Sandra Beltran

Bucaramanga, Santander

Actores (Television)

Personaje

 


Sandra Liliana Beltrán


actriz

   
 

Vea otras imágenes de Sandra Beltrán en ColArte

   
 
Bucaramanga, Santander

5 Junio 1975
Bucaramanga-Colombia

Actriz - filmografía

  1. "El señor de los cielos" (2015 - Mexico)
  2. "La marca del deseo"
  3. "El penúltimo beso"
  4. "Sin tetas no hay paraíso" (2006) TV series .... Yesica La Diabla  proxeneta
  5. ""Pecados capitales" (2002) TV series .... Nurse Eloisa
  6. "A donde va Soledad" (2000) TV Series .... Jenny
  7. "Rauzán" (2000) TV Series .... Maria
  8. "Se armó la gorda" (2000) TV Series .... Marisa/Ana Maria Mallarino
  9. "La mujer en el espejo"
  10. "Francisco el matemático"
  11. "Padres e hijos"

 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
 
Esta bumanguesa es comunicadora social y desde hace cinco años estudia actuación. Participó en Padres e hijos, A dónde va Soledad, Rauzán y Se armó la gorda.

Es recordada por ser la imagen de Johnson&Johnson.

En la trama de Francisco el matemático es Lina, una niña con problemas de alcoholismo. Su historia girará alrededor de Fercho (Jorge Monterrosa).

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 326, 1 de abril de 2002


 
 

Yésica, la maldición del paraíso

Se habla del oficio más antiguo del mundo pero pocas veces se menciona al chulo, al `pimp; al alcahueta o al proxeneta.. Están en películas, libros y en el oscuro mundo de la prostitución de cualquier rincón del mundo. Los hay también de todos los estilos: negros, blancos, chinos y arios, pequeños y grandes, flacos y gordos, calvos, con atuendos coloridos, joyas y dientes de oro, de todos los sexos: hombres, mujeres, gays y hasta travestis. Incluso hay hasta informantes de la policía, como el de pantalón botacampana y sombrero con pluma de Baretta.

Son exitosos, en apariencia, se mueven como pez en el agua en medio de la corrupción y sus `empleadas siguen atadas a ellos por algún secreto, deuda o por un vil chantaje. Este `papel ha estado casi siempre en manos de hombres, pero ellas también han encontrado su lugar y las hay de carne y hueso, como la madam de Hollywood, Heidi Fleiss, rica, poderosa y temida .

Y mientras Colombia se rinde ante las tetas que `facilitan el camino al paraíso, uno de los personajes de la serie, Yésica, se ha convertido en la representanie de estos `empresarios que sacan partido de las panes voluminosas del cuerpo de sus `niñas y en la proxeneta más famosa del país. Para esto tiene también lo que ofrece de sus amigas, tetas y nada de escrúpulos.

Ese fue el reto de Sandra Beltrán, ser una `china de frases memorables como "Catalina, usted debería ponerse tetas" algo que le repite a su amiga para que por fin entre en el `selecto grupo de las prepago. Y mientras el escándalo ronda, las siliconas se rifan y en Pereira protestan contra una realidad televisada que tiene todos los acentos del país, Yésica se ha convertido en uno de los perso najes clave de la historia y, paradójicamente, en uno de los más queridos por el público.

En la pantalla es pelirroja, de escotes profundos y moral a su antojo, pero en persona no es tan voluptuosa, tiene el pelo oscuro y es, como dicen las señoras, una mujer menuda que acepta sin problema haber pasado de talla 32B a 34B hace cuatro años. Pero ella no apareció de repente en la televisión y hoy, con una sonrisa en la cara, disfruta su primer protagónico desde que vino de Bucaramanga para dedicarse a la actuación y dejar atrás la comunicación social.

Ha estado en Padres a hijos, Rauzán, A dónde as Soledad, Francisco el matemático, Pecados capitales, La mujer en el espejo y ahora en Sin tetas no hay paraíso.

Como ella dice, antes siempre tenía personajes blancos y "quería algo con otro carácter para demostrarme que podía hacer otros papeles" afirma consciente de que en el medio hay que competir con mujeronas y "ese tipo no lo tengo yo, además no revelo mi edad" agrega esta niña de 31 años.

Pero ese estilo sexy se cruzó por primera vez en su carrera en Pecados capitales, donde hizo el papel de una enfermera que le gustaría a cualquier paciente. "No creía que podía ser sensual y lo aprovecho. En Sin tetas lo gozo más" comenta. Y también se preparó mejor: y es conocía el libro cuando comenzó el rumor de la serie, presentó casting y se tiñó el pelo. Audicionó para ser Catalina y se vendó el pecho para lucir plana, pero llegó con aspecto de calentana mostrona y capul, y encajó en Yésica.

La sacó de la imaginación, de lo que le con taba Gustavo Bolívar, autor del libro, y de lo que dicen de esa especie de fenómeno social de donde salieron las prepago. "No he conocido a ninguna y menos a una proxeneta" asegura. Y sin adelantar nada, solo se atreve a decir que Yésica, la mujer arriesgada y de supuesto mundo, cambiará en los próximos días (la serie termina a finales de este mes) y seguirá sin escrúpulos, aunque infeliz y sola mientras tienta a más niñas que buscan cambiar su vida ya sea por necesidad o por amor a la plata. Porque aquí con escrúpulos no hay paraíso.

Tomado de la Revista Carrusel No.1383, 8 de septiembre de 2006


   

La diabla, con nuevas tentaciones

Varias cosas han pasado en la vida de Sandra Beltrán, la popular diabla ("la original", recalca ella), de Sin tetas no hay paraíso, desde que grabó esa exitosa serie y salió a saborear el reconocimiento que no le dieron sus personajes en Padres e hijos, Francisco, el matemático, Pecados capitales y La mujer en el espejo, que fue exhibida en el mercado hispano de E.U.

Firmó contrato de exclusividad con RCN, viajó a Los Ángeles a estudiar actuación, la contactaron de Telemundo para grabar El Clon, se ganó la audición para actuar en la nueva versión de La madre, que hará Fox Telecolombia, y tiene listas tres películas para hacer este mismo año: dos colombianas y una mexicana.

Por si fuera poco, acaba de montar una empresa de tortas y postres con sus hermanas y está estrenando novio.

"Llegaron muchas cosas; he sido afortunada: firmé tres años de exclusividad con RCN y grabé con ellos La marca del deseo y luego El penúltimo beso", cuenta.

En vista de que ninguna de estas dos novelas funcionó en audiencia, se fue para Los Ángeles y allí descansó, estudió y conoció la ciudad. "Llevaba como siete años sin parar y me lo merecía".

Cuando regresó a Colombia, se encontró con las propuestas de El clon y la de La madre, para cuyo papel ya habían pasado actrices como Diana Ángel, Carolina Sabino y Liliana González.

Y, aunque está metida en proyectos de TV, Beltrán tiene claro que una vez los termine su próximo paso es el cine. Por eso, su nombre está comprometido para tres proyectos: dos colombianos y otro en México.

"Voy a estar en la cinta caleña Fábula de una conspiración, del director Carlos Varela.

La otra se llama La suerte calva, en la que muy posiblemente sea la hija de Amparo Grisales. Y en Bajo la ventana en México. "Hacer cine afuera, así sea en un personaje de reparto, creo que es una buena opción para empezar".

Tomado del periódico El Tiempo, 13 de mayo de 2010