William Vinasco

Bogota

Presentadores

Figura Humana

 



William Vinasco Ch.

presentador deportivo

candidato a la alcaldía de Bogotá 

empresario

Archivo:Vinasco.gif  
 

 

   
 
Empezó como DJ en Radio Tequendama y Radio Musical, pero su pasión por el futbol lo llevó a narrarlo.  Fue candidato a la alcaldía de Bogotá y hoy tiene su propia frecuencia radial: Candela Estéreo.  Es el narrador del Gol Caracol y de su cadena

Tomado de la Revista TV y Novelas no. 330, 27 de mayo de 2002


 
 
Abogado de la Universidad Libre. Estudió locución en el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) de Buenos Aires, gracias a una beca que le concedió el gobierno argentino. Ha sido catedrático de Facultades de Comunicación Social de las Universidades Javeriana y Jorge Tadeo Lozano. Recibió la Orden de Gran Comendador del Congreso de la República de Colombia. Es fundador y presidente de la WV Radio-Televisión, una cadena de diez emisoras.

Tomado de http://www.universia.net.co/estudiantes/propuestas-de-gobierno-alcaldia-de-bogota/william-vinasco-ch.html


 
 


En uno de sus viajes por el tiempo llego a parar a Bogota en el año 1951, estuvo unos dias en la ciudad y cuando ya se iba a meter en su maquina del tiempo fue atracado por Horacio Serpa y por Yamid Amat los cuales le robaron su maquina y por ende William se tuvo que quedar en Bogota para siempre. Hoy en dia se hace pasar por un politico de 56 años.

Narrador deportivo

Como se tuvo que quedar en Bogota, Vinasco decidio buscar trabajo en los años 90 en una cadena televisiva llamada Caracol, la cual le dio trabajo como narrador deportivo (lo unico que sabia hacer). Empezo a ejercer su cargo en el año 1991 cuando empezaban las Eliminatorias para el Mundial de USA 94. Siguio narrando los partidos de la Seleccion Colombia en los Munidales de USA 94 y Francia 98, y las eliminatorias para Corea&Japon 02 y Alemania 06.

Vinasco tenia una voz tan chillona que Caracol le decidio ampliar el contrato hasta el 2006 (año en que decide irse para ser Alcalde de Bogota).

Alcalde

Despues de retirarse de Caracol en el 2006, Vinasco emprendio una campaña para la Payasada Alcaldia Mayor de Bogota. En poco tiempo se fue ganando seguidores ofreciendoles empanadas de pollo para que lo apoyaran.

Estos intentos de ganar votantes no sirvieron de nada, pues tenia en frente a Samuel Moreno; El cual era el candidato mas platudo y compraba votos con Pony Malta y Arepas. Vinasco perdio la Alcaldia en Octubre 26 del 2006.

Actualmente Vinasco hace un plan para dominar Bogota y por ende el Mundo entero.

Lider de los Iguazos

Actualmente Vinasco es el mayor representante de los Iguazos, siendo el lider desde el año 2001 cuando le arrebato el Reinado a Cerdo; El del Sigueinte Programa.

Enlaces externos

Pagina de William Vinasco

Tomado de http://www.frikipedia.es/friki/William_Vinasco, 2010



 


William Vinasco y el rotundo éxito de su restaurante

Los viajes con el fútbol lo llevaron a visitar los mejores restaurantes del mundo y a madurar la idea de montar su propio negocio de comidas.

Primero tuvo en mente comprar franquicias como las del Hard Rock Café, Planet Hollywood y Hooters, pero finalmente se decidió por lanzar al mercado su propia cadena de restaurantes de costillitas, como las que había probado en los Estados Unidos, consideradas por William Vinasco las mejores del mundo.

Fue así como su empresa de publicidad se encargó de buscar locales, un nombre, chef y un selecto menú, entre otros. Santa Costilla abrió sus puertas hace tres meses en Usaquén y el éxito ha sido tan rotundo, que los domingos las filas son interminables. "Tratamos de seleccionar la mejor carne, acompañada de las salsas de la casa, una suave, una salsa de piña y una fuerte del ají de los indígenas del Vaupés".

Cuando no está narrando un partido o en su cadena radial, se pega la escapadita para mirar que todo esté funcionando a la perfección. Su próximo local será en El Salitre; en diciembre abrirá Cartagena y más adelante montará sucursales en todo el país. Cra. 6A # 119B-68, Tel. 214 6778, Bogotá.

Tomado de http://www.eltiempo.com/vidadehoy/elenco/el-restaurante-de-william-vinasco_7946604-2 , 2010


 


La costillitas de William

Los viajes con el fútbol lo llevaron a visitar los mejores restaurantes del mundo y a madurar la idea de montar su propio negocio de comidas. Primero tuvo en mente comprar franquicias como las del Hard Rock Café, Planet Hollywood y Hooters, pero finalmente se decidió por lanzar al mercado su propia cadena de restaurantes de costillitas, como las que había probado en los Estados Unidos, consideradas por William Vinasco las mejores del mundo.

Fue así como su empresa de publicidad se encargó de buscar locales, un nombre, chef y un selecto menú, entre otros. Santa Costilla abrió sus puertas hace tres meses en Usaquén y el éxito ha sido tan rotundo, que los domingos las filas son interminables. Tratamos de seleccionar la mejor carne, acompañada de las salsas de la casa, una suave, una salsa de pina y una fuerte del ají de los indígenas del Vaupés".

