Maia Cantante

Barranquilla, Atlantico

Cantantes

Personaje

 

Maía 

Mónica Andrea Vives Orozco

Cantante

A ColArte
 

Vea otras imágenes de Maia en ColArte

Véala y óigala en YouTube

 

Barranquilla, 1982

El baile de los sueños fue su álbum debut, en 2003. De este se destacó Niña bonita. Ya obtuvo un doble disco de platino. Su segundo trabajo musical se titula Natural, del que se destaca la canción Ingenuidad.Una nueva artista barranquillera salta al mundo de la música, su disco se lanza el 29 de agosto de 2002 y llegará a España, México, Brasil, Argentina, Chile y Miami. 

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 431, 7 de junio de 2005

horizontal rule

Era otra gran promesa, pero su segundo disco calcó el primero. Ingenuidad parece la estrofa siguiente de Niña bonita. Necesita mejorar su manejo de imagen. Correal piensa que no tiene la fuerza de Bacilos, Cabas o Andrea. "Es un fenómeno local, logró una campaña publicitaria interesante para Latinoamérica, pero nada más". Casale y López C. opinan que es el momento del click en el que sube o cae.

Tomado del periódico El Tiempo, 20 de diciembre de 2005, donde la clasifican en el cuarto nivel de la pirámide hacia el estrellato

horizontal rule

El nombre de Maía nació de un juego entre sus iniciales y el lugar donde se crió: la bahía de Puerto Colombia. Fue ganadora del concurso Colombia Suena Bien, organizado por Sony Music en 1998. Desde entonces preparó una carrera artística que ahora se hace pública, con la canción Niña bonita. 

Maía, de entonces 16 años, fue la última concursante que se presentó y la que ganó. Ahora, la confianza de su casa disquera en ella y en su disco  es tal que lo va a lanzar en España, Argentina, México, Chile, Miami, Puerto Rico y Brasil. Algo que, hace poco, era impensable para un nuevo talento colombiano. 

Tomado del periódico El Tiempo, 19 de agosto de 2002

horizontal rule


 

La niña consentida de Sony

Pocos artistas consiguen un respaldo tan grande de su casa disquera con su primer álbum y menos desde antes de salir. Maía, en cambio, debutó con pie derecho. 

El álbum debut completo aún no se conseguía en las discotiendas colombianas. Sin embargo, su lanzamiento internacional estaba previsto. Maía, de 20 años, había llegado, primero en imágenes, después en pequeñas, pero importantes, presentaciones en vivo a interesar a Ios altos ejecutivos de la multinacional Sony en países como España y Estados Unidos. 

Así; se saltó el conducto regular que siguen los artistas nuevos, obligados a conquistar primero su país antes de llevar su música al exterior. Pudo ayudar el boom musical colombiano. Pero Maía es más que una figura nueva que aprovecha las puertas abiertas.
"No la conozco personalmente -dice Julio Sánchez Cristo, director del programa radial La FM-. Pero tiene una magia especial. No persigue sombras de otros artistas. No hay posibilidad de que suene a copia. Su estilo tiene matices comerciales pero, por ejemplo, no le teme a enfrentar bossanovas. Es muy colombiana y se llega a sentir su voz folclórica sin ningún temor de exportarla". 

Aunque no creció cerca de los escenarios (alcanzó a tomar el camino de la ingeniería mecánica y fue profesora de alemán e inglés), una de las mejores armas de Maía es su pre sentación en vivo. 

EL TIEMPO fue invitado a uno de estos pequeños shows en Miami. Gracias a ellos, el
disco de Maía fue confirmado como "prioridad de la compañía". "Reforzó la idea que ya teníamos dijo "scar Llord, director de Sony Miami . La habíamos visto en vídeo y, precisamente, estábamos haciéndole seguimiento. Estas presentaciones son pruebas de fuego, te pueden ayudar o dejar ahí. Ahora, viene el lanzamiento internacional". 

También los medios le han abierto las puertas. Sebastián Arias Durán, del canal Htv, explicó: "Todas las semanas hacemos una reunión para escoger los vídeos que se verán en el canal -dijo-. Cuando llegó el vídeo nos emocionamos tanto, que no lo pensamos más. Quisimos contribuir a que trascendiera las fronteras de Colombia y darle un lugar entre las artistas de Latinoamérica". 

