Waldo Urrego

Bogota

Actores

Personaje

 
Foto: Carlos Duque


Waldo Urrego

actor

   
 

Vea otras imágenes de Waldo Urrego en ColArte

   
 
if (typeof afc_data == "undefined") { afc_data = new Object(); } afc_data["MIDDLE_CENTER"] = { channel: "intl1-channel", client: "ca-amazon-imdb-test_js", title: "Sponsored Links", help: "What's This?", hints: "" };


Bogotá,  1955                      
 

 Actor - filmografía
(2000s) (1990s) (1980s)

Década 2000s

  1. El jefe (2011)
  2. El Cartel 2 (2010) ... Fermin Urrego
  3. "Gabriela giros del destino" (2009) TV series .... Guillermo Rueda
  4. "El cartel" (2008) ... Fermín Urrego
  5. "Tiempo final" .... Cardona (2008)
        - Crimenes legales (2008) TV episode .... Cardona
  6. "La muerte de un viajante" (2008 - teatro)
  7. "Criminal, el camino del mal" (2006) .. el Capitán Flórez
  8. "No Renuncies Salomé" (2003) TV Series

Década 1990s

  1. "Guerra de las Rosas, La" (1999) TV Series .... Hildebrando
  2. "Dios se lo pague" (1997) TV Series
  3. "Mujer del presidente, La" (1997) TV Series
  4. "Solo una mujer" (1995) TV Series .... Frank
  5. "No renuncies Salomé"
  6. "La casa de las dos Palmas" (1991)
  7. "La vorágine" -  Premio Simón Bolivar Mejor Actor de reparto
  8. "Amar y vivir" (1990)
  9. Deseos
  10. Que no le pase a usted

Década 1980s

  1. "Los colores de la fama" (1989)
  2. "La canción del verdugo" (1987)
  3. "Las muertes ajenas" (1987)
  4. "La intrusa" (1986)
  5. "Los cuervos" (1986)
  6. "La agonía del difunto" (1981)**
  7. "Querido Andrés" (1980)
  8. Maten al león (1980)
  9. Revivamos nuestra historia
  10. Dialogando
  11. Cosas de la vida
  12. Teatro Universal
  13. Teatro Cinevisión - Protagonista de la obra "El cepillo de dientes"
  14. Teatro Coltevisión
  15. Gran teatro del mundo

Década de 1970s 

  1. "La cosecha" (1979)
  2. "Lejos del nido" (1978)
  3. "Manuelita Sáenz (1978)
  4. "Rojo y negro" (1977)
  5. "La maraña" (1977)
  6. Teatro popular Caracol
  7. Caso juzgado
  8. Dialogando
  9. El tribunal de la historia
Década de 1960s 
  1. "Una mirada imborrable (1964)

 

 
 
Información parcial, con enlaces,  cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
Información sin enlaces, cortesía del periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005
** Tomado del libro Largometrajes Colombianos en Cine y Video, 2005

 
 
 

TRABAJADOR Y QUERENDÓN

... Y es precisamente la obligación de adoptar personalidades poco santas durante su vida actoral, lo que lo llevó a ser un amante de la honestidad, la transparencia y lo conveniente y justo, no solo para él como ser humano, sino para la sociedad y su familia; esta última es el motor de sus acciones y su más grande felicidad. 

El actor está casado desde hace 19 años, en terceras nupcias, con la siquiatra Marcela Sánchez, y con ella ha tenido a Camilo, Santiago y Mariana, tres de su hijos. De su primer matrimonio le quedan sus hijos mayores, Waldo y Mauricio, quienes le han dado la alegría de ser abuelo de dos niñas y un niño. Y es que Waldo, en medio de sus ocupaciones como actor, propietario de su propia empresa de televisión y miembro activo y fundador de la asociación de actores Ado, no olvida prioridades y saca tiempo para llevar a sus hijos a jugar fútbol o a nadar.

No le da pena admitir que es un padre querendón y hasta alcahueta, que se entretiene con su colección de trenes; un hombre que dice ser feliz, y no porque no haya tenido problemas. «He tenido muchísimos. Vivo en continuo riesgo, pero eso mismo me hace estar en !a jugada, siempre dispuesto y con unas enormes ganas de aprender. Los problemas me han llevado a un aprendizaje, a cometer errores y a vivir los momentos más intensos de mi vida. Pero aun así no corregiría ningún error cometido si tuviera la oportunidad porque así mismo cambiarían esos frutos que no deseo modificar.