Cuando no está narrando un partido o en su cadena radial, se pega la escapadita para mirar que todo esté funcionando a la perfección. Su próximo local será en El Salitre; en diciembre abrirá Cartagena y más adelante montará sucursales en todo el país. Cra. 6A # 119B-68, Tel. 214 6778, Bogotá.

Tomado de la Revista Elenco No. 54, 23 de septiembre de 2010

   

 

Locutor, madrugador y orador

El autor de frases tan exitosas como “No me esperen en la casa” y “Mucho toque toque y de aquello nada” nació en Bogotá, porque sus padres viajaron desde Cali, procurando una mejor educación para sus hijos. Con cinco hermanos, creció en el tradicional barrio Quiroga del sur de la capital. No dio guerra en casa. Todo lo contrario: se caracterizó por ser un niño juicioso, que participó en los centros literarios, izadas de bandera e, incluso, declamó, con tal éxito, que ganó un concurso intercolegial. Primero, fue el lector de la misa en el colegio y, después, con solo 14 años, pasó a anunciar las actividades de la iglesia en el programa Ecos de la parroquia, de Emisora Kennedy. Allí, trabajaba semanalmente y, luego, se convirtió en locutor diario.

En adelante, William siempre viviría ligado a la radio, hasta convertirse en el hombre de negocios con su propia red de emisoras, una de las cuales es la número uno. Sin embargo, para llegar allí, el camino estuvo lleno de grandes desafíos, retos y, por supuesto, obstáculos, que tuvo que vencer. Seguramente, si no hubiera sido por la constancia y la disposición permanente de trabajar sin cesar, William, no habría logrado nada de lo que tiene.

Al graduarse del colegio, decidió estudiar, no una, sino dos carreras universitarias.: Derecho, en la Universidad Libre y Diplomacia, en la Jorge Tadeo Lozano. Como si esto no hubiera sido suficiente, aceptó un empleo en radio, además del que ya tenía en Emisora Kennedy. Las jornadas diarias de Vinasco eran, simplemente, agotadoras, aunque él no las sentía.

TODA UNA CONTRARRELOJ

“Yo era muy disciplinado. A las 4 a.m. estaba levantado y a las 11 p. m. llegaba a casa. Mi día comenzaba a las 5 a.m., cuando salía para Emisora Horizonte, en la avenida Jiménez con Quinta. Ahí, leía la primera emisión del noticiero, terminaba y, a las 7 a.m. me iba a estudiar a la Sexta, a la U. Libre. A la una regresaba a pie a la emisora a leer la segunda emisión. Frente a la emisora quedaba la Gobernación y por ahí pasaban unos buses municipales rojos con techo amarillo y me iba en uno de ellos a Ciudad Kennedy a hacer el turno de la tarde en Emisora Kennedy. A las 6 p.m. iba de nuevo a Horizonte a leer , la tercera emisión. Después, corría a la Tadeo a clase. La jornada acababa a las 10, pero yo salía a las 9:30 p.m. para alcanzar a leer la última emisión de noticias en Horizonte".

Esa fue su rutina por años, cuando no hubo mucho tiempo para la vida amorosa. De hecho, admite haber tenido pocas novias. Logró convertirse en una de las voces más conocidas del país, pasando por varias estaciones e, incluso, por la televisión. Se convirtió en director de la emisora La Voz de Bogotá, tras una maratón en la que duró cuatro días al aire sin parar.

Pero Vlnasco no solo ha vivido de la radio. Los negocios siempre han estado presentes. Para él. el dicho de lavar y planchar es, simplemente, una realidad. Antes de ser tan conocido, incursíonó en el negocio de las lavanderías: luego de comprar una maquinaria novedosa en una feria. llegó a tener tres sucursales y, cuando las vendió, sacó una buena ganancia. También llegó a tener tres taxis, uno de ellos conducido por él mismo. Recuerda que los viernes, en el centro de Bogotá, apenas terminaba la última emisión de noticias, se las arreglaba para conseguir tres o cuatro pasajeros que fueran a Cali y él se iba a esa ciudad a visitar a su madre, quien se había ido a vivir allí. De regreso, el domingo por la noche, también traía su taxi con pasajeros.

Sin embargo, a pesar de que Vinasco tuvo buenos negocios, que le reportaron ganancias, otros no lo fueron tanto, como cuando fue vendedor de enciclopedias. Fue la radio la que lo convirtió en el empresario que es hoy. Hace cerca de treinta años, fue socio creador de una de las primeras emisoras exitosas de la FM, llamada Acuario Estéreo.Luego, terminó siendo el único dueño. Esta emisora sería la semilla de lo que fue luego WV Radio Increíble, pero que cambió su nombre y hoy se denomina Radiópolis. Seis emisoras hacen parte de esta pujante cadena que. inicialmente, tuvo 20 empleados y hoy son 120. Vinasco, que se describe como un hombre sencillo, dice que no hay secreto distinto al trabajo y a la disciplina en su éxito. Eso sí, no sale de su casa ni se acuesta a dormir sin orar, pero siempre lo hace de rodillas. Y, a pesar de ser su propio jefe, Vinasco ha aceptado ser también empleado del Canal RCN. como narrador de Futboimania, aunque ello implique trabajar fines de semanas. "Es que me encanta".

Tomado de la Revista VEA, Edición No. 0061, 22 de agosto de 2014