Pedro Rendon

Neiva, Huila

Actores

Personaje

 


Pedro Rendón

actor

   
 

Vea otras imágenes de Pedro Rendon en ColArte

   
   

Actor - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. "La Madame" (2013)
  2. "Doctor Mata" (2013)
  3. "Bazurto"
  4. "Salvador de mujeres"
  5. "Doña Bárbara"
  6. "Doña Bella"
  7. "Negra consentida) (2004, venezuela)
  8. "Retratos" (2003) TV Series
  9. "Negra consentida" (Venezuela)
  10. "Venganza, La" (2002) TV Series .... Francisco Jose Diaz
  11. "Juan Joyita quiere ser Caballero" (2001) TV Series .... Christobal
  12. "A donde va Soledad" (2000) TV Series .... Marinas Boyfriend "Pobre Pablo" (2000) TV Series .... Alejandro Santamaria
  13.  "Madre, La" (1998) TV Series .... Francisco Suárez Caicedo Pacho
  14. "Oasis, El" (1996) TV Series .... Salomon

 

 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
 


A sus 30 !

por Laura Moreno Tafur

Soñador y casero. Pedro se separó por primera vez de su es posa y sus hijos Nicolás y Sofía, de 6 y 1 año y medio, respectivamente, para protagonizar en Venezuela la novela Negra consentida. Aquí es Ángel Aristigueta, un ejecutivo que se enamora de una negra, personificada por la actriz Ligia Petit. 

Sin embargo, en el vecino país ha recibido todo el apoyo de los ejecutivos del canal Radiocaracas, además de actores amigos como Juan Pablo Raba y Rafael Novoa, quienes se encuentran trabajando allí. Todos se llaman y están pendientes uno del otro.
Acostumbrado a la bulla de sus hijos, que en medio de risas y prisas rompían el silencio de su hogar, estar solo en su habitación es para Pedro la peor de las soledades. "Las horas más críticas son las 9 y 10 p.m. En medio del silencio, empiezo a recordar mi familia". Ahora, lo único que lo mantiene en conexión con ellos es Internet. 

Lo confiesa. Está contento, pero a veces la tristeza lo invade. Sin embargo, la llegada de tantos actores extranjeros al país ha reducido las oportunidades para los nacionales y en honor a la verdad, a él no le habían ofrecido en Colombia un contrato tan jugoso como este. 

En Caracas, tiene como prioridad cuidar su físico. No falla día en el gimnasio y camina mucho por la zona de Altamira, sector en el que vive y por donde aún se puede caminar. "Por tantos problemas que tiene este país, salir es un asunto muy riesgoso". 

LAS VOLADITAS 

Todo empezó hace un año cuando participó en el programa concurso Aprieta y gana. Allí lo conocieron. Hace un mes lo contactaron y todo fue a mil por hora. 

Ahora, luego de llevar una corta temporada en Venezuela, se ha amoldado a sus costumbres. Con la comida no ha tenido problema. Todo el mundo le hablaba de las cachapas y para sorpresa del actor, terminó siendo sólo una arepa de choclo. Otro día, estando con unos compañeros de la producción lo invitaron a almorzar pabellón criollo y ¡oh sorpresa!, era nada menos que una bandeja paisa. 

Pero si la comida no le dio duro, el clima sí. Desde que se radicó en Caracas ha estado resfriado. "Allá hace calor, pero todo tiene aire acondicionado", cuenta el artista, que aprovecha cada minuto que tiene para visitar a su familia. 

NI TAN JOVEN, NI... 

En 1999 vinieron al país ejecutivos del canal TV Azteca de México. Llegaron para buscar nuevos talentos colombianos y llevárselos a estudiar a ese país. A Pedro le dijeron de palabra que lo contrataban. "Me perjudicaron porque nadie me ofrecía trabajo, pues creían que ya tenía un contrato en México, y no fue así". 

Además, hay otro problemita: a pesar de tener 30 años, parece de 23, situación que en algunos casos le ha traído problemas porque a veces parece más joven y otras más viejo. "Cuando presenté el casting para ser el antagónico en La venganza, con Gabriela Spanic, no nos veíamos bien como pareja. Me veía muy joven para ella", cuenta. 

Más tarde vino otro problema. Esta vez porque se veía mayor cuando lo llamaron para ser el hijo de Claudia Liliana González, `La Pecosa de Pecados capitales, en una producción venezolana. 

Luego de 12 años de trayectoria artística, que comenzó cuando protagonizó El oasis al lado de Shakira, el artista huilense no se puede quejar. Pasa por un inmejorable momento como actor, esposo y padre de familia.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 3001, 6 de julio de 2004


 
 


Actor y vendedor "estrella" de carros

por Luz Adriana Velasco

Haber vivido en carne propia una mala racha económica, hace 13 años, porque no lo llamaban para ningún proyecto en televisión, hizo que el actor opita Pedro Rendón pusiera los pies en la tierra y se diera cuenta de que "esto de ser famoso no era tan bonito".

Aunque ahora tiene una sólida carrera en dramatizados internacionales y actualmente se le ve en la novela de Caracol Salvador de mujeres, en su momento aprendió a administrar mejor el dinero y a darse cuenta de que siempre hay que tener otra alternativa.

Por eso, aprendió a vender carros.

"Tuve dos años muy fuertes. Creo que con Ximena (su esposa desde hace 21 años) vivimos de milagro. No lo digo para despertar lástima, sino porque eso me hizo darme cuenta de que esto no era tan bonito. Tuvimos un día en el que teníamos dos mil pesos en el bolsillo, entre ella y yo", afirma.

"Me sentía con el estatus de que tenían que llamarme, pero el teléfono no sonaba", dice. Buscó a Liz Yamayusa y le dijo: "Ayúdame, necesito trabajo". Ella lo puso a estudiar. Durante tres meses, tomó clases en La Candelaria.

Pero despejó el panorama: Pepe Sánchez le ofreció presentar audición para La madre y se ganó el personaje. Ahí arrancó nuevamente, pero en otras condiciones.

Luego llegó La venganza, la exitosa novela de Julio Jiménez que se transmitió por varios países y le abrió las puertas a la internacionalización. Lo llamaron de Venezuela y se fue a protagonizar Negra consentida, de RCTV. Pero la situación se puso tensa allá y se devolvió.

A su regreso se encontró con otra industria: "Una que exigía hablar mexicano, tener los cuadritos del pecho bien marcados para poder ir a audiciones, y un poco de condiciones que no me gustaron".

Para no vivir lo que ya había experimentado y con su primer hijo en camino, buscó trabajo en los clasificados.

Se presentó en un concesionario para el área de publicidad, pero allí no había vacantes y le ofrecieron un puesto en ventas que aceptó. Le fue tan bien, que a los seis meses de estar vendiendo carros lo buscaron de otro concesionario.

Allá duró un año más, vendía ocho carros mensuales, pero se retiró porque el director de televisión Mauricio Cruz, á quien se encontró un día en el almacén, le ofreció regresar a la actuación.

Desde entonces, sabe que tiene otras habilidades, "que puedo vivir de otras cosas", comenta

Grabó Doña Bárbara, para Telemundo; Doña Bella, para Telefutura, y hasta hace quince días, Salvador de mujeres.

"Otra vez estoy en busca de una buena oportunidad en Colombia. Pero si no se da, ya tengo otra alternativa", finaliza.

Tomado del periódico El Tiempo, 14 de junio de 2010