Manuel Maria Paz

Almaguer, Cauca

Pintores

Figura Humana, Figura, Paisaje

 

MANUEL MARIA PAZ
(Cartógrafo, Dibujante y Pintor)

  1. XIX. Nació en Almaguer, Cauca, 1820 - 1902

Estudio en Bogotá, dibujo y cartografía

Participó como soldado raso en varias de las guerras civiles en las cuales se distinguió por su valor. Fue ascendido poco a poco hasta obtener grado de Coronel. 1848. Participó en la exposición de este año con "Mesa Revuelta", obra que fue muy admirada por el Jurado Calificador.

1853 - Entró a la expedición Corográfica como dibujante en reemplazo de Enrique Price, quien por motivos de salud había tenido que retirarse.

Tomó parte en la IV expedición y recorrió las regiones de: Chocó, Buenaventura, Barbacoas, Pasto, Túquerres, Popayán, y Cauca, dejando 52 láminas tituladas así: Interior de las habitaciones de los indios del Chocó; Una venta de aguardiente del pueblo de Lloró; Aspecto exterior de las casas de Nóvita; Puente del río Ingará; Tipos y plaza de Quibdó; Tipos y calles de Quibdó; Vista de una calle de Nóvita; Alcalde de la Tebaida y Río Atrato; Pueblo de Sipí o San Agustín; Vista del Río San Juan; Camino para Nóvita, en la montaña de Tamaná; Cargueros en la montaña de Nóvita; Tejedor de Ruanas, en Cali; Ciudad de Cali y Nevado del Huila; Campesinos de Cali; Vista de los farallones de Cali; Plaza de Barbacoas; Fabricantes de Faluchos y Canoas; Cargueros de la montaña; Exterior de una casa frente a Gorgona; La Marimba instrumento popular; Interior de una casa en la playa de Boquerones; Modo de lavar oro; Indios del río Tapaje; Barnizadores de Pasto; Vista de los Andes desde el puente del Guáitara; Tejedora; Indios del pueblo de la Laguna; Hilanderas de lana; Paso del río Juanambú; Santuario de Las Lajas; Hilandera de algodón; Puente natural de Rumichaca; Laguna Verde; Vista de la Cascada del Excomulgado; Volcanes de Cumbal y Chiles; Tres retratos; Indios de Puracé; Habitantes del Patía; Indios de Pancitará; Ñapangas de Popayán; Cascada del río Vinagre, llamada de las Monjas; Indios de Coconuco; Cascada del río Anambío; Vista del pueblo de Puracé; Mestizos de Cartago en una venta; Ñapanga y mestizo del Cauca; Nevado del Quindio; Cargadores de Agua; Cigarrera; Retrato de un negro de Cartago.

1855 - En este año participó en la VI Expedición Corográfica para la que pintó 16 láminas tituladas así: Ferrería de Pacho; Laguna de Siecha; Puente de Siecha; Puente "De Tierra", cerca a Pandi; Laguna de Guatavita; Pueblo y Hacienda de Pacho; Vista del pueblo de Pandi; Vista del llano de Fusagasugá; Vista de la ciudad de Zipaquirá; Puente de madera sobre el río Cuja; Puente del Común; Piedra errática cerca a Pandi; Piedras con jeroglíficos cerca a Facatativá; Paseo a los alrededores de Bogotá; Salto del Tequendama; Entrada a Bogotá por San Victorino; Grupo de Piedras con jeroglíficos, cerca a Pandi.

1856 - Participó en la VII Expedición Corográfica con la cual recorrió la región del Casanare. Ejecutó 11 láminas tituladas así: Indias sálivas haciendo casabe; Indios guahibos; Sierra Nevada de Chista o Guicán; Llaneros herrando ganado; Mulatos e Indios pescando; Plaza de Moreno; Capital de Casanare; Indias sálivas bailando; Ranchería a orillas del Meta; Vista de un pueblo a orillas del Meta; Vista del río Meta desde Orocué; Vista general de los Llanos.

