Museo de Arte Contemporaneo de Bogota (MAC)

Bogota

Museos

Abstracto, Bodegón, Figura Humana, Figura, Varios, Visual, Paisaje

Museo de Arte Contemporaneo de Bogota (MAC)

Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (MAC)

http://mac.org.co/ 

https://www.facebook.com/MACBogota 

http://macbogota.wordpress.com/ 

https://twitter.com/MACminuto 

http://www.youtube.com/user/MACminuto 

  VEA

Muestra Permanente

  2016: El sueño de un cura que se volvió museo (El Tiempo)
   
   

2014

Historia 

El Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (MAC) como entidad cultural de UNIMINUTO es una institución que adopta los principios de la obra Minuto de Dios, con los que nació en 1966 bajo la premisa del Padre Rafael García-Herreros “La belleza, como la riqueza, tiene una obligatoria función social”, desde entonces la cultura en Colombia tomó un significado social y el MAC lo ha sabido llevar en su slogan “Cultura con significado social”, ratificándolo con acciones a lo largo de sus 48 años de existencia.

El 15 de agosto de 1966 se formaliza la fundación del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, desde entonces Germán Ferrer Barrera, como fundador y primer director, inicia la gestión con destacados artistas del momento para la donación de las obras que formarán el nuevo Museo, al tiempo que en las instalaciones del Colegio Minuto de Dios se inician la adecuación de un espacio que albergue las obras.

Con un total de 55 obras, donadas por importantes artistas colombianos como: Alejandro Obregón, Fernando Botero, David Manzur, Manuel Hernández, Raúl Marroquín, Enrique Grau, Santiago Cárdenas, entre otros, se inició la colección del MAC, lo que permitió abrir las puertas al público el 25 de noviembre de 1966.

La edificación donde actualmente se encuentra el MAC, diseñada por el arquitecto Eduardo del Valle, fue inaugurada por el Presidente Misael Pastrana el 20 de noviembre de 1970, con la particularidad de ser el primer espacio en Colombia concebido especialmente para ser un museo, posteriormente ganaría el Premio Nacional de Arquitectura por su diseño vanguardista.

En la actualidad el MAC alberga cerca de 1.000 obras de importantes referentes del arte en Colombia, obras entre las cuales se encuentran 26 esculturas y murales que esperan a diario la visita de  cientos de transeúntes al espacio escultórico, ubicado a su alrededor, un recorrido por lo más representativo de la contemporaneidad desde la segunda mitad del siglo XX a la actualidad. Cuenta con un Centro de Documentación en que se pueden consultar más de 1.200 títulos entre revistas, catálogos, audios, videos, y libros especializados en arte.

Texto gentilmente suministrado por el MAC, 2014



Alianza con Google Son 50 obras de la colección permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (MAC) las que se pueden ver en línea, gracias a la alianza del MAC con el Instituto Cultural de Google. Desde el primero de marzo de 2016 las piezas se pueden ver en superalta resolución, por el proyecto Art Camera, una cámara que toma fotos de un gigapixel, (1.000 megapíxeles), como señala Susana Pabón, Gerente de comunicaciones de Google en Colombia: “Da una resolución que llega al detalle más detalle de una obra, cosas que ni siquiera el ojo humano puede ver”. El Museo de Arte Contemporáneo es el único en Colombia con esta tecnología y el cuarto en América Latina. Los otros tres están en Brasil, y son: el Museu Afro Brasil, el Centro Cultural São Paulo y la Casa Guilherme de Almeida. El museo también cuenta con Street View, la tecnología de geolocalización de Google que permite hacer un recorrido virtual por tres pisos, mediante fotografías de 360 grados. Algunas obras ofrecen videos y audios.

Un museo contemporáneo, desde el barrio

Cincuenta años después de fundado, el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá es un referente ineludible que opera desde uno de los sectores más populares. Su colección se puede ver en Google Art Camera.

