Hebert Castro

Uruguay

Actores

Personaje

Ver sección completa  Ver sección completa


Hebert Castro

actor, presentador, humorista

   
 

 

   
 


Uruguay

Hombre o multitud ?

La primera vocación de Hebert, fue hacerse cura, mas no la siguió. Toda tarea hecha con amor es buena en la tierra. Hebert se dio cuenta, que era posible que hiciera más como humorista, regalando ese precioso don de la risa, que corno cura, para lo cual son necesarias tantas condiciones, y nosotros sin juzgar lo que no ha sido, le agradecemos lo que es.

Adornar con unos minutos de buen humor, el largo trajín de un día, es una tarea encantadora, pero difícil.

Hebert Castro, regala todos los días unos minutos rebosantes de gracia, a la 1 y 30 p. m. por las emisoras de Caracol.

Pero la tarea que cumple, no la hace solo... Ileva aprisionados en su garganta, un sinfín de personajes, que constantemente se le escapan, botando chistes aquí y allá . . . Hebert es un hombre "chusco", de ojos vivaces, y empapado de una simpatía especial. . . Bueno, eso es a veces, cuando consigue mantener encerrados a esos muñequitos traviesos, que en cuanto se descuida, se apoderan de él.

Ay! Cuando es el viejo profesor quien se le escapa de su garganta, un montón de años se depositan sobre sus hombros. . . cuando es "Pirula" desparrama "seax-appeal" ... Porque este... "cómo se dice?". . Porque este... cómo se llama?"... una caja de sorpresas...

EL MUNDO, UN LUGAR DE PASEO...

Hebert es uruguayo, "pero no ejerzo..." me dice. Estuvo pasando hambre en Buenos Aires, hace unos ochenta años, cuando era joven". Se enamoró en Chile, y fue afirmando allí su carrera de actor, que ya había empezado por radio Carve, de Montevideo. Tuvo la suerte de haberse iniciado con un talentoso humorista rioplatense: Wimpy (rio platense, porque nació en Montevideo, y reinó en Buenos Aires) de quien aprendió mucho y a quien no olvidó nunca.

Creo que fue en Chile cuando comenzó a darse cuenta que "Hebert Castro" no era un hombre solo, sino una multitud. .. y desde entonces, en sus constantes viajes por el mundo, lleva consigo no solo a su esposa y sus tres niños, sino también a todos esos pasajeros, que por suerte no pagan pasajes... Al contrario, suelen financiar los viajes.

Así, ha paseado por toda Sudamérica, por España, Portugal. Francia . . .

---"Habla francés"? ---pregunto.

"Claro que si" -me Lo hablo perfectamente... la  "vaina" es que los franceses no me entienden"

Tomado de la Revista Telerama, No. 01, 1965