Juan Pablo Shuk

Bogota

Actores

Personaje

 


Juan Pablo Shuk

actor

   
 

Vea otras imágenes de Juan Pablo Shuk en ColArte

   
 
Bogotá, 1965

Actor - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. "Hilo de sangre azul" (2016 - TV) .
  2. "El laberinto de Alicia (2014 - TV)..
  3. "El barco" (TV española- 2011)
  4. "Tiempo final" .... Carlos (1 episodio, 2008)    
  5.  "Decisiones" .... Javier (2 episodes, 2005-2007)
  6. "Amores de mercado" .... Manuel Medrano (2006)
  7. "Tormenta, La" (2005) TV Series .... Padre Damián
  8. "El esmeraldero"
  9. "Fresa y Chocolate" (teatro)
  10. "Platonov" (teatro)
  11. "Te voy a enseñar a querer" (2004) TV Series .... Juan Manuel
  12. "Pasión de gavilanes" (2003) TV Series .... Fernando Escandón
  13. Cuando vuelvas de tus muertes (2001)
  14. "Amantes del desierto" (2001) TV Series
  15. Cuando vuelvas de tus muertes (2001)
  16. Séptimo cielo, El (1999)
  17. "Castillo de naipes" (1998) TV Series .... Sebastian
  18. "Amores Robados" (1998) ..... Camilo
  19. "María Bonita" (1995) TV Series .... Rodrigo Santos
  20. "Yo amo a Paquita Gallego" (1997) TV Series .... Kennet Martin
  21. El Cacique y la Diosa (1988)
  22. Si nos dejan
  23. Imagínate , serie
  24. Fiebre, seriado
  25. María bonita
  26. Dos mujeres
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
 


El ciento por ciento de la gente me dice que soy creído, y no lo soy. Es triste decirlo, pero sería el ultimo ser sobre la tierra al que llamarían para trabajar en teatro y creo que se debe a la fama de creído que tengo. Es difícil decir esto, pero las oportunidades me las han brindado fuera del país y no aquí
». Así piensa, y con tristeza, Juan Pablo Shuk, un actor que aunque ha sido protagonista de historias como El cacique y la diosa, Fiebre, María bonita, Dos mujeres, Castillo de naipes y ahora de Yo amo a Paquita Gallego, al que muchas colombianas consideran un papito, no ha podido realizar su sueño de actuar en teatro. Él quiere tener una imagen de actor
y no entiende por qué no la tiene, pese a que es su mayor anhelo. «Ser actor no solamente es salir en televisión, también es escribir, leer y estudiar. Día a día  me preparo para hacerlo bien, porque sé que conseguir una imagen como actor en la televisión me va a costar trabajo y aunque me hiera aceptarlo, no me he traumatizado. Este papel me lo habían ofrecido y no lo había tomado en serio porque no me gusta hacer dos cosas al tiempo, pero dio la casualidad de que se terminó Castillo de naipes y de una vez firmé el contrato; pero quiero aclararte que no voy a ser un homosexual».

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 222, 13 de octubre de 1998
 


Fueron muchas las colombianas que se enamoraron perdidamente de este bogotano cuando debutó como actor en la telenovela El cacique y la diosa, hace 16 años. En ese entonces, era un biólogo recién graduado que modelaba en sus ratos libres y que tenía un excelente registro en televisión. Aunque por su primera participación en la pantalla chica obtuvo el premio India Catalina a mejor actor revelación, Juan Pablo fue consciente de la necesidad de prepararse en arte dramático. Por eso, viajó a Estados Unidos para estudiar actuación de cine y televisión.

Cuando regresó a Colombia, participó en las telenovelas Fiebre, María bonita, Dos mujeres, Yo amo a Paquita Gallego, Amantes del desierto y Pasión de gavilanes, entre otras. En la actualidad, enfrenta su mayor reto profesional al interpretar, simultáneamente, a dos personajes radicalmente opuestos en la telenovela La tormenta: al padre Damián y a un contrabandista.

A pesar de su pinta de galán, este actor de 40 años de edad ha demostrado su versatilidad haciendo todo tipo de caracterizaciones. En Pasión de gavilanes, por ejemplo, se destacó en el papel del villano Fernando Escandón, gracias al cual es una estrella reconocida en muchos de los países del mundo en donde se ha emitido con éxito esta telenovela.

Juan Pablo no se queda quieto. Ha combinado su trabajo en el set de televisión con el rodaje de varias películas, como El séptimo cielo y El esmeraldero, y en obras de teatro tanto en Colombia como en Estados Unidos, entre ellas Fresa y chocolate y Platonov.

Los cambios físicos del actor no han sido radicales. Únicamente nos sorprendió cuando se dejó crecer la melena, la barba y el bigote para adoptar un look gitano en Amantes del desierto. En términos generales, sigue siendo el muchacho atractivo que enamoró a las televidentes en su rol de ciclista, a finales de los 80. Sólo que, como los buenos vinos, con los años se ha puesto mejor: sus primeras canas y las líneas de expresión que exhibe con orgullo son los principales activos de este sexy cuarentón.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.448, 16 de enero de 2006


 

   

Desde que el actor se fue el año asado para España, al rodaje de una película, su talento en la madre patria ha sido tan reconocido que no ha parado de trabajar. Pero él no piensa que le salga el famoso refrán de que nadie es profeta en su tierra, por el contrario, considera que es otro paso que da en su carrera como actor.

La experiencia no se improvisa, eso lo demostró en España Juan Pablo Shuck cuando se fue a principios del mes de mayo del año pasado para trabajar en la cinta No habrá paz para los malvados, una película de Enrique Urbizu. Desde ese momento se encuentra viviendo en Madrid: "Esta propuesta me llegó gracias a un trabajo en conjunto que hicimos con mi representante hace un par de años aquí en España, conocimos a varios directores y en esta ocasión uno de ellos se acordó de mi existencia, .por decirlo así, y me pidió que enviara un casting desde Colombia. Fue aprobado después de un largo proceso, y luego una cosa llevó a la otra".

Tras su participación en esta cinta, Juan Pablo recibió otra oferta para una película, la cinta fue tan taquillera que esa pequeña participación le valió para seguir recibiendo más propuestas: "Participé en un papel bastante pequeño en Tres metros sobre el cielo, de Fernando Gómez Molina, la cual fue una de las más taquilleras del año pasado; y me abrió las puertas para participar en una serie para Antena 3 llamada El barco, agregándole uno que otro viajecito por aquí en Europa. El balance es positivo... Nada mal (jeje)".

Aunque el actor añora Colombia y no sabe si se quedará por largo tiempo en España, sí asegura que aprovechará las oportunidades que le está dando la vida en ese país.

Tomado de la Revista Elenco No. 61, 20 de enero de 2011