De la misma manera este bogotano de 53 años, criado en Chocó por esas casualidades de la vida y compromisos de sus padres, jamás, ni aun en los momentos más críticos, ha renegado o se ha arrepentido de ser actor. "Cada vez que actúo, me siento feliz y pleno, y afortunadamente tengo la amable necesidad de ser selectivo con mis personajes y acepto lo que realmente me parece interesante».

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 205, marzo 16 de 1998


 
 

REGRESA COMO UN BUENAZO

EL ACTOR SIEMPRE FUE IDENTIFICADO CON SERES OSCUROS Y MALOSOS.  LU EGO DE UN RECESO, VUELVE AL MEDIO PARA CARACTERIZAR A UN POLICÍA EJEMPLAR

En estos últimos años ha tenido las mismas emociones que despierta la práctica de un deporte competitivo, donde los atletas pasan fácilmente de héroes a villanos. Hasta hace unos años era un actor con futuro, muy solicitado para caracterizar personajes de fuerza, y con todo para convertirse en un productor independiente estrella, según el libro Homenaje al trabajo, editado por el Instituto de Fomento Industrial (IFI).

"Y un día, esas personas que ensalzaron mi trabajo, que me dieron alas para que creciera como productor independiente y que me hicieron miles de promesas, me dejaron de saludar. Así, Waldo, que era un villano de televisión, se convirtió en un villano en la vida real y terminó debiéndole a todo el mundo.

Se endeudó confiado en que le seguirían saliendo contratos con Señal Colombia o Audiovisuales, y de repente, "las políticas y los políticos cambiaron y me vi un día con muchos equipos, infraestructura y empleados, pero sin un solo contrato.

No lo dice con amargura, porque el tiempo ha sanado sus heridas, aunque todavía esté pagando antiguas deudas. A su vida llegó el reposo y la esperanza de que todo volverá a su curso. "Estoy empezando de nuevo. No me hundí definitivamente porque jamás dejé de creer en lo que hago. A pesar de que no tenía nada que producir y ni siquiera me llamaban para un pequeño papel, todos los días iba a mis estudios y trabajaba en proyectos con la esperanza de que algún día sería. Tengo mucho material y hasta hice una pequeña producción para exportar.

BUENA ETAPA

Está disfrutando al máximo su renacer como actor, pues le dieron el personaje ideal en la serie Criminal, el camino del mal, en la que Waldo se identifica plenamente con el capitán Flórez. "Los dos creemos en nuestro trabajo, somos recios, hombres de combate en la vida y con la seguridad de que algún día habrá justicia.

Le satisface saber que hace parte de un proyecto que le aporta a la televisión colombiana. "Me gusta porque regresan los temas con contenido, que habíamos perdido. Criminal es tan intensa que requirió un grupo sólido de actores, y regresaron talentos como Luis Fernando Orozco, quien con solo un capítulo demostró su bagaje; Tania Falquez, que tiene formación, y talentos nuevos como Jimmy Vásquez.

Continuará con su productora y con Fundetec (Fundación para el Desarrollo Técnico Waldo Urrego). "Es la única fundación de su género que forma técnicos operarios para televisión, con un concepto claro y profundo del trabajo en este medio, además de que les damos bases académicas para que en un futuro tengan una perspectiva de desarrollo más amplio".

Su reencuentro con su profesión y con su público lo llenó de motivos para recordar que hay Waldo Urrego para un buen rato.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.470, 16 de diciembre de 2006


 


Eterna cara de malo

Por Sandra Pino Bacca

Desde que tiene uso de razón, ha estado relacionado con el mundo de la actuación. Hoy hace parte del elenco de la telenovela Gabriela, giros del destino, donde interpreta a Guillermo, un hombre abusivo, mentiroso y completamente irresponsable. "Hace mucho que no hacía un personaje que no fuera malo; porque éste no es malo, sino un tipo con una esencia llena de defectos".   Waldo es un hombre serio, con un tono de voz grave y dueño de un rostro que, como él mismo sabe, ha sido el causante de su encasillamiento en personajes perversos o villanos.

"Sí, yo creo que se debe a mi cara. Pero a mí me encanta la comedia. Por eso ahora estoy en un montaje teatral cómico.