1857. Recorrió con la VIII Expedición Corográfica la región de Neiva en donde ejecutó las siguientes láminas: Silla del Cacique de los Panches; Mercado de Suza; Bosque del Valle de San Agustín; Puente de Guaduas sobre el río La Plata; Laguna del Buey, origen del Magdalena; Tejedoras de sombreros de jipijapa; Cascada cerca del origen del Magdalena; Piedra con jeroglíficos, cerca de Aipe. En esta ocasión también hizo 32 excelentes dibujos de la estatuaria Agustiniana que ilustraron el estudio que de esta Cultura hizo Codazzi.

De Neiva la Expedición pasó al Caquetá. De este territorio, el pintor hizo 7 dibujos, a saber: Vista del Caquetá, frente al puerto de Descanse; Indios Macaguaje; Indios Coreguajes con sus adornos; Presbítero Manuel María Alvis e indios de Mocoa; Indios Coreguajes cazando con bodoquera, Indios reducidos de la nación Andakí; Indios Guaques.

1863 - Fue Miembro de la Escuela Literaria de Bogotá.

1871 - Participó en la exposición que se hizo para conmemorar las fiestas patrias.

1883 - Participó en el Concurso para celebrar el centenario del nacimiento del Libertador. Fue designado Director de la recién fundada Academia Gutiérrez.

1884 - Regentó la Escuela de Bellas Artes, que por aquel entonces se llamó Academia Vásquez, en donde también dio algunas lecciones de pintura. En este año el Pintor presidió una exposición de sus alumnos.

1886 - Por encargo del Gobierno Nacional hizo publicar en París, con gran esmero y corrección, el Atlas Geográfico de Colombia, cuya parte cartográfica había dibujado años antes bajo la experta dirección de Codazzi. (Administración Manuel Murillo Toro).

S. XX. Murió probablemente en Bogotá.

Las láminas de Paz representan paisajes y tipos costumbristas. Se distinguen por la minuciosidad de los detalles y la exactitud de los trazos. Su producción fue más abundante que la de sus compañeros, Fernández y Price.

OBRAS

Paz ejecutó todos los mapas de la Comisión Corográfica y además pintó 96 láminas para ilustrar los trabajos de las expediciones IV, VI y VII, que ya enumeramos anteriormente. También editó el atlas Histórico y Geográfico de Colombia. 

BIBLIOGRAFIA

Ramón Guerra Azuola: "La Comisión Corográfica". Ingeniería y Arquitectura, Nº19. Bogotá. Enero y Febrero de 1950.

Julio Londoño: "Albúm de la Comisión Corográfica". Publicación de las Hojas de Cultura Popular Colombiana. Bogotá, 1957.

Gabriel Giraldo Jaramlilo: "La Pintura en Colombia". Fondo de Cultura Económica. México. 1948.

Gustavo Arboleda: Diccionario Biográfico y Genealógico del Antiguo Departamento del Cauca. Biblioteca Horizontes, Bogotá, 1962.

 

Tomado del Libro: Diccionario de artistas en Colombia
Doctora: Carmen Ortega Ricaurte

horizontal rule

 

 

 

Estampa de Manuel María Paz:  militar, pintor y cartógrafo 

por Pilar Moreno de Angel

La gran mayoría de los personajes que vivieron en Colombia en el siglo XIX fueron hombres polifacéticos. Entre ellos se destacó Manuel Marfa Paz. Díganlo, si no, sus calidades de ingeniero, cartógrafo, dibujante, militar, calígrafo, político, pintor y viajero incansable por todas las latitudes del territorio patrio.

Nació en la población de San Luis de Almaguer, provincia del Cauca, donde fue bautizado, como consta en la siguiente partida:

Arqu¡diócesis de Popayán, Parroquia de San Luis de Almaguer, Cauca, Libro de Bautizos No. 1. Folio 17. MANUEL MARÍA PAZ. El año del Señor de mil ochocientos veinte, el día seis de julio, yo el cura propio bauticé, puse óleo y crisma, a un niño nacido del matrimonio de Domingo Paz y Baltazara Delgado; vecinos de esta ciudad. Fue puesto el nombre de Manuel María, fueron padrinos Francisco Sánchez y Vicente Delgado. Así mismo vecinos de aquí; advertí las obligaciones. Doy fe. SALVADOR ANTONIO MORCILLO. Sin nota marginal. Almaguer 1 de abril de mil ochocientos veinte. Doy fe (fdo.j LIBARDO HUMBERTO GUACA. T., Pbro.

