Luces Velasquez

Medellin, Antioquia

Actores

Personaje

 


Luces Velásquez

actriz

   
 

Vea otras imágenes de Luces Velasquez en ColArte

   
 


Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. "Los graduados" (TV - 2013) ... Nubia Castro de Torres 
  2. "Hija del mariachi, La" (2006) TV Series .... Eulalia (2006)
  3. "Sin tetas no hay paraíso" (2006) TV Series .... Margot
  4. "Auténtico Rodrigo Leal, El" (2003) TV Series .... Dolores"lola"de Villamil
  5. "Eco moda" (2001) TV Series .... Bertha de Gonzalez
  6. "Yo soy Betty, la fea" (2000) TV Series .... Bertha de González
  7. "Francisco el matemático" (1999) TV Series .... Marlene (Magdalenas Mother) (1999-2001)
  8. "Victoria" (1995) TV Series .... Stella
  9. "La Maldición del Paraíso" (1993)
  10. "Las muertes ajenas" ....... Violeta
  11. "La Casa de las dos Palmas" .... beata loca
  12. "La cuarenta" ..... boba
  13. "En cuerpo ajeno"
  14. "Cuando quiero llorar no lloro" (1991) .....  La Mona 
  15. Cuentos del domingo,
  16. Romeo y buseta,
  17. La posada,
  18. Zarabanda,
  19. La 40 la calle del amor,
  20. Los pecados de Inés de Hinojosa,
  21. El manantial, 
  22. "El divino"
  23. "Los cuervos"
  24. "Gallito Ramirez"
  25. "Los dueños del poder" (1986) - debut *
  26. "Oro" (1986) - participación *
  27. "la farsa y licencia de la reina castiza" (teatro)
     
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005

 

 
 

El bendito papel maldito

Aunque Luces Velázquez tiene un larga trayectoria en la televisión, la escena por la que más se le recuerda fue aquella que revolvió el avispero de la censura hace dos años (1991), cuando su personaje de "La Mona protagonizó un sugerido rito de iniciación sexual con el todavía niño Victorino Moya en Cuando quiero llorar, no lloro. La serie fue sacada del aire por orden de Inravisión y Luces empezó a ser re cordada por ese papel de prostituta maternal.

Ahora, en La maldición del paraíso, interpreta a Yolanda, una prostituta retirada que hace de tía del protagonista y amiga íntima de Susana. En Las muertes ajenas hizo un papel semejante, Violeta, la exnovia esquizofrénica, borracha y afónica que terminó suicidándose.

"El problema dice- no es que el personaje sea una prostituta sino lo que pasa con él. Violeta estaba marcada por la esquizofrenia y "La Mona" por una relación propia de su oficio. Yolanda, en cambio, es importante en la historia como tía de Cristóbal y confidente de Susana. Es una mujer solidaria, dicharachera y rcoqueta".

Luces piensa que se le han dado esos papeles por su figura imponente y grande, pero no se siente encasillada en ese rol y recuerda que entre "La Mona" y Yolanda hizo de beata loca en La casa de las dos palmas, de boba en La cuarenta y de amante de Andrés Coronado en la novela En cuerpo ajeno. Lo que pasa es que el papel de "Los Victorinos" tuvo más recordación por el impacto de la serie, mientras que el de La casa de las dos palmas tenía características que la hacían irreconocible, como el lunar y el bigote, y los otros dos fueron muy efímeros.

Luces se está gozando mucho su actual personaje; porque tiene un temperamento que le encanta. También adoró a "La Mona", pero la sufrió porque durante algunas escenas son el Victorino niño, el chiquillo se asustaba mucho y había que calmarlo y explicarle que era sólo fantasía, un trabajo.

De todas maneras, la actriz evoca con cariño sus personajes de baja conducta. «Cuando hice el papel de "La Mona" los chiquitines de ocho a once años me perseguían y me miraban en los supermercados. Pero era algo muy lindo y tierno. Yo creo que la imagen que tenían de mí era muy maternal.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.4-17, 30 de agosto de 1993


 
 
Nació un 3 de octubre en Medellín. Luces estudió música, toca el piano, la guitarra y el clarinete. Integró la agrupación El Son del Pueblo, junto a César Mora y Bruno Díaz. Sin embargo, terminó metida en el teatro y luego en la televisión, a la que llegó en 1986 para hacer parte de Cuando quiero llorar no lloro; luego actúo en
Cuentos del domingo, Romeo y buseta, La posada, Zarabanda, La 40 la calle del amor, Los pecados de Inés de Hinojosa, La maldición del paraíso, El manantial, Victoria, Francisco el matemático y Betty.