Recuerda cuando a los 10 años de edad, en Quibdó (Chocó), donde vivió gran parte de su juventud, participó en un saínete y sintió en carne propia la satisfacción y la felicidad por aquella muestra artística. Fue ahí donde lo picó el bicho de la actuación.

Pero sólo a los 17 años, ya viviendo en Bogotá, hizo su primera aparición como actor. "Fue grandioso. Participé en el teleteatro del maestro Bernardo Romero Pereiro, y me fue muy bien; hasta el punto de que, al día siguiente de su debut, la prensa publicó excelentes comentarios. ¡Y aclaro que en aquella época no era usual que hablaran de uno en la prensa!. Así comenzó su camino en el arte escénico, del que nunca se ha separado. La vida de Waldo ha estado llena de emociones. Tiene tres matrimonios encima y seis hijos: dos del primero, y cuatro del tercero con María Claudia, con quien lleva 30 años. Yo amo a mi mujer, a mis seis hijos y cinco nietos. Nací para ser papá, me encanta serlo; hubiera querido traer al mundo 100 hijos. Tengo cinco hombres y una niña, la menor, de 14 años, a quien le decimos que tiene seis papas, pues es nuestra consentida. El actor, aunque reservado y siempre pausado al hablar, nos contó que es un hombre común y corriente, que ama estar en familia y disfrutar de los planes que los mantienen unidos. "A veces hasta chasqueo la guitarra y desentono notas musicales cuando estamos todos en familia y con los amigos. Para mí, lo máximo es compartir el mayor tiempo posible con quienes tanto amo, concluye.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 544, 22 de agosto de 2009


 


Siempre analizo a todos mis personajes

por Luz Adriana Velasco

Fue en este diario, cuando apenas tenia 17 años, donde el nombre de Waldo Urrego apareció publicado por primera vez, en una nota que destacaba su actuación en el teleteatro de Bernardo Romero Lozano. Desde entonces, este actor, que no sólo se ha caracterizado por sus actuaciones de malo, sino por hacer de bueno -y hasta ha ganado premios por ello-, ha dedicado su vida a este oficio, que le ha dado todo.

A punto de cumplir cuatro décadas en el medio, Urrego sigue estando vigente. Actualmente, interpreta a Fermín Urrego en El cartel 2, papel inspirado en Víctor Patino Fómeque, quien en la vida real espera sentencia en una cárcel de Washington.

Hijo de una maestra a la que trasladaban constantemente de ciudad, Urrego ha estado en todas partes. Nació en Bogotá, pero gran parte de su infancia y su juventud las vivió en Chocó. Luego partió a Manizales, Chaparral (Tolima), Puerto Berrío (Antioquia) y, por último, regresó a Bogotá.

"Soy intermunicipal", dice, tras una amplia carcajada, desconocida en televisión.

"Aunque no parezca, Waldo es bastante cómico. Es un hombre dulce, simpático. Creo que el personaje de Cuéllar (Amar y vivir) lo marcó tanto que se quedó con esa imagen de dureza. Pero es bastante versátil", dice el director y libretista Carlos Duplat.

Para ese momento, el actor ya tenía años de experiencia. Incluso, dice él, "mucho antes de esa serie ya era famosito,

Y es que después de ver publicado su nombre en el diario, su historia teatral comenzó con una formación tan rígida y disciplinada que, después de tantos años, sigue preparando sus personajes con vehemencia. "Siempre afronto cada papel como si fuera el primero y el último que voy a hacer. Siempre los analizo bien".

Para su personaje de Fermín Urrego, por ejemplo, viajó a Estados Unidos y se entrevistó con los propios hijos del capo. "Fue conmovedor. A pesar de todo, son unos muchachos objetivos frente a lo que hizo su padre. Investigué y leí bastante prensa", dice.

"Waldo es un maestro. Es un hombre muy disciplinado. Entregó su vida y la seguirá entregando a este trabajo. Guardo el recuerdo de la juventud a su lado y la admiración del compañero al que quiero mucho", anota su amigo Carlos el Gordo Benjumea, que tras un encuentro en un bus, lo invitó a una obra de teatro y fue ahí cuando se enamoró de las artes. "A ese vagabundo le debo todo esto", dice Waldo, y vuelve a soltar una risotada. Papá de seis hijos, el actor siempre se ha empeñado en aprender cosas nuevas. Ha sido director, productor, escenógrafo y hasta ponchador (el que oprimía el botón en las cámaras para comenzar a grabar). Se graduó en carpintería, "y no es un chiste", acota. "Me gradué en este oficio en Quibdó. No he trabajado en eso, pero sí he hecho cosas para mí y alguna vez le hice algo al Ministerio de Hacienda".

