Flora Flora

Flora (arboles, bromelias, flores, orquideas, heliconias, rosas, medicinales)

  Flora Colombiana

 
 


ORQUIDEAS SILVESTRES DE LOS ANDES COLOMBIANOS

La orqu�dea ha sido tradicionalmente una flor de romance, misterio y leyenda. Desde los tiempos in memorables ha sido admirada y querida por su exquisita belleza y a menudo por su sutil fragancia, sin mencionar sus otras caracter�sticas, hasta culinarias.

Los bot�nicos dicen que existen en el mundo 30 mil o m�s especies de orqu�deas. Hay tanta cantidad y variedad de estas magn�ficas flores, incluyendo miles de h�bridas, que es pr�cticamente imposible aseverar con seguridad exactamente cuantos tipos distintos existen.

A pesar de esto, podemos estar bien seguros de que Colombia, sin lugar a dudas, ha sido y sigue siendo uno de los pa�ses m�s ricos en cuanto a orqu�deas se refiere. Casi todo el mundo reconoce la grande y hermosa Cattleya, que pr�cticamente es sin�nimo de la orqu�dea por excelencia. Tambi�n por su tama�o y especial hermosura, e importancia comercial, se conocen otras variedades de orqu�deas nacionales, tales como el Odontoglossum, la Masdevallia y la Miltonia.

Sin embargo, hay infinidad de otras orqu�deas silvestres, a menudo muy peque�as, vistosas y arom�ticas que habitan en los bosques y las monta�as de Colombia pasando su vida desapercibidas y desconocidas por la mayor�a de la gente. Frecuentemente, estas orqu�deas, tanto terrestres como ep�fitas, o sea las que viven en los �rboles, se les llama err�neamente par�sitas. La verdad es que ninguna orqu�dea es par�sita.

Se considera que en Colombia hay por lo menos tres mil clases de orqu�deas y hay algunas personas que insisten que hay muchas m�s. Se han efectuado excelentes estudios por bot�nicos colombianos sobre estas orqu�deas y se han publicado algunos interesantes e instructivos libros por estas personas amantes de la abundante y hermosa flora del pa�s.

La hist�rica y famosa expedici�n bot�nica en Colombia dirigida por Jos� Celestino Mutis hace cerca de dos siglos se interes�, naturalmente, por las orqu�deas y hace poco m�s de una d�cada, bajo los auspicios oficiales de Colombia y Espa�a, se publicaron en Madrid una serie de magn�ficos libros, que contienen en hermosos y aut�nticos colores, los dibujos originales hechos por los artistas bot�nicos de esa magna expedici�n.

Pero han pasado muchos a�os y el crecimiento de la poblaci�n junto con el progreso y desarrollo de Colombia han amenazado con borraren algunos casos con ciertas especies de estas orqu�deas silvestres. Las carreteras nuevas y la limpieza de los campos para fines agr�colas ayudan, a veces, a destruir, sin darse cuenta, grandes cantidades de plantas. Al mismo tiempo, es posible que durante los dos siglos pasados haya habido nuevos cruces naturales de las orqu�deas silvestres colombianas, y que existan, hoy d�a, especies o variantes que no hubo antes.

Ahora bien, por estas y otras razones, y por el sencillo amor por las orqu�deas y el deseo que se les conozca y se protejan, el matrimonio norteamericano Beverly y Kent Herath -residentes desde hace m�s de tres a�os en Colombia- con sus hijos, han dedicado una gran parte de su tiempo libre para buscar y fotografiar una apreciable variedad de orqu�deas silvestres, la gran mayor�a de ellas provenientes de la regi�n monta�osa cerca de Bogot�, otras de los departamentos de Boyac�, Santander, Caldas, Risaralda, Huila, Valle, Cauca y Nari�o. En verdad, donde quiera que fueran de viaje, los Heratli afanosamente buscaban nuevas muestras de orqu�deas para estudiar.

De esta manera, han encontrado varias docenas de Epidendrums, algunas muy peque�as y otras, como la regia y perfumada Epidendrum noctumum, de 7 a 8 cent�metros de di�metro. As�mismo, se sorprendieron ellos de hallar m�s de media docena de especies de la muy bella pero sumamente ef�mera Sobralia, cuyas plantas miden de un pie hasta 3 o 4 metros de altura, (posiblemente las m�s altas orqu�deas del mundo) y cuyas flores cubren toda la gama de ricos colores.

Odontoglossums de todos los tama�os y descripciones y Oncidiums igualmente variados, han sido encontradas por ellas.

En menor cantidad se han localizado -muchas cerca de la capital- preciosas muestras de los muy colombianos Telepogon y el menos conocido Centropetalum.

Entre las orqu�deas encontradas, la familia m�s numerosa -despu�s del Epidendrum- ha resultado ser el Pleurothallis, cuyas flores de forma rara y pintoresca adornan a menudo unas hojas graciosas y de un color verde brillante. El diminuto Lepanthes tambi�n ha atra�do a estos incansables estudiosos de la gloriosa flora colombiana.

Despu�s de encontrar alrededor de trescientas especies distintas de estas flores, los Herath decidieron que no ser�a justo guardar s�lo para s� y para sus amigos inmediatos los frutos de sus esfuerzos. Es por eso, que determinaron preparar para el p�blico amante de las orqu�deas una exposici�n de fotograf�as ampliadas en colores originales, junto con una serie de dibujos hechos por su hija Deborah, adem�s de una amplia muestra de transparencias para ser proyectadas simult�neamente con la exposici�n.

En resumen, esta muestra representa una labor de amor, amor por estas creaciones de la naturaleza tan incre�blemente bellas y delicadas, y amor por las hermos�simas monta�as, campos y bosques de este pa�s tan �nico y bendito en cuanto a la belleza y exuberancia de su naturaleza.

Tomado del folleto Orqu�deas Silvestres de Los Andes Colombianos, Centro Colombo Americano, sf