Los Chaparrines Los Chaparrines

Presentadores

Figura Humana

Ver sección completa  Ver sección completa



Los Chaparrines

presentadores, humoristas

   
 

 

   
 


Doce años haciendo reír a Colombia

Hace más de doce años que el público radioyente de Colombia se encontró en sus receptores con un programa nuevo, original, distinto, jocoso. Víctor y Augusto, "LOS CHAPARRINES", estaban al aire. De allí a esta época han ingresado al elenco figuras nuevas; luego se llamó "Víctor, Marco y Augusto"; hoy se anuncia todos los días de entre semana, por la Cadena Caracol, como Víctor, Mario y Augusto, "Los Chaparrines y su Gran Elenco de Estrellas".

En realidad, a partir de su fundación, la familia Chaparrín se ha venido engrosando para solaz de sus múltiples partidarios. Se cuentan por miles los hogares que al llegar la hora de las nueve de la noche ubican en su dial a Caracol y se disponen a escuchar "en familia" todas las ocurrencias y aventuras del "Maestro Lechuga", del "Alcalde de mi Pueblo", etc., según la trama y la pimienta que a Enrique Saquisela le dé por mezclarle a su libreto.

Este es uno de los programas que hacen la historia de la radio, de los que se convierten en una verdadera institución, de los que llegan tan hondo en el alma popular, que sus personajes se conquistan el cariño de las gentes, que no deja de incluirlos en los comentarios de su diario vivir. "El Maestro Lechuga" es ya casi un símbolo. Víctor y Mario, con sus disparates en las diversas caracterizaciones que les corresponden, hacen sonreír a todo el mundo con solo enunciar su nombre. Tripudio y Alirio en su caterva de "barrabasadas" traen un acopio de hilaridad que arranca aplausos y simpatía.  También las chicas María del Pilar y Concha Pontier ponen lo mejor de sus condiciones y de su voluntad para hacer un programa de jerarquía.

Son doce años haciendo reír al país, doce años de campaña para distraer a un pueblo.  Y Víctor, Mario, Augusto, Tripudio y el resto de "el elenco de estrellas" siguen tan campantes en este espacio colombianista, cuya animación esta a cargo de Ernestos Rojas Ochoa.

Tomado de la Revista Telerama No.29, 1967