Capillas de Las Lajas, en Túquerres, NariñoSu juventud estudiosa transcurrió normalmente en su vecindario nativo. Cuando estalló en el sur de la república, en 1839, la guerra civil llamada "De los conventos" o "De los Supremos", Manuel María Paz, que contaba entonces 19 años de edad, se alistó como soldado de la guardia nacional, en Popayán, el 29 de diciembre de ese mismo año. Buscaba así ayudar a sostener la causa del gobierno de José Ignacio de Márquez, presidente de la república, que había nombrado al general Pedro Alcántara Herrén como comandante en jefe de las fuerzas de la legitimidad. Esta guerra civil desembocó en otras acciones militares cuando el general José María Obando se levantó en armas en el Patía contra el gobierno. El general Tomás Cipriano de Mosquera fue entonces nombrado por Márquez como segundo jefe de operaciones bajo las órdenes de Herrán. Mosquera procedió a marchar de Popayán a la cabeza de quinientos hombres para enfrentarse a las guerrillas obandistas, que ya estaban operando en la región de Timbío. Allí estaba enrolado Manuel María Paz como ayudante de campo y secretario de Mosquera desde el 8 de agosto de 1840 hasta el 31 de diciembre de 1842.

En el entretanto, en la imprenta de José A. Cualla, en Bogotá, en 1841, editó Manuel María Paz Tres canciones en obsequio al benemérito jeneral Tomás C. de Mosquera, las cuales carecen de valor poético y cuyo final es el siguiente:

Es la ofrenda cordial i sencilla
Que a un valiente patriota acordó,
El amor, el afecto sincero
De un patriota i veraz corazón (1).

Paz desempeñó en su carrera militar los siguientes puestos: sirvió en el estado mayor general desde el 1o. de agosto de 1843 hasta el 31 de mayo de 1845 a órdenes del general Ramón Espina; desde el primero de junio de 1845 hasta el 15 de noviembre de 1847 como ayudante de campo de la comandancia general del departamento del sur, a órdenes de los ciudadanos Pedro Alcántara Herrán, Marcelo Buitrago y del coronel Lorenzo Esteves y desde el 19 de octubre de 1848 hasta el 23 de agosto de 1849, en el batallón número 5, a órdenes del coronel Mendoza. También formó parte del estado mayor general de reserva, en Bogotá, lo mismo que del estado mayor general del ejército del Atlántico.

Los méritos militares de Manuel María Paz se pueden medir en el siguiente documento que reposa en el Archivo Nacional:

Excelentísimo señor:
La justicia me impone el deber de recomendar a vuestra excelencia muy particularmente los servicios y buen desempeño con que se ha distinguido en los destinos que con honradez, lealtad, aplicación y capacidad ha desempeñado el teniente lo. del ejército Manuel María Paz, proponiéndolo a vuestra excelencia para capitán efectivo, 1o. adjunto del estado mayor.

El teniente Paz sirve a la república desde que comenzó la rebelión de Pasto en 1839, primero en la guardia local de Popayán, que tan leal y honrosamente sirvió en aquella plaza. En abril de 1840 fue destinado como oficial de la intendencia y así siguió a la campaña de Pasto en donde fue nombrado por el señor general Pedro A. Herrán oficial de la guardia nacional de Yacuanguer a la vez que ayudante de campo de vuestra excelencia (Tomás Cipriano de Mosquera), en calidad de 2o. ¡efe de aquella división.

