Luis Eduardo Arango

Medellin, Antioquia

Actores

Personaje

 


Luis Eduardo Arango


actor

   
 

Vea otras imágenes de Luis Eduardo Arango en ColArte

   
 
Antioquia

Actor - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. Hoy amanecí como con ganas de morirme (Teatro - 2016) 
  2. Los graduados (2013 - TV) ... Clemente Vallejo 
  3. La prepago (2013) ... Reinaldo, Don Rey 
  4. Los Canarios (2012) ... Manuel Hernández, abogado-taxista
  5. Toc-toc (2011 - teatro)
  6. Venga le cuento (Standup comedy, 2010)
  7. Los protegidos (2008) ... El Kes
  8. Bluff (2007)
  9. "Hija del mariachi, La" (2006) TV Series .... Sigifredo (2006)
  10. "La viuda de la mafia" (2004) ... el inspector
  11. "Costeña y el Cachaco, La" (2003) TV Series .... Rafael Padilla
  12. "Informante en el país de las mercancías, El" (2001) TV Series .... El Negro
  13. "Alicia en el país de las mercancías" (2000) TV Series .... El Negro
    ... aka "Alicia en el país de las mercancías y un amor de contrabando" (2000)
  14. "Me llaman Lolita" (1999) TV Series .... Jhonnie Joni Caicedo
  15. Golpe de estadio (1998) .... Alvarez
    ... aka Colpo di stadio (2000) (Italy)
    ... aka Time Out (1999) (Canada: English title)
  16. "Dios se lo pague" (1997) TV Series .... Javier Dario
  17. "Se necesita un tenor" (1996), obra de teatro
  18. "Tiempos difíciles" (1995) TV Series
  19. "El carretero" (1990) *
  20. "Flor de oro" *
  21. "Quieta Margarita" (1989) *
  22. "Caballo viejo) (1988) *
  23. "Los dueños del poder" (1986) *
  24. "El infierno" (1986) *
  25. Suspenso 7:30 (1986) *
  26. "El camino de los buhos" (mediometraje) (1985) *
  27. "Camino cerrado" (1985) *
  28. "Los cuervos" (1985) *
  29. "Este domingo" (1984) *
  30. "Electra" (1984) *
  31. "Yo no creo en los hombre" (1984)
  32. "Amalia" (1983)
  33. "La pezuña del diablo" (1983)
  34. "El hijo de Ruth" (1982) *
  35. "El hombre de negro" (1982 *
  36. "Las cuatro edades del amor" (1981) **
  37. "La tía Julia y el escribidor" (1981 *
  38. "La Celestina" (Colcultura)
  39. "Mujercitas" (1979), Protagonista * 
  40. Primera aparición en "Bola de cebo" (1979) -  *
  41. Los relámpagos (1967)

 

 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
* Datos gentilmente suministrados por el periodista Fernando Sarmiento, 2004
** Dato tomado del libro Largometrajes colombianos en Cine y Video, 2005
 
 
 


Luis Eduardo Arango, el actor que le da vida al siniestro personaje de `El Kes, en Los protegidos, comenzó casi por casualidad en el oficio, pero ya pasa de tres décadas en la actuación y sigue dando la batalla que lo mantiene vigente en el gusto del público.

Su historia comenzó en los años 70, con el aval de su madre, un ama de casa "muchas veces desesperada", como la califica el actor, y la inconformidad de su padre, un zapatero que hizo de todo para que `Lucho, como lo  llamaba, estudiara y se convirtiera en el soporte de la casa, por ser el mayor.

"De adolescente nos dio muchos problemas, porque se la pasaba metido en eso de teatro. El papá le vivía diciendo que aquí no se vivía de eso y que no le quitara tiempo a su carrera, porque estaba desperdiciando su futuro", cuenta Elvia, la madre del actor.

Aún así, Arango hizo su voluntad desde los 17 años, cuando un grupo de amigos lo  llevó engañado a un taller de teatro, diciéndole que iban a jugar billar. "Cuando entré la cosa fue mágica. Vi el ambiente rico, había mujeres muy bonitas, con minifaldas y quedé como hipnotizado", cuenta.

Su padre entendió que no había nada que hacer cuando Luis Eduardo comenzó a llegar tarde y, a veces, a ausentarse durante la noche. "Siempre fue muy respetuoso" (falleció en el 2000), recuerda el a tor.

Seguía estudiando ingeniería, pero el teatro ya ocupaba la mayor parte de su tiempo. Así que le dijo a su padre que no le enviara más dinero a Bogotá, porque él se inventaría cómo sobrevivir. "Hubo días muy amargos y de mucha hambre. Vivía de mis amigos, que me invitaban a almorzar. El desayuno era un tintico por ahí y la comida la vacilaba", narra Arango,

Vendió papel de colgadura. Hacía locución. Un día el teatro empezó a darle dividendos. Fue el protagonista de La Celestina, una obra de Colcultura con la que se ganó su primer sueldo: 9.300 pesos. "Llegué a mi pieza y boté los billetes al techo", recuerda emocionado.

