Carolina, Nina Rodriguez

Bogota

Modelos, Cantantes

Personaje

Ver sección completa  Ver sección completa


Carolina Rodríguez

www.carolinarodriguezart.com/

Señorita Cundinamarca 2009, Primera Princesa

Modelo

 

 
A ColArte
 

Vea otras imágenes de Carolina Rodríguez en ColArte

   
   
La hermosa Carolina tiene unos dulces 21 añitos. Es modelo desde pequeña y, aunque nación el Miami, vivió toda su vida en Cali y se siente colombiana al 100%.

Tomado de http://www.terra.com/autos/articulo/html/aut2898.htm  , 2008
 


Esta joven de 24 años fue elegida como nueva Top Model ofthe World, en concurso celebrado en Dortmund (Alemania), donde representó a Colombia ante un grupo de 43 modelos de todo el mundo. Carolina nació en Bogotá y es la actual Primera Princesa del Reinado Nacional de la Belleza, en donde participó, representando a Cundinamarca. Top Model of the World es uno de los eventos de modelaje más grandes y serios del planeta. Es organizado por World Beauty Organization desde 1993 en diversos países y premia el talento en pasarela y fotografía de nuevos rostros del modelaje.

Tomado del periódico El Tiempo, 23 de febrero de 2010

 
 
 

 
 


La modelo del año 2010 

Sentada al piano, Carolina Rodríguez frunce un milímetro el entrecejo mientras ubica los dedos en las teclas correspondientes, según le indica la partitura. "No es una melodía, son ejercicios para aflojar las manos".

Los dedos son largos y delgados, como hechos en exclusiva para un pianista. Pero hasta hace poco lo que ella tocaba era la guitarra. "Me encanta, pero es demasiado exigente. Si llegas a pisar mal una cuerda, no suena".

Lleva el ritmo con la cabeza: la sube cuando las notas son más agudas; la baja cuando las notas descienden. Es un movimiento casi imperceptible. Es posible que ni siquiera se dé cuenta, pero así es. Toca con todos los dedos, y éstos se mueven como las delicadas patas de un cangrejo, o mejor dos, como si dos cangrejos huyeran por el teclado.

De pronto vibra en el aire un susurro: sigue la melodía con la voz. Opacada por el piano, apenas se nota, pero está ahí. Entonces termina de tocar y sonríe: "Lo mío es cantar".

Cantar... y modelar. Tras devorarse las pasarelas de Cali Exposhow, se llevó la estatuilla de los Premios Cromos de la Moda 2010 en la categoría de Mejor modelo. No fue una casualidad. En febrero ya se había ganado con sobrados méritos el concurso Top Model of the World, en Dortmund, Alemania. Raimundo Ángulo, director del Concurso Nacional de Belleza, la había seleccionado a ella (quien ejercía como primera princesa del reinado de Cartagena) para representar el país justamente por su experiencia en pasarela. "¡Fue increíble! -cuenta-. A propósito, en ese certamen gané cantando el concurso de talento".

Está obsesionada con el canto. Dice con emoción que ya casi tiene listo su primer disco, con siete composiciones propias de un total de diez canciones; que su productor es nadie menos que Bernardo Ossay que el coproductor es Toby Tobón, el guitarrista de Juanes. "Las letras son muy inocentes todavía, la música se aproxima a lo que yo quiero, pero hay que ir paso a paso".

Antes de entrar a la Universidad Javeriana a estudiar Diseño industrial, Carolina cantaba como una aficionada todas las baladas duras de Pimpinela, de Ricardo Arjona y de cuanto cantante que escribiera canciones de amor. Luego aprendió a tocar guitarra y supo que también quería componer. Pero solo a punto de graduarse de profesional se dio cuenta de que el oficio al que quería dedicarse era la música.

Entonces se metió a clases de canto, primero con un profesor que le ayudó a liberar la voz. "Su clase era como una clase de yoga, una experiencia física en la que exploré rasgos de mi voz que yo desconocía". Luego tomó canto lírico y después canto popular con Diana Hernández, la cantante de María Mulata. Y finalmente ingresó al Emmat, una escuela de música moderna fundada por ex alumnos de Berklee, donde estuvo un año, antes de presentarse de candidata por Zipacón a la elección de la Señorita Cundinamarcaa. Cuando ganó el concurso y viajó a Zípacón, la esperaba un pequeño carro de bomberos. "Duré cinco minutos recorriendo el pueblo, pero la energía de la gente fue tan increíble que continuamos por los pueblos vecinos.

El Concurso Nacional de Belleza fue un paso más en su meta de cantar profesionalmente. "Yo era demasiado tímida, así que asumí el reinado como una terapia para vencer todos mis miedos, para improvisar, para saber lo que era pararse frente a un público y sentir si te aplauden o no. En el modela je. en cambio, no tienes contacto con el público".

Además, el reinado le sirvió para darse a conocer. Y ya sabe que tiene la popularidad necesaria para lanzarse al ruedo en una industria tan competida como la de la música, en donde muchos han sido los llamados y pocos los escogidos. "Yo lo sé -afirma con convicción-. Por eso no me he puesto a cantar por ahí, buscando sólo la fama. Sé que si quiero perdurar, tengo que estudiar. Por eso no he aceptado ser presentadora o actriz. Yo quiero concentrarme en la música".

La voz no le tiembla. De hecho, por estos días viajará a Miami a recibir más clases de canto, esta vez para aprender técnicas de respiración. "Son cuatro clases, no más. Luego regresaré a Bogotá a terminar de grabar el disco".

Compone baladas y tiene una influencia notable del rithm and blues. Le encanta escuchar a Norah Jones, a Joss Stone, incluso a Beyoncé con todo y sus contorsiones. Aunque lo suyo -piensa-es más relajado. No se imagina vestida de trusa cantando entre una jaula ("aunque quién sabe", duda), sino sentada al piano, con un micrófono al frente, como Alicia Keys.

"Es que no puedo pensar en otra cosa. Haber ganado el Premio Cromos de la Moda ha sido una sorpresa muy grata. Y seguro me ayudará a conseguir mis metas. Pero después de esta experiencia como modelo y como reina, por fin voy a lanzarme a cantar".

Sus dedos hace rato dejaron el teclado, pero seguro volverán mañana al mismo ensayo, a la misma partitura para aflojar los dedos. "Y para aprender a hacerlo con los ojos cerrados -concluye Carolina-, de manera automática, sin que tengas que pensar en ello. Solo así podrás dominar el piano":.

Tomado de la Revista Cromos No.4799, 3 de diciembre de 2010



 

Terra - Carolina y el Mazda RX8

Señorita Cundinamarca - Carolina Rodríguez Ferrero