Así, el primer vídeo entró en alta rotación en Htv, es decir:12 veces diarias. No contentos con eso, decidieron estrenar el magazín En la mira; que se emitirá a partir de este mes, con ella. El disco debut, El baile de los sueños, ya se consigue en Ecuador y en Venezuela y se escuchará en España, en enero. El canal O Globo de Brasil y Radio Caracas pidieron autorización para que Niña bonita sea la canción de dos nuevas telenovelas. 

"Después de Shakira dice Guillermo Mazorra, de Sony Music Colombia- no habíamos visto una evolución tan rápida y tan importante de una artista como la de ella".

Tomado del periódico El Tiempo, 12 de noviembre de 2002

horizontal rule

 

Es tan talentosa que encabeza la lista de prioridades
 de Sony Music para sus promociones en America Latina

A sus 21 años, esta cantante barranpuillera se perfila como la artista colombiana de mayor
proyección internacional. Hace un año y medio firmó contrato con Sony Music,
y su primer sencillo, Niña Bonita, ya suena en todas las emisoras del país. Esta es Maia. 

Hace seis meses se presentó en Miami ante los grande ejecutivos de Sony MusicSabía que esa noche sería clave porque estaba toda la pesada del mundo de la música y, si bien y había firmado el contrato, su presentación determinaría qué posición ocuparía en las prioridades de la disquera. Maia interpretó cinco temas en vivo ante 60 personas y el resultado no pudo ser mejor.  Cuando bajó del escenario le anunciaron que sería la prioridad en Latinoamérica y que su lanzamiento se haría a nivel mundial. 

Fue el momento decisivo de su carrera y sabía que en esta ocasión no podía dejar pasar la oportunidad, porque "el tren no pasa por segunda vez". EL tren, como dice, pasó por primera vez cuando tenía 16 años y ganó el festival Colombia Suena Bien. El premio era grabar un disco. Pero dice que aún no estaba preparada, y optó por dejar pasar la oportunidad y ponerse a estudiar. Se graduó con honores del colegio Alemán de Barranquilla; luego se matriculó en la Universidad del Norte para estudiar ingeniería química; y hasta hizo un año de intercambio en Alemania y en Estados Unidos. En sus ratos libres tomaba clases de ballet, danza y cantaba donde pudiera, por que poco a poco se daba cuenta de que sin la música no podía vivir. Esos años de estudio fueron clave para adquirir la madurez que necesita ahora que ha pasado de ser una cantante por hobby a una artista profesional. 

Maia sabe que la madurez es un requisito para ser exitoso en el mundo de la música. Madurez para aguantar un sinnúmero de compromisos a la hora que sea, para recibir las críticas con aplomo y mejorar, para darle al público lo mejor de sí, incluso cuando se está enfermo y no hay ánimos ni para hablar, y también para manejar el éxito. Aclara que "no es suficiente tener voz. Tengo que estar pendiente de todo: el baile, el sonido, el maquillaje, incluso debo aprender a gozármela cuando todo está en contra y estoy ronca, o se saltan los tacos del lugar donde voy a cantar". 

Su primer sencillo, Niña Bonita, salió hace tres meses, y ya está comenzando a sonar tanto en Colombia como en Venezuela y Ecuador. Desde que salió el disco, Maia no ha parado de viajar para hacer promociones, cantar y dar entre vistas. Hasta el momento no ha descansado ni un fin de semana, y es poco lo que ha visto a sus padres, que viven en Barranquilla. Pero no se queja, porque sabe que de aquí en adelante el camino es cuesta arriba. "En mi vocabulario no existen las palabras no puedo; si quieres ser bueno, tienes que dedicarle la vida a esto", dice con firmeza. Pero también habla con modestia porque a pesar de su innegable talento y una presencia escénica que le daría envidia hasta a la cantante más veterana, dice que tiene mucho por aprender y que lo único que quiere es que digan "qué buena canción la de Maia".

Tomado de la Revista Jet-Set, No52, diciembre de 2002

horizontal rule

 

Maia y su mar

por Martha Bruges

Desde que salió su disco, el año pasado, la llaman "La niña bonita", así como la canción que interpreta y que ahora es el tema de presentación de la novela La costeña y el cachaco. Así la conocen todos en Prado Mar, sector de Puerto Colombia. Los habitantes de esa población, ubicada a 15 kilómetros de la capital del Atlántico y conectada a ella por la gran carretera conocida como La vía al mar, se han acostumbrado a verla corretear por la playa en compañía de sus perros, Rodin y Moti, y a remontar las olas en su tabla de surfing.