Hizo la campaña de Pasto en el referido año de 1840 y estuvo en las funciones de guerra de Genoi, Maragato y Chapal y en varios tiroteos de la Laguna de Pasto. Hizo la campaña del norte y se halló en las funciones de guerra de O iba y San Gil y en las batallas de Aratoca y Tescua. En Aratoca fue uno de los oficiales que pasaron el río Chi-camocha, para sorprender un destacamento enemigo y cumplió con exactitud las órdenes que se le dieron. Pasó al ejército posteriormente cuando tuvo las cualidades legales y sus ascensos los ha recibido por su valor y buen comportamiento. Hizo la campaña de Pasto en 1841 y ha estado en las persecuciones de los rebeldes de Timbío y Pasto y en algunos tiroteos en la Laguna, regresando seguidamente con su excelencia, el general Mosquera, a esta capital, de donde siguió a la campaña de la costa hasta Panamá, y de allí vino y fue destinado a la oficina central del estado mayor general, en clase de 2o. adjunto, quedando yo, como jefe de aquella oficina, muy satisfecho de la honradez y puntual cumplimiento con que el oficial que propongo desempeñó sus atribuciones en la expresada oficina central. En 1845 marchó al sur de ayudante de campo del señor general Pedro A. Herrán, comandante general de aquel departamento y en jefe de la la. división, de donde ha regresado a esta ciudad. El teniente Paz ha estado varias veces encargado de los gastos secretos del ejército, en cuyo servicio ha tenido pureza y ha invertido debidamente los caudales que se le confiaron. Todos los servicios prestados y cualidades expuestas favorecen y recomiendan suficientemente la propuesta que hago para capitán efectivo 1o. adjunto del estado mayor en favor del teniente 1o. Manuel María Paz; sin embargo, su excelencia resolverá lo que estime más justo y conveniente. Bogotá, 21 de agosto de 1846. Excelentísimo señor,

RAMÓN ESPINA

Excelentísimo señor: Elevo a vuestra excelencia la anterior propuesta que para capitán efectivo primer adjunto al estado mayor hace el señor general jefe de esta división, en favor del teniente 1o. Manuel Ma. Paz; creo que es justa esta promoción, tanto por los méritos y servicios bien especificados que en ella se expresan, cuanto porque estoy persuadido de que el oficial propuesto desempeñará el destino que acepte con inteligencia, honradez y exactitud. Cuartel general de Bogotá, a 21 de agosto de 1846.

Excelentísimo señor,

El general comandante en jefe,

FRANCISCO URDANETA (2)

Bogotá: entrada por San VictorinoDurante la progresista primera administración del general Tomás Cipriano de Mosquera, se fundó en Bogotá el Colegio Militar, que se abrió solemnemente el 2 de enero de 1848. Su primer director fue el general José María Ortega y como ayudante-cajero se nombró a Manuel María Paz. El presidente Mosquera, con indudable acierto, había designado como inspector y profesor de dicho colegio al coronel Agustín Codazzi, geógrafo e ingeniero militar italiano que había llegado a Colombia exiliado de Venezuela, forzado por las luchas políticas que asolaban el vecino país. Una sólida amistad e intereses comunes pronto unieron a Codazzi y a Paz.

El 29 de julio de 1849 el capitán Manuel María Paz pidió licencia definitiva para retirarse del ejército:

Ciudadano Presidente de la República. Manuel M. Paz, capitán efectivo del ejército, destinado actualmente en la 4a. compañía del batallón No. 5, ante vos, ciudadano presidente, respetuosamente y por el conducto de ordenanza, represento: que desde que se hizo un nuevo arreglo en el batallón No. 5 en el mes de abril último, se nombró al capitán Mariano Muñoz para que viniera desde Panamá a encargarse de la 4a. compañía en que hasta hoy sirvo; habiéndose manifestado, desde luego, que yo no era de la confianza de la presente administración, puesto que en virtud de dicho nombramiento se dispuso que quedara yo en uso de licencia indefinida.

No es mi ánimo, ciudadano presidente, manifestaros en esta representación, la menor queja por esta medida, ni tampoco pedir otra colocación militar. Mi objeto, al dirigiros esta petición, es solicitar, como lo hago, que en virtud de no haber llegado todavía dicho capitán, se me dé de bajo en esta compañía, porque mi delicadeza así lo exige, en atención a que, como dejo expuesto, se ha nombrado ya al capitán que debe reemplazarme, y que si se me ha continuado hasta ahora en servicio activo, es por no haber llegado aún el mencionado capitán. Y como, por otra parte, es para mí perjudicial estar esperando por momentos mi separación del destino que actualmente estoy desempeñando, espero que ella tenga lugar lo más pronto posible, porque quiero de una vez hacer uso de la licencia indefinida que me está decretada. Por estas razones no dudo que vos, ciudadano presidente, os dignaréis despachar favorablemente esta solicitud. Es justicia que imploro en Guaduas, a3de julio de 1849. Ciudadano presidente de la república,
MANUEL M. PAZ (3)

