Meta Departamento

Meta

Ciudades y sitios

Figura Humana, Paisaje, Varios, Visual, Paisaje Urbano

 
 

Turismo en Meta

Artistas del Meta

Reinas del Meta

  Departamento del META

 
 


www.turismometa.gov.co

www.meta.gov.co


 


ASI ERA EL META EN 1995

El departamento del Meta se encuentra ubicado el la parte centro oriental de Colombia, limitando al norte con los departamentos de Cundinamarca y Casanare, al oriente con el departamento del Vichada, al sur, con los departamentos de Guaviare y Caquetá, y al occidente con los departamentos del Caquetá y el Huila.

El territorio del departamento del Meta está formado por una buena parte de los Llanos Orientales y por estribaciones orientales de la cordillera Oriental de los Andes, distinguiéndose tres regiones físicamente diferentes: la primera, comprendida dentro de los Llanos Orientales propiamente dichos y caracterizada por terrenos planos, regados por numerosos ríos y corrientes menores, sobre los que se levanta una vegetación compuesta principalmente por pastos naturales y pequeños árboles, los que en las riberas de los ríos y caños forman bosques de galería; la segunda está formada por tierras altas, quebradas y húmedas, pertenecientes a la vertiente oriental de la cordillera Oriental, con vegetación propia del bosque húmedo tropical; y la tercera, al occidente, está constituida por la serranía de La Macarena, la que es una mole montañosa, aparentemente independiente del sistema montañoso de los Andes, con alturas hasta de 2.500 m.s.n.m., la que es además, de especial interés, por cuanto su fauna y flora son excepcionales, encontrándose allí especies únicas, lo que ha obligado a declararla reserva nacional, con fines científicos.

Entre los accidentes orográficos del departamento del Meta se destacan la serranía de La Macarena, la cordillera de los Picachos, la sierra Chamuza, y el páramo de Sumapaz, en los límites con el departamento de Cundinamarca, sobre el que se encuentran los cerros El Rayo y Nevado, y los altos Oseras y Ramírez. Son además notables los cerros Bomas, Buenavista, Cruces, El Dormilón, Galápago, La Mensura, Leiva, Mirador, Peralta y Purgatorio, pertenecientes en su totalidad al relieve de la cordillera Oriental.

La gran llanura, de tierras bajas y calurosas, entre abril y diciembre presenta una temporada de lluvias, que en partes inunda las sabanas interrumpiendo las comunicaciones, y en el resto del año predomina el tiempo seco. En las zonas montañosas la temperatura varía con la altura y las lluvias se presentan principalmente de marzo a mayo y de septiembre a enero.

Los ríos Acacias, Ariari, Camoa, Guamal, Guarrojo, Guatiquía, Guaviare, Guayabero, Guayuriba, Güejar, Humadea, Manacacías, Meta y Upía, además de numerosas quebradas, caños y fuentes de menor caudal, conforman la red hidrográfica del departamento del Meta.

Para cuando los conquistadores españoles llegaron a los territorios actuales del departamento del Meta, ellos se encontraban poblados por numerosas tribus indígenas, en su mayor parte de las familias lingüísticas caribe, y arawak. Algunas de ellas han logrado sobrevivir hasta ahora, como es el caso de los guahibos, huitotos, piapocos y salivas.

Los primeros conquistadores en pisar estas tierras fueron Diego de Ordaz en 1531 y Alonso de Herrera en 1535. Un poco después, lo hicieron Jorge Spira, Nicolás de Federmán, Hernán Pérez de Quesada, Juan de Avellaneda y Gonzalo Jiménez de Quesada.

Durante la Colonia, la región fue administrada directamente desde Santa Fe. Por mandato del congreso de Cúcuta de 1821, ella entró a formar parte del departamento de Boyacá, pero entre 1831 y 1856, conformó con los terrenos del Vichada, el territorio de San Martín, que formó parte del estado federal de Cundinamarca. Entre 1867 y 1868 pasó a ser administrado por la nación, con la denominación de Territorio nacional del Meta, el cual fue convertido en intendencia en 1909. Por último, la ley 118 de 1959, creó el departamento del Meta, con capital en la ciudad de Villavicencio, habiendo empezado su nueva vida político administrativa el Io de julio de 1960.

Económicamente el departamento del Meta depende principalmente de las actividades de los sectores agropecuario, agroindustrial, del comercio y de los servicios.

El Meta cuenta con interesantes sitios turísticos como el hermoso paisaje de la llanura, la cultura y la amabilidad de su gente, sus pueblos tranquilos unas veces y festivos otras, el folclor, los balnearios en las incontables corrientes de agua y sus especiales condiciones de tierras dedicadas al trabajo.

Meta

División territorial: 1831.
Departamento: 1909.
Extensión: 85.286 km2.
Temperatura predominante: 26°C,
Población Censo 93: 583.418 habitantes
Actividad económica: agropecuaria, agroindustrial, comercio y servicios.
División Político
administrativa: 29 municipios.
Capital: Villavicencio.

 

■ ACACIAS

El municipio de Acacias se encuentra localizado aproximadamente a 32 km al sur de la ciudad de Villavicencio. Sus territorios comprenden en gran medida, planos inclinados pertenecientes al piedemonte de la vertiente oriental de la cordillera Oriental; en el límite con el departamento de Cundinamarca se localiza la mayor altura, cercana a los 3-500 m.s.n.m.; por la variedad de su relieve, la jurisdicción presenta los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Acacias, Guayuriba, Orotoy y Sardinata, además de las de algunas corrientes de menor caudal.

El poblado tuvo sus inicios en los años finales del siglo XIX, cuando varios grupos de colonos se asentaron en las cercanías de donde hoy se encuentra el casco urbano, en busca de buenas tierras que pudieran destinar a los usos agropecuarios. En varias ocasiones ha sido elevado a la categoría de municipio, siendo la primera de ellas en 1935 y la última, en el año 1960.

Económicamente el municipio de Acacias depende de las actividades propias de la agricultura, y en menor escala, de las de la ganadería, tanto con fines lecheros, como para la producción de carne.

Acacias

Fundación: finales del siglo XIX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1935.
Altitud: 552 m.s.n.m.
Temperatura media: 25°C.
Población Censo 93: 34.415 habitantes.
Actividad económica: agricultura.

"Festival del Retorno"; "Torneo Internacional de Música Llanera".

Fiestas y eventos:
Atractivo: río Guayuriba.

■ BARRANCA DE UPÍA

Aproximadamente a 140 km al noreste de la capital departamental está localizado el municipio de Barranca de Upía. Sus territorios son en la gran mayoría planos o ligeramente ondulados, salvo en la parte más septentrional de la jurisdicción, donde se encuentran algunas elevaciones cercanas a los 500 m.s.n.m.. Por la conformación de su topografía, los suelos solamente contemplan el piso térmico cálido. Riegan sus tierras las aguas de los ríos Cabuyarito y Upía, además ele algunas fuentes menores.

El caserío inicial se fue formando en el transcurso del siglo XX, por el encuentro de varios colonos que con anterioridad se habían asentado en las proximidades de las corrientes de agua cercanas a donde está ahora el casco urbano. Durante algún tiempo, el poblado fue conocido con el nombre de Cumaral, pero dado que a la jurisdicción de ese nombre pertenecía, el nombre le fue cambiado por el de Barranca de Upía. Su desarrollo, aunque ha sido un poco lento, le permitió que en 1988 alcanzara la categoría de municipio.

La agricultura, en la que son importantes los cultivos de arroz, sorgo, maíz, caña de azúcar, yuca y plátano, y la ganadería, especializada en la cría, levante y ceba de vacunos para la producción de carne, son las actividades económicas principales del municipio de Barranca de Upía.

Barranca de Upía

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1988.
Altitud: 240 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C.
Población Censo 93 2.836 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Municipales".
Atractivo: río Upía.

