Museo de Arte Contemporaneo de Bogota (MAC)

Bogota

Museos

Abstracto, Bodegón, Figura Humana, Figura, Varios, Visual, Paisaje

 

Museo de Arte Contemporaneo

Exposicion RAYOS - BRILLOS - DESTELLOS

Noviembre15- diciembre 2 de 2001

   
 

Bajo el nombre de Rayos; Brillos y Destellos el Museo de Arte Contemporáneo MAC en programación concertada con el Ministerio de Cultura presenta al público bogotano esta novedosa exposición dedicada a la platería, al arte y oficio de la plata.

La muestra tiene como propósito señalar las múltiples expresiones y usos de este noble metal a lo largo del tiempo pero especialmente a las fábricas, talleres y almacenes de platería más prestigiosos que fueron fundados en las primeras décadas del pasado siglo XX en Bogotá.  Reconocer y rendir homenaje a empresarios pioneros como Eduardo Gutiérrez Vega, Tiburcio Rojas Parra y sus hijas Eduardo Gutiérrez Gómez y Jaime Rojas; destacando a su vez de manera pedagógica el trabajo artesanal y artístico hecho por las manos laboriosas e inteligentes de maestros extranjeros como los franceses Gastón Avenel y Maurice Vivere; los italianos Aldo Fibbi, Marino Guarnieri y Romano Francolíni; el portugués Horacio Móreira y los españoles Juan Marian Racionero, Tomas Golvano, Lucio Garrica, Enrique Mársei, Francisco Gonzalez y los aprendices colombianos, luego maestros, como Luis María Rodrígúez, Jaime Ramos Venegas, Raúl Borda González, Gustavo García Cuervo, Eduardo Salinas y José Rodríguez, ya obraplanistas, cinceladores, buriladores o grabadores; caladores, martilladores, fundidores, armadores o repujadores en torno y troqueladores, cuyo paciente quehacer podemos apreciar en las exquisitas piezas expuestas, resultado de un oficio, en muchos casos transmitido y aprendida de generación en generación, de padre a hijo, de maestro a aprendiz, de taller en taller, de platería en platería.

La pulcritud en el manejo del material, la garantía de la contramarca de la Casa de Moneda del Banco de la República junto con la altísima calidad, perfección, elegancia y belleza de las piezas elaboradas señalaron un auge de la plata en la ciudad capital entre los años treinta y cincuenta como lo atestigua el aumento sostenido de la producción y el reconocimiento que los orfebres obtienen en exposiciones mundiales de platería, como la de Sevilla en 1929 y en las Exposiciones Nacionales de Bogotá y Medellín en 1931 y 1932 y aun los grandes elogios hechos por Jorge V, Rey de Inglaterra.

Las permanentes innovaciones, manejo de diversas técnicas, lenguajes y estilos como el Art Deco y el uso de detalles precolombinos ponen de manifiesto la versatilidad del material, el grado de especialización y competencia que tuvieron las distintas fábricas y almacenes con sus exclusivos diseños religiosos; juegos de mesa y cocina; juegos de tocador, de noche y de viaje; atalaje, apería y joyería. Sin embargo las intermitentes crisis económicas, los saqueos del 9 de abril de 1948, la fluctuación de los precios de la materia prima importada de México y Perú, las cargas prestacionales de las empresas y la cada vez menor capacidad de adquisición de los compradores señalaron su declive, transformación e incluso desaparición.

A pesar de esto en las últimas décadas ha sido evidente el renacer del oficio en Bogotá, gracias a las escuelas de platería y joyería creadas por el IDEC y el SENA en su momento, la Escuela de Artes y Oficios Santodomingo y los talleres particulares que forman nuevas generaciones en el siempre fascinante oficio y arte de la platería.

Maria Teresa Guerrero - Museo de Arte Contemporáneo, MAC, 2001