Alberto Saavedra

Cali, Valle

Actores (Television, cine)

Personaje

 


Alberto Saavedra

actor

   
 

Vea iconografía adicional de Alberto Saavedra en ColArte

   
   

Actor - filmografía

  1. 2014 La suegra (TV)
  2.  2013 Allá te espero
  3. 2012 Aladdin
  4. 2010 Peter Pan
  5. El mago de oz
  6. Los caballeros las prefieren Rubias
  7. 2008 Vecinos ... Gerbasio
  8. 2008 La pasión según nuestros días (serie inconclusa)
  9. 2005 El pasado no perdona
  10. 2004. El auténtico Rodrigo Leal 
  11. 2004 Francisco el matematico ... el politico corrupto Rafael de Caro
  12. 2002.Colombianos
  13. 2002. Pobre Pablo 
  14. 2000. "Baby Sister, La"  TV Series .... Don Etiel Paipa
  15. 2000 Simplemente Stefan
  16. 1997. Marcelina
  17. 1996 El hio de Nadia
  18. 1996 El dia es hoy (cine)
  19. 1995 (Soledad)
  20. 1993"La Maldición del paraíso"  TV Series
  21. 1992. Decisiones
  22. 1992 Pasión de vivir
  23. 1991. La vida secreta de Adriano Espeleta
  24. 1991/1999 Vuelo secreto
  25. 1990. Te voy a enseñar a querer
  26. La rebelión de las ratas
  27. 1989. Actuación especial en Por qué mataron a Betty
  28. 1987. El hombre vampiro
  29. 1986. Amándote ... Cándido Pedroza
  30. La hora del vampiro ... Orca
  31. Vuelo secreto ... Pachito
  32. 1984. El faraon
  33. 1983. Flor de fango
  34. 1983 Las voces del silencio
  35. 1980. La tregua
  36. 1982. El secreto
  37. 1979. Teresa Valverde
  38. 1979.84. Revivamos nuestra historia
  39. 1978. Manuelita Saenz
  40. Lejos del nido
  41. 1976 Las señoritas Gutierrez
  42. 1977. La maraña
  43. 1975. Manuela 
  44. La mala hora 
  45. La Vorágine 
  46. La feria de las vanidades
  47. 1974. El Alferez Real 
  48. Vendaval
  49. Debut en Teatro Popular Dora Cadavid
  50. Yo y tú

Otras participaciones: 

Teatro popular Caracol
Dialogando
El Gordo
Yo y tu
Recordar es vivir
Teatro Universal
Teatro Coltevisión
Teatro Cinevisión
Teatro Cromavisión
Gran teatro del mundo
Cuentos y leyendas
Cuentos nacionales
Corazones de fuego
Deseos
Musidramas
Alma, corazón y vida
 

 

 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
Información sin enlaces gentilmente suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, 2004
 
 
  Inicio su carrera artística en 1961 haciendo radionovelas.  En 1973 paso a la televisión

 


Mi cuento ...

23 años en la actuación

"Moriré con la ilusión de ser cantante"

Por Carlos Hugo Jiménez

Amalia Saavedra, una mujer recia, conservadora y de alguna manera mezquina, nunca vio con buenos ojos las inclinaciones artísticas de su único hijo Luis Alberto, quien desde muy niño se sintió atraído por el canto. Entonces el muchacho tomó la difícil decisión, a muy temprana edad, de abandonar su casa y emprender una aventura que lo llevaría por el laberinto de un destino incierto y salpicado de penurias. En Cali buscó la oportunidad de concretar un sueño que lo perseguía de tiempo atrás: ser cantante de boleros.

Conoció a Sebastián Salarí, un francés que dirigía una agrupación que tocaba música tropical en bares y restaurantes de la capital del Valle. Durante cuatro años recibió el apoyo de este hombre que además de brindarle la oportunidad de estudiar música, le ayudó para que terminara sus estudios de primaria que había dejado inconclusos tras su inesperada huida de Bogotá.

El rostro bonachón y colorado de AIberto se contrae en un gesto de nostalgia al recordar esas épocas difíciles en las que, a fuerza de necesidad, tuvo que acostumbrarse a cantar melodías tropicales a pesar de que lo suyo eran los boleros como Contigo en la distancia y Reloj, dos de sus preferidos.

NIÑEZ SOLITARIA

Luis Alberto Saavedra Ávila nació en un barrio bogotano el 6 de septiembre de 1945. Su madre nunca quiso tener más hijos y esa soledad lo marcó. «Siempre pensé que la presencia de los hermanos era necesaria, aunque fuese uno o una».

