Gaspar Ospina

Ebejico, Antioquia

Actores (Kaliman, locutor, radioactor)

Personaje

 


Gaspar Ospina

actor

   
 

 

Vea información detallada en http://www.patrimoniofilmico.org.co/noticias/184.htm

   
 
Abejico, Antioquia

Actor - filmografía: 

  1. Enigma en las cenizas ((1992)
  2. La dama de las camelias (1986)
  3. Infame mentira (1983)
  4. Crimen y castigo ((1982)
  5. "Un largo camino" (1977) *
  6. Cada voz lleva su angustia (1965) .... Cob
  7. La vorágine 
  8. Lágrimas de una madre (1961)
  9. Amanecer del éxodo (1959)
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
* Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, Barranquilla, 2007

 
 


Participó en programas de radio, teatro, cine y televisión.

Su personaje inolvidable en la radio fue Kalimán

En 1958 y 1959 fue considerado por la crítica como el mejor teleactor y en 1959 ganó el premio Nenqueteba como el mejor actor

En 1975 fue catalogado como uno de los mejores actores de la televisión por su trabajo en la telenovela La vorágine

Datos tomados del libro La Televisión en Colombia, 50 años, 2004


 


Kalimán, hizo historia en la radio

Caballero con los hombres, galante con las mujeres, tierno con los niños, implacable con los malvados. Así. es... iKalimán, el hombre increíble!". Tal era el anuncio de su llegada, y tal la expectativa que generaba en adultos y niños por igual, radioescuchas de los años sesenta que crecieron con su voz en el oído, sus nobles consejos en la conciencia y sus sabias frases como ejemplo: "Serenidad y paciencia, mucha paciencia, pequeño Solín"; "No se mueve una hoja de un árbol sin la voluntad del Todopoderoso"; "Incluso el camino más largo comienza con el primer paso"; "La venganza es mala consejera". 

Kalimán se hizo realidad gracias a la voz inconfundible de Gaspar Ospina (Ebéjico, Antioquia), quien le dio vida en 1965 en la versión colombiana del personaje, que había nacido en México dos años atrás. Ospina, quien ya había ganado el premio al mejor teleactor en 1958 y 1959, año en que se llevó el famoso Nemqueteba, supo brindarle el carácter y la textura que inmortalizaron al héroe. La televisión terminaría llevando a Kalimán a su propia agonía, pero su voz, que se apagó con la muerte del actor el pasado 30 de junio, quedará grabada para siempre en la mente de los aficionados. Como diría el propio Kalimán, "A veces la realidad es increíble".

Tomado de la Revista Cromos No.4713, 12 de julio de 2008