Estudió también guitarra y quiso montar un asadero de pollos, pero le pudieron más las artes escénicas y lo dejó a merced de sus hijos, que en dos semanas lo quebraron. Aprendió luego magia, con la cual se gana la vida también y hasta sabe de boleros. "Es experto en el karaoke y lo hace muy bien", dice su amiga personal Sandra Arboleda.

Y aunque los rasgos de su cara son fuertes, cada vez que se ríe, la imagen de hombre rudo desaparece. Sus amigos coinciden en decir que esa es sólo una máscara. "En la vida real, es todo lo contrario. Waldo es un bizcocho, un dulce. Yo le digo Cyrano: bizcocho viejo, pero bueno", anota el Gordo Benjumea.

Tomado del periódico El Tiempo, 28 de mayo de 2010

   

 

WALDO URREGO

Actor de teatro, cine y televisión, comenzó su carrera en 1962 cuando el medio llevaba ocho años de nacido, trabajó en la segunda novela que se realizó en Colombia. Y desde sus 17 años, este actor que no sólo se ha caracterizado por sus personajes antagónicos, ha dedicado su vida a este oficio.

Actualmente, se encuentra dentro del reparto de la más reciente película colombiana de Dago García Producciones: El paseo 5, el paseo de la oficina que se estrenará en cartelera nacional el próximo 25 de diciembre.

Urrego nació en Bogotá pero vivió su infancia y parte de su juventud en Quibdó. Fue ahí en donde decidió que lo suyo era la actuación. También vivió en Manizales, Chaparral, y Puerto Berrío. Cuando finalmente llegó a Bogotá se empezó a dedicar al teatro. A los 17 años participó en el teleteatro de Bernardo Romero, teniendo grandes elogios de la prensa. Durante mucho tiempo perteneció a aquella importante generación del TPB, de la que tiene grandes recuerdos.

Después pasó a la televisión en donde ha hecho todo tipo de papeles, incluso los cómicos. Pero han sido los de villano los que lo han hecho más famoso, como fue el caso del temible Cuellar en la serie Amar y vivir (1988) y que le otorgó dos premios a Mejor Actor de Reparto en los Premios India Catalina y en los Premios Simón Bolívar.

Adicionalmente, dentro de su filmografía encontramos las series de televisión Una mirada imborrable (1964); En 1977 participó en La maraña y Rojo y negro;un año más tarde participó en Manuelita Sáenz y en Lejos del nido. En 1979 participó en La cosecha.

Durante los 80 participó en La agonía del difunto (1981); Querido Andrés (1980); Maten al león (1980); Los cuervos (1984) donde interpreto al personaje de Saiter Ladrilleros, también participó en La intrusa (1986); La canción del verdugo (1987), Las muertes ajenas (1987) y Los colores de la fama (1989).
Un año después encarna el papel de Fidel Franco en La vorágine con el que gana como Mejor Actor de Reparto en los Premios Simón Bolívar; En 1991 interpretó a Juancho López en La casa de las dos palmas y ese mismo año participó en Los victorinos.

En el 95 participó en la telenovela Solo una mujer, dos años después con su papel del Capitán Hugo Escobar en La mujer del presidente fue nominado a los Premios Tv y Novelas como Mejor Actor Antagónico. Ese mismo año trabajó en Dios se lo pague y en 1999 interpretó a Hildebrando en La guerra de las rosas. 

En el 2003, actuó en No renuncies Salomé, en 2006 interpretó al Capitán Flórez en Criminal, el camino del mal; un año después fue Antonio, Don Toñito en Hasta que la plata nos separe y en 2008 participó en Criminales legales, Tiempo final y El cartel. Un año después interpretaría a Guillermo Rueda en la serie Gabriela, giros del destino.

De 2010 a 2011 trabajó en la serie realizada por Caracol Televisión y dirigida por Luis Alberto Restrepo y Gabriel Casilimas: El cartel 2, en 2011 participó en El jefe, en 2013 interpretó a Jacobo Arenas en Alias el mexicano; En 2014 estuvo en Bazurto, un año más tarde en Esmeraldas y este año se encuentra participando en la telenovela Garzón y se encuentra dentro del reparto de El paseo 5.

 

Texto suministrado por ProImágenes, 2018