el social y el natural.

En la siguiente sala se exhiben las urnas funerarias. En el salón adyacente se presenta el encuentro de dos mundos, con una muestra fo tográfica de la transformación producida a raíz del descubrimiento y la Conquista en la agricultura. Las fotografías fueron realizadas especialmente para la exhibición por Aldo Barba y la firma Kiosco Digital.

Para finalizar el recorrido se recurrió a la tradición de alfarería prehispánica, una técnica que aún se utiliza en el país y se puede obtener en zonas como la de Ráquira, en Boyacá, y la Chamba, en el Tolima.

Esta exposición no solo muestra aspectos de la cultura antes del Descubrimiento. Con el nuevo diseño, es posible recorrer los espacios de la casa sede del museo, considerada como una joya de la arquitectura Colonial, de finales del siglo XVII.

Abierta al público, de martes a domingo, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. Sábados y do mingos, de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. Los lunes cerrados. Va lor entrada 3 mil pesos adul tos, 2 mil estudiantes y 1000 pesos para niños. Carrera 6 No. 7-43. Teléfonos 2433619 y 2431690.


 


Catorce mil precolombinos

Un personaje de la cultura Tumaco sentado en un banco que data del año 300 a.C, una mujer representando la maternidad en los Sinú 1200 d.C, pasando por múcuras muiscas de 1200 d.C y hasta vasijas de los guayupe de 1400 d.C, son algunas de las piezas que se pueden apreciar en este museo que hace 35 años se creó por el Banco Popular con la idea de empezar a recoger y preservar los vestigios arqueológicos de las diferentes épocas del país.

Esta tarea fue liderada por Eduardo Nieto, director del banco para ese entonces, quien dio el primer gran paso con la compra de una mansión considerada joya de la arquitectura colonial en pleno corazón del barrio La Candelaria. Luego cada cuarto de esta imponente construcción empezó poco a poco a llenarse de más historia con la llegada de valiosos objetos que se fueron adquiriendo a coleccionistas de este tipo de arte, guaqueros y a todo aquel que estuviera dispuesto a venderlos.

Hoy el museo cuenta con más de catorce mil piezas de cerámica prehíspáníca organizadas a partir de la re presentación de figuras humanas, de animales y de frutos enmarcados en los temas de poder, muerte y medio ambiente provenientes de las principales zonas arqueológicas del país: Tairona, Chimila Sinú, río Magdalena, Muisca, Guane, Antioquía, Quimbaya, Tolima, Calíma, Corinto Cauca, Tierradentro, San Agustín, Tumaco y Nariño.

Cada una de estas piezas cuenta con su respectiva ficha técnica donde investigadores y estudiantes de carreras afines han encontrado en esta ceramoteca un lugar privilegiado para empaparse de primera mano. Las puertas están abiertas a propios y extraños para redescubrir nuestro mundo prehíspánico.

Tomado de la Revista Cromos No.4479, 15 de diciembre de 2003

 

Nota:  ColArte está interesado en complementar el WEB .  Comunicarse con colarte@cable.net.co