Mónica Vives Orozco, Maia para sus seguidores artísticos, ha vivido 14 de sus 21 años en este municipio de 50 mil habitantes y un muelle centenario que contempla la unión del Río Magdalena con el mar Caribe. Hija única de Rafael Vives y Mónica Orozco, la joven recuerda que en los primeros años no había gas sino en pipeta, el teléfono era un lujo y el agua y la luz faltaban con frecuencia. Las condiciones no eran tan confortables, mas el lugar ofrecía la tranquilidad y cercanía al mar que buscaba.

Al principio ella y su familia vivieron en un apartamento, pero a medida que la niña crecía, iban en aumento su espíritu inquieto, su amor por los animales y sus necesidades de espacio. Quién se aguanta a dos perros corriendo de aquí para allá en cuatro habitaciones? Y adónde meter la bicicleta, la tabla de surfing, los adminículos de béisbol, de voleibol, de basquetbol? ~Y las herramientas? Porque resulta que Maia nunca aprendió a cocinar (los pa tacones son su máximo logro), pero en cambio sí heredó del papá su gusto por la "cacharriada". Es capaz de pintar paredes, reparar electrodomésticos, poner puntos de soldadura y fabricar lámparas. Por eso estudió cinco semestres de ingeniería mecánica en la Universidad del Norte y un semestre de ingeniería de riesgos en Chicago, antes de que la música se la robara de tiempo completo.

A casa grande

Así que para dar cabida a tanta actividad, la familia Vives Orozco resolvió mudarse a una casa grande. Y la consiguieron a la medida de sus requerimientos: 1.200 metros cuadrados distribuidos en dos pisos, ocho habitaciones de techos altos, cielos rasos en madera, amplias ventanas que dejan correr la brisa y una terraza que la bordea. En la segunda planta está el dormitorio paterno y un estudio; en el primer piso, la zona social, el comedor, la cocina, la terraza interior llena de helechos y un patio con trinitarias y cayenas que llega casi hasta la orilla del mar; una de las cosas que más disfruta Mafia es que desde la azotea puede contemplarlo en toda su majestuosidad.

También está su cuarto, o mejor dicho, sus cuartos, porque ella decidió unir dos habitaciones y acomodarse ahí con su gran cama doble que compró en un mercado de pulgas y pintó en verdeazul; con su equipo de sonido y sus CDs de todos los ritmos y épocas; con sus velas de colores, sus sillones inflables, sus peluches y sus collages pegados en las paredes. Tiene además dos baños, un clóset para sus herramientas y un cuarto-ropero. En broma su papá le dice que si allí tuviera una nevera, no la verían por el resto de la casa. Algo difícil de creer porque las energías de la joven le alcanzan para recorrer a diario las playas de Prado Mar, gozar del mar, ir a Barranquilla si es necesario, o viajar por todo el país a promocionar su disco, El baile de los sueños.

Otro de sus lugares favoritos es la terraza de las hamacas y las mecedoras, donde casi todos los anocheceres se reúne con su copioso grupo de amigos a "echar carreta", a reírse, o a recibirle la visita a su novio, Oliver Ackermann, estudiante de administración de empresas, hijo de alemanes que ha aprendido a amar la danza y la música tanto como ella.

Tomado de la Revista Alo, No.375, 7 de marzo de 2003

horizontal rule

 

 

ENTRE DOS POLOS

 
DIRECTA, DESPARPAJADA Y CON LOS PIES BIEN PUESTOS SOBRE LA TIERRA. EL GENIO Y FIGURA DE LA ARTISTA QUE ESTÁ POR LANZAR SU SEGUNDO DISCO

....." Ingenuidad es uno de los temas de su próxima producción. "Los mentirosos también son ingenuos. Es la historia de alguien que nunca pensó que lo iban a dejar", cuenta divertida.

Ella misma `se craneó el vídeo de la canción, lleno de pelucas y de muchas personalidades, pero con un solo rostro verdadero. "Me encantó manejar tanta fantasía y aprovechar las posibilidades de crear una especie de superhéroe. La música entra por los ojos". 

Maía es la que es. De la misma forma como maneja su vida compone sus canciones. "Escribo temas simples, pero en ningún momento suplicantes". Ese. es su sello profesional y personal: "Pido perdón, pero sin suplicar nada". 

El segundo trabajo discográfico implicaba para ella una responsabilidad gigantesca. Debía demostrar que no solo era el suceso de un disco, sino que lo suyo tenía una continuidad que merecía ser tenida en cuenta. Su línea es supercaribeña, pero también incluyó baladas románticas. Todo muy a su gusto.

"Aquí tomo las decisiones. Le tengo mucha fe a este disco".