■ CABUYARO

Sobre territorios en los que predominan las planicies correspondientes a la iniciación de los Llanos Orientales, en los que por su topografía únicamente se presenta el piso térmico cálido, bañados por las aguas de los ríos Cabuyarito, Humea, Meta y Upía, además de varias fuentes de menor caudal, aproximadamente a 113 km al oriente de la ciudad de Villavicencio, sobre la margen izquierda del río Meta y muy cerca de la desembocadura del río Cabuyarito a éste, se encuentra el municipio de Cabuyaro.

Desde principios del siglo XX fueron llegando gran cantidad de colonos a la región, los que poco a poco iban formando un caserío en la orilla izquierda del río Meta, sin mayores pretensiones, pero las facilidades que brinda el río y la riqueza natural de la zona, fueron haciéndolo crecer hasta ser elevado, en 1962, a la categoría de municipio independiente, segregando sus territorios de los del municipio de Cumaral, al que pertenecía.

Las principales actividades económicas del municipio de Cabuyaro, como en la mayoría de los municipios del Meta, giran alrededor de la agricultura y de la ganadería.

Cabuyaro

Fundación: principios del siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1962.
Altitud: 235 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C.
Población Censo 93 2.431 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Feria Comercial y Ganadera de Cabuyaro".
Atractivo: baños naturales.

■ CASTILLA LA NUEVA

El municipio de Castilla la Nueva se encuentra localizado sobre la margen izquierda del rio Guamal, aproximadamente a 61 km al sur de la ciudad de Villavicencio, sobre territorios planos correspondientes a la iniciación de los Llanos Orientales. De acuerdo con su conformación topográfica, solamente presenta el piso térmico cálido. Riegan sus suelos las aguas de los ríos Guamal y Orotoy, las de los caños Carnicería, el Contento y Humachica, además de las de otras corrientes de menor caudal.

Hacia los años 20 del siglo XX, se fueron reuniendo en la región ai oriente del pueblo de Guamal, sobre las márgenes del río que lleva ese nombre, varias familias de colonos y campesinos que terminaron por unirse en un poblado. La riqueza de la región en cuanto a las producciones de sus cultivos y los buenos pastos, hicieron que el pueblo progresara hasta alcanzar en 1961 la categoría de municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del municipio de Guamal.

Las principales actividades económicas del municipio de Castilla la Nueva, están centradas en la producción agropecuaria. Son destacadas sus producciones de arroz, plátano, maíz, yuca, cacao y caña de azúcar, así como la cría, levante y ceba de vacunos.

Castilla La Nueva

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1961.
Altitud: 450 m.s.n.m.
Temperatura media: 26°C
Población Censo 93 3.874 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Ferias y Fiestas Municipales"; "Feria; Comercial de Castilla la Nueva".
Atractivo: río Guamal

 

■ CUBARRAL 

Sobre la margen izquierda del río Ariari, en territorios que por el oriente son planos o ligeramente ondulados, pertenecientes al inicio de los Llanos Orientales, y por el occidente correspondientes al piedemonte de la cordillera Oriental, encontrándose allí como especial accidente orográfico la serranía Los Laureles, con alturas superiores a los 3-500 m.s.n.m., en los que por la conformación del relieve están presentes los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, y son regados por las aguas de los ríos Aguas Claras y Ariari, además de varias quebradas y fuentes menores, aproximadamente a 70 km al sur de la ciudad de Villavicencio, está el municipio de Cubarral.

Algunos colonos atraídos por las riquezas ofrecidas por la zona, se fueron asentando en las cercanías de la desembocadura del río Aguas Claras al Ariari, formando un pequeño caserío que progresó rápidamente. En 1960, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del municipio de Guamal, fue elevado a la categoría de Municipio.

Económicamente el municipio de Cubarral depende de la agricultura y la ganadería.

Cubarral

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1960
Altitud: 180 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C
Población Censo 93 6.638 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Ferias y Fiestas Cubarral"
Atractivo: río Ariari

■ CUMARAL

Aproximadamente a 27 km al noreste de la capital del departamento del Meta, se encuentra el municipio de Cumaral. Sus territorios, en los que se distinguen dos regiones diferentes, una al occidente, quebrada, con alturas que superan los 2.000 m.s.n.m., y la otra, al oriente, plana o ligeramente ondulada, correspondiente al inicio de los Llanos Orientales. Por lo variado de su relieve, la jurisdicción presenta los pisos térmicos cálido, medio y frío. Sus suelos están bañados por las aguas del río Guacavía, y de algunas quebradas y corrientes de menor caudal.

En el transcurso del siglo XX se fueron instalando en la región cercana a la población de Restrepo varios colonos que buscaban en esas tierras un mejor futuro para sus familias, hasta lograr conformar un poblado que, ya en 1955 presentaba buenos desarrollos y población suficiente, para

merecer ser erigido en municipio independiente.

La agricultura, en la que sobresalen sus producciones de arroz, maíz, plátano, yuca, algodón, café, cacao y caña de azúcar, y la ganadería, tanto para la producción de leche, como de carne, son las principales fuentes de ingresos del municipio de Cumaral.

Cumaral

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1955
Altitud: 480 m.s.n.m.
Temperatura media: 26°C
Población Censo 93 11165 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Festival de La Libertad"; "Festival Internacional del cacho"
Atractivo: río Guacavía

■ EL CALVARIO

Sobre territorios que en su mayor parte son quebrados, correspondientes al relieve de la vertiente oriental de la cordillera Oriental, donde se presentan alturas superiores a los 3.500 m.s.n.m., en los que se destacan como accidentes orográficos los páramos El Atravesado, las Burras y San José, contemplando, por lo variado de la topografía, los pisos térmicos medio, frío y páramo, regados por las aguas de los ríos Guatiquía y Santa Bárbara, además de varias corrientes menores, aproximadamente a 50 km al norte de la ciudad de Villavicencio está el municipio de El Calvario.

Los procesos migratorios de los Llanos Orientales, generados en la violencia indiscriminada en el siglo XX, llevaron a algunos colonos a subir a las montañas buscando refugio y encontrando buenas tierras para el desempeño agropecuario. A pesar de ser difícil el acceso al casco urbano del pueblo, en 1955 fue erigido en municipio con el nombre de El Calvario.

Las principales actividades económicas del municipio de El Calvario giran alrededor de la agricultura y la ganadería, y en menor escala, de la explotación forestal.

El Calvario

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1955
Altitud: 1766 m.s.n.m.
Temperatura media: 19°C
Población Censo 93 3.007 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas municipales"
Atractivo: baños naturales

■ EL CASTILLO

El municipio de El Castillo se encuentra ubicado aproximadamente a 115 km al suroeste de la capital departamental, en territorios que en su mayoría son quebrados, pertenecientes a la vertiente oriental de la cordillera Oriental, en los que al occidente, en los límites departamentales con Cundinamarca, se encuentra el páramo de Sumapaz; por la conformación de su topografía, la jurisdicción ofrece los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Ariari, La Cal y Uruime, además de numerosas quebradas y fuentes de menor caudal.

Durante el siglo XX la zona se fue poblando de colonos hasta formar un pequeño caserío que luego fue dependiente del municipio de Granada, el que fue progresando hasta ser inspección de Policía primero, y en 1976, alcanzar la categoría de municipio, debiéndose segregar sus territorios de los de la jurisdicción del municipio al cual pertenecía.

La agricultura, en la que sobresalen las producciones de cultivos de maíz, caña de azúcar, arroz, ajonjolí, café, cacao y frutales, y la ganadería especializada en la cría, levante y ceba de vacunos, se destacan corrió las principales actividades económicas del municipio de El Castillo.