El 1o. de mayo de 1851 estalló una nueva guerra civil, de las tantas que asolaron el territorio patrio en el siglo XIX. Principió en el sur de la república, contra el gobierno liberal presidido por el general José Hilario López. Bien pronto esta lucha fratricida se extendió por varias provincias. Manuel María Paz, que era ferviente conservador, se unió a la guerrilla que operaba en Guasca, colocándose así en contra del gobierno. Este decretó entonces la baja de Paz de la lista militar oficial el 30 de julio de 1851 (4).

Vuelta la tranquilidad en todo el territorio de la república, Manuel María Paz regresó a Bogotá. En 1852 contrajo matrimonio con doña Felisa Castro Bernal.

La Comisión Corográfica de Colombia fue organizada a principios de 1850, mediante contrato celebrado entre el coronel Agustín Codazzi y el gobierno presidido por el general José Hilario López. En este convenio se disponía que se levantara una carta general de la república y un mapa de cada un de sus provincias. Así nació esta Comisión Corográfica, la empresa científico-cultural más notable llevada a cabo en nuestro país durante el siglo XIX. Allí trabajaron valiosos científicos y artistas colombianos y extranjeros que buscaban nuevas rutas de progreso mediante el estudio de la geografía física, política y humana de la nación. Se unieron en esta empresa cartógrafos, botánicos, pintores e ingenieros para conocer, estudiar y describir el país, esfuerzo que duró nueve años de labor ininterrumpida.

El resultado fueron libros como la Peregrinación de Alpha, de Manuel Ancízar, o como Apuntaciones de viaje por Antioquia y por las provincias del sur, de Santiago Pérez, o la elaboración de un herbario, base de la formación de la flora colombiana, así como varios tomos sobre botánica publicados en París por el científico José Jerónimo Triana.

La Comisión Corográfica debía también realizar una visión gráfica de las diferentes regiones en estudio, así como captar en dibujos los diferentes tipos humanos y costumbres del país. Para realizar estos documentos pictóricos se contrató al pintor venezolano Carmelo Fernández, quien tomó parte en las dos primeras expediciones (1850-1851) (5). Un inglés, Enrique Price, fue contratado para la tercera expedición corográfica (1852) pero luego hubo de retirarse por motivos de salud (6). Como consecuencia de ello y para llenar este vacío, el gobierno llamó a Manuel María Paz. El contrato dice:

Art. lo. Manuel María Paz se compromete a seguir con el jefe de la Comisión Corográfica en todos sus trabajos que deben comenzar el primero de mayo del presente año y terminar a fines del año de mil ochocientos cincuenta y nueve.

Art. 2o. Manuel María Paz, como ayudante de dicho jefe, se obliga a hacer las láminas de trajes y paisajes que él mismo le indique como útiles al conocimiento perfecto del país, y ayudarle en la construcción de los mapas, escribirlos y poner en limpio las descripciones e itinerarios y lo que ocurra en él. Despacho de la Comisión Corográfica. Art. 3o. Por la ejecución de estos trabajos le pagará anualmente el gobierno la cantidad de dos mil cuatrocientos pesos ($2.400) y estarán a su cargo los gastos de viaje, transportes, etc. En este año solamente se le pagarán mil seiscientos pesos ($1.600) pero el primero de diciembre de este mismo año, en que debe seguir la Comisión a ejecutar los trabajos del año de mil ochocientos cincuenta y seis, se le anticipará la citada cantidad de dos mil cuatrocientos pesos ($2.400), y así sucesivamente el primero de diciembre de cada año.

Art. 4o. Para esta anticipación dará Paz anualmente el correspondiente fiador.

Art. 5o. Si durante el tiempo de que habla este contrato ocurrieren trastornos públicos, Paz no será llamado al servicio militar ni perturbado en sus ocupaciones en la Comisión Corográfica.

