Efren Isaza

Argelia, Antioquia

Fotografos

Figura Humana

Ver sección completa  Ver sección completa

Efrén Isaza 

www.efrenisaza.com

 

fotógrafo


Artista antioqueño, residente en Bogotá

horizontal rule

Fotógrafo de moda y diseñador gráfico. Trabaja para importantes revistas (Cromos, Semana, Aló, Fucsia, Caras, Stétika, Novias y bodas, Infashion), y realiza campañas para grandes marcas y diseñadores colombianos.
Es uno de los fotógrafos más influyentes del país con un estilo caracterizado por el constante juego de contrastes tanto visuales como conceptuales. Explora la forma humana de una manera clásica y sutil pero sofisticada y con cierta frivolidad a la vez, maximiza el balance entre la belleza, el carácter y la sensualidad de los elementos que componen sus imágenes las cuales poseen una línea simple sobre escenarios muchas veces costumbristas, interpretando y conceptualizando así el cambiante lenguaje de la moda.

Tomado de http://www.zaragozalatina.com/actividades/colombia/moda/efren.asp 

horizontal rule


 

Si hay algo que caracterice la fotografía de Efrén Isaza es esa sensación de sorpresa que producen los enigmas.

?sa es, al final, la razón de su trabajo, poder transmitir algo distinto a través de las imágenes.

El arte siempre guardó un puesto fundamental en su vida. A los ocho años pintaba óleos y su abuela paterna era la encargada de guiarlo a pesar de que fue un autodidacta en este campo. Antes de llegar a la fotografía, pasó por el diseño gráfico y posteriormente por el diseño de modas. Fue ahí, en medio de los cortes, de las telas y de un portafolio que tenía que armar, que tomó conciencia del encanto de la imagen capturada.

Tomó clases particulares con Alberto Montoya en Medellín y tiempo después se fue a Holanda a hacer un curso de iluminación. Se dio cuenta de que gran parte de la técnica estaba aprendida y que el resto del trabajo lo hacía la sensibilidad.

Ha trabajado para varias revistas haciendo editoriales de moda, y a pesar de que el trabajo creativo en las campañas publicitarias es limitado y con muchos parámetros, también es un campo que ha explorado y en el que es bastante apetecido.

Sin embargo, es en la libertad absoluta donde realmente se siente satisfecho. Efrén es de aquellos fotógrafos que quiere estar omnipresente en todos los aspectos. Le gusta decidir en cada detalle de la producción, desde la elección de la modelo, el maquillaje, el peinado, los accesorios, la decoración de la locación hasta lo que más le concierne como la iluminación, la pose y los encuadres. No es que crea que solo él lo pueda hacer bien, es simplemente que la idea de una fotografía la tiene en la cabeza y será difícil para otro leerle la mente. A sus creaciones fotográficas le gusta imprimirle siempre un elemento latino, porque considera que esta cultura es exuberante y rica en colores y en formas. Le interesa involucrarse en proyectos que tengan elementos autóctonos, de culturas definidas como la de los indígenas. No es un fotógrafo que se limite a los estudios porque los  exteriores le suponen un reto más grande. 

A la hora de escoger el sujeto de su lente prefiere a las modelos delgadas con un look especial,  que tengan alguna imperfección y un toque extraño en la mirada. Las prefiere a las actrices y celebridades, porque con ellas le toca manejar los egos propios de estos personajes. La realidad está en el cotidiano de la vida, por eso, al hacer una fotografía, prefiere situaciones no convencionales, que tengan un punto de quiebre y que generen una sensación particular para que se quede grabada en la memoria.

Aunque siempre le han insistido abrirse un camino en el exterior, Isaza aún cree que en Latinoamérica hay mucho por hacer; sin embargo, como cualquier fotógrafo, sueña con  estar en las páginas de las revistas Vogue o W.

Liliana López Sorzano | EL ESPECTADOR , 2008

Tomado de  http://www.elespectador.com/impreso/cultura/gente/articuloimpreso-moda-arte-de-efren-isaza 

horizontal rule

 

 


Moda hecha arte

Por Marianna Trivella

En Art Basel Miami Beach 2009, el encuentro de arte contemporáneo con mayor relevancia de Estados Unidos, se exhibieron imágenes de maestros de la fotografía como Richard Avedon, Helmut Newton y Horst P. Horst, entre otros. Y a la par de estas se expusieron también 50 obras de distintos tamaños de Efrén Isaza, fotógrafo colombiano que llegó a este evento de la mano del coleccionista alemán Gert Elfering, antiguo propietario de la famosa foto de Carla Bruni desnuda, que se vendió en 91 mil dólares el año pasado.