El Castillo

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1976
Altitud: 480 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo 93 7905 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales"
Atractivo: Parque nacional natural Sumapaz

■ EL DORADO

Sobre terrenos que en su totalidad son planos, pertenecientes a los Llanos Orientales, que por su conformación topográfica únicamente presenta el piso térmico cálido y son bañados por las aguas de los ríos Ariari, Cafre y Guayabero, y las de los caños Arenales, Guarupayas, La Torre, Malabrigo, Palomas, Pororio, Rico y Venado, entre otros, aproximadamente a 450 km al sureste de la ciudad de Villavicencio, está el joven municipio de El Dorado.

Dentro del proceso de colonización de los Llanos Orientales y en especial del sur del departamento del Meta y del norte del departamento del Guaviare, y en la medida en que las carreteras y accesos iban avanzando entre Villavicencio y San José del Guaviare, se fueron formando especies de estaciones, una de las cuales llegó a ser El Dorado, sobre la margen derecha del río Ariari, la que en 1994 fue erigida municipio, empezando a ejercer su vida independiente a partir de 1995.

Las principales actividades económicas del municipio de El Dorado giran en torno de la agricultura, la ganadería y en menor escala, de la pesca.

El Dorado

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1995
Altitud: 245 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C
Población Censo 93 6.903 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Ferias y fiestas municipales"
Atractivo: río Ariari

■ FUENTE DE ORO

Aproximadamente a 101 km al sur de la capital del departamento del Meta, se encuentra localizado el municipio de Fuente de Oro. Los territorios de la jurisdicción son completamente planos, pertenecientes a los Llanos Orientales y por la conformación de su relieve, únicamente presentan el piso térmico cálido. Bañan sus suelos las aguas del río Ariari y las de los caños Cural, Guanayas, Iraca, Iraqué, Upín y Uricharé.

Entre los años* 1941 y 1943 se dieron los primeros pasos en la formación del caserío que entonces se llamó San Antonio del Ariari, de lo que fueron sus gestores, entre otros, los señores Alberto Herrera, Ulaislao Castro y Alopio Silva, y las señoras Belén Niño y Julia Ortiz. En 1951 el poblado fue reorganizado y en 1952 ya se contaba con un trazado de calles y alrededor de 100 viviendas, las que, por la violencia política que azotó a la región en los años siguientes,

no duraron mucho; la población fue atacada y convertida en cenizas. Sobre el mismo trazado y unos años después, los habitantes volvieron y la reorganizaron hasta alcanzar en 1956 la categoría de corregimiento, dependiente de San Martín. El 28 de noviembre de 1960, fue erigido municipio con el nombre de Fuente de Oro, o. Fuentedeoro

La agricultura y la ganadería son las principales actividades económicas del municipio de Fuente de Oro.

Fuente de Oro

Fundación: 1941.
Fundador: Alberto Herrera, Belén Niño, Julia Ortiz,
Ulaislao Castro y Alopio Silva.
Erección municipio: 1960.
Altitud: 400 m.s.n.m.
Temperatura media: 26°C
Población Censo 93: 8.347 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Festival Agroindustrial y Ganadero del Ariari".
Atractivo: playas en el río Ariari; museo arqueológico de la inspección de Policía de Puerto Santander.

■ GRANADA

Sobre territorios en los que se destacan como accidentes orográficos la sierra Chamuza, la cordillera de Los Picachos, las mesas de Fernanda y Yamanes, y las sabanas de San Juan, los que por la conformación de su relieve presentan los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, y están regados por las aguas de los ríos Ariari, Guape y Güejar, además de numerosas quebradas, caños y otras fuentes de menor caudal, aproximadamente a 93 km al sur de la ciudad de Villavicencio, se encuentra el municipio de Granada, en el que anualmente se celebra el "Festival y Reinado nacional de la Cosecha", haciéndole honor a la productividad de esas tierras.

A principios del siglo XX llegaron a la región algunos colonos que la encontraron propicia para las labores agrícolas, decidiendo entonces formar un caserío que al principio llamaron Boca de Monte, logrando en muy corto tiempo, un notorio desarrollo, el que le permitió ser elevado a la categoría de municipio en el año 1956, a partir del cual ha venido funcionando independientemente.

El principal renglón de la economía del municipio de Granada está constituido por la agricultura, secundado por la ganadería.

Granada

Fundación: principios del siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1956.
Altitud: 450 m.s.n.m.
Temperatura media: 26°C
Población Censo 93: 32.519 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Festival y Reinado Nacional de la Cosecha".-
Atractivo: río Ariari.

■ GUAMAL

El municipio de Guamal se encuentra localizado aproximadamente a 51 km al sur de la capital departamental. Sus territorios, en la parte occidental, presentan algunos accidentes orográficos que alcanzan alturas superiores a los 4.500 m.s.n.m. y los que hacen que en la jurisdicción se presenten los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Guamal, Humadea, Humacleita y Orotoy, además de numerosas quebradas, caños y otras fuentes de menor caudal.

A finales del siglo XIX varios colonos se asentaron sobre la margen izquierda del río Guamal, en el camino que de Villavicencio conducía al sur del "Territorio Nacional" del Meta, formando un pequeño poblado, que con el tiempo y al ser paso obligado de los comerciantes, fue desarrollándose hasta alcanzar en el año de 1956, la categoría de municipio. De sus territorios fueron segre-

gados posteriormente los municipios de Castilla la Nueva y Cubarral.

La agricultura, en la que son importantes las producciones de café, plátano, yuca, arroz, maíz, cacao, algodón, caña de azúcar y fríjol, y la ganadería, especializada tanto en la producción de leche como en la cría, levante y ceba de vacunos, son las principales actividades económicas del municipio de Guamal.

Guamal

Fundación: finales del siglo XIX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1956.
Altitud: 518 m.s.n.m.
Temperatura media: 25°C .
Población Censo 93: 7.413 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Ferias y Fiestas de Guamal"; "Festival de Colonias".
Atractivo: baños naturales.

■ LA MACARENA

Aproximadamente a 270 km al suroccidente de la capital del departamento del Meta, se encuentra el joven municipio de La Macarena. Sus territorios están comprendidos en la sierra que lleva su nombre y en ellos se presentan alturas superiores a los 2.000 m.s.n.m.. Dada la conformación de su topografía, están presentes en la jurisdicción los pisos térmicos, cálido, medio y frío. Riegan los suelos las aguas dé los ríos Duda, Guaduas, Guayabero y Losada, y las de numerosas quebradas y fuentes de menor caudal.

A mediados del siglo XX un gran número de colonos especializados en la explotación forestal fueron abriendo fincas en medio de las selvas de la serranía, pero necesitando de la colaboración de otros, decidieron unirse formando un caserío, al que llamaron con el nombre del paraje: La Macarena. En 1980, gracias al desarrollo alcanzado y al gran potencial científico de la serranía, el pueblo fue elevado a la categoría de municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del municipio de San Juan de Arama.

Económicamente el municipio de La Macarena depende principalmente de la ganadería y de la explotación de los recursos forestales.

La Macarena

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1980.
Altitud: 380 m.s.n.m.
Temperatura media: 26°C
Población Censo 93: 10.454 habitantes.
Actividad económica: ganadería y explotación forestal.
Fiestas y eventos: "Ferias y Fiestas de la Macarena".
Atractivo: Parque Nacional natural Sierra de la Macarena.

■ LA URIBE

Sobre territorios montañosos pertenecientes a la vertiente oriental de la cordillera Oriental de los Andes, en los que se alcanzan alturas cercanas a los 3.000 m.s.n.m. los que por su conformación topográfica presentan los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, regados por las aguas de los ríos Duda, Guape, Leiva y Papamene, de las quebradas Dulzaina, Lagartija, Las Pailas y Yavía, y las de numerosas fuentes menores, aproximadamente a 185 km al suroccidente de la ciudad de Villavicencio, está el municipio de La Uribe.

Por razones similares a las que dieron origen al municipio de La Macarena, se formó, sobre las faldas de la cordillera Oriental, el pueblo de La Uribe, el cual alcanzó la categoría de municipio en 1992. La explotación forestal y los problemas de tenencia de tierras en la zona, han hecho que en la jurisdicción se presenten continuos brotes de violencia, los que a la vez, también Je han permitido al pueblo, tristemente, salir del anonimato en que se encontraba.

