Ines Oviedo

Actores

Personaje

 


Inés Oviedo

actriz

   
 

Vea otras imágenes de Inés Oviedo en ColArte

   
 
Bogotá, 1975

Actriz - filmografía
(2000s) (1990s) (1970s)

  1. Pocholo (2007) ... Mariluz
  2. Tentaciones (2006) .....   Luzbella, la sexy demonia
  3. "Jaula, La" (2003) TV Series .... Dora
  4. "Pedro el escamoso" (2001) TV Series .... Lidia (I)
  5. "Caponera, La" (2000) TV Series .... Margarita
  6. "¿Por qué diablos?" (1999) TV Series .... Marlenis de Torres
  7. "¡Ay cosita linda mamá!" (1998) TV Series .... Coral
  8. Yo amo a Paquita Gallego
  9. Paraíso tropical
  10. Los picaros del calvario

Presentadora - filmografía

  1. Detrás de ... dirigido por Amparo Pérez
  2. Gente triple A
  3. Sentirse bien
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso

 
 


Bella y sensual promesa

Inés Oviedo es una de las actuales promesas de la televisión, y aunque comenzó como presentadorá de Gente triple A, un espacio que se emitía los festivos por la Señal Colombia, y a comienzos del año lo hizo en Sentirse bien, un programa de salud y de belleza de Audiovisuales, su figura comenzó a ser familiar para los televidentes con su interpretación de la voluptuosa y coqueta Patt,: en la comedia Los pícaros del calvario

Nació en Bogotá el 23 de enero, de 1975, es una acuariana temperamental, amante de la libertad, sensible, arriesgada en sus propósitos y espontánea en su comportamiento, virtud que atribuye a que proviene de familia paisa. En su rostro fresco y atractivo se destacan sus enormes ojos amarillos y su sonrisa cálida. Admite ser muy consentida por su madre Martha, quien se ha convertido en su confidente y mejor amiga.

Inés estudiaba cine y fotografía en Unitec cuando le propusieron presentar Gente triple A. Al principio lo tomó como un entretenimiento pero luego se dio cuenta de que tenía aptitudes para incursionar en la televisión y comenzó como modelo de algunos comerciales, al tiempo que se inscribió en un taller de actuación con Hemán Méndez.

Luego de presentar durante tres meses el programa Sentirse bien, acudió a RCN, donde realizó una prueba para el concurso ¡Que viva el amor! pero los creadores de Los pícaros del calvario vieron en ella las características justas para que interpretara a Patty, la ingenua pero sensual mesera, y su debut ha sido auspicioso.

En su ratos de ocio le gusta ver cine o realizar largas caminatas en las afueras de Bogotá. Es amante de los temas esotéricos, de los libros de García Márquez y los del checo Milan Kundera. Sus comidas preferidas son las pastas, los verduras y las ensaladas, y en cuanto al amor asegura que por ahora su corazón está solitario pero tranquilos. 

Tomado de la Revista TV y Novelas, No.193, 22 de septiembre de 1997


 

 


Renació como el Ave Fénix

por Myriam Amparo Ramírez

Luego de estar hospitalizada por un buen tiempo, a sus bajas defensas les precedieron una fuerte depresión y tristeza. Así, durante más de un año, solo durmió. No quería ver a nadie y subió más de 10 kilos.  Su desesperanza se desató luego de que tuviera que renunciar al papel de su vida en Pedro, el escamoso por una varicela que minó todas sus energías, le produjo un paro respiratorio y la mandó a cama durante meses.

"Me sumí en una profunda tristeza, y lo peor fue que no me di cuenta hasta cuando ya no hubo remedio. La única forma de salir era tocando fondo.

Atrás quedó la Inés Oviedo que estudiaba con el profesor de tablas Hernán Méndez, la que se dejó convencer de Oscar Azula para presentar un casting y quedó de protagonista de una comedia (Los pícaros del calvario) que pronto salió del aire.

Nada quedó de la bogotana que seguía insistiendo y aceptaba infinidad de pequeños papeles para aprender: Paraíso tropical, ¿ Por qué diablos?, Yo amo a Paquita Gallego. . .

"Lidia, la amante del antagonista en Pedro, el escamoso,  era el papel que siempre había buscado,  porque tenía muchas facetas y posibilidades de sobresalir. Por eso me hundí cuando tuve que abandonarlo por enfermedad".

Toma aire y recuerda que otro hecho la debilitó física y emocionalmente. "Por ese papel había dejado a mi novio esperándome en España. Me insistía que allá tendría futuro y no lo escuché. En medio de la crisis, me preguntaba si mi vida no habría sido otra si me hubiera ido con él. Eso empeoró mi situación.

SUS ÁNGELES

Tuvo tres ángeles que la sacaron de su calvario. El más fuerte: su madre, Martha Oviedo, quien no la desamparó. Aunque viera que me levantaba a las 11 de la mañana para comer algo y luego me volviera a acostar, ella seguía ahí, apoyándome y dándome fuerzas.

Otra persona clave fue su amiga sicóloga Nohora Bartolini, "quien a pesar de ser más joven que yo, me escuchó sin juzgarme y luego hizo que me confrontara conmigo misma.

Y el apoyo definitivo: Ónix, su gato negro con los pelos parados que nació el mismo día de su cumpleaños (23 de enero) y que le regaló la profesora de teatro Victoria Hernández.  "Mi madre lo ama porque dice que él me regresó la sonrisa. Le conseguí una compañera, Luna, una gata ruso azul" La mascota hacía que Inés tuviera que levantarse a alimentarla, hacerle el juego, Ilevarla al veterinario...

También se ayudó con la medicina alternativa, en particular con esencias de flores, y descubrió el yoga. "Hice todo el curso y me gradué. Hoy soy instructora de yoga.

Aprendió a conectarse con su espíritu y a valorarse más. Aprendí a aceptarme tal cual era en ese momento, con mis kilos de más, y a mirarme al espejo sin reprocharme.

Sintió que necesitaba la actuación porque era lo suyo y quiso empezar desde el principio, "sin miedo al fracaso y con plena conciencia de que así salga todos los días el sol, no siempre estará brillante.

UNAS DE CAL...

Porque aquella vez sí estaba preparada, Inés tomó con calma el fracaso de La jaula, de la que era la antagonista. El pasado no perdona tampoco tuvo mayor rating, pero siguió pensando en forma positiva.

"Incluso, terminé en un maravilloso proyecto con Teleamiga. Era su primer dramatizado con contenido social, desarrollado en Curití (Santander). Me fortaleció mucho más y entendí el por qué había regresado a la actuación: tenía una misión y la iba a cumplir.

Entendió que su misión es seguir en la actuación, ayudar en causas sociales, dictar sus cursos de yoga y contribuir a sacar adelante a quien se lo pida, sin cuestionar. Luego de usar sus prendas blancas, sueltas, y de tener relajados momentos de meditación, pasó a interpretar a La diabla, en la cuarta temporada de la serie Tentaciones, su primer protagónico. "Fue un trabajo muy intenso y a la vez divertido que tuvo que hacerse en cuatro meses.

Ahora la vemos en Pocholo, protagonizada por Orlando Valenzuela, y está feliz con Mariluz, la esposa arribista y ambiciosa del protagonista. "Tampoco pienso que sea la más perversa. No la juzgo. Ella mira la vida desde otro punto de vista.

Inés dice que es un "lienzo en blanco" y dejará que la vida ponga las huellas que quiera sobre él, y no se de tendrá sino que seguirá fluyendo.

Tomado de la Revista TV y Novelas No 485, 2 de junio de 2007