El trabajo fotográfico de Isaza en CARAS y otras publicaciones colombianas le permitió hacer equipo con la productora de modas Sandra Merchán, quien lo relacionó con Elfering y otros conocedores de arte, que se interesaron en sus fotografías y le abrieron las puertas para exponer en varios lugares del mundo.

Las obras se presentaron en la galería de Casa Tua, un club, hotel y restaurante de moda en la Capital del Sol. En este mismo lugar Isaza mostró hace un mes, apoyado por Elfering y el artista inglés Andy Cowan, otra parte de su trabajo. "La primera exhibición incluyó 50 piezas, elaboradas hace cinco años, y todas se vendieron. En Art Basel la mayoría fueron nuevas, aunque también hubo algunas fotos viejas", le dijo Isaza, de 37 años, a CARAS, que publica en exclusiva cuatro de las más impactantes imágenes que estuvieron en la feria y seguirán expuestas hasta finales de este mes en Casa Tua. Las fotos combinan elementos de la pintura y el. diseño gráfico y de moda.

Este artista lo primero que hace es alterar las imágenes que toma. En el computador les cambia las proporciones a los cuerpos y modifica los espacios. Luego las imprime con los cambios y trabaja sobre ellas -con acrílicos, lápices, tizas y tintas- sus bocetos y dibujos. "En ellas hay un poco de sabotaje a lo académico, pero continúan guardando una sofisticación y un cierto culto al clasicismo y al costumbrismo", dice Isaza, y agrega que sus piezas más recientes están influenciadas por el expresionismo, el fauvismo y el surrealismo. Las críticas que a veces le hacen por lo delgadas que deja a las modelos que retrata no le preocupan porque, asegura, "trato de ser honesto con mis pensamientos, de ser coherente con mis percepciones y de no preocuparme por complacer a nadie o por hacer 10 que la gente espera ver". Por eso mismo prefiere trabajar con mujeres desconocidas, pues "le permiten crear con mayor libertad, sin estar sujeto a imágenes preestablecidas". No obstante, frente a su lente han estado las modelos y actrices más reconocidas del país.

Este paisa, nacido en el municipio antioqueño de Argelia, es fotógrafo de moda desde hace 11 años. "Me apasioné por esta porque descubrí que mezclaba todos los elementos artísticos que me han interesado desde niño", cuenta. A los siete años pintó su primer cuadro y durante la primaria ganó varios concursos de dibujo. En la adolescencia comenzó a hacer fotografías con la cámara de su hermano.

Todo parecía conducirlo a estudiar arte, pero después de salir del colegio se matriculó en ingeniería industrial en Medellín. La rigidez de la carrera chocó con su espíritu artístico. Se retiró y se inscribió en una más afín a sus intereses e inquietudes: diseño gráfico y de moda. Al culminar sus estudios universitarios tomó clases privadas durante dos años con el fotógrafo Alberto Montoya para aprender los entresijos y las técnicas de este oficio. En Holanda completó su formación con cursos de iluminación para fotografía de moda.

Cuando regresó a Colombia comenzó a trabajar en diferentes publicaciones. "En un principio me costó mucho hacer fotos para las revistas porque tenían sus directrices muy definidas y a mí siempre me ha gustado ser libre para crear", cuenta Isaza. Para que esto no se le volviera un problema decidió que viviría de la fotografía editorial y publicitaria, pero en forma simultánea haría las imágenes conceptuales y creativas que tanto lo satisfacen.

En estos momentos, por cuestiones profesionales, el fotógrafo debe repartir su tiempo entre las ciudades de Nueva York, Miami y Bogotá, pero quiere seguir teniendo a Colombia como base y su fuente de inspiración. "Creo que es posible expresar a otro nivel el compendio de nuestra cultura, mostrando su belleza extrema pero manteniendo su sencillez y autenticidad", comenta. Su próximo proyecto incluye hacer fotos de moda en algunos de los pueblos más recónditos de nuestro país. "Quiero mostrar una mujer sofisticada, que tenga lectura en todo el mundo, en un ambiente muy autóctono", cuenta este artista, al que haber participado en Art Basel Miami, donde vendió unas 15 obras le abrirá, sin ninguna duda, muchas puertas alrededor del mundo en el próximo año.

Tomado de la Revista Caras, diciembre 19 de 2009.