Juan Pablo Franco

Bogota

Actores

Personaje

 


Juan Pablo Franco


actor

   
   
Actor - filmografía
(2000s) (1990s)
  1. "Allá te espero" (2013 - telenovela) ... Aurelio
  2. "La captura" (2012 - Pelicula) 
  3. "La pasión de Gabriel" (2008) ... Teniente
  4. "La saga, negocio de familia" (2005)
  5. "Viuda de la mafia, La" (2004) TV Series .... Alvaro
  6. Bolívar soy yo (2002) .... Pilot
    ... aka Bolivar Is Me (International: English title)
  7. Decisión de San Mateo, La (2001) .... Pacho
  8. Soplo de vida (1999) .... José Luis Domingo, the bullfighter
    ... aka Adiós, María Félix (Colombia)
    ... aka Breath of Life (International: English title)
    ... aka Soplo de vida (Souffle de vie) (France)
  9. "Me llaman Lolita" (1999) TV Series .... Iván Banderas
  10. "Hermosa Niña" (1998) TV Series .... Valentin
  11. "Hilos invisibles" (1998) TV Series
  12. "La casa de las dos palmas"  (1990) *
  13. Serie Caramelo (1988) *
  14. "El bazar de los idiotas" (1983) - debut en TV como extra *
  15. "El vuelo de la cometa" *
  16. "Asunción" *
  17. "La María"
  18. "Higuita"
  19. Caramelo
  20. El círculo
     
 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005

 
 


El buen actor debe tener poca personalidad

El primer cheque que recibió como actor fue en 1982, cuando actuó en la obra de teatro El círculo, de Tiza Caucasiano. Juan Pablo Franco hizo siete personajes. 

En 1990, el actor bogotano debutó en televisión, en la serie Caramelo. Pero quizá fue Medardo, el montañero de La casa de las dos palmas, el personaje que lo catapultó y lo dejó en el imaginario colectivo. Franco estudió teatro en Ciudad de México, donde vive actualmente junto con su esposa, Norma, y su hijo, Simón, naturales de allí. Pronto obtendrá su residencia; tendrá, entonces, doble nacionalidad. En París, por su parte, hizo un taller de máscaras.

La María, Asunción e Higuita, han sido algunas de las producciones en las que ha participado.

En México, es fotógrafo y ya algunos de sus trabajos fueron publicados en el libro Puerta de sueños. Después de grabar en Colombia sus escenas en La saga, negocio de familia donde hace de Héctor Ruiz, piensa retomar sus estudios de ciencias políticas y sociales y trabajará como reportero gráfico de la revista A Bordo, en la capital azteca.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 431, 7 de junio de 2005


 
 

El misterio de su encanto

por Martha Isabel Duarte

Entrevistar a Juan Pablo Franco parece toda una odisea. En su casa nunca contestan y no carga bíper ni celular. Para hablar con él es necesario acudir a las grabaciones de Hilos invisibles donde el actor representa a Walter. Cuando llega, nos encontramos con un hombre sencillo, con gafas de montura plástica y morral al hombro y pinta de literato bohemio. Llega con ganas de concentrarse en su papel y con la preocupación de averiguar si le permitirán viajar a México para visitar a su hijo que está próximo a cumplir años. La negativa desata un enfrentamiento con la gente de producción, pues con anticipación había avisado de su viaje. 

SIEMPRE LIBRE 

Al parecer, la extremada seriedad del actor y el hecho de que siempre dice lo que piensa sin temor a la represalia, lo convierten en el centro de atención en cada producción en que interviene. Ocurrió en La casa de las dos palmas, donde representó a Medardo Herreros y de la cual salió por un enfrentamiento con la libretista. 

Más adelante llegaría la oportunidad de interpretar a René Higuita en la serie del mismo nombre. Esta producción despertó muchos comentarios porque su caracterización y la historia no convencieron. Aunque quedó contento con este trabajo, confiesa que «no caló en el medio y me estigmatizó un poco porque caracterizar a alguien que aún vive, es muy dificil y aunque el maquillaje nunca fue malo, seguramente faltaron cosas. Cuando me dijeron, yo sugerí que contrataran a un atleta».  Tras esta experiencia estuvo fuera del medio dos años, para recomenzar con Soplo de vida, la película de Luis Ospina, y ahora asume el papel de Walter Montenegro en Hilos invisibles

BUEN ACTOR 

El actor no tiene manager ni jefe de prensa, pues su razón de ser no está en la prensa que pueda hacerse sino en la calidad que logren sus trabajos. Tal vez por ello nunca ha pretendido ser figura, sólo ser un buen actor, pero considera que aún no lo logra. «No soy el actor que quiero ser, pero voy en camino y estoy buscando los elementos adecuados. No creo que lo logre antes de los 40 porque entre más viejo, mejor».

Contrario a lo que pueda pensarse, el actor no pasa su tiempo viendo dramatizados, pues lo aburren, y prefiere los noticieros, los programas de carácter histórico o documentales de animales. Prefiere pintar, ver cine, escribir versos románticos, en fin... perderse un poco del mundo de la farándula, del que no se deja arrastrar:·

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 213, 23 de junio de 1998