La explotación de los recursos forestales, la ganadería especializada en la cría, levante y ceba de vacunos, y la agricultura de subsistencia, son los principales renglones económicos de los que dispone el municipio de La Uribe para generar sus ingresos.

La Uribe

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1992.
Altitud: 820 m.s.n.m.
Temperatura media: 25°C.
Población Censo93: 7.858 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Municipales".
Atractivo: bosques nativos.

■ LEJANIAS

El municipio de Lejanías, cuyo nombre seguramente se le colocó por razones de su ubicación, se encuentra localizado aproximadamente a 160 km al suroccidente de la capital del departamento del Meta, en territorios montañosos pertenecientes a las estribaciones de la vertiente oriental de la cordillera Oriental, alcanzando alturas cercanas a los 3-500 m.s.n.m., los que por la conformación del relieve presentan los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo. Riegan los suelos de la jurisdicción las aguas- de los ríos Guape, Yamanes y Yucapé, además de varias quebradas y corrientes de menor caudal.

La presión de la colonización sobre los recursos forestales hizo que muchos colonos se desplazaran a las partes medias de la cordillera Oriental, con el fin de lograr despejar una finca que les brindara mayor estabilidad a sus familias. Fue así como poco antes de la mitad del siglo XX se fue formando un caserío que al principio se denominó con el nombre de Cacayal. Al ser segregados sus territorios de los del municipio de San Juan de Arama, para erigirlo municipio, en 1981, su nombre fue cambiado por el de Lejanías.

La ganadería y la explotación forestal son las principales fuentes de ingreso del municipio de Lejanías.

Lejanías

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1981.
Altitud: 960 m.s.n.m.
Temperatura media: 24°C.
Población Censo 93: 8.400 habitantes.
Actividad económica: ganadería y explotación forestal.
Fiestas y eventos: "Festival de la Papaya".
Atractivo: baños naturales.

■ MAPIRIPÁN

Aproximadamente a 530 km al sureste de la ciudad de Villavicencio, sobre la margen izquierda del río Guaviare, que a su vez sirve de límite natural con el departamento que lleva su nombre, está el naciente municipio de Mapiripán. Sus territorios son completamente planos o ligeramente ondulados, pertenecientes a los Llanos Orientales y por la conformación del relieve únicamente ofrecen el piso térmico cálido. Sus suelos están bañados por las aguas del río Guaviare y por gran cantidad de caños y corrientes de caudal variable, de acuerdo con las épocas de lluvias.

Luego de la mitad del siglo XX, algunos miembros de comunidades indígenas y varios colonos se instalaron en la orilla izquierda del río Guaviare con el fin de explotar los terrenos baldíos que allí se encontraban, con las actividades agropecuarias. Desde su creación, el pueblo ha venido creciendo inintermmpidamente y en 1989, alcanzó la categoría municipal, segregando sus territorios de los del municipio de San Martín.

La agricultura, en la que son los más importantes cultivos los de maíz la ganadería de cría, levante y ceba de vacunos, y en menor escala, la explotación de los recursos pesqueros, son las principales actividades económicas del municipio de Mapiripán.

Mapiripán

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos y indígenas
Erección municipio: 1989.
Altitud: 185 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo 93: 8.494 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería
Fiestas y eventos: "Fiestas municipales".
Atractivo: río Guaviare

■ MESETAS

El municipio de Mesetas se encuentra ubicado aproximadamente a 171 km al suroccidente de la capital departamental. Sus territorios son montañosos al occidente, pertenecientes al relieve de la vertiente oriental de la cordillera Oriental, y planos o ligeramente ondulados, al este, correspondientes al inicio de los Llanos Orientales. Por su conformación topográfica, la jurisdicción goza de los pisos térmicos cálido, medio y frío. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Cafre, Güejar y Lucía, de las quebradas Honda y Peñas, y las de varias fuentes menores.

El origen del pueblo de Mesetas es similar al de los poblados de La Macarena, la Uribe y Lejanías, sin que se tenga mayor precisión en los detalles de su creación. Sólo se conoce que en la década de los años 70 del siglo XX, era una inspección de Policía del municipio de San Juan de Arama, del cual fue segregado en 1981, para ser erigido municipio.

Las principales actividades económicas del municipio de Mesetas giran en torno de la agricultura y de la ganadería.

Mesetas

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1981.
Altitud: 780 m.s.n.m.
Temperatura media: 25°C.
Población Censo 93: 9145 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería
Fiestas y eventos: "Fiestas patronales".
Atractivo: baños naturales.

■ PUERTO CONCORDIA

Sobre terrenos que en su totalidad son planos, pertenecientes a los Llanos Orientales, que por la conformación del relieve solamente presentan el piso térmico cálido y son regados por las aguas de los ríos Ariari y Guaviare y las de los caños el Agrado, el Deslinde, el Melón, Guarupayas, La Sal y Palomas, entre otros, aproximadamente a 475 km al sureste de la ciudad departamental, está el joven municipio de Puerto Concordia.

En el proceso de colonización de los Llanos Orientales en el sur del departamento del Meta y en el norte del departamento del Guaviare, y en la medida en que las carreteras y accesos iban avanzando entre Villavicencio y San José del Guaviare, se fueron formando especies de estaciones o bodegas, una de las cuales llegó a ser el pueblo de Puerto Concordia, sobre la margen izquierda del río Ariari, el que en 1989 fue erigida municipio independiente.

Las economía del municipio de Puerto Concordia gira alrededor de la agricultura y de la ganadería y en menor escala, de la pesca.

Puerto Concordia

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1989.
Altitud: 242 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C.
Población Censo 93: 7362 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería
Fiestas y eventos: "Fiestas Municipales".
Atractivo: río Ariati

■ PUERTO GAITÁN

El municipio de Puerto Gaitán se encuentra ubicado aproximadamente a 207 km al oriente de la ciudad de Villavicencio, sobre territorios planos pertenecientes en su totalidad a los Llanos Orientales y que por la misma conformación del relieve solamente presentan el piso térmico cálido. Bañan los suelos de la jurisdicción municipal, las aguas de los ríos Manacacías, Meta y Yacao, además de numerosas corrientes de menor caudal.

La localidad fue fundada por inmigrantes provenientes de diferentes regiones del país con el nombre de Manacacías en 1932. El pueblo fue elevado a la categoría de municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción de Puerto López, por la ordenanza N° 39 del 29 de noviembre de 1969, empezando a ejercer su vida independiente en el año siguiente, con el nombre de Puerto Gaitán, por su condición ribereña y como homenaje al caudillo liberal asesinado en 1948, Jorge Eliécer Gaitán.

Las principales actividades económicas del municipio de Puerto Gaitán están representadas en la ganadería, la agricultura y la pesca. Son sobresalientes los desarrollos ganaderos alcanzados en la región, con la crianza de animales puros de diferentes razas vacunas.

Puerto Gaitán

Fundación: 1932
Fundador: colonos.
Erección municipio: 29 de noviembre de 1969.
Altitud: 150 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C.
Población Censo 93: 19.637habitantes.
Actividad económica: ganadería, agricultura y pesca
Fiestas y eventos: "Festival de la Cachama".
Atractivo: ríos Manacacías y Meta

 

■ PUERTO LÓPEZ

Sobre territorios completamente planos que por esa misma condición sólo ofrecen el piso térmico cálido y están regados por las aguas de los ríos Guarrojo, Manacacías, Meta, Metica, Planas, Tigre y Yucao, además de varias corrientes menores, aproximadamente a 94 km al oriente de la capital del departamento del Meta está el municipio de Puerto López.