Luis Eduardo Arango, actorDespués, dirigió una pieza en la cárcel El Buen Pastor, se vinculó al grupo de teatro de Telecom a ingresó al teatro El Local. Y un día le llegó su primera oportunidad en TV.

Su madre fue la más emocionada. Vivía en inquilinato y no tenían televisor, entonces le dijo a la vecina que le diera permiso. Arango apareció en Bola de sebo, de Bernardo Romero Pereiro. "No creía que lo  estaba viendo. Me convertí en la fan numero uno", recuerda Elvia.

Siguió trabajando con Romero Pereiro, David Stivel y Pepe Sánchez. Estuvo en Mujercitas, La tía Julia y el escribidor, Las cuatro edades del amor, El hombre de negro, La pezuña del diablo, Amalia y Don Chinche, que dirigía Pepe Sánchez.

Le siguieron Los Cuervos, Quieta Margarita, Caballo viejo, hasta que llegó Mambo, telenovela de Producciones Jes. Arango había rechazado oportunidades en teatro y en televisión, siguió su instinto y participó en esta producción que pretendía recrear la historia de ese género musical. Pero el proyecto fracasó y salió del aire en dos meses.

"Un aterrizaje, una bofetada, una cosa espantosa. Había dejado de hacer otras cosas por estar ahí y, cuando se acabó, no tenía nada. Los que habían recibido una negativa de mi parte estaban bravos con migo y como aquí se enojan con uno y no lo  vuelven a llamar, duré casi nueve meses sin trabajo", recuerda.  Tenía, a la sazón, más de 10 años de experiencia.

Pensó en retirarse, en vender su apartamento y devolverse a su natal Medellín y convertirse en taxista.

Además, ya estaba casado con la también actriz Carolina Sarmiento, con quien tuvo a su hijo Santiago, hoy de 19 años, y la relación no pasaba por el mejor momento. El día que iba a firmar las escrituras de la ca sa se arrepintió. Esa misma noche lo  llamaron para que trabajara en Flor de Oro."Mi carrera se partió en dos. La que había vivido y la que comenzaba de ceros. Mis protagónicos y toda mi carrera de antes no sirvieron de nada a la hora de negociar. Acepté estar en ese elenco por cualquier cosa. Fue una herida mortal. Me tocó arrancar de nada".

Ni siquiera su experiencia en las tablas valió. Para entonces, hacía parte de la nómina del Teatro Nacional. Con Fanny Mikey participó en sucesivos montajes: Extraña pareja, Se necesita un tenor, Art, Sugar, Quién le teme a Virginia Woolf y Taxi, quizás la más famosa, y en la que inició su relación con la actriz Ana Bolena Meza, con quien ahora tiene dos hijos.

Arango sigue al frente del cañón. Y la huella de su recorrido se hace cada vez más larga: Ay, cosita linda, El carretero, Tiempos dificiles, Oh qué será, Alicia en el país de las mercancías, El informante, Me llaman Lolita, La Costeña y el cachaco, La viuda de la mafia, La hija del mariachi... Y ahora Los protegidos, en la que trabaja al lado de su esposa, Ana Bolena. "Creo que tiene un alto grado de reconocimiento. No de popularidad sino de prestigio y es que esto sí se lo  ha ganado a pulso", dice orgulloso su mejor amigo Mario Ruiz, quien lo  conoce hace más de 30 años.

Una anécdota con Fanny Mikey ...

"Luis Eduardo es un gran actor. Polifacético, buenísimo para la comedia como para el drama. Es un gran amigo y no encuentro nada malo en él", aseguró, en días pasados, la gran activista cultural y mujer de teatro, Fanny Mikey.

Fue ella quien, sin regañarlo, le hizo pasar el rato más amargo de su vida, hace ya unos cuantos años.

Era muy parrandero. Fumador y bebedor, recuerda el actor. "Era de los que me levantaba al otro día y buscaba entre los ceniceros la colilla más larga para prenderla".

Pero siempre había sido responsable con los compromisos de su camera.

Pero hubo una fatídica vez en que se quedó dormido. "La función era a la 1 de le tarde y me levanté a esa hora. Me despertó el teléfono. Cuando llegué, con una mirada Fanny me lo  dijo todo. La presentación comenzó tarde. Ella supo que yo estaba más traumatizado que cualquiera y cuando terminamos lo  único que me preguntó fue: `La pasaste mal, ¿cierto? Y nunca más".

Ahora bebe, en reuniones, pero moderadamente, y sabe en qué momento debe parar. "Ya sé cuado puedo empezar a hablar babosadas", se burla de sí mismo..