La actriz vivió cuatro años en Brasil, tiempo que aprovechó para estudiar actuación y dirección, y volvió hace ocho meses para integrarse al elenco de la novela. 

Es Bertha, una gordita bastante insegura que parece vivir feliz con su vida y su marido, a quien le tiene bastante respeto y cariño. Su mayor preocupación es su figura, pues no le agrada, pero tampoco hace dieta ni puede alejarse de un plato de comida ni de las golosinas.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.265, 13 de marzo de 2000


 


La luz de Luces Velásquez

por Luz Martínez

No piensa mucho para responder la infaltable pregunta de ¿quién es Luces Velásquez? Y como si fuera lo primero que se le viene a la cabeza, dice: "Soy una gran mamá de una niña de 6 años y de dos que se murieron.

Entonces, uno queda en silencio. Pero la entrevista debe continuar. Comenzar por la tragedia, no es la idea, pero ignorar su tajante respuesta, tampoco.

Así que seguimos. Lleva 20 años en televisión, y no se le notan. Su más reciente aparición como Eulalia de Malagón en La hija del mariachi la divierte, "porque eso debe ser la actuación; de lo contrario no tiene sentido"

Está casada hace 17 años con Jaime Lozada, un cirujano plástico que no le exige vanidad alguna.

Sólo para darle gusto a ella, accedió a hacerle un  retoque en el pecho, "pues después de los bebés (en plural) me hice levantamiento de busto, porque los senos ya los tenía en el ombligo.

Sus hijos fallecieron hace ya casi 10 años, cuando ella vivió en Brasil. Simone murió de una afección cardiaca al mes de nacida y Mateo, a los 7 meses de gestación, pues un virus entró a sus entrañas y se apoderó de su pequeño. "Ya lloré mucho. Hoy gozo cada día que paso con Oriana (su hija de 6 años). Ella es la cosa más bonita que hay en la tierra; es que yo, definitivamente, nací para ser mamá. Estoy tranquila, pero lo que dicen por ahí es verdad: la pérdida de un hijo no se supera nunca.

UNA NUEVA MUJER 

Ella reconoce que el nacimiento de Oriana le devolvió brillo a su vida. Sus pérdidas la hicieron una mamá un tanto paranoica. "Soy un poquito marnona, pero he aprendido que no me le puedo tirar la vida. Me gusta protegerla. No sé si lo estoy haciendo bien. Le enorgullece el enorme parecido de su hija con ella. Tanto, que hace poco, cuando la familia visitó la feria de Agroexpo en Bogotá, muchos le decían a Oriana, "la vengadora chiquita.

Pese a que comparte sus días con un cirujano plástico, admite que no es vanidosa y que le gusta andar desmaquillada. "Cuando uno es actor, vive maquillándose y desmaquiIlándose.  Después de eso, lo único que uno quiere es que no lo pinten ni lo toquen.

En su casa no es ni un centimetro parecida a Eulalia, pues a diferencia de su personaje, que todo quiere que le hagan, a Luces Velásquez le gusta representar todos los días el papel de ama de casa. "Soy una gran madre, una buena esposa, cocinera y ama de casa, reconoce sin modestia.

El público la ha reconocido siempre como actriz, pero según Luces, su verdadera vocación ha sido la música. De hecho, en la novela es la única que canta con su voz original. "Estudié música y composición. Toco guitarra y algo de piano.

Hoy dice que es una nueva mujer, rnás feliz y, sobre todo, reconciliada con la vida.  Su esposo ha sido la pieza clave de esa transformación. "Cuando la crisis, me dejé morir, me descuide. Un día, mi esposo me dijo muy serio que si no lograba salir de ésta, nos moríamos los dos. Eso me hizo reaccionar. Tengo un matrimonio feliz. Mi hija ha logrado que la vida hoy brille para mí".

Tomado de la Revista TV y Novelas No.490, 11 de agosto de 2007