Al ser iniciada la nueva ola de colonización de los llanos Orientales a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, el sitio escogido por muchos, por su cercanía a Villavicencio y por las facilidades de transporte tanto terrestre como fluvial, fue sobre la margen izquierda del río, aledaño a la desembocadura del Metica en el Meta, hasta donde arribaban embarcaciones de mediano calado. El poblado en los primeros años no tuvo un buen desarrollo, pero la apertura de nuevos hatos y la tecnificación paulatina de las fincas, hizo que en 1955 fuera elevado a la categoría de municipio.

La agricultura y la ganadería son las más importantes fuentes de ingreso del municipio de Puerto López. En el municipio se ha llegado a altos grados de tecnificación, tanto en el manejo de los hatos lecheros, como en el de los de cría, levante y ceba de vacunos especializados en la producción de carne.

Puerto López

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1955.
Altitud: 181 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C.
Población Censo 93: 21.972 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Ferias y Fiestas de Puerto López".
Atractivo: obelisco de demarcación del "hombligo de Colombia"; río Meta; alto de menegua.

■ PUERTO LLERAS

El municipio de Puerto Lleras se encuentra localizado aproximadamente a 230 km al sureste de la ciudad de Villavicencio. Sus territorios en la totalidad corresponden a los Llanos Orientales y por ello, solamente presentan el piso térmico cálido. Las aguas de los ríos Ariari, Cafre, Central, Guayabero, además de numerosas fuentes de menor caudal, conforman la red hidrográfica de la jurisdicción.

A mediados del siglo XX, varios colonos procedentes de la parte norte del "Territorio Nacional" del Meta, se asentaron en la margen izquierda del río Ariari y establecieron allí sus explotaciones agropecuarias, bastante buenos resultados, por lo que decidieron organizarse en pueblo, el cual progresó poco a poco, hasta alcanzar, el 21 de noviembre de 1965, la categoría de municipio.

La agricultura, en la que sobresalen las producciones de arroz, maíz, sorgo, plátano, yuca, algodón, cacao, caña de azúcar y frutales, y la ganadería, especializada en la cría, levante y ceba de vacunos de forma extensiva, y en menor escala la pesca, son las actividades económicas más importantes del municipio de Puerto Lleras.

Puerto Lleras

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 21 de noviembre de 1965.
Altitud: 250 m.s.n.m.
Temperatura media: 27°C.
Población Censo 93: 8.005 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.

"Ferias y Fiestas de Puerto Lleras".

Fiestas y eventos:
Atractivo: río Ariari.

Texto tomado de la Revista Así es Colombia No13, de El Espectador, 24 de octubre de 1995


 
     
     
 


El `mar verde 

La inmensidad del Llano se junta con el cielo para brindarle al visitante un recorrido turístico variado y divertido. Deportes de aventura, ecoturismo y termales se conjugan en este departamento.

Saliendo de Bogotá a tan sólo hora y media de camino, se encuentran Ios LIanos Orientales, una extensa región de 86.600 kilómetros, que reúne una infinidad de atractivos y lugares de esparcimiento para todos los gustos. Una vía en excelentes condiciones que cuenta con seguridad en todo el trayecto, lo que garantiza un recorrido tranquilo y ameno por la belleza de sus paisajes.

Los Llanos son considerados uno de los ecosistemas más importantes del mundo, en gran parte por ser una región altamente fluvial, bañada por innumerables ríos y lagunas, una de sus grandes riquezas. En sus 29 municipios el visitante encontrará toda una gama de alternativas para diferentes actividades.

La capital y sus encantos

Villavicencio, la capital del departamento, tiene múltiples opciones, como la recreación en fincas agroturísticas y la visita a monumentos, parques y centros comerciales. Para alojarse, hay hoteles de calidad que ofrecen una agradable estadía como el hotel Don Lolo, uno de los más tradicionales de la capital. Por su buena ubicación, muchos ejecutivos y turistas lo prefieren. Las fiestas tradicionales que se llevan a cabo en la ciudad son fechas especiales que aumentan la visita de turistas a la región.

Algunas de estas son la Feria agroindustrial, equina, bovina y turística de Catama, la Semana Santa del Llano, el Torneo Internacional de Joropo, el Reinado Internacional de la Belleza Llanera y el Mundial de Coleo.

Ruta del piedemonte llanero

Partiendo de Villavicencio y tomando el puente Mi Llanura, sobre el río Guatiquía, empieza este recorrido que llega al municipio de Restrepo, en donde se encuentran las Salinas de Upín y el Santuario de la Inmaculada Concepción, y los balnearios naturales de su río, el Caney.

Más adelante, a nueve kilómetros, está Cumaral. Allí están la catedral de San Roque, el río Guacavida y su centro ganadero, en donde se pueden apreciar diferentes expresiones del folclor llanero. Sobre esta ruta, y pasando el cruce de Maya, se puede visitar el parque agroecológico y las termales de Aguas calientes, dotadas de lodo, algas medicinales y petróleo. En esta ruta, que termina en Barranca de Upía y limita con Casanare, se pueden practicar deportes y turismo acuático Ruta del amanecer llanero

AI comienzo de esta ruta, se encuentran balnearios naturales y asaderos típicos llaneros. El primer atractivo es el monumento a los militares caídos en acción Carlos Julio Gil Colorado, ubicado en la base aérea de Apiay. Más adelante está el complejo petrolero. Durante este trayecto, hay excelentes fincas agroturísticas. Pasando el puente La Balsa, se llega a Puerto López, en cuya entrada se admira el monumento al Canoero, erigido en homenaje a los pescaderos de la región.

Continuando la ruta, pasando por el puente Carlos Lleras Restrepo, sobre el río Meta, se Ilega al centro geográfico del país Alto Menegua, en donde está ubicado el Obelisco, famoso por ser el lugar en donde se aprecian los mejores atardeceres y amaneceres del Llano.

El destino final de esta travesía es Puerto Gaitán. El descanso y el entretenimiento encuentran su curso con la exuberante belleza de la naturaleza en las playas blancas de arena caliente de los ríos Yucao y Manacacías, en los que se practican deportes acuáticos. En este lugar se realizan el Festival de Verano y el Festival de la Cachama.

Ruta del embrujo Ilanero

Este recorrido comienza en el parque Los Fundadores de Villavicencio, donde se admira la nueva obra del maestro Rodrigo Arenas Betancourt. Adelante están los restaurantes y asaderos típicos, asomándose al paisaje del piedemonte Ilanero. En la vereda La Concepción hay estaderos con piscina y balnearios de aguas naturales. AI Ilegar al municipio de Acacías se puede apreciar del malecón del río que lleva su mismo nombre y su complejo ganadero. Posteriormente, hacia el sur, se encuentra el municipio de Guamal, en donde está la zona turística del río Humadea, digno de visitar por su refrescante agua y porque en el recorrido por su malecón se puede disfrutar de bares y estaderos.

Por esta vía se observan morichales, esteros, garceros y plantaciones de palma africana. En el kilómetro 66, se llega a la ciudad más antigua y folclórica de la región, San Martín de los Llanos, que en noviembre celebra su tradicional festival internacional con el ballet ecuestre más importante del mundo, las Cuadrillas de San Martín: Un sitio obligado para visitar es la Casa de la Abuela. Además, el municipio goza de una muestra de la gastronomía típica llanera.

En el camino a Granada, ubicada al margen izquierdo del río Ariari, hay una gran variedad de atractivos turísticos como las ruinas del puente caído GuiIlermo León Valencia, que fue el más grande de Colombia en su momento. El puente El Alcaraván conduce hacia San Juan de Arama, entre otras localidades metenses, como San Juan de Arama, en donde se practica el ecoturismo con sitios como el salto y los termales de Santo Domingo, donde empieza la majestuosa Sierra de la Macarena, patrimonio ecológico del mundo, que deja al descubierto inicialmente el cerro del Indio Acostado.