Art. 6o. El presente contrato se someterá a la aprobación del poder ejecutivo, sin la cual no puede llevarse a efecto.

En fe de lo cual se extienden y firman por una y otra parte dos ejemplares de este contrato, en Bogotá a diez y siete de abril de mil ochocientos cincuenta y cinco. El secretario de gobierno, VICENTE CÁRDENAS. MANUEL M. PAZ. Bogotá, 17 de abril de 1855. Aprobado. El vicepresidente de la república encargado del poder ejecutivo.

M. M. MALLARINO. El secretario de gobierno, VICENTE CÁRDENAS (7).

Manuel María Paz trabajó desde la cuarta hasta la décima expediciones corográficas, las cuales se llevaron a cabo entre 1853 y 1858. En desarrollo de este propósito el pintor recorrió y dibujó las antiguas provincias de Bogotá, Mariquita, Neiva, Casanare, Popayán, Pasto, Túquerres, Buenaventura, Cauca, Chocó, Barbacoas y Caquetá.

Paz fue el pintor de la Comisión que mayor número de láminas dibujó: más de dos mil, según José María Vergara y Vergara, de las cuales tan sólo se conservan noventa y seis en la Biblioteca Nacional de Colombia, seis en la colección del Fondo Cultural Cafetero, en Bogotá, y doce en la colección de los herederos de Jorge Luis Arango.

El general Julio Londoño escribió:

Paz tiene maneras de trabajo perfectamente distintas a sus antecesores: posee una retina fotográfica; quiere representar exactamente la escena que tiene delante, sin alterar sus movimientos ni variar su colorido, no goza de la paciente minuciosidad de Fernández, ni de la la elegancia artística de Price. Pero como ha sido topógrafo y cartógrafo sobresaliente, tiende a reproducirlo todo con líneas exactas. Es a menudo más un dibujante que un pintor, y de allí la fidelidad acentuada de la mayoría de sus producciones. Gracias a esto, aventaja a sus antecesores en la magnitud de su obra; con frecuencia reproduce un mismo tema de diversas maneras, enfocándolo desde puntos de vista diferentes, de donde viene su abundante producción, que revela también una infatigable capacidad de trabajo.

Gabriel Giraldo Jaramillo anotó:

No gozaba don Manuel María Paz de las mismas capacidades artísticas de sus dos antecesores, pero en cambio tenía una sólida disciplina de trabajo, era habilísimo cartógrafo, dibujante escrupuloso y detallista, y en muchas de sus obras da muestras claras de una verdadera vocación artística. Nos dejó 32 excelentes dibujos de la estatuaria agustiniana que ilustraron el estudio que a esta cultura dedicó Codazzi, y que sirvieron para divulgar la prodigiosa civilización prehistórica del alto Magdalena.

La Comisión Corográfica terminó, al morir el ingeniero geógrafo Agustín Codazzi, el 7 de febrero de 1859 en el pueblo de Espíritu Santo (Pueblecito) entre Chiriguaná y Valledupar, estado del Magdalena, hoy departamento del Cesar. Codazzi tenía 66 años de edad y en esta hora suprema lo acompañaba tan sólo Manuel María Paz, quien le dio silenciosa sepultura en la propia sabana.

Cumplida esta penosa ceremonia, recogió Paz lo poco que se había hecho, en borradores, de esta última expedición, y con tales documentos se trasladó a Bogotá para dar cuenta al gobierno de la muerte del general Codazzi. Portaba en su equipaje los borradores del mapa de Bolívar y del Magdalena y los instrumentos geográficos y geodésicos que había utilizado Codazzi. Al llegar a la capital entregó los borradores de los mapas a la secretaría de gobierno y guerra y los instrumentos a la viuda del general Codazzi.

Manuel María Paz se retiró de la Comisión Corográfica el 31 de diciembre de 1859, día en que venció su contrato con el gobierno. Había trabajado en esta empresa científica y cultural como ayudante de Codazzi, desde el 1o. de enero de 1855 hasta ese 31 de diciembre de 1859. Su labor había sido prolífera, eficaz y leal.