por Gonzalo Cárdenas

Museo de Arte Contemporaneo de Bogota, MACEra 1966 el sacerdote Rafael García Herreros (1909-1992) decidió crear un museo bajo la premisa “La belleza, como la riqueza, tienen una obligatoria función social”. Así nació en Bogotá el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), que cincuenta años después es una entidad cultural de la Universidad Minuto de Dios.
En MAC apareció cuando el mundo estaba polarizado por la Guerra Fría: a un lado Estados Unidos y su política capitalista y por el otro, la Unión Soviética y la mentalidad comunista. La historia cuenta que el padre visitó la casa de una señora de alta sociedad que tenía pinturas, cerámicas y otras riquezas culturales que solo ella podía disfrutar, y él le propuso que su colección podría ser visitada por toda la gente, en un museo. A la señora la idea no le pareció descabellada, pero otros vieron en la propuesta una semilla del fantasma que –parafraseando a Engels y Marx– recorría ya no Europa sino también Bogotá, lo que llevó a que el sacerdote fuera tildado por otros de “comunista”.
Cincuenta años y una Guerra Fría después, Gustavo Ortiz, actual director del MAC afirma que García Herreros “quería que las personas de la zona tuvieran acceso a los bienes de una cuidad: un colegio, una universidad, un museo en el mismo barrio. Él consideraba que la cultura contribuía a la estética y el cambio social, y que, además, la cultura se construye colectivamente”. Nada raro que lo colectivo, entonces, sonara a comunismo en esa época, aunque, ciertamente, no haya otra forma de construir cultura sino mediante el aporte colectivo. Cabeciduro, Herreros se apoyó en mentes más agudas –por lo menos no tan obtusas-. La verdad sea dicha, según cuenta Ortiz, muchos colaboraron, incluso comunistas, judíos y trabajadoras sexuales. “En 1958, para apoyar la construcción del museo, una prostituta le dio sus ahorros al padre: ¡5.000 pesos!”, comenta Ortiz.
Según un informe de la Comisión Séptima del Senado, el salario mínimo en una ciudad colombiana ese año era de 155 pesos mensuales. Así que la señora donó alrededor de 32 salarios mínimos, unos 23 millones de pesos de hoy. Una de las personas que apoyó el crecimiento del museo fue Germán Ferrer Barrera (1942-1994), gestor cultural que fue el primer director del museo. Ferrer, junto a José Gómez Sicre, jefe de Artes Visuales de la OEA, gestionaron la donación de obras por parte de artistas destacados del momento, nacionales y extranjeros.
Por eso, aunque el MAC no tenía un edificio, se dio el lujo de abrir el 25 de noviembre de 1966 en una sala del Colegio Minuto de Dios, con una exposición de las 55 obras con las que iniciaron su colección. Y el ‘cartel’ era el cartel: allí había piezas de Alejandro Obregón, Antonio Grass, Bernardo Salcedo, Cecilia Porras, Eduardo Ramírez Villamizar, Feliza Bruztyn, Manuel Hernández, Neife del Valle, Raúl Marroquín, Ricardo Gómez Campuzano, Santiago Cárdenas, Beatriz González, Beatriz Daza, David Manzur, Enrique Grau, Francisco Cárdenas, Gastón Betelli, y Lucy Tejada, entre muchos otros. “Siempre hemos trabajado con las uñas. Es una utopía, Es algo que se considera irrealizable hasta que se hace, y así la utopía se convierte en realidad. El motor del museo fue la fe del padre (García Herreros) no solo en Dios, sino en las personas”, asegura Ortiz. Con el aumento en las actividades del museo y el crecimiento de la colección, el 21 de noviembre de 1970, el entonces presidente de Colombia, Misael Pastrana Borrero (1923-1997), inauguró en el barrio Minuto de Dios el nuevo edificio del museo, diseñado por los arquitectos Eduardo del Valle y Jairo López. El concepto corresponde a una espiral que se desenvuelve sobre un gran vacío central con una claraboya, mientras que la escalera obliga a una circulación por sus tres plantas.
A lo largo de su historia se han desarrollado eventos como los salones de artes plásticas, de Agosto, del Fuego, de Nuevas Expresiones; el Festival de las Artes Contemporáneas Electrónicas y el Proyecto Tesis. Este último se desarrolla desde hace 14 años como un espacio para divulgar trabajos de grado de diferentes instituciones académicas con programas de artes plásticas y visuales en Colombia. Artistas como Mateo López, Carlos Castro, Bárbara Cardoso, Teresa Currea, Efraín León, Sebastián Pérez y Natalia Castañeda han presentado sus trabajos en este espacio. El MAC tiene más de 1.000 obras, que abarcan desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad. Ortiz resalta “En estos 50 años se ha logrado mucho. A medida que se masifica la cultura se genera una circulación que permite una transformación social a través de ella. Es en la cultura donde reconocemos al otro. Cuando se habla de ella, las diferencias enriquecen, todo lo contrario a lo que sucede con la política”, termina Gustavo Ortiz.



Tomado de la Revista Arteria No. 052, mayo-junio de 2016