Una buena dosis de naturaleza y diversión Parque las Malocas

Este parque temático es un reflejo de la identidad y la historia ¡lanera, porque en ella confluyen diversas expresiones de su cultura, en medio de un ambiente en el que se destacan la flora exótica de la región y una variada muestra de ejemplares bovinos, equinos y especies menores.

La manga de coleo Benedicto Cely, el hato Santa Helena y la herrería y las caballerizas hacen parte de este complejo turístico. Para los amantes de la naturaleza, hay una cabalgata ecológica, o biotour, en carrozas para descubrir el paradisíaco mundo natural del Parque Reciciante, donde la biodiversidad se halla en su máxima expresión en una gran variedad de especies de flora nativa y exótica, de tipo maderable y ornamental.

Bioparque Los Ocarros

A sólo tres kilómetros de la capital del Meta, por la ruta del Piedemonte Llanero, se encuentra este hermoso parque que les permitirá a los visitantes un contacto directo con la fauna y la flora de la Orinoquia colombiana. El Bioparque gira en torno a un espejo de agua que con centra la muestra de halcones, guacamayas, venados, tortugas, serpientes, nutrias, cocodrilos, jaguares y peces de toda clase, entre otros.

Parque La Llanura Sicuani
 
Para los que disfrutan del deporte y de otras actividades dinámicas este es el lugar ideal, por su variada oferta de actividades. Con cinco hectáreas de extensión, este es el parque de diversiones interactivo más moderno del oriente colombiano. Cuenta con diferentes servicios como las atracciones mecánicas, los toboganes, el gimnasio, la sala de spinning, la cancha de tenis y la pista de karts.

Parque Merecure Agroecológico

Con más de 600 hectáreas, entre sabanas, esteros y morichales, bañadas por el caño Pachaquiaro, santuario de fauna y flora regional, este es el proyecto turístico más ambicioso de los Llanos Orientales. Habrá un inmenso zoológico de 23 hectáreas para observar diferentes especies de cerca. Tendrá un herpetario con amplios espacios para la cría y la reproducción de babillas, caimanes, tortugas, güíos y serpien tes; también habrá un aviaro con gran variedad de colibríes, garzas, corocoras, gabanes, halcones, patos, pavas, más de 232 especies diferentes de aves de vivos colores. En los grandes cuerpos de agua destinados para la pesca deportiva habrá babillas, tortugas, chigüiros, disfrutando de su hábitat con absoluta calma.

Sobre la orilla principal del lago de pesca deportiva está el Orinoquito, pueblito temático con construcciones en chuapo, bahareque, palmas, maderas redondas y vivos colores que hacen del lugar un sitio acogedor y apacible, donde se puede disfrutar la deliciosa mamona y gran variedad de platos típicos de pescado.

A solo 45 minutos de Villavicencio, el visitante podrá disfrutar de lagos artificiales, escenarios de canotaje, producción agropecuaria, observación de diferentes especies de la Orinoquia, alojamiento, restaurantes y recreación permanente. Deportes de Aventura Parapente
Desde el alto de Buenavista, en las afueras de Villavicencio, en el Piedemonte Llanero, los turistas pueden disfrutar la inigualable vista aérea en el tour de parapente dirigido, con ricos escenarios naturales de fauna, flora y de exuberante belleza.

CityTour

Por medio de una guía detallada y diversa, se pueden visitar los principales atractivos turísticos y culturales de la ciudad como la zona rosa, los restaurantes, los centros comerciales, los parques, las alamedas, las ciclorrutas y los cines. También se puede conocer más de la gastronomía típica y el folclor por medio del paseo en chiva.

Coleo y trabajo de llano

Durante las festividades o en las fincas se viven muestras del trabajo cotidiano del llanero convertido en espectáculo: coleo, ordeño de la vaca mañosa, monta de potro cerrero, monta del toro matrero, cogida de gallinas y mucho más.

Rafting El Acuaturismo creciente en los diferentes ríos del departamento y la ciudad capital es un incentivo para que los amantes de la naturaleza y el deporte extremo visiten el Meta. 

El Pueblito Llanero

Un proyecto que congenia turismo y cultura es el Pueblito Llanero, que se construirá en el parque temático Las Malocas. En este escenario se recogerán las costumbres, las vivencias, la arquitectura y la historia de los asentamientos de los Llanos orientales. El Pueblito Llanero busca la interactividad cultural del visitante, aprovechando la riqueza de las costumbres y las tradiciones de la región.


 

 
 

EL META
 

El departamento pertenece a la Orinoquia y está situado en el centro del país, convirtiéndose en la puerta de entrada a los Llanos Orientales. Casi todo el territorio es plano, cubierto de pastizales en los que el ganado se alimenta bajo el sol ardiente y los hombres desarrollan sus faenas de campo. La música es el joropo y proviene del arpa que alegra cada parrandón en donde no falta una "mamona" y un verso. Hay circuitos turísticos definidos y parques que hacen homenaje a la diversidad animal de la región. 

LUGARES PARA VISITAR: 

Sierra de La Macarena. Caño Cristales con la belleza de sus cinco colores y el raudal en el río Guayabero, a la vista del gran cañón, son sólo algunos de los encantos en este espacio biogeográfico en el que convergen varios ecosistemas. Más de 450 especies de aves, 12 de primates y la presencia de los petroglifos de las antiguas culturas que habitaron la zona, hacen parte de las 629.280 hectáreas del parque. La belleza natural y la gran variedad de riachuelos y quebradas contrastan con la iglesia de La Macarena, su más reciente atractivo.

Agroturismo. Por sus escenarios naturales, el Meta se convierte en el lugar ideal para conocer las costumbres y la belleza paisajística del llano. Realizar las labores diarias de un hato ganadero, participar de cabalgatas, coleo y pesca deportiva, son varias de las actividades a las que los turistas pueden recurrir para hacer de su viaje el más divertido.

Cubarral. Como dos de sus principales atractivos se destacan el circuito rural que permite disfrutar de los paisajes naturales de la zona, y el monumento Sol de la Altillanura, una obra interesante del artista Ismael González sobre un árbol cuyas raíces asemejan gatos erizados.

Rutas turísticas

Ruta del Amanecer Llanero. El recorrido empieza en Villavicencio, pasa luego por Puerto López para llegar al centro geográfico de Colombia en el alto Menegua y por último a las bellas playas del río Manacacías en Puerto Gaitán.

Ruta del Embrujo Llanero.

Partiendo de Villavicencio para llegar hasta San Juan de Arama, a 110 km de la capital, pasando por por Acacías, Guamal, San Mar tín y Granada. En esta ruta, en el km 47 vía Puerto López, se encuentra el Parque Merecure, un complejo de 720 hectáreas constituidas por zonas de camping, hotel, cabañas, lagos, resguardo indígena Sikuany y pueblito llanero.

Acaas. Lugar lleno de alegría y colorido que demuestra la típica cultura del llano. Los quesillos y las achiras identifican la región, al igual que las celebraciones típicas como el Festival del Retorno en el complejo ganadero Rosendo Baquero y la manga de coleo Palma Real. Un espectáculo al que debe asistir es a la observación de miles de garzas que se posan sobre los árboles al atardecer. El río Sardinita y el Malecón son balnearios a disposición de todos.

Guamal La gran variedad de frutas que produce esta tierra le aportan una belleza particular y un aire tropical y fresco al recorrido. El río Humadea y los balnearios aledaños, junto con las piscinas naturales, bares, estaderos y restaurantes, permiten al turista divertirse y refrescarse del calor intenso de esta zona.

San Martín. Una buena fecha para visitar este municipio es en noviembre, durante el torneo ecuestre llamado Cuadrillas de San Martín, celebrado desde 1735 para festejar la culminación del año y el anhelado inicio del próximo. Consiste en una serie de juegos que recrean los históricos enfrentamientos entre moros, nativos americanos, españoles y africanos. Con música llanera y extraños atuendos se ameniza este festejo en San Martín, de donde no puede partir sin conocer su arquitectura antigua, especialmente la iglesia San Martín de Tours.