Manuel María Paz editó en la imprenta de Gaitán en 1870 el Itinerario general de las distancias que existen en la capital de los Estados Unidos de Colombia a las diferentes poblaciones de cada uno de los estados. Esta obra, muy útil en su época, estaba basada en su propio conocimiento del país, en el estudio de diferentes publicaciones periódicas y en el auxilio de las cartas corográficas de cada estado.

Sin embargo, uno de los mejores logros de la Comisión Corográfica fue la publicación, por encargo del gobierno, del Atlas geográfico histórico de la República de Colombia, con arreglo a los trabajos geográficos del general de ingenieros Agustín Codazzi, construida la parte geográfica por Manuel M. Paz, miembro de la Sociedad Geográfica de París, y redactado el texto explicativo por el doctor Felipe Pérez. La magnífica edición, con veintisiete mapas, se ejecutó en París en la imprenta de A. Lahure. Esta obra constituye uno de los más importantes aportes cartográficos e históricos realizados en Colombia.

En 1883 Manuel María Paz fue nombrado director de la Academia Gutiérrez, escuela dedicada a las bellas artes. Un año más tarde dirigió la Academia Vásquez, que fue la semilla sobre la cual creció luego la Academia de Bellas Artes de Colombia. En estas escuelas Paz ejerció, además, como profesor de pintura y dibujo. Su condición de hombre polifacético le permitió que a principios de 1885 fuera destinado a la sección de ingeniería del ejército, donde prestó sus servicios hasta el 27 de noviembre de ese año.

Este hombre extraordinario llegaba al final de su vida y debió dedicarse al ejercicio de la fotografía para lograr subsistir, utilizando para ello una maquinita fotográfica que había logrado adquirir. Sin embargo, y pese a sus privaciones tuvo tiempo para publicar en 1894 la Carta del territorio de los chibchas, contribuyendo nuevamente a la cartografía colombiana. Así escribió sobre este personaje don José María Vergara y Vergara, diciendo que: "Vive pobre, humilde, ignorado, siendo uno de los hombres de mayor mérito que conozco".

Manuel María Paz había principiado su vida adulta en Popayán en medio de una guerra civil. Y ahora a los 82 años de edad venía a morir en Bogotá, el 16 de septiembre de 1902, cuando otra cruenta guerra civil asolaba la república. Su existencia, por demás fructífera, le había permitido recorrer palmo a palmo todo el territorio nacional, tantas veces ensangrentado en luchas fratricidas, pero en medio del fragor de las batallas, Paz, haciendo honor a su apellido, se había empeñado en campañas científicas y culturales que habían de dejar honda huella en el futuro colombiano. Fue dibujante, pintor, geógrafo, cartógrafo, calígrafo y, por sobre todo, importante miembro de la Comisión Corográfica que dirigiera Agustín Codazzi, la cual produjo como resultado un mejor conocimiento de los recursos, de la naturaleza y la idiosincrasia de la nación. Así le tocó colaborar en el programa cultural y científico más importante que se realizó en Colombia durante el siglo XIX, convirtiéndose, por lo demás, en una de sus figuras más sobresalientes. □

NOTAS

1. Biblioteca Nacional de Colombia. "Fondo Pineda", No. 381, pieza 7.

2. Archivo Nacional de Colombia. "Fondo Hojas de Servicio", tomo 36, folios 440 r y v.

3. Archivo Nacional de Colombia. "Fondo Hojas de Servicio", tomo 36.

4. Archivo Nacional de Colombia. "Despachos militares". Tomo 13, folio 159.

5. Véase el artículo "Estampa del venezolano Carmelo Fernández, militar y pintor en la Nueva Granada", por Pilar Moreno de Ángel, aparecido en la revista Lámpara número 81, vol. XIX, marzo de 1981.

6. Véase el artículo "Enrique Price: paisajista de la Comisión Corográfica", por Jaime Ardua Galvis, aparecido en la revista Lámpara número 85, vol. XX, junio de 1982.

7. Archivo Nacional de Colombia, "Fondo Ortega Ricaurte".

Tomado de la Revista Lámpara No.91, cuarta entrega 1983