Ella se empeñó en hacerle creer que sus ideales de llegar a ser cantante era vagancia y nunca le toleró ese propósito. Por eso, pese a que la quería mucho saltó hacia la aventura convencido de que su optimismo y deseo de triunfo lo Ilevarían lejos. «Ni mi niñez ni mi adolescencia fueron gratas; tuve que sortear muchos obstáculos, pero creo que eso me enseñó a valorar mis sacrificios y los que hicieron por mí. En Cali inicié el bachillerato y luego cuando regresé a Bogotá, lo terminé asistiendo a clases nocturnas». Luego se inscribió en la Universidad Nacional para estudiar música, estudios que complementó en la Universidad del Valle.

En un instante viene a la mente del actor un recuerdo triste que ensombrece su rostro: «por razones que aún no me explico, mi madre me dijo que Luis Augusto Guzmán, un señor que nos frecuentaba y estaba muy pendiente de mí, era mi padrino. Pero en 1970 mi madre me confesó junto a su lecho de agonía que era mi verdadero padre".

De nuevo retrocedió al tiempo de su adolescencia en Medellín donde conoció a Amparo, la dueña de un cabaret que lo vio sentado frente a un ventanal del negocio observando atentamente el show, le ofreció ayuda para que continuara sus estudios de música y lo adoptó como su hijo. Con el tiempo tuvo que escapar porque ella, temerosa de que ese hijo que nunca tuvo la dejara, solía amarrarlo a la cama de su habitación con una cadena.

Hace algunos meses, cuando estuvo en Medellín de gira con la comedia musical de Peter Pan, quiso buscar ese lugar pero se arrepintió y sólo recreó esa etapa recordando la extraña actitud de Amparo, la mujer de dudosa ortografía que lo ayudó, pero que intentó someterlo como a un esclavo.

SORPRESIVA PATERNIDAD

Su interés por la música lo llevó a verse mezclado en grupos de teatro Universitarios. Entonces un desliz de juventud, con una atractiva actriz de teatro, lo convirtió en imberbe padre a escasos 17 años. Acostumbrado ya a asumir con valor su responsabilidad recibió complacido a Mario, su hijo que hace 18 años vive en México, es escritor y crítico de música.

Hace 15 años se casó por lo civil con Isabel Cristina con quien tiene dos hijos: César de 14 años y Sonia Isabel de 5, a quien bautizó así para cumplir un sueño infantil, pues entonces estuvo enamorado de una chiquilla que llevaba ese nombre.

«Con mi esposa nos conocimos en la Casa del Gordo por intermedio de Alfredo González y el matrimonio prácticamente nos lo organizó Gloria Gómez en menos de lo que canta un gallo. Por fortuna han sido años de tranquilidad y apoyo mutuo».

TRAYECTORIA ARTÍSTICA

Cuando hacía radionovelas en Caracol, a principios de los años 70, Aldemar García uno de los galanes de la época y quien protagonizaba Una vida para amarte, con Alcira Rodríguez, lo relacionó con Jaime Botero. Este, desde un principio no sólo le brindó apoyo sino que comenzó a llamarlo El comodín porque podía transformarlo en anciano o en joven aprovechando su versatilidad teatral. Para ese entonces, la fiebre por la música había disminuido un tanto y la oportunidad de actuar en radionovelas le ofreció una oportunidad de subsistencia durante 10 años. Luego cuando surgió la televisión, Alberto no quiso desaprovechar el momento.«Tuve la suerte de trabajar al lado de los mejores directores. También lo hice con Álvaro Ruiz, quien entonces dirigía telenovelas y Caso juzgado».

Entre los personajes que ha realizado y que más gratitud le han dejado están el maestro Darío Echandía, cuando participó en El Bogotazo y La vida de Alfonso López Pumarejo, ambas series dirigidas por Jorge Alí Triana. «Tuve miedo de interpretar a una personalidad tan sólida y respetable. Pero la satisfacción llegó cuando recibí un telegrama de una sobrina de ese gran político en la que me felicitaba y me confesaba que su tío gozaba con el personaje. Fue un alivio muy grande».

Clovodeo en la segunda etapa de Yo y Tú; Tatico, un malo simpático en Amándote; Sacrificio, bonachón a ingenuo en Te voy a enseñar a querer y el jorobado Orca en La hora del vampiro son algunos de los personajes que fluyen en su mente como los más destacados, realizados en sus 23 años como actor de televisión.