Granada. Se destaca por los balnearios recreativos y la hermosura de los paisajes que se aprecian desde el puente Alcaraván en el río Ariari. La pesca, una de las actividades económicas más importantes y acostumbradas, se desarrolla en las cachameras, cultivos que se ubican entre San Martín, Cumaral y Granada.

San Juan de Arama. Esta población ofrece paisajes aptos para el ecoturismo. Por ser el último destino de la ruta, se presta para concluir con visitas contemplativas a la montaña del Indio Acostado, La Recebera, La Curia, las termales de Santo Domingo, el salto de Quebrada Honda y el salto de Santo Domingo, cuya caída de 120 metros crea un espectáculo inigualable.

La ruta del piedemonte llanero.

Recorre la Troncal del Llano hacia el norte, partiendo desde Villavicencio para terminar en Barranca de Upía. Comprende hermosos paisajes a interesantes destinos variados y sorprendentes. Restrepo, Cumaral y Barranca de Upía conforman este recorrido, que luego se convierte en ruta internacional al llegar hasta Venezuela después de atravesar el departamento del Casanare.

Restrepo. Su encanto lo componen desde escenarios naturales, hasta valiosas piezas arquitectónicas como el Seminario Mayor de Nuestra Señora del Carmen y la iglesia de la Inmaculada Concepción. Rodeado por una cadena montañosa y lugares de gran interés, se convierte en un preciado destino del que es imposible no visitar las Saunas de Upín para apreciar la extracción de la sal en los manantiales que allí se encuentran.

Cumaral. Balnearios como Morichal y el circuito de Guacavía hacen parte de este tranquilo recorrido. Entre los sitios de interés se destaca el puente colgante de 170 mt sobre el río Humea.

Barranca de Upía. Qué mejor que las aguas medicinales termales de Guaicaramo para terminar el recorrido que enmarca la ruta del piedemonte llanero. Este último destino, además de complacer al turista, le permite ampliar sus conocimientos sobre la naturaleza del departamento.

ARTESANÍAS:  

Las artesanías autóctonas del Meta se basan en la marroquinería, cerámica y el arte plumerío. Sombreros, bolsos y calzado son los productos más destacados de la región. Su fabricación en materiales como el cuero, guasca o la hoja de plátano y material reciclable, refleja las costumbres de los trabajadores y la gente del común. Hecho que se representa también en figuras populares como el llanero ejecutando el arpa o las maracas.

GASTRONOMÍA DEL META

Es posible degustar platos como gallina criolla, entreverado, el pan de arroz y el plátano paso preparado a base de miel de panela. La mamona o carne asada, tradicional alimento del Meta, es reconocida en todo el territorio nacional y se ofrece en restaurantes de ambientes diversos que abren sus puertas para brindar lo mejor de la gastronomía llanera.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 
 


El departamento del Meta es uno de los destinos turísticos más buscados por los colombianos, debido a sus hermosos paisajes, su cultura y su agradable ambiente. Cuando organice su viaje, debe incluir atractivos imprescindibles como la Ruta del Amanecer Llanero y los parques Ocarros y Malocas

Tres túneles comunican a Bogotá con Villavicencio. El túnel del Boquerón, Argelino Durán, se encuentra a una altura de 3.010 m.s.n.m. y su longitud es de 2.4 km. El segundo es el de Quebrada Blanca y el último el de Buenavista, una espectacular obra de ingeniería colombiana, de 4.5 km de longitud y el trayecto en total comprende 97 km. Una vez en la ciudad, defina su itinerario, para continuar hacia el destino de su preferencia.

Ruta del Amanecer Llanero.

Cuando las primeras horas del nuevo día sorprenden, es el momento de partir en busca del amanecer más hermoso de Colombia. La vía a Puerto López lo conduce, pasando por el batallón y la Base Aérea de Apiay; el complejo de Ecopetrol y el centro vacacional Comfenalco. La Ilegada a Puerto López, luego de 86 km, es bajo los 30grados. que le confieren un delicioso ambiente, no sólo por ubicarse a orillas del río Meta, sino por la continua manifestación de folclor. Báñese en las aguas del río Meta y conozca las lagunas La Conquista, Santoya y Mozambique. No olvide visitar el Alto de Menegua, punto de observación de preciosos paisajes llaneros. El Obelisco se encuentra a 5 km del municipio. Cada junio, el día del solsticio de verano, los rayos del sol caen sobre la punta, proyectando un halo de luz en la parte inferior que demarca el centro geográfico de Colombia. El camino continúa con rumbo a Remolinos, a 50 km de Puerto Gaitán, el siguiente destino. Son 190 km de Villavicencio a la conocida Perla del Manacacías. Sobresalen atractivos como caño Trampolín, la laguna Carimagua, los garceros Las Delicias y las Bocas del Manacacías con sus espectaculares playas blancas. Si quiere, la ruta sigue hacia la laguna Carimagua, por la vía que conduce a Puerto Carreño. Sobre la carretera observará resguardos indígenas y bellos paisajes. Además, los hoteles y centros vacacionales son otro atractivo más.

Parque Los Ocarros.

Un espacio donde la naturaleza es protagonista, entre un ecosistema que representa fielmente las condiciones geográficas de la Orinoquia. El parque Los Ocarros está enfocado en la preservación de los recursos naturales de la región, que conforman la biodiversidad de fauna y flora. En el recorrido con visitas guiadas, la familia entera se maravilla con animales como el ocarro o armadillo gigante, especie de la que el parque tomó el nombre. Las guacamayas con sus colores vivos, los reptiles de sangre fría, chigüiros, venados, dantas, osos, felinos, primates y tortugas, componen la fauna del zoológico.

Parque Las malocas.

Su objetivo es que los visitantes se compenetren con la vida campesina del Llano. Pueden aprender el arte de la herrería en las caballerizas, o el ordeño de la vaca mañosa en el hato. Las carreras de caballos criollos de gran velocidad, y las pruebas de coleo en la manga Benedicto Cely, emocionan a los presentes por la destreza y habilidad de los vaqueros. Este deporte ancestral consiste en enlazar y tumbar al ternero, para después someterlo antes de la marcación. Aquí encontrará actividades para toda la familia como caminatas turísticas, cabalgatas ecológicas y diversión sin límites. El Parque Las Malocas se encuentra vía Kirpas, saliendo de Villavicencio por la Séptima Brigada.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 
  Castilla La Nueva

Municipio de 7800 habitantes que se ha convertido en modelo de desarrollo y el más prospero del departamento, gracias a las regalías que le deja la explotación del petróleo.  Primer municipio digital de Colombia, según Agenda de Conectividad.

Tomado del periódico El Espectado, 21 de enero de 2007


 
 


Meta

El departamento del Meta hizo parte del estado de Cundinamarca hasta 1867. Por ley 4 de julio de 1868 recibió la denominación de territorio nacional de San Martín. En 1906 cambió su nombre por el de territorio nacional del Meta y tres años después se convirtió en intendencia. Finalmente fue creado como departamento por la ley 118 el 16 de diciembre de 1969.

Superficie y límites

El departamento del Meta tiene una extensión de 85.635 km2, que corresponden al 7.5% del total del país.

Limita por el norte con el departamento de Cundinamarca y la intendencia de Casanare; por el Oriente, con la comisaría del Vichada; por el Sur con la comisaría del Guaviare y el departamento del Caquetá y por el Occidente con los departamentos de Huila y Cundinamarca.

