Belisario Gomez Cardozo

Bogota

Pintores

Bodegón, Figura Humana

GomBxx00.jpg (41785 bytes)

Belisario Gómez Cardozo

GomBxx08.jpg (23182 bytes) Portada

Recuento

"EN MATERIA DE PINTURA Y ESCULTURA, YO CREO EN LA NATURALEZA, Y SOLO EN LA NATURALEZA.
YO CREO QUE EL ARTE ES, Y QUE NO PUEDE SER OTRA COSA, QUE LA EXACTA REPRODUCCION DE LA NATURALEZA ".
BAUDELAIRE

CRITICA

Desde pequeño fueron notorias sus inclinaciones por el dibujo y las artes gráficas en general. Su padre, cómplice y promotor de estas inclinaciones, le compraba cuadernos que él llenaba con dibujos y animales, paisajes, caricaturas de personajes de la historia y de las tiras cómicas. En el colegio de los Hermanos Lasallistas era el alurnno que mejor elaboraba las carteleras y caricaturizaba a los profesores, fue un adolescente que gustaba ojear periódicos y revistas, descubrir los diferentes tipos de letras, mirar la diagramación y analizar los avisos publicitarios. Era como una obsesión, por eso ingresó a estudiar dibujo publicitario. Más tarde complementaría estos estudios con diseño, diagramación y publicidad. Su vida se ha movido dentro de las artes gráficas, campo en el cual acumula más de 17 años de experiencia.

En 1982 participó en el Primer Salón de la Caricatura, en homenaje a Merino, con tres obras de caricatura subjetiva y elaboradas en la técnica del puntillismo: García Márquez, Alfonso López y Pablo Picasso, obras que por razones sentimentales aún conservan su poder. En el 93 participó en una colectiva en Sabaneta (Antioquia).


BODEGONES Y MARIPOSAS


Siempre quiso pintar al óleo, pero sólo hace 2 años tomó la decisión de hacerlo. El motivo escogido para este debut fue los bodegones, porque "en ellos se conoce al artista, se ve el manejo del color, la composición y el dibujo". "La naturaleza es vida -dice-, me gusta particularmente plasmar los colores y la texturas de las frutas, cada una de ellas es un mundo que a mi juicio se debe respetar y no distorsionar". Por eso no gusta del arte abstracto, pero respeta el estilo. Ama las mariposas y por ello les rinde hornenaje. Ellas siempre están presentes en sus obras porque "si todos fuéramos alegres vivos y libres, como las mariposas, el mundo sería otra cosa. Ojalá lográramos, como elías, romper el capullo y mostrarnos como verdaderos seres humanos" .

Al lado de las mariposas y las frutas están tarnbién las viejas tinajas, jarras, botellas, vasijas de barro o esos cachivaches como testimonios de un viaje nostálgico por la cocina de la abuela. Son imágenes, recuerdos que llegan desde el pasado, para mezclarse armónicamente con el colorido del presente. Admira los paisajes tranquilos y reposados de Gonzalo Ariza y la fuerza y agresividad que Obregón imprimió a todas sus obras.


POETA DEL BODEGON

Belisario Gómez es de aquellos pintores sublimes que han elegido a la mariposa como mensaje de amor y solidaridad entre los hombres. Por los lienzos de este pintor, que maneja los efectos de la luz y el color a Ia manera de los más virtuosos ejecutores de la escuela impresionista, revolotean, cuando no es que se posan sobre sus evocadores objetos, como vasijas y botellas, que hacen parte de sus maravillosos bodegones, lindas maríposas.

Lo más interesante en la vida ejemplar de Belisario Gómez Cardozo es que al artista subjetivo que pinta con el alma los temas que le inspira el arte puro, alía el diario trabajo con otro arte encantado, el de las artes gráficas, que talvez es lo que le da la precisión en la técnica y en el manejo de los espacios.

Gonzalo Villegas Jaramillo, crítico de arte


LOS BODEGONES DE GOMEZ


Proponer como temática los bodegones en tiempos en que poco se aprecian, ya que los snob y muchos críticos creen que es obra menor, obra para aficionados del arte, obra para ser colgada en armonía con el mobiliario, en síntesis, obra "deoorativa", es una decisión que implica valor y de alguna manera reto.

A pesar de los usos actuales de este género, Gómez no olvida que fueron innovadores y polémicos y, más aún, que produjo obras maestras que sintetizaron en una imagen rasgos característicos de la modernidad.

Encuentro impropio teorizar la reacción que debería tener eI espectador al enfrentarse con los bodegones de Belisario Gómez, sin embargo me resulta obligado proponer una segunda lectura que busque e interprete más allá de los objetos, de las cosas.Seguramente así se involucrará en ese mundo único del artista, en donde es probable que las frutas y las verduras sean "sólo" personajes de este cotidiano, y los muros, chorotes, vasijas, madera, umbrales que intenta traspasar para hacerle una propuesta sensible.

Patricia Pava-Galaría Iber


COMBINACIONES ATREVIDAS


Lo que más sorprende de la pintura de Belisario Gómez; es su visión del color, la sensación de un trópico que estalla en las formas, los contornos, las sombras, las texturas y las sugerencias de esas frutas, esos objetos, esos espacios que en ocasiones desbordan el límite natural del cuadro y contagian al espectador.

Representante valioso de esa nueva generación de artistas de artes plásticas que ha irrumpido con imaginación, fuerza y recursos en el arte colombiano, Gómez demuestra con estas obras que conoce muy bien los materiales que utiliza, que tiene un concepto personal del espacio y las formas, que ha madurado una visión intimista del mundo del color y todas estas situaciones y privilegios se sienten aún en el trazo más sutil de estas pinturas.

Alberto Duque López, Escritor y periodista