Tomado de la Revista TV y Novelas No.421, 17 de enero de 2005

horizontal rule

 

 


LA PROXIMA SORPRESA MUSICAL:

A mediados del año el sonido musical de Maía será solo un buen recuerdo de la carrera de esta cantante colombiana. Como ella misma dice, fue una etapa que llegó al punto máximo con su Niña bonita y por eso está preparando su nuevo sonido que trae de la mano un cambio en su look y en su estilo. Aunque no es fácil imaginar cómo sonará la nueva Maía, ella lo resume como "lo que ha pertenecido a mi historia musical: rock, cumbia, flamenco, funk, jazz, rythm & blues, soul, disco y tango, pero con ese sabor latino, esa salsita que uno le pone y lo que la hace diferente a lo que otros pueden hacer".

Por todo esto, no se atreve a ponerle nombre a lo que siente, escribe y canta en este momento y por eso espera que quien lo oiga le ponga nombre y color. "Estoy haciendo lo que quiero con esos elementos que han gustado a todos a través del tiempo. Voy a tener un bebé diferente", afirma Maía. Para esto está concentrada en componer todas las canciones, en su vida de vampiro que la lleva a grabar de lo de la noche a 5 de la mañana, a entrenar en las mañanas y dormir en las tardes. Y reafirma que "pensar engrande no es ser iluso aunque hay que tener conceptos globales y acertados con respecto a la realidad".

Tomado de la Revista Carrusel No.1410, 30 de marzo de 2007

horizontal rule

 

 

Con 'Instinto', Maía marca su regreso

La cantante y compositora barranquillera lanza su más reciente álbum, después de cinco años de ausencia del mercado discográfico

Han pasado cinco años desde que Maía lanzó al mercado colombiano su último álbum, titulado Natural, del que se recuerdan los éxitos Ingenuidad y Aguacero. Pero en este tiempo no se alejó de la música, sino que se dedicó a dar conciertos y a participar, como jurado y profesora, en una convocatoria de cantantes por Internet que organizó una firma de productos cosméticos.

Maia, cantante, compositoraDesde ayer, su sonido regresó a las emisoras nacionales con No guererte, el primer sencillo de su nuevo álbum, que se llama Instinto, y que, en una suerte de experimento, apareció en simultánea con la canción.

"Lo más importante de este proyecto es que se le puso todo el corazón y la pasión, así que, ¿para qué guardarse cosas? De una vez, mandémoslo todo. Este es el trabajo de los últimos cinco años y yo pongo todas mis cartas sobre la mesa, de forma sincera", dijo la cantante y compositora barranquillera, cuyo nombre real es Mónica Vives Orozco.

Su producción también estará disponible en iTunes.

Con la espontaneidad que la caracteriza, Maía reveló que en Instinto fusionó boleros románticos, baladas desgarradoras, sensuales percusiones caribeñas, el pop más fresco -"en el que hay rythm and blues y sonidos europeos", en sus palabras- y el poder del rock, como sucede con No quererte, tema que le compuso la argentina Claudia Brant.

"La canción tiene un momento de luto, de reflexión; pero luego la vida sigue, ya vuelve a la normalidad. Es una cuestión de carácter, siempre he dicho que no me gusta cantar temas suplicantes, lo cual no significa que no sufra o que no pida perdón. Es una manera diferente de manejarlo; pido perdón, pero con dignidad; sufro, pero recapacito; tengo problemas, pero vuelvo al camino", asegura Maia, que saltó a la fama en el 2003 con su canción Niña bonita y ratificó su éxito con la dramática Se me acabó el amor.

"Con esa canción me di cuenta de que lo que más me gusta es transmitir. Me encantan la rumba, ser fuerte y extrovertida, pero también me encanta esa parte en la que se tocan fibras", señala la cantante, que aprovechó una pausa para experimentar con otros ritmos, como el jazz y el blues, y para lanzar un sencillo que la mantuvo vigente. Qué será de mí.

"Este receso me sirvió mucho para conocerme como artista. Lo que pasó con Niña bonita fue una bendición, pero sucedió muy rápido. Yo necesitaba un momento para evolucionar. La gente había sido muy linda conmigo como para sacar un tercer disco del que no estuviera convencida", agrega.

Instinto contiene 13 canciones, la mayoría de ellas compuestas por Maía, con los arreglos del español Nacho Mañó, integrante de la banda Presuntos Implicados.

Tomado del periódico El Tiempo, 26 de abril de 2012 

horizontal rule