Tomado del periódico El Tiempo, 17 de agosto de 2008
   

Tiene una de las carreras más sólidas de la escena actoral colombiana. Empezó haciendo teatro desde muy joven, cuando dejó su ciudad natal Medellín para estudiar ingeniería en Bogotá. Su primer protagónico fue en “La Celestina” en un montaje realizado por Colcultura. Dirigió una obra de teatro en la cárcel del Buen Pastor e integró el grupo de Teatro El Local. En 1979 ingresó a la televisión con la telenovela “Bola de sebo” dirigida por Bernardo Romero Pereiro, y desde  entonces su trabajo en televisión es ampliamente reconocido por series como "Romeo y buseta", "Flor de oro" y “Tiempos difíciles", y por novelas como "Caballo viejo", "Quieta Margarita" y "Música maestro". En estas dos últimas demostró su talento como cantante de tangos y música tropical. También es muy recordado por sus papeles en “La hija del mariachi”, “La viuda de la mafia”, “La costeña y el cachaco”, “Alicia en el país de las mercancías”, “La tía Julia y el escribidor”, “El hombre de negro”, “La pezuña del diablo” y “Los cuervos”, entre muchas otras. En las tablas es uno de los pioneros del café-concierto en Colombia, trabajó en La Gata Caliente con Fanny Mikey, y juntos recorrieron gran parte del país. Ha trabajado en 11 producciones del Teatro Nacional, manteniendo el record en esta institución: "El rehén", "¿Quién le teme a Virginia Woolf?", “El sexo mandamiento” "Extraña pareja", "Taxi1", “Taxi 2” "Que no se entere el presidente", "Se necesita un tenor", “Sugar”, “Cartas de amor”, y “Art”. Hace parte de las películas colombianas "Golpe de Estadio" y “Bluff”.

Oficina de prensa - Teatro Nacional, 2011


 

¡Zapatero a tus zapatos!

Pocos saben que el primer oficio de Luis Eduardo Arango fue pegar, montar y diseñar suelas. Lo aprendió de su padre, un zapatero que iba de quiebra en quiebra, luchando por sacar a sus cinco hijos adelante. Al actor, pícaro y payaso, lo apodaban el Loco y desde niño, aprendió a declamar poesía. No pensó en ser actor, porque eso no daba plata y tampoco era considerado un oficio de verdad en los años 60.

Aunque Luis Eduardo nació en Medellin, conoció a Bogotá gracias a que su padre llegó a la capital en busca de oportunidades económicas, a través de una fábrica de zapatos. Él era el mayor y tenia la responsabilidad de estudiar ingeniería. Pero, un día de 1967 dos amigos le propusieron jugar billar “Llegué y era como entrar a Narnia” cuenta, cuando recuerda con emoción que entró a un sitio lleno de intelectuales, mujeres en minifalda y un ambiente lejano al de la zapatería de su padre.

Luis Eduardo Arango, actorNo era un billar, sino un ensayo de teatro de un grupo europeo. “Había una energía fuerte. El director me dijo: ¿Quiere hacer una prueba?. Improvisé. Recuerdo que tenía unos nervios sabrosos". Meses después, debutó en Los relámpagos de agosto, obra del grupo de teatro de la Universidad La Gran Colombia.

En el camino conoció a grandes como Fanny Mikey.  En los 80 viajaron juntos por el país presentando la obra Sugar, un clásico del Teatro Nacional. Fanny además, era su amiga, capaz de sacudirle la pereza cada vez que le entraba el desgano.

Su primer papel en televisión fue en La abuela, a finales de los 70. “Yo era una especie de extra con parlamento. Casi ni aparecía". Interpretó a un revolucionario, porque su barba y melena encajaban perfectamente en el personaje. Y, a decir verdad, era un completo rebelde que abandonó la ingeniería y se entusiasmó ferozmente con la actuación. Su primer protagónico fue en la novela Mujercítas. en 1979. Pero alcanzó la fama en 1982, cuando interpretó al taxista paisa William Guillermo Arcila. en Don Chinche. Con su acento arrastrao le dio vida a un personaje camellador, que metía sabor con frases como “Mucho tilín tilín y nada de paletas". Fue tan popular y admirada su actuación, que el personaje dicharachero se ganó su propio espacio en la comedia Romeo y buseta.

Novelas como Caballo viejo y Quieta, Margarita hacen parte de su trabajo, y Música Maestro le permitió vestirse de flores y mostrar esa faceta de cantante de la que también disfruta. Ama los tangos.

En 1999 hizo una actuación inolvidable en la telenovela Me llaman Lolita. interpretando a Jonnie Caicedo, un valluno desparpajado que hacía reír a Colombia, cuando, vestido con tanga de leopardo decía: “Carmencita. algo en tu cara me fascina”. Ese año ganó el Premio India Catalina como mejor actor de reparto.

Participó en telenovelas de suspenso, como La viuda de la mafia y. luego, transformó su aspecto y enamoró al público en La hija del mariachi.

En el 2010 se aventuró con su stand-up comedy Venga le cuento. Ahí. habló de todo, de su primera traba con pegante bóxer en la fábrica de zapatos y se burló de sí mismo.

En los últimos años, ha hecho parte de Los canarios. La prepago y Los graduados. Actualmente, enseña artes escénicas en la escuela Esdiart. Este maestro ya perdió la cuenta de sus apariciones en pantalla. Lo que no pierde es su carisma y sencillez, tampoco la memoria a la hora de recordar a su padre, aquel zapatero que un día le enseñó a declamar poesía como una manera de distraer los problemas, sin saber que su hijo iba a terminar distrayendo a todo un país, que queda hipnotizado con sus actuaciones.

Tomado de la Revista Vea No. 056, 13 de junio de 2014