Fisiografía e hidrografía

El territorio del departamento comprende al Oeste la vertiente externa de la Cordillera Oriental que se eleva, en casi toda su extensión casi que como una pared vertical. En este sector del departamento, bosque y páramos de difícil acceso, nacen ríos y quebradas que van a enriquecer con sus aguas ei llano. En la Cordillera Oriental nace el Guayabera, el Duda: las quebradas que forman grandes caños como el de Macuya. En cañones estrechos se deslizan desde los altos páramos las aguas del río Nevado, que se convertirá en el majestuoso Ariari, el río Blanco y el Guatiquía. Más de un centenar de ríos, caños, riachuelos, quebradas, forman una red que rendirá finalmente sus aguas al Meta que luego de atravesar los llanos del departamento, le servirá de límite arcifinio con la intendencia del Casanare, luego de recibir las aguas de otros ríos importantes: el Guacabía, el Humea, el Upía.

En el departamento del Meta, como en todas las llanuras orientales, fijar el curso de ríos y caños es casi imposible. La mayor parte de ellos sirven de salida a las aguas cuando la temporada de lluvia termina y las grandes extensiones anegadas, comienzan a secarse. Pero al término del verano, los caños han desaparecido y su presencia sólo la marcan las formaciones vegetales que les son típicas.

La Macarena

Pero además de la Cordillera Oriental, se eleva dentro del departamento la Serranía de la Macarena, una formación que nada tiene que ver con ella ya que sus rocas y su surgimiento, son mucho más antiguos. En el vasto mar que cubrió casi a toda la extensión de Colombia en el período secundario, la sierra, solitaria, sobresalía de las aguas.

El piedemonte

La llanura, los llanos, como se les conoce, aunque parezcan idénticos, desde el punto de vista geológico, son distintos y por lo tanto, son diversos sus suelos. El piedemonte es el resultado de un depósito aluvial. Las aguas arrastraron y depositaron, y siguen depositando, limos y suelos de la cordillera. De allí su fertilidad. Pero, además, un factor climático ayuda a las diferencias: la barrera de la cordillera obliga muchas veces a que se produzcan precipitaciones más cuantiosas que en zonas en donde no hay influencia montañosa.

La altillanura

Otros sectores de los llanos que encierra el departamento del Meta, son las llamadas por los científicos altillanuras, formaciones geológicamente diversas y cuyos suelos son en buena parte aportación eólica, es decir, traídos por los vientos. Desde el punto de vista químico, son generalmente ácidos y desde el agropecuario, de baja fertilidad.

Poblamiento

Los primeros conquistadores que transitaron por tierras del departamento del Meta fueron Diego de Ordaz y Alonso de Herrera. Más tarde Jorge Spira y Nicolás de Federman, quienes procedían de Coro, en Venezuela, también estuvieron en el llano. Los ejércitos de Federmán, aunque dicho sea de paso, más bien debería decirse al grupo, puesto que durante el trayecto, las enfermedades, las privaciones, las flechas de los indígenas y las culebras venenosas, había mermado las tropas hasta casi aniquilarlas.

Unos años después, en sentido contrario, puesto que partió desde la Sabana de Bogotá, Hernán Pérez de Quesada se internó por los territorios del Meta en busca del mítico Dorado. También lo haría Gonzalo Jiménez de Quesada, el fundador de Bogotá.

Los españoles chocaron con indígenas poco dispuestos a permitir que otros se adueñaran de las tierras en donde recolectaban alimentos, cazaban y en cuyos ríos pescaban, pero no estaban organizados para resistir una guerra. A mediados del siglo XVII, los misioneros iniciaron su labor en la zona. Los jesuítas se establecieron inicialmente en San Martín y desde allí comenzaron a extenderse. El río Meta les sirvió de camino.

Los primeros colonos

A finales del siglo XVIII los primeros colonos ya están establecidos. La relativa cercanía de Santafé, a la que se puede alcanzar en sólo 5 jornadas de a caballo, despierta el entusiasmo de pobladores. La posibilidad de establecimiento de una ganadería, atrae gente de todos los lugares. El poblamiento iniciado desde los llanos venezolanos, alcanza los territorios del que hoy es el departamento del Meta.

En el siglo XIX en las cercanías del río Guatiquía, en el piedemonte desde donde se divisa la llanura, hay ya fincas en donde se siembra el café con el fin de exportarlo a Europa utilizando una vía nueva: la del Atlántico por el camino del Orinoco. Orocué, hoy en Casanare, es en ese momento un puerto tan importante que allí llegan mercancías desde Europa.

Villavicencio, durante ese lapso es apenas un villorrio. Pero desde allí salen las reses hacia el centro del país. El ganado se transporta a pie. Desde llano adentro, conducido por vaqueros que desde su caballo van guiando la manada de animales cerreros, miles de reses llegan al piedemonte en donde los pastos son más nutritivos y abundantes y allí demoran el tiempo necesario para recuperar las carnes y las fuerzas, porque desde Villavicencio, por el camino inclinado que asciende la cordillera, será conducido a los mercados centrales. A Santafé se llega en 6 días de vaquería. En algunos casos, en unos días más, sobre todo en las épocas de invierno cuando las quebradas crecen e impiden el paso de las vacadas. Para aprovechar esos contratiempos en algunas zonas especialmente críticas hay quienes limpiaron los terrenos y tienen potreros preparados para alquilar pasturas. Estas fincas, ya en el departamento de Cundinamarca, se convertirían, posteriormente, en zonas ganaderas o agrícolas.

Agricultura y ganadería industriales

La conclusión de la carretera Bogotá-Villavicencio y la apertura de caminos y carreteras internas dentro del departamento le dio a éste una nueva movilidad económica. La posibilidad de transporte del ganado en canal o vivo, en camiones, mejoró el rendimiento del negocio ganadero. Durante el ascenso a la cordillera se perdían muchos animales y su peso mermaba considerablemente. Pero la posibilidad del transporte automotor hacía viable, aprovechando sobre todo las tierras del piedemonte, la siembra industrial.

Tras del esfuerzo fructuoso de utilizar tierras que hasta entonces había ocupado la ganadería extensiva en siembras de arroz, algunos capitales se interesaron en hacer inversiones en palma africana, para la producción de aceite, y algodón. Estos cultivos, que requieren de infraestructuras costosas, produjeron buenos resultados salvo el algodón que es hoy un cultivo en merma.

La mejora en la calidad alimenticia de los pastos y la tecnificación de ¡a ganadería, ha convertido al departamento del Meta en uno de los principales suministradores de ganado de sacrificio para el centro del país. La tecnificación de la ganadería trajo consigo la aparición de otro servicio: la producción de alimentos concentrados para ganado. Se aprovechó así la producción de semilla de algodón, de torta de ajonjolí y de palma africana y la producción local de sorgo y maíz.

La colonización reciente

En 1948 los llanos fueron el escenario de una vasta rebelión popular. Grandes cuadrillas de llaneros se integraron a las guerrillas que lucharon contra el gobierno dictatorial. A estas guerrillas se sumaron centenares de expulsados y perseguidos políticos de otras regiones del país, principalmente de Boyacá y de los Santanderes. En 1956 las guerrillas entregaron sus armas y sus integrantes volvieron a su trabajo. Algunos grupos, sin embargo, se mantuvieron en actitud beligerante y pasaron al ejercicio del bandolerismo. Por otra parte, muchas tierras cambiaron de manos. Otras, se abrieron e integraron al proceso de apertura de la frontera de producción agrícola.

La Macarena, zona declarada Parque Nacional, fue una de las primeras metas de la colonización espontánea. Los bosques de la zona comenzaron a ser talados y su madera explotada. El colono siguió el método tradicional de tala y quema y en La Macarena, principalmente, tuvo la ingrata sorpresa de que al igual que sucede con los suelos de la selva húmeda tropical de nuestro sur, los suelos recuperados a la selva rinden sólo una cosecha y comienzan su agonía: baja la producción y concluyen por ser potreros improductivos. Este fenómeno no desilusionó a los colonos: produjo más bien un efecto secundario más peligroso. La aparición de colonos profesionales, trabajadores que tumban, queman y venden al próximo colono antes de salir a buscar un nuevo territorio.

Tomado de la Revista Así es Colombia, No. 132, de El Espectador, 15 de agosto de 1988