Alberto ahora es Cornelio en El día es hoy, tío monseñor en El hijo de Nadia y el obispo La Rotta en Soledad. En junio volverá a la comedia como Yoyo en Peter Pan, al lado de María Cecilia Botero en una corta temporada en el teatro Colsubsidio. «Me encanta trabajar para los niños porque son seres agradecidos y sin prevenciones. Dicen lo que sienten y ya» :·

Tomado de la Revista TV y Novelas No.105, 24 de abril de 1995 


 
   

Alberto Saavedra, campesino y sultán

El reconocido actor está en la televisión y en el teatro. Es Octavio, en ‘Allá te espero’, y el Sultán, en ‘Aladdin’.

En la historia del teatro musical colombiano, Alberto Saavedra ha sido, dice, un privilegiado al participar en montajes "fantásticos".

"Estuve en Peter Pan, en Los caballeros las prefieren rubias, y en El mago de Oz, en el que representé al mago", cuenta el actor caleño.

Y ahora es el Sultán, en Aladdin, de Misi Producciones, que actualmente se presenta en el Teatro de Colsubsidio, de Bogotá, "otra experiencia enriquecedora en mi vida", comenta.

Saavedra, nacido en 1945, es el papá de Jazmín (representada por María José Camacho), la mujer que le roba el corazón a Aladdin (Sebastián Martínez) y se inspiró "en el sultán de los cuentos. En cuanto a la relación con Jazmín, busqué ser lo menos represivo, así como lo soy con mis hijas en la vida real". Y un hombre dulce, para "hacer entrar en razón a la joven díscola, consentida y voluntariosa".

Saavedra empezó como cantante en su Cali natal y además de hacer parte de tríos, en los que tocaba las maracas, estuvo en la Orquesta Francesa de Sebastian Solarí.

Alberto Saavedra, con el elenco de Aladdin, el musical de MISIAndariego, se la pasaba entre la capital del Valle y Bogotá, y a principios de los 70 empezó a hacer radio y radionovelas en la capital del país, y terminó cambiando el calor por el frío.

Luego, Jaime Botero Gómez lo llamó para que hiciera de "comodín" en sus producciones. "Siempre se las arregló para que diera el casting de joven o de viejo, de lo que él necesitara", afirma.

Y cuenta que en una obra para televisión, con la actriz Dora Cadavid, Botero le dio el rol de un cardenal, lo que generó polémica entre los actores adultos de la época, a los que no les pareció que Saavedra, con 20 años, estuviera ahí. Pero Botero fue radical: "No importa, yo veré cómo lo envejezco".

Un día dejó de ser el "comodín" y se convirtió en actor importante -de malo, de bueno y también en caracterizaciones divertidas- de producciones como Vecinos, El pasado no perdona. El auténtico Rodrigo Leal, La maldición del paraíso y La vida secreta de Adriano Espeleta.

Actualmente es Octavio, en. Allá te espero, un campesino del Eje Cafetero, dueño de un hostal y el mejor amigo de Nazario, representado por Carlos Benjumea. Y es un placer ver sus escenas de hombres de campo, sencillos y buenos, con diálogos largos y emotivos.

Saavedra cuenta que se enamoró del personaje de Octavio desde que presentó la audición, la cual no ganó.

Después de algunos meses y cuando ya se le había pasado la ‘tusa’, Hemey Luna, el director de la novela, dio la orden de que Saavedra interpretara a Octavio y fue así como estuvo un año grabando en el Eje Cafetero.

"He sido muy afortunado, he estado en grandes producciones, con los mejores directores, con muy buenos actores. Solo puedo agradecer".

Tomado del periódico El Tiempo, 29 de abril de 2013 


Alberto Saavedra, el actor de todos los tiempos


Alberto SaavedraEste caleño es un artista polifacético: comenzó su carrera en 1962 en teatro, luego hizo radio y después llegó a la TV.

“Mi primera obra de teatro fue Caronte, en Cali; después fui locutor en Radio Bolívar y me llevaron a Bogotá a hacer  TV”. Estuvo en Casa
Club, un programa de teatro en TV, y luego en El teatro de Dora Cadavid. “Cuando empecé con el Teatro Popular Caracol interpreté a un cardenal, que fue muy polémico porque yo tenía 19 años, y los demás actores lo tomaron como una ofensa que un joven hiciera ese papel”. Alberto encarnó el
antagónico en la telenovela Manuela, protagonizada por Amparo Grisales.

“Uno siempre se acuerda de los primeros personajes y de los que tienen relevancia en las historias”. Actualmente, en las noches lo vemos en La suegra y graba La fiesta del Chivo y ¿Quién mató a Patricia Soler?

Tomado de la Revista Elenco, No